Unión aduanera: caso MERCOSUR

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas 

Globalización, integración internacional y apertura económica

11-12-2012

No hay más que tres resortes fundamentales de las acciones humanas, y todos los motivos posibles sólo se relacionan con estos tres resortes. En primer término, el egoísmo, que quiere su propio bien y no tiene límites; después, la perversidad, que quiere el mal ajeno y llega hasta la suma crueldad, y últimamente la conmiseración, que quiere el bien del prójimo y llega hasta la generosidad, la grandeza del alma.
Toda acción humana debe referirse a uno de estos 3 móviles, o aun a dos a la vez.”
Arthur Schopenhauer (1768-1860)

CONSIDERACIOINES BASICAS, CASO MERCOSUR

Definitivamente la unión aduanera representa un significativo rol dentro del alcance, repercusiones del comercio internacional, aspecto que no puede ser ignorado.

Al respecto, Gersenda Suárez nos relata, que La Unión Aduanera implica el establecimiento de una Zona de Libre Comercio con un Arancel Externo Común, convirtiéndose para el grupo de países que participen en tal acuerdo, en instrumento facilitador de las negociaciones eliminando obstáculos de ingreso y salida de mercancía.

Este amplio acuerdo de naciones, deriva en la creación de un solo territorio aduanero que adopta una estructura uniforme de barreras tarifarias, en relación a los países fuera del acuerdo, de esa manera, derechos de aduanas y reglamentaciones restrictivas se eliminan progresivamente para los intercambios comerciales.

Ya para el año 2005 Venezuela fue aceptada como el quinto país socio de pleno derecho del MERCOSUR, con el apoyo de Brasil y Argentina dados los múltiples proyectos energéticos planteados por nuestro Gobierno a estas naciones, implicando con su incorporación definitiva reciente, la definición de un diagrama de tiempo que conduzca a unificar su arancel externo actual al arancel externo común dentro del Organismo.

El comercio de mercancías dentro de ese marco de negociaciones comerciales multilaterales, envuelve la evaluación del cálculo global del promedio ponderado de los tipos arancelarios, unificándose en una oferta arancelaria común y los derechos de aduana globales para los miembros. Este cálculo se basará a su vez, en las estadísticas de importación de un período representativo anterior que facilitará la unión aduanera, expresadas a nivel de línea arancelaria en valor y volumen.

De igual manera, se desea llegar a un proceso conducente a la reducción a arancel cero como verdadero proyecto de integración regional.

Así mismo, se reconoce el examen de las distintas medidas, reglamentaciones, productos abarcados y corrientes comerciales afectadas, para la evaluación del libre comercio.

Consideres, que dos países más, México y Bolivia han manifestado su intención de pertenecer al MERCOSUR, lo cual representaría, al menos con el primer país mencionado, la continuación de negociaciones y acuerdo anteriores.

La unión aduanera del MERCOSUR se llevaría mediante un programa de liberación comercial a través de un proceso de desgravación progresiva y automática para el universo arancelario, aunque con listas de excepciones que deberán ser eliminadas gradualmente. Esto incluiría la adopción de un arancel externo común, para facilitar y complementar este programa dirigido al intercambio, bajo el objetivo común de armonización de las políticas macroeconómicas y sectoriales.

Como parte del convenio Venezuela adoptará un sistema de arancel externo común en cuatro años. El arancel variará dependiendo del producto, pero estará alrededor de 12%.

Es por eso, que en reciente reunión del MERCOSUR, se establecieron algunas consideraciones aduaneras, entre ellas la creación de un código que servirá de marco para la superación de las diferencias, y fortalecerá la integración económica y política del bloque regional a partir de enero de 2008.

Con él, se lograrán las negociaciones con la Unión Europea, la conjunción del hecho imponible para la importación y exportación para consumo, siguiendo la estrategia que establece la legislación aduanera argentina, las disposiciones que regirán sobre la salida de la mercadería, su valoración y las regulaciones generales respecto a los despachantes de aduanas.

Su alcance para la política de comercio internacional en el caso venezolano en el escenario del MERCOSUR, se desarrolla en los siguientes aspectos:

- Apertura al comercio internacional dentro de nuestro rol actual de país integrador de las naciones.
- El arancel externo común como condición indispensable para que el MERCOSUR pueda convertirse en un único territorio aduanero.
- La libre circulación de mercancías, facilitando enormemente los intercambios y permitiendo que se manifiesten las ventajas de la especialización o ventajas comparativas de las naciones miembros, utilizando lo mejor posible las potencialidades de su sector industrial.
- Posibilidades de desarrollo energético en los proyectos infraestructurales y tecnológicos con los países, a través de refinerías, modernización tecnológica, capacitación y proyectos de grandes magnitudes integracionistas como el gasoducto y oleoducto del sur.
- Cada mercancía tendrá en un futuro adjudicado un valor de arancel común, expresado en porcentaje entre 0% y 20%, que pagará al ingresar al MERCOSUR por cualquiera de las naciones, sin embargo en la actualidad es del 35%.

Para ello, el compromiso del Estado debe estar centrado en la colaboración activa con las agrupaciones productoras venezolanas, para facilitar las negociaciones y establecer los aranceles más convenientes para cada producto, que sume ventajas competitivas en el entorno del MERCOSUR. Así mismo, dar prioridad al crecimiento de los sectores que tengan mayores ventajas comparativas que resulten rentables en el comercio internacional.

Suárez nos agrega, que el MERCOSUR, es la expectativa comercial alternativa ante nuestra salida de la Comunidad Andina de Naciones y del Grupo de los tres, donde el gobierno venezolano considera que obtendrá ventajas de esta unión aduanera, lo cual es factible siempre que su nivel y estructura puedan servir equitativamente a los intereses de todos los países involucrados, especialmente a nuestros productos colocados en estos territorio. De esta manera, las consecuencias se verán reflejadas en los siguientes aspectos:

- El arancel externo común a pagar en los países que integran el MERCOSUR es de 35%, muy elevado para el caso venezolano.
- Las negociaciones repercutirán drásticamente en la agroindustria venezolana debido a que Brasil es el mayor productor en este sector a nivel mundial, lo cual hace sus precios significativamente más bajos que los de oferta nacional.
- Aumentarán en 35% los precios de los productos cuando éstos no provengan de la unión aduanera.
- Se incrementarán los precios de artículos de alta tecnología computarizada y electrodomésticos debido a que no se producen en los países miembros
Sin embargo nos reseña Suárez se manifiestan debilidades de la unión aduanera de Venezuela en el MERCOSUR se ubican en:
- Asimetrías en las economías de los países integrantes.
- Enfrentar la competitividad con dos sectores agropecuarios importantes en el continente americano Brasil y Argentina.
- La competitividad con nuestro vecino Brasil, país que posee un volumen demográfico y económico que lo convierte en el país más poderoso del MERCOSUR.
- Venezuela deberá abandonar la potestad de fijar las condiciones de su política comercial.
- La posibilidad de que el arancel externo común del MERCOSUR para las diversas mercancías, tenga consecuencias negativas en la ubicación de nuestros productos en los nuevos mercados, la elevación de sus costos los dejaría de ser competitivos, o por el contrario decaiga el nivel de ingresos que generan al país, sirviendo más ampliamente a los propósitos de los otros países.
- Los efectos negativos sobre la demanda en el exterior, se podrían ver reflejados en un arancel elevado que encarezca los productos venezolanos, resultando menos competitivos o eliminados del comercio intracomunitario e inclusive extra comunitario.
- El escaso proceso de desarrollo de nuestro sistema aduanero ahora automatizado, pero presentando aún debilidades en su funcionamiento.

Por ello, se propone la difusión de la cultura jurídica aduanera que regirá el comercio en el MERCOSUR, entre los sectores productivos de las naciones, para conocer las oportunidades y amenazas intra y extra comunitarias, así como una participación más activa en el establecimiento del arancel común que favorezca las condiciones de la economía venezolana.
 

Ing. Carlos Mora Vanegas  - cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve ; camv12arrobahotmail.com 

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.