Venezuela y Brasil

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas 

Globalización, integración internacional y apertura económica

31-10-2014

RESUMEN

Brasil siempre va a representar para Venezuela una gran oportunidad de participar en sus mercados, más ahora con su adhesión al mercosur, independientes de los acuerdos que ambos países han firmado a trasvés de su bilateralidad.

Para todo estudioso del comercio internacional, especialmente es este nuevo paso que ha dado Venezuela con su adhesión al Mercosur constituye un tema de interés de estudio análisis por lo que representa para la economía venezolana, especialmente para su sector empresaria sus posibilidades de desarrollo.

ANTECEDENTES, CONSIDERACIONES BASICAS. ALCANCES. REPERCUSIONES

Al adentrarnos en el análisis de este tema la cátedra de Comercio Internacional de La Maestría en Administración mención mercados de la Universidad de Carabobo a través de sus foros abiertos, sus talleres, ha opinado lo que ello representa, en esta oportunidad dentro de las líneas de investigación concerniente a tratados internacionales de Venezuela, se ha seleccionado la aportación que nos lega la participante Gresenda Suárez, quien al respecto nos hace referencia que consideremos que hay una amplia historia de acuerdos fronterizos y económicos conforma el escenario histórico de ambas naciones, siendo algunos de ellos:

- Tratado de Límites y Navegación Fluvial:

Efectivo a partir del 5 de mayo de 1859, estableció como límite el Divisor de Aguas en el cual Brasil renuncia a favor de Venezuela a todos los posibles derechos portugueses en las cuencas de los ríos Orinoco y Esequibo, y Venezuela renuncia a los posibles derechos españoles en la hoya del río Amazonas.

- Acuerdo de Complementación Económica No 27 Brasil-Venezuela:

Efectivo a partir del 15 Julio 1997, estableció la conveniencia de ofrecer a los agentes económicos reglas claras y previsibles para el desarrollo del comercio y la inversión, propiciando una participación más activa en las relaciones económicas y comerciales entre Venezuela y el Brasil, en el marco de la Comunidad Andina.

Ahora Brasil y Venezuela inician una nueva era de negociaciones abundantes en materia energética, conscientes de la importancia que esta fuente de energía tiene en el comercio internacional.

A ello se debe agregar la relevancia de tomar en cuenta l algunos aspectos básicos de ambos actores, así se puede señalar con respecto a Brasil que posee un volumen demográfico y económico que lo convierte en el país más poderoso del MERCOSUR, siendo un importante exportador de más de 70 millones de dólares.

En su política exportadora, figura Venezuela alcanzando cada vez menor volumen dependiente de los productos del país vecino, pero con aspiraciones de acrecentar las exportaciones dentro de la incorporación de nuestro país al Mercado del Sur.

Luego de la grave crisis eléctrica de Brasil en 2001-2002, la dinámica se ha vuelto más compleja, por lo cual el apoyo comercial de Venezuela, le proporcionaría la estabilidad interna en esta materia, y la posibilidad de aprovechar las terceras mayores reservas de gas de Latinoamérica, incrementando su explotación en el corto plazo.

Por otra parte VENEZUELA, en donde es conocido que las exportaciones de Venezuela a Brasil también han disminuido en los últimos años, pero al igual que Brasil, una recuperación en la economía venezolana podría significar una colocación 4 veces mayor dentro del ámbito del MERCOSUR.

Brasil reviste en la actualidad una especial importancia para Venezuela, por su significación estratégica en las aspiraciones nacionales con el pacto regional del MERCOSUR, de allí que la primera visita que realizara el presidente Chávez como jefe de Estado electo fue a este país.

Venezuela ocupa el octavo lugar en reservas naturales de gas a nivel mundial, con reservas probadas de 148,9 billones de pies cúbicos, muy dispersas en el territorio nacional. Adicionalmente, el 91% de ellas, son de gas asociado conjuntamente a la producción petróleo, y las restantes están en proyectos poco desarrollados y por ello requieren el acuerdo de apoyo técnico y capacitación de Brasil.

La industria petrolera nacional requiere el 70% del gas para su proceso de reinyección y uso local y sólo el 30% va al mercado interno, que sería el que pasaría por el gasoducto del Sur, cubriendo un suministro por día a través de él, que no justificaría la inversión.

De esta forma, el gasoducto no tendría, al menos sentido técnico y económico en la generación de ingresos para la nación en relación con el volumen de inversión requerido en su construcción y operaciones.

Estratégicamente, estos elevadísimos riesgos tendrían menor posibilidad de incertidumbre, si se lleva el gas en sistemas eficientes de generación distribuida a aquellas regiones donde lo justifique la actual infraestructura eléctrica, o la ausencia de ésta, así como envasarlo y enviarlo en buques a sitios de consumo que resulten beneficios económicamente.

EL PRESENTE

Lo cierto, nos agrega Suárez, que la nueva integración regional Brasil-Venezuela responde a acuerdos de colaboración energética, principalmente en un producto que parece convertirse en el principal recurso mundial en los próximos años, el Gas, con una demanda tanto del continente Americano, como principalmente del Asiático, que hace incrementar las inversiones de ambos países al límite de las posibilidades.

De esta manera, de los 26 tratados y convenios firmados entre la República Federativa de Brasil y la República Bolivariana de Venezuela en la actualidad, aunque alcanzan numerosas materias, están orientados a dos aspectos primordiales: la energía y la defensa nacional, entre ellos:

- Petrobrás se incorpora a la producción de gas natural en la Plataforma Deltana, en Venezuela.
- Petrobrás también participará en la Faja Petrolífera del río Orinoco, en Venezuela.
- PDVSA y Petrobrás construirán una refinería en el norte del Brasil.
- Los ministerios de Energía de ambos países acordarán la construcción de plataformas submarinas y de buques petroleros.
- PDVSA y Petrobrás coproducirán etanol en Venezuela, sustituyendo al contaminante tetraetilo de plomo importado.
- PDVSA y Petrobrás colaborarán en la coproducción de biodiesel en Venezuela.
- PDVSA y Petrobrás realizarán acciones conjuntas en refinería, incluso en terceros países.
- PDVSA y Petrobrás concretarán proyectos conjuntos de producción y comercialización de lubricantes.
- PDVSA y Petrobrás instalarán una planta binacional de lubricantes en Cuba.
- Ambas empresas estatales firmaron la cooperación tecnológica y en el campo de la capacitación.
- PDVSA y Petrobrás firmaron un acuerdo de confidencialidad para el desarrollo de actividades.
- PDVSA y Petrobrás construirán en forma conjunta gasoductos y oleoductos en ambos países.
- Brasil aumentará las importaciones de crudo y combustibles de PDVSA.
- Acuerdos en el área de los fertilizantes y de la minería en carbón, bauxita, aluminio y diamantes, en territorio venezolano.
- Ambos países construirán conjuntamente un nuevo complejo siderúrgico en Venezuela.
- La petroquímica brasileña Pequiven (estatal) y la empresa Braskem (privada) programarán proyectos petroquímicos en Venezuela.
- Creación de un Fondo de garantías para las empresas brasileñas y venezolanas que sean agentes de la integración de ambos países, para lo cual Venezuela aporta inicialmente 200 millones de dólares.
- Acuerdo aeronáutico por el cual Venezuela adquirirá 12 cazas Tucano, cazas bombardeo y aviones de entrenamiento a la fábrica brasileña Embraer, la que fomentará la provisión venezolana de componentes para los aviones (Venezuela acaba de comprar 50 cazas MIG, 100 mil rifles Kalashnikv y 40 helicópteros a Rusia).
- Acuerdo de patrullaje conjunto en la Amazonia contra la acción de los traficantes de droga y de grupos armados.

De ellos, 15 aspectos, están relacionados a la industria petrolera y energética,
permitiendo establecer un avanzado proceso de integración declarativa con tratados concretos y operativos.

A efectos del desarrollo analítico de los tratados Brasil-Venezuela, me basaré en
2 acuerdos complementarios, el primero, la realización conjunta entre PDVSA y Petrobrás de gasoductos en ambos países, y segundo, la correspondiente cooperación tecnológica y en el campo de la capacitación en materia energética.

Así, ambos países esperan que, como afirman las proyecciones internacionales, el gas natural sea la fuente energética que crezca con mayor fuerza en Suramérica, siendo Venezuela un actor protagonista y promotor de la explotación de este producto, permitiendo sustituir al crudo en la generación de electricidad e hidroelectricidad, encontrándose las inversiones en un estadio ideal para el mercado interno y externo.

Pero el ALCA amenaza los proyectos de influencia de Brasil y Venezuela. Venezuela y Brasil quieren evitar a toda costa que nuevos países, como Argentina, se sumen al ALCA. Mientras analistas económicos se esfuerzan en destacar los beneficios de un acuerdo con Estados Unidos, brasileños se oponen, pues la industria residente en Sao Paulo perderá el dominio económico de sus empresarios sobre el mercado argentino. Paralelamente, Chávez perdería interesantes oportunidades de negocios energéticos tanto en Brasil como en Argentina.

Es fundamental para la política exterior venezolana que se agilicen los procesos de integración en Latinoamérica y el Caribe, con miras a la constitución de un solo bloque regional que consolide la Unión Latinoamericana a nivel energético y político.

Definitivamente la dinámica de comercialización entre ambos países, es sumamente beneficiosa para Venezuela .

REFERENCIAS

ALCA FTAA LEA. Acuerdos Sobre Inversión en el Hemisferio Occidental: Un Compendio. Área de Libre Comercio de las Américas – ALCA.
http://www.ftaa-alca.org/Wgroups/WGIN/Spanish/bit_ints.asp
- Analítica. Energética cumbre en Puerto Iguazú.
http://www.analitica.com/va/vpi/7086471.asp
- Cavalleri, José. El tratado entre Brasil y Venezuela.
http://lists.econ.utah.edu/pipermail/reconquista-popular/2005-February/024388.html
- Centro Cultural "Enrique Santos Discépolo". El Tratado entre Brasil y Venezuela.
http://www.lucheyvuelve.com.ar/arch03/lulaychavez.htm
- Comunidad Andina. Acuerdo de alcance parcial de complementación económica entre los gobiernos de las repúblicas de Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, países miembros de la Comunidad Andina, y el Gobierno de la República Federativa del Brasil.
http://www.comunidadandina.org/documentos/actas/acu_CanBra.htm
- Durán, Martín (2006). Gas natural, presente y futuro. Revista Petróleo YV. Año 7. Nº 22
- El Ojo Digital. El ALCA amenaza los proyectos de influencia de Brasil y Venezuela
 

Ing. Carlos Mora Vanegas  - cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve ; camv12arrobahotmail.com

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.