Cómo desarrollar la habilidad de llevarse bien con los demás (autoexamen incluido)

Autor: José René Alvarado

AUTOAYUDA Y SUPERACIÓN PERSONAL

09-2006

“La única manera de poseer un amigo es serlo.” (Ralph W. Emerson.)

Los seres humanos aprovechamos la oportunidad cuando nos encontramos frente a frente con una persona que tiene la habilidad de tratar muy bien a los demás. Nos hace sentir muy importantes y voluntariamente nos sentimos invitados a mantener contacto con esa persona para crear experiencias positivas que nos motiven a ser mejores.
 
Los líderes en mercadeo, como todos los profesionales, deberíamos reconocer que, para aspirar a alcanzar un mejor nivel de vida personal, fortalecer nuestro esfuerzo profesional y desarrollar un plan de negocios que contribuya a lograr y superar las metas esperadas, es necesario, y quizás me atrevería a decir que imprescindible, estar en disposición de un excelente manejo de técnicas y de actitudes para tratar bien a las personas.
 
Miremos a nuestro alrededor y nos daremos cuenta de que los empresarios y gerentes de alto nivel más exitosos son los que han desarrollado la habilidad de relacionarse bien con la gente que les rodea. El éxito o el fracaso de nuestras experiencias de negocios es esencialmente un asunto de relaciones humanas. Posiblemente alcanzamos las metas sin tener un buen ambiente laboral, sin embargo, con relaciones interpersonales exitosas logramos las metas en un menor plazo con resultados de mejor calidad.
 
Si reconocemos que esta es una llave que puede fortalecer equipos de trabajo, promover una cooperación entusiasta, realizar mejores ventas, tener contactos clave que tomen decisiones, ¿qué estarías dispuesto a hacer para mejorar esta habilidad?

A continuación, te invito a que te autoevalúes para que conozcas cómo estás manejando tus relaciones interpersonales. Marca con una “x” la respuesta que se acerca más a tu realidad.

 

NO

Apoyas constantemente a las personas que te rodean a ser mejores.

 

 

Te interesas sinceramente por la vida de otras personas.

 

 

Enfrentas las diferencias con otras personas oportunamente.

 

 

Expresas tus ideas claramente para evitar malos entendidos.

 

 

Respetas las diferencias en otros y los animas a ser ellos mismos.

 

 

Resuelves eficazmente los desacuerdos.

 

 

Escuchas siempre con atención cuando otras personas te hablan.

 

 

Valoras lo positivo de la gente que te rodea.

 

 

Haces sentir importantes a las personas que te rodean.

 

 

¿Cómo fue tu resultado? Si abundan las respuestas positivas, te animo a mantener este estilo de vida. Si la mayoría de las respuestas han sido negativas, has sido muy honesto contigo mismo y es un punto de partida necesario para que emprendas una serie de cambios importantes en tu vida.

Entonces, ¿qué puedes hacer para fortalecer tus relaciones humanas? Te invito a que pienses en los siguientes cuatro consejos:
 
1. Sé amigo de ti mismo primero:
 
Si aprendemos a llevarnos bien con nosotros mismos, descubriremos que será más fácil llevarnos bien con las personas que nos rodean. Nos será imposible ofrecer una palabra de motivación si nosotros mismos no nos automotivamos.

Nos será imposible interesarnos por la superación de los demás si nosotros no tenemos metas claras para la vida. Nos será imposible valorar lo positivo en los demás si no creemos en nosotros mismos. Sé tu mejor amigo. (Te invito a que leas un artículo escrito previamente sobre la confianza en uno mismo.)
 
2. Valoremos a las personas:

Valorar a las personas nos mantendrá alejados de caer en la tentación de manipularlas a nuestro favor. No podemos hacer que otra persona se sienta importante si nosotros en secreto sentimos y pensamos más en sus aspectos negativos. Evitemos tener relaciones interpersonales de fachada.

Tarde o temprano la gente se dará cuenta y perderemos su confianza, su cooperación y sobre todo su amistad. Interésate sinceramente por los demás.
 
3. Vivamos cada día con la meta de construir relaciones con las personas que nos rodean:
 
Sé muy bien que construir permanentemente las relaciones interpersonales es una inversión de tiempo y energía. Al revisar nuestra agenda diaria, los que tenemos muchas otras responsabilidades que requieren nuestra atención caemos en la tentación de quedarnos encerrados en oficinas o detrás de un escritorio aislándonos voluntariamente de las personas. Quiero animarte a que inviertas tiempo de calidad en tus relaciones con las personas que te rodean. Construir las relaciones nos puede dar motivación y apoyo durante los tiempos buenos y malos.
 
4. Recuerda siempre que cosechamos lo que hemos sembrado:
 
Del mismo modo en que es imposible se coseche manzanas dulces si sembré limones, es imposible que coseche cooperación si sembré indiferencia.

 Si adoptamos actitudes positivas hacia los demás, recibiremos como respuesta actitudes positivas. Si tenemos una mala actitud hacia alguien y la mantenemos, eventualmente la otra persona tendrá una mala actitud hacia nosotros. Con buenas actitudes en las relaciones podemos abrir puertas y cerrar buenos negocios, pero con pésimas actitudes podemos cerrar las puertas y abrir un ambiente laboral muy negativo. Recuerda siempre que tener relaciones interpersonales exitosas es una decisión personal. ¡Tú decides! (Te invito a que leas un artículo escrito previamente sobre actitud positiva.)
 
Si necesitas apoyo, consejos y/o ideas para fortalecer tus relaciones interpersonales, escríbenos con toda confianza, estamos para apoyar tu liderazgo en mercadeo.
 

José René Alvarado - Consultor y parte del equipo triunfador de MercadeoBrillante.com Aportado por: Diana Fontanez Presidenta  Diana Fontanez, CEO y fundadora de MercadeoBrillante.com, es una dinámica empresaria y editora de su esperado boletín semanal de estrategias de mercadeo, ventas y promoción para el crecimiento de tu negocio. www.mercadeobrillante.com 

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.