Debilidades comerciales de Venezuela ante China y Japón

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas 

Globalización, integración internacional y apertura económica

31-10-2014

El dolor tiene un gran poder educativo: nos hace mejores, más misericordiosos, nos vuelve hacia nosotros mismos, nos persuade de que esta vida no es un juego, sino un deber.»
C. CANTU

RESUMEN

Los participantes del programa de Postgrado tanto en la especialidad de Gerencia de Calidad y Productividad, como en la Maestría en Administración de empresas mención mercados del Área de postgrado de Faces de la Universidad e Carabobo, saben de las debilidades que afrontan las empresas venezolanas para incursionar exitosamente en esos mercados, aspecto que debe subsanarse a fin de garantizar una participación proactiva que genere ingresos y beneficie a la economía del país, así como en pro del crecimientos y desarrollo de las empresas participantes.

En este escrito, se presentan algunas opiniones al respecto a fin de que los interesados en estos tópicos conozcan sus puntos de vista y se tomen las medidas correctivas para afrontar exitosamente esta integración.

OPINIONES, ALCANCE, REPERCUSIONES

Al ser analizado este tema por los futuros especialistas de mercadeo, mención maestría en Administración de empresas (MBA) de la Universidad de Carabobo, se señalan algunas debilidades que requieren ser tomadas en cuenta a fin de transformarlas en fortalezas, garantizando una participación más favorable para Venezuela en estos escenarios altamente competitivos.

Hazle Sanguineti al respecto opina, que evaluar el escenario tanto interno como externo que desencadena un acuerdo comercial es lo mínimo que una nación debe hacer para estimar sus acciones futuras para poder crear las estrategias necesarias para participar en el mercado internacional y no irse a un decline seguro, con intentos fallidos por desconocimiento de los mercados a los que se enfrentan. En ese sentido es necesario evaluar las debilidades que presenta la nación en comparación con los países que si bien serán aliados también serán competencia de la nación. A continuación se presentan algunas debilidades.

Al respecto de las debilidades se pueden decir que las compañías propias de China y Japón tienen como punto fuerte su bajo costo en mano de obra lo que abarata los precios de sus productos de hecho que Japón es el principal país de origen de las importaciones venezolanas provenientes de los países asiáticos del Pacífico. La participación de los productos japoneses en el total de las importaciones venezolanas fue en todos lo años alrededor de un 60% y en 1993 de 70%. Corea y Taiwán son los dos países que le siguen en importancia, en cuanto al valor de las importaciones. La participación de ambos países en el total de las provenientes de la región ha tendido a aumentar. En 1996 era de 16,5% para Taiwán y de 11,6% para Corea. Esto demuestra su alto nivel de participación en el mercado venezolano y los hace más competitivos en nuestro país afectando la competitivad de las empresas nacionales.

El hecho de que no existen condiciones políticas y un marco legal que sea atractivo para las inversiones asiáticas en el país.

Se ha dejado a un lado a la empresa privada, ya que esta desconoce de las posibles ventajas que pudiesen tener compitiendo, o bien no hay estímulos para las exportaciones y colocaciones de los productos en el exterior.

El alto precio de los fletes para trasladar y colocar productos a competir en los países asiáticos incrementa nuestros precios y los hace menos competitivos en el exterior.

Carlos Laya sobre este tópico señala que se dan algunas debilidades que considera presenta en el país al ingresar en el competido Mercado Asiático, sobre todo cuando se refiere a intercambios comerciales con China y Japón.

.- Las empresas Venezolanas son predominantemente ensambladoras, y al competir en mercados donde sus contrapartes no solo ensamblan sino que producen tecnología, la desventaja resulta ser bastante grande.

.- La marcada diferencia de precios entre los productos nacionales y los productos Asiáticos particularmente los chinos, crean una seria amenaza a la economía local.

.- Muchos de los acuerdos entre Venezuela y estos países se realizan sin la consulta y participación de las empresas privadas, lo cual limita al empresario local a anticipar los nuevos escenarios comerciales.

.- La diversidad de productos y subproductos que podríamos ofrecer es muy inferior a la que podríamos recibir.

.- Existe una diferencia desproporcionad entre el costo de la mano de obra Venezolana versus la China, lo cual nos coloca en franca desventaja.

.- En cuanto a Japón si bien nuestra mano de obra resulta ser mas económica, las filosofías de trabajo y producción Japonesa (Just In Time, Lean, Kaisen, etc), hacen que su eficiencia minimice esta diferencia de costos.

.- La lejanía geográfica entre ambos mercados hace que los costos de transporte sean muy Altos.

.- El índice Riesgo País de Venezuela hace que empresas privadas de estos países analicen con mucho detenimiento la posibilidad de invertir en nuestro mercado .

Mirian Carolina Garbi sobre este aspecto comenta que hay que considerar que China es una superpotencia y como tal tiene la capacidad de inundar los mercados con productos manufacturados, elaborados a muy bajo costo ya que la mano de obra en China es muy barata.

En este momento técnicamente no hay nada, de lo que estamos comprando a diario que no sea producido en China. Calzados, discos duros, monitores, cámaras fotográficas, pantalones, juguetes, repuestos y hasta automóviles.

Bajo este esquema la industria nacional venezolana y muy especialmente las PYMES, con diferencias importantes en lo que se refiere a costos de mano de obra, economía de escala y tecnologías, corren un riego importante que pone en peligro su supervivencia en los mercados nacionales ya que no pueden competir con los precios de estos productos, cuya demanda es cada vez más alta debido a que la tendencia de un importante sector de la población con bajo poder adquisitivo es “comprar lo más barato” en lugar de “comprar la mejor relación costo-beneficio”.

Por otra parte, China queda muy lejos de las costas venezolanas, así que cualquier iniciativa comercial es costosa en lo que se refiere a fletes y seguros.

La oferta de productos de China es infinitamente mayor que la oferta de Venezuela a China, la cual se basa fundamentalmente en el petróleo, lo cual produce un significativo desequilibrio entre las importaciones de China y las exportaciones hacia el mismo país.

Adicional a este punto, es importante revisar las diferencias culturales que pudieran afectar las relaciones comerciales entre Venezuela y China. Las diferencias son marcadas en aspectos fundamentales como el idioma, hábitos de consumo, estilos de vida, etc., lo que hace importante revisar y tener muy presente estos aspectos de forma tal de lograr acuerdos inteligentes que favorezcan a nuestra economía.

Por su parte, Japón con su desarrollo tecnológico y la calidad de sus productos, no deja de afectar de forma similar a los industriales venezolanos y en el especial a las PYMES que no pueden competir con la calidad de los productos que este país ofrece.

Para Eliana Rey los acuerdos establecidos con países como China y Japón implican grandes riesgos para las industrias manufactureras del país, como consecuencia del nivel de competitividad que poseen dichos mercados. Entre las debilidades se pueden citar:

- La carencia en la gama de productos innovadores para la entrada en los mercados asiáticos.

- La falta de estudios de mercados que permitan conocer las necesidades a satisfacer en los posibles consumidores y de esta manera desarrollar productos que generen características diferenciadoras y valor agregado.

- La distancia existentes entre los países, lo cual generaría costos en lo que se refiere no solo al intercambio y capacitación del capital humano, sino también de los bienes y servicios a comercializar.

- Costos de la mano de obra en los países asiáticos, representando una gran desventaja para los sectores manufactureros del país y de igual manera altos costos de transporte del crudo venezolano hasta China y Japón.

- A través de los acuerdos de transferencia tecnológica se plantea la posibilidad de la dependencia en el suministro de maquinarías, insumos provenientes de estos países.

- El riesgo de una competencia no justa por la entrada de productos a nuestro país con precios muy por debajo del mercado nacional.

- La diferencia cultural y social entre los países.

- Escasez en la diversidad de productos.

- El establecimiento de acuerdos binacionales en donde las negociaciones parten a raíz del petróleo y gas, sin considerar de manera aparente los demás sectores productivos del país y las alianzas que se pueden establecer la empresa privada de la nación.

 

Ing. Carlos Mora Vanegas  - cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve ; camv12arrobahotmail.com

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.