Planeación, metas y objetivos

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

Herramientas para emprendedores

02-2007

Una de las cosas que hacen superior a una empresa sobre otra son sus ideas” Don Bagin y Frank Graznan.

Toda empresa que pretende desarrollarse y mantenerse en los actuales escenarios económicos requiere contar con una gerencia proactiva, estratega, creativa, capaz de ejercer un liderazgo participativo acorde a los requerimientos del presente. Se requiere saber planificar, establecer metras, objetivos cónsonos con la dinámica comercial que establecen empresas competitivas, exitosas .

En este escrito no adentramos en el alcance e importancia de saber planificar de acuerdo a las metas establecidas.

CONSIDERACIONES, RELEVANCIA

La dinámica comercial de los actuales escenarios presentan constantes cambios que van desde lo tecnológico, financiero además de las actuaciones del Estado, requiriendo que la gerencia de las empresas, especialmente el de las pymes nuestro interés de estudio, establezcan sus planes de acuerdo a los requerimientos que los consumidores del presente exigen.

Se requiere que la gerencia sepa optimizar el aprovechamiento de la materia prima que garantice la producción de aquellos productos demandado, que sean competitivos, además de una verdadera integración de los equipos de trabajos distribuidos en sus distintas unidades administrativas, concretamente es necesario una buena planificación con metas y objetivos bien definidos, aspecto que en nuestro entorno mucha gerencia ha descuidado y se ha identificado más con la improvisación y no ha sabido contraatacar los efectos de algunas variables circundantes que muchas veces se tornan amenazadoras como las que el estado genera a través de sus acciones impositivas, control de cambio, entre otras.

Roger Kaufman (Planning for Organizational success), nos recuerda, que la organización debe demandar de la gerencia aquellas metas que están en armonía con su mundo; los propósitos, los objetivos y las acciones deben ser percibidas por los demás como útiles a la organización y, en última instancia, a la sociedad, no solamente como útiles a sus propios fines. Deberá entonces comparar los resultados que está obteniendo en el presente (en donde uno se encuentra) con los resultados que desea (en donde uno debería encontrarse). La diferencia entre los resultados presente y los resultados deseados- las necesidades- proporciona la información necesaria para cambiar el plan o para establecer objetivos nuevos y útiles.

Justamente, señala Kaufman, cuando usted haya anunciado las necesidades, podrá seleccionar las estrategias y procedimientos necesarios para satisfacerlas.

Si sus objetivos son precisos y correctos, usted será capaz de comprobar, en cualquier momento, cómo se dirige hacia el logro de esos objetivos, con que cuenta, si realmente hay una excelente cultura organizacional.

Se requiere por tanto de un gerente holístico, que le preocupa el que se elabore un buen plan, que sea un gerente comprensivo y algo más, que no solo se preocupa de las entradas, los procesos, los productos y las salidas, sino también es responsable de los resultados finales, el establecimiento de metas que se desean alcanzar. El gerente holístico considera asimismo el impacto y los efectos sociales para asegurarse que la organización es un medio útil para llegar a fines sociales.

Esta es la visión de amplio espectro. Visión que de acuerdo a mi apreciación la hemos perdido aun en nuestra universidad y en otras instituciones, lo que ha originado la crisis que afrontamos y que se requiere de soluciones para evitar consecuencias mayores.

Cuando se estudia el proceso administrativo se hace mucha referencia a que en la etapa de planeación, el primer paso estriba en seleccionar una meta útil y tal como lo señala Kaufman, luego mida su posición inicial con su meta, identifique las actividades y los resultados específicos, las herramientas y todos aquellos métodos requeridos para alcanzar las metas, llevarlos a la acción y revisar las actividades y metas tomando como base los resultados intermedios. El éxito de una organización depende del logro de sus metas y de que sus clientes consideren valiosos sus esfuerzos y salidas.

Kaufman, recalca, que los individuos generalmente establecen sus metas de manera informal. No obstante, las organizaciones dedican el tiempo y esfuerzos necesarios a la especificación de sus metas en un marco formal. Ese marco formal ayuda frecuentemente a la organización a determinar si sus logros apuntalan las metas, o si algunas metas- logros- deben modificarse. Lo cierto, que las metas nos permiten planear, evaluar y revisar nuestras actividades, de tal manera que los resultados obtenidos concuerden con los resultados deseados, es decir, podemos modificar, el plan para hacer compatibles los medios y los fines. Los gerentes de cualquier nivel deben poseer la habilidad de establecer metas operativas útiles, puesto que con las metas se tiende a mejorar la comprensión de las contribuciones que hace cada integrante para alcanzar el éxito general de la organización.

Una meta se nos señala, es un enunciado general acerca del lugar a donde queremos ir; en otros términos, es el propósito acordado y presentado en forma escrita, es un resultado previsto. Las metas no son precisas puesto que enuncian las cosas en términos generales. No nos dicen exactamente dónde estamos y dónde queremos estar en determinado momento. Para lograr esa especificidad, la meta debe convertirse en uno o más objetivo expresados en términos medibles, precisos, rigurosos.

Hay que tomar muy en cuenta que se diferencian en que: los objetivos proporcionan una base más confiable para determinar más tarde y con exactitud como ir de lo que es a lo que debería ser .

Los objetivos son más rigurosos y más precisos que las metas, que tanto las metas como los objetivos enuncian fundamentalmente su propósito.

Tome en consideración que los objetivos tal como se nos comenta, especifican una norma de desempeño observable que permite a todos saber exactamente lo que debe lograrse y los criterios específicos que se usarán para determinar si se alcanzaron los resultados esperados.

Al determinar los objetivos tome en cuenta, que estos enuncian resultados medibles y no procesos o indicadores de cómo hacer algo, enuncian con precisión el resultado específico que se desea alcanzar y proporciona además, los criterios para medir adecuadamente el éxito.

En conclusión, las metas como los objetivos enuncian propósitos y sirven de base para una planeación, una administración y una evaluación exitosa. No lo olvide.

Ing. Carlos Mora Vanegas

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve

camv12arrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.