Agua. ¿El recurso inagotable?

Autor: Jorge Martínez Gualdrón

Sostenibilidad y gestión ambiental

17-12-2007

El hombre comienza a darse cuenta de la importancia del precioso líquido, sin el cual toda forma de vida en el planeta estaría en peligro. Con las medidas preventivas necesarias y el esfuerzo consciente de la humanidad, todavía podemos hacer algo para garantizar el suministro de agua para las generaciones futuras y la conservación de las fuentes naturales que diariamente se ven amenazadas.

En su definición más simple el agua es una sustancia química formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno cuya fórmula molecular es H2O. Se sabe que el agua cubre el 72% de la superficie del planeta Tierra y que representa entre el 50% y el 90% de la masa de los seres vivos. Es una sustancia relativamente abundante aunque solo supone el 0,022% de la masa de la Tierra. Se puede encontrar en cualquier lugar de la biosfera y en los tres estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso.
En forma líquida conforma los mares, ríos, lagos y océanos. El 3% del volumen total del planeta es dulce, de ese 3%, un 1% está en estado líquido. En forma sólida, nieve o hielo, se encuentra en los casquetes polares, en las cumbres de las montañas y en los lugares de la Tierra donde la temperatura está por debajo de los cero grados Celsius, conformando el 2% restante del agua dulce. Y en forma gaseosa se halla como vapor de agua haciendo parte de la atmósfera terrestre.
Día mundial del Agua
El tema para el Día Mundial del Agua, celebrado el 22 de marzo, y para la campaña de este año es “Afrontar la escasez de agua”. El consumo mundial de agua ha crecido durante el último siglo a un ritmo dos veces superior al de la población. Jacques Diouf, Director General de la FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations), Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, organismo de Naciones Unidas encargado de coordinar este año el evento a nivel mundial, señala algunos de los problemas por la falta del preciado elemento.

[http://www.gestiopolis.com/estilos/primer-scroll.htm]

- La escasez de agua afecta a todos los continentes y a más del 40 por ciento de la población de nuestro planeta. Para 2025, 1 800 millones de personas vivirán en países o regiones con una drástica falta de agua, y dos tercios de la población mundial podría encontrarse en condiciones de escasez del líquido elemento.
- La falta de acceso a agua en cantidad y calidad adecuada limita la capacidad de producir alimentos y de obtener ingresos suficientes. Limita la capacidad de crear industrias y de producir energía. Sin acceso a agua para beber y mantener una higiene adecuada es más difícil reducir la difusión y el impacto de enfermedades como el Sida. Cada día mueren 3.800 niños por enfermedades asociadas con la falta de agua potable y de saneamiento apropiado.
Factores que afectan el suministro
- El problema de escasez de agua está siendo agravado por el cambio climático, sobre todo en las regiones más áridas del mundo, en las que viven en la actualidad más de 2.000 millones de personas, y la mitad del total de la población pobre. Es necesario abordar el impacto del hombre en el medio ambiente y el clima terrestre para proteger los recursos hídricos a nivel mundial.
- El cambio climático también ha intensificado las tormentas e inundaciones que destruyen las cosechas, contaminan el agua dulce e inutilizan las infraestructuras que se usan para almacenarla y transportarla.
- La agricultura es el principal consumidor de agua dulce en el mundo, cerca del 70% del agua dulce que se extrae de los lagos, cursos de agua y acuíferos de todo el planeta se destina para este fin. La cifra se acerca al 95% en muchos países en desarrollo, donde se encuentran unas tres cuartas partes de las tierras irrigadas del mundo. Los alimentos consumen agua, se necesitan entre 1.000 y 2.000 litros de agua para producir un kilo de trigo, y entre 13.000 y 15.000 litros para producir la misma cantidad de carne de vacuno alimentado con grano. Sin agua, no hay producción agrícola.
- También hay que señalar la imparable urbanización y el cada vez mayor consumo a nivel doméstico e industrial de las personas que viven en las zonas más desarrolladas del planeta.
Problemas por escasez de agua
Con el crecimiento de la población del mundo y el incremento del uso de agua por persona, la demanda de agua dulce está aumentando considerablemente. Los suministros de ésta son limitados y se cierne sobre ellos la amenaza de la contaminación. Para evitar una crisis, muchos países deben conservar agua, reducir los índices y agentes contaminantes, regular el suministro y la demanda y contener el crecimiento de la población.
El número de habitantes continúa aumentando rápidamente, pero la tierra no tiene ahora más agua que 2.000 años atrás, cuando estaba habitada por menos del 3% de la población actual.
Hoy día 31 países, habitados por menos del 8% de la población mundial, se enfrentan al déficit de agua potable. Para el año 2025 se prevé que 48 países se enfrentarán al mismo problema, que afectará a más de 2.800 millones de habitantes —35% de la población mundial—. Entre los países que probablemente se verán afectados por la escasez de agua en los próximos 20 años están Etiopía, India, Kenya, Nigeria y Perú. Otros países grandes, como China, ya encaran problemas hídricos crónicos.
Enfermedades relacionadas con el agua, como el paludismo, cólera, fiebre tifoidea y esquistosomiasis afectan y matan a millones de personas todos los años. El uso excesivo y la contaminación de los suministros de agua también están infligiendo serios daños al medio ambiente natural y presentan crecientes riesgos a numerosas especies biológicas.
Algunas Propuestas
Una gran mayoría de los países del mundo pueden evitar la crisis que se aproximan si formulan y aplican a la brevedad políticas y estrategias apropiadas. Sea que el agua se use para la agricultura, la industria o los servicios municipales, existen amplias posibilidades de conservación y de un mejor aprovechamiento. En las estrategias debe considerarse no sólo la forma de regular mejor el abastecimiento de agua sino también cómo regular mejor la demanda.
Para evitar que a la larga se produzca una catástrofe, también es importante actuar ahora mismo y desacelerar el crecimiento de la población a fin de contener el aumento de la demanda de agua dulce. Actualmente, en numerosos países en desarrollo millones de personas quieren planificar sus familias y practicar la anticoncepción. La continuación y ampliación de estos programas también puede ayudar a que el crecimiento de la población se vaya frenando y llegue a niveles sostenibles en relación con el suministro de agua dulce.
Responsabilidad de todos
Para prevenir el racionamiento futuro del preciado líquido se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:
Al usar la lavadora, procure siempre trabajar con la carga completa de ropa. Así reducirá el consumo de agua, detergente y energía, y alargará la vida del aparato. Para su conocimiento, una lavadora funcionando con poca ropa, utiliza casi la misma cantidad de energía que con su capacidad máxima.
Una gotera permanente y persistente cada segundo desperdicia en un grifo 12.500 litros al año. Asimismo, una buena ducha, y no un largo baño, puede ahorrar hasta 7.500 litros al año. También es sabido que en cinco minutos de ducha se gastan 68 litros de agua, en comparación con los 136 litros que se consumen en una bañera.
No deje la llave del lavamanos abierta mientras se afeita o se cepilla los dientes. Tampoco lave los alimentos con el chorro abierto, puede utilizar un recipiente para ello. Así estará ahorrando al menos 7.000 litros al año, suficiente para regar un sembradío de hortalizas por varios meses.
Una alternativa muy económica y eficiente para ahorrar, es disminuyendo el nivel de agua del depósito del inodoro, ajustando un poco más abajo la bomba o flotador, de esta manera se disminuye la cantidad de agua requerida.
Revise que en su casa u oficina no hayan fugas de agua. Cierre todas las llaves y verifique el movimiento de su medidor. Si no hay fugas, la medida debería mantenerse sin cambios.
Si posee un jardín no exagere en el riego. Existen medidores de humedad muy económicos que pueden orientarle en torno a la cantidad de agua que debe utilizar. En lo posible no use una manguera, un rociador es un recipiente igual de efectivo y económico.
Existen diversos mecanismos aliados de sofisticadas tecnologías que permiten disminuir el consumo de agua, entre ellos encontramos las boquillas y los aspersores que adecuan el gasto a lo necesario. Asimismo, encontramos grifos con sensores que se activan o desactivan con facilidad.
El tener en cuenta las anteriores recomendaciones de seguro no sólo contribuirá al ahorro de dinero, sino que además le permitirá a otros disfrutar de este vital líquido.
Soluciones técnicas
Las nuevas tecnologías pueden brindar ayuda, sobre todo reduciendo la contaminación y haciendo que el agua sea reutilizable. En el terreno de la agricultura, las plantas más resistentes a las sequías contribuyen a un uso más eficiente del agua.
La irrigación por goteo disminuye drásticamente la cantidad de agua necesaria para los cultivos, los rociadores de baja presión representan una mejora e incluso la construcción de depósitos para atrapar el agua de lluvia resulta de gran utilidad.
Algunos países están ahora tratando el agua desechada para que pueda reutilizarse -y hasta beberse- varias veces.
La desalinización hace que sea posible usar el agua de mar, pero el proceso requiere una gran cantidad de energía y deja grandes cantidades de salmuera.
Los optimistas dicen que el "agua virtual" puede ser la solución (el agua contenida en los cultivos, que pueden exportarse de los países ricos en agua a los más áridos). Pero las cantidades necesarias serían inmensas y la energía requerida para transportarlos un tanto onerosa.
Campañas
Considerando que el agua es uno de los recursos más críticos para el futuro de la humanidad, diferentes entidades como la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas decidió instituir como “Decenio Internacional del Agua” al período comprendido entre el 01 de enero del 2005 y el 31 de diciembre del 2015. En razón de ello, todos los países miembros de la ONU deberán desplegar políticas y acciones especiales para asegurar la disponibilidad y el uso racional de dicho recurso vital.
En paralelo, en el mes de marzo se realizó la Semana del Agua 2007, organizada por el Banco Mundial en la sede del Banco Mundial en Washington DC, Estados Unidos. Al igual que en años anteriores, este evento de cuatro días de duración reúne a la comunidad del agua del Banco Mundial, así como a entidades externas involucradas. Este año el tema ha sido: “Futuro del Agua: Sostenibilidad y Crecimiento”. Los participantes analizaron los desafíos y opciones para lograr una buena gestión de los recursos hídricos y mejorar los servicios de abastecimiento de agua en el futuro.
La Universidad Distrital Francisco José de Caldas organiza en Bogotá el Primer Congreso Internacional del Agua y el Ambiente, los días 29,30 y 31 de agosto de 2007. El evento pretende crear un espacio de participación interdisciplinaria en el conocimiento de los problemas y alternativas de solución, relacionados con la ingeniería del agua y la preservación del medio ambiente a través de la gestión, la ciencia y la tecnología.
Oficina Internacional del Agua en Francia
Ante la complejidad del tema del agua la Oficina Internacional del Agua en Francia sugiere que es necesario en todo el mundo aportar las respuestas jurídicas, organizacionales y técnicas que puedan permitir un real dominio del agua con el fin de alcanzar los siguientes objetivos:
- Luchar contra la erosión, sostener los estiajes (niveles bajos de ríos y lagunas), prevenir las catástrofes naturales y los riesgos tales como inundaciones o sequías.
- Mejorar la higiene y la salud de las poblaciones y prevenir las grandes epidemias, tanto dentro de las colectividades rurales que, de forma urgente, dentro de las grandes aglomeraciones y sobre todas sus extensiones urbanas periféricas, donde deben ser organizados los servicios de abastecimiento de agua potable y de tratamiento de las aguas residuales adaptados a las necesidades tanto en cantidad como en calidad.
- Asegurar la producción agroalimentaria por el saneamiento de las tierras y la irrigación apropiada, y desarrollar la acuicultura.
- Permitir el desarrollo de la industria, la producción energética y, dentro de ciertos sectores, la práctica del ocio y del turismo así como de los transportes fluviales.
- Prevenir las contaminaciones permanentes, difusas o accidentales, y preservar el equilibrio y los ecosistemas acuáticos.
Todos estos problemas no pueden ser resueltos de forma sectorial y separados los unos de los otros, deben ser abordados en el marco de un enfoque integrado a la escala geográfica de cada gran unidad hidrográfica.
De aquí en adelante, es a nivel de cada afluente (contrato de río, esquemas de aprovechamiento y de gestión de las aguas), de cada gran cuenca vertiente y cada vez más a escala internacional de continentes (grandes ríos, mares interiores o internacionales) que deben ser establecidos los acuerdos, definidas las estrategias, concebidos los programas, encontrada la financiación y los medios administrativos y técnicos de gestión, controlados, vigilados y comprobados los resultados.
Para alcanzar tales fines es necesario suministrar los recursos y encausar el recurso humano, así lo propone la Oficina Internacional:
- Medios financieros, por un lado, para modernizar las instalaciones existentes, crear los dispositivos y nuevos equipos indispensables y establecer las redes de medida y análisis necesarias para la observación de los fenómenos y de su evolución.
- Por otro lado, medios humanos, para organizar las instituciones y las estructuras de gestión, para sensibilizar a los responsables de todos los niveles y para formar a los hombres, profesionales y técnicos del agua (diseñadores, realizadores, constructores, explotadores, suministradores, etc.), así como a los utilizadores (agricultores, acuicultores, industriales, pescadores, deportistas, etc.). La limitación de los recursos humanos disponibles es, en efecto, uno de los obstáculos importantes para el progreso dentro de este sector, como dentro de muchos otros.
En Francia la puesta en marcha de la legislación y de estructuras administrativas y técnicas necesarias ha sido progresiva. Las respuestas aportadas, sobretodo a partir de 1964 y actualizadas en 1992, permiten hoy en día a todos los representantes implicados dentro de la gestión y el uso del agua, reconocida como un patrimonio común de la Nación, actuar en concertación dentro del interés general.
Aunque no debe ser contemplada como un modelo, esta experiencia francesa puede inspirar a otros países, teniendo en cuenta su antigüedad y sus resultados, a poner en marcha las diversas organizaciones y adaptarlas para satisfacer sus necesidades locales.
 

[http://www.gestiopolis.com/estilos/cierre-lectura.htm]

Jorge Martínez Gualdrón -

www.asocars.org.co jmgualdronarrobaasocars.org.co

Asesor Comunicaciones y Prensa 

 

[http://www.gestiopolis.com/estilos/fondo-contenidos.htm]

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.