Comercializacion petrolera de Venezuela a Estados Unidos. Parte II

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas 

Globalización, integración internacional y apertura económica

11-12-2012

Por muchos años se sabe, Venezuela exporta su petróleo a los Estados Unidos, asegurándose un poco de estabilidad económica en sus ingresos, aunque desde luego, se comercializa con otros países, sin embargo, su cliente potencial es Norteamérica.

  Anterior

Debido a razones de ideologías políticas, en donde el actual gobierno como ya hemos señalado crítica la gestión del presidente George Busch, ha traído como consecuencia que la comercialización del petróleo a ese país se vea deteriorada.

Ello ha originado seria preocupación, en donde por ejemplo, los futuros especialistas de mercadeo dan a conocer sus opiniones.

Así Jorge Bermúdez nos señala, que no se puede ignorar, el que la comercialización de petróleo con los Estados Unidos en los últimos años y en especial en el ultimo semestre se ha visto muy debilitada, principalmente a raíz de los comentarios en contra de las políticas económicas llevadas por el gobierno de EEUU por parte del presidente Hugo Chávez, lo que ha generado la consideración por parte del gobierno americano de nuevos oferentes de petróleo para la realización de posibles negociaciones, lo cual representa una gran amenaza a las negociaciones con los estados unidos, y dejaría a PDVSA sin su principal cliente.

Lo que ya se ha visto asomado en los últimos meses con la constante reducción de estaciones de servicio CITGO en los Estados Unidos, la cual es filial de PDVSA, al igual que la resiente decisión tomada el pasado mes de septiembre por la principal cadena de estaciones de servicio de EEUU Seven-Eleven de no continuar con las negociaciones con CITGO o PDVSA en su defecto. Al momento de hablar de las fortalezas de la comercialización con los estados unidos, hay que volver a hacer referencia a la privilegiada localización geográfica de Venezuela, la cual la coloca en gran ventaja con cualquier otro oferente de petróleo, excepto con la petrolera Mexicana PEMEX, pero que su producción no le permite satisfacer el mercado norteamericano.

María Gabriela Sánchez no relata, que conociendo las confrontaciones políticas que han tenido Estados Unidos y Venezuela en los últimos años y que Estados Unidos ha importado Petróleo Venezolano por décadas hay mucho que decir. Entre los años 1983 y 1997 las exportaciones se septuplicaron llegando a 1,4 Mbd. En 1997 las exportaciones crecieron mucho más rápido. Cuando la producción de petróleo Venezolano cayó en el año 1999 las exportaciones a Estados Unidos también cayeron y luego se estabilizaron.

Desde luego, comenta Gabriela Sánchez, existen gran cantidad de fortalezas, debilidades y amenazas referente a la comercialización de petróleo entre Venezuela y Estados Unidos entre las cuales se pueden mencionar las siguientes:

.-Una de las fortalezas de la comercialización del petróleo no solo con USA si no con el mundo es la magnifica ubicación geográfica.

.-Venezuela exporta aproximadamente el 60% de su producción a Estados Unidos, siendo este un país de fácil acceso y con el cual se mantienen relaciones comerciales décadas atrás.

.- Venezuela cuenta con Citgo (propiedad de Pdvsa en EEUU) y otras refinerías aptas para adquirir y procesar el petróleo Venezolano con contratos a largo plazo, otorgando así una exportación de crudo sin tener que incurrir en grandes descuentos para sus compradores ya que el crudo que se exporta a USA en su mayoría es pesado .

En cuanto a las debilidades de la comercialización del petróleo de Venezuela con los Estados Unidos de Norteamérica, se puede señalar que los cambios políticos y el tenso clima electoral pueden traer como consecuencia que Pdvsa no pueda desempeñar a cabalidad la responsabilidad y compromiso en el suministro de crudos y productos con un cumplimiento puntual de los despachos y los estándares de calidad.

Definitivamente opina Gabriela Sánchez, la política de Comercio Exterior Venezolana en estos momentos puede ser perjudicial en las relaciones con este país, ya que ha dado un cambio de 360º, esto debido al acercamiento con países asiáticos y europeos los cuales son lejanos y con los que no se tienen sólidas relaciones comerciales, las cuales van encaminadas a cortar relaciones con USA.

Por su parte Luisa barriga opina, que es sabido, que Venezuela Y Estados Unidos siempre han tenido excelentes relaciones comerciales lo que lo beneficio a ambos.

La comercialización que se daba y se sigue dando no solo era petrolera. Esto incluso hizo que el intercambio fue de soporte militar como programas de compra de armamento e intercambio de personal militar. Es así, como existía oficinas venezolanas de compras de material militar y repuestos para equipos bélicos dependientes de los diferentes comandos logísticos de cada fuerza.

Todo esto cambio y el petróleo es lo que todavía negociamos con USA, la forma de negociación se mantiene gracias a los contratos que existe entre ambos países y que al vencimiento es donde realmente se sabrá si la agresión política y de amenaza de no venderles más petróleo hace que USA decida buscar sustituir a Venezuela por otro proveedor más confiable y sin controversias políticas. Haciendo un breve análisis de ellos se pueden señalar sus FORTALEZAS:

• Se tiene un seguro y estable comprador, un despacho rápido del producto, un pago garantizado.

• Debido a su posición geopolítica con Estados Unidos, los costos de transporte son menores que venderle a China por ejemplo.

• Estados Unidos por su posición de potencia mundial con frecuencia se ve envuelto en conflictos bélicos, lo que aumenta su consumo y de los paises en conflicto generando el aumento del precio del petróleo lo que beneficia los ingresos nuestro país.

En cuanto a sus DEBILIDADES

• La nueva PDVSA en su proceso de reingeniería esta sufriendo de altivajos tales como paradas de las Refinerías, explosiones constantes y capital humano con debilidades en el manejo técnico por falta de experiencia. Esto trae como consecuencia retraso en los despachos del producto y aumento de los costos de producción.

No se debe descuidar además en el análisis el hecho, que USA esta financiando investigaciones para explotar nuevos yacimientos petroleros y al mismo tiempo esta en la busca de sustituir el petróleo por otro tipo de energía que lo haga menos dependiente del petróleo.

De terminar la relación comercial petrolera entre USA y Venezuela perdería a su principal comprador de petróleo, por lo que la economía venezolana sufriría una gran caída y el costo social sería muy alto.

Crisana La Cruz nos agrega sobre este tema, que la economía de Venezuela tiene su base fundamental en el petróleo de la nación y sus recursos minerales. Mientras la extracción del recurso ha ayudado al desarrollo de la economía industrial aun así la nación continúa siendo vulnerable a fluctuaciones del mercado mundial. Venezuela tiene las reservas más grandes de petróleo en el hemisferio occidental, representando aproximadamente la mitad de las reservas de la región, que coloca el país como quinto en el mundo en reservas probadas. Con las reservas de la faja de Orinoco, el país posee la acumulación más grande del combustible líquido en el planeta.

PDVSA posee actualmente cinco niveles de interrelación con el entorno internacional: El primero, producto de las asociaciones estratégicas dentro del país, principalmente en la Faja del Orinoco, la exploración a riesgo, convenios operativos, empresas mixtas y esquema de ganancias compartidas. Otro esquema se centra en las exportaciones de crudo y sus derivados al mundo, y la categoría final, queda establecida con las compañías que adquirió PDVSA en el exterior, como una manera de afianzar su imagen ante los ojos de las naciones. PDVSA ha abierto oportunidades de participación al sector privado nacional e internacional en actividades de producción, mediante convenios operativos en campos maduros, la producción bajo ganancias compartidas en áreas nuevas y asociaciones estratégicas para desarrollar la Faja del Orinoco, entre otros proyectos.

Según el informe anual de BP (2004), la OPEP (2004) y otros organismos internacionales dedicados al estudio de la industria petrolera afirman que las reservas mundiales de petróleo se ubican entre los 1147 miles de millones de barriles de petróleo, de este total Venezuela tendría excluyendo el crudo extrapesado de la faja del Orinoco unos 78 mil millones de barriles de reservas probadas y no explotadas, representando un 8 % de las reservas mundiales, aunque si a esto le sumamos el crudo mejorable extrapesado que son aproximadamente 235 mil millones de barriles(cifra que podría aumentar entre un 10% y 20% según informes de las empresas trasnacionales que han explorado esa área)y las reservas probables de crudos medianos y ligeros que son aproximadamente 10 mil millones de barriles y que se encuentran en las áreas submarinas del mar territorial, las reservas de Venezuela se elevarían a la astronómica cifra de 320 mil millones de barriles, lo cual lo ubicaría en la primera posición en cuanto a reservas de petróleo sobre las 262 mil millones que tiene Arabia Saudita, esta cantidad de reservas representaría un tercio de las reservas probadas mundiales de petróleo. Estos datos reflejan por ejemplo que Venezuela podría satisfacer el consumo mundial de petróleo por si sola por 10 años, o por ejemplo que Venezuela podría mantenerse vendiendo petróleo a la capacidad de 3.2 millones de barriles diarios por 273 años o que igualando su producción a la de Arabia Saudita el mayor exportador mundial con 10 millones de barriles diarios podría exportar por un plazo de 87 años.

Estos resultados revelan que Venezuela estará en el negocio petrolero por al menos 100 años mas y que cuando a Arabia Saudita llegue a su limite el petróleo de Venezuela aun no abra agotado ni la mitad de sus reservas probadas lo que lo ubicaría como el primer proveedor de petróleo mundial del futuro.

FORTALEZAS EN LA COMERCIALIZACION DE PEROLEO CON EEUU

El Plan Nacional de Energía (PNE) presentado por el presidente Bush el 17 de mayo de 2001 establece un incremento del 50 por ciento en el consumo de petróleo proveniente del extranjero. Michael T. Klare, catedrático estadounidense especialista en seguridad mundial, advierte que para asegurar esa meta, el gobierno estadounidense tendrá que entrometerse en los asuntos políticos, económicos y militares de los países proveedores, una injerencia que podría adoptar un cariz diplomático, financiero y hasta bélico. Países productores en Medio Oriente, Asia, África y América Latina tienen sobre sí una amenaza a su soberanía. Tal es el caso en esta última región de México, Venezuela y Colombia.

Es el petróleo vital para mantener en funcionamiento el transporte terrestre y aéreo y que representa el 35 por ciento del consumo total de energía. Actualmente, el país importa el 53 por ciento de sus necesidades en este rubro y se espera que la cifra aumente al 62 por ciento en 2020, lo que significa elevar el consumo de crudo importado en un 50 por ciento, es decir que se pasaría de 24 millones 400 mil barriles diarios de petróleo a 37 millones 100 mil. La administración Bush no ha tenido reparos en calificar esta dependencia de amenaza a la seguridad nacional.

"Si seguimos el curso actual de aquí a 20 años Estados Unidos importará casi dos de cada tres barriles de petróleo, y dependerá cada vez más de potencias extranjeras que no siempre toman en cuenta los intereses estadounidenses", dice el PNE. Aunque las autoridades planean echar mano de toda de fuente de energía, como la solar y la eólica, ponen el énfasis en asegurar las importaciones, que representarán un gasto de 25 mil millones de dólares hasta el 2020 suponiendo que los precios se mantengan en un nivel moderado. Y ello sin contar con las necesidades de gas natural, que implican un gasto similar. Pero dado que muchos de esos países están ubicados en zonas conflictivas, el gobierno tendrá que proporcionar seguridad, incluso con el despliegue de tropas. Esta circunstancia afectará profundamente la política exterior, que ahora buscará impedir a toda costa que guerras, revoluciones y conflictos internos de diversa índole perjudiquen el suministro. En ese contexto, América Latina, tanto por su cercanía geográfica como por sus reservas energéticas, es una de las regiones del mundo que estará bajo el ojo vigilante de Washington. Actualmente, Venezuela es el tercer proveedor de Estados Unidos, México, el cuarto y Colombia, el séptimo. Como sostuvo el secretario de Energía, Spencer Abraham, "el presidente Bush reconoce no sólo la necesidad de un incremento en el suministro de energía, sino también el papel crucial que tendrá el hemisferio en la política energética del gobierno".

Esos vecinos mencionados por el secretario son México, Venezuela y, en menor medida, Colombia. "Sus grandes reservas básicas, aproximadamente 25 por ciento mayores que nuestras reservas probadas, hacen de México una fuente probable de producción petrolera incrementada en la próxima década", asevera el PNE. En cuanto a Venezuela, este país cuenta con grandes reservas de crudo convencional, así como del llamado crudo pesado, que requiere de refinación. "El éxito logrado por Venezuela en volver comercialmente redituables sus depósitos de petróleo pesado sugiere que contribuirá en forma sustancial a la diversidad de la oferta global de energía, y a nuestra propia mezcla de abastecimiento energético a mediano o largo plazo", se lee en el Plan.

Pero el PNE no toma en cuenta que tanto México como Venezuela han protegido su sector energético poniéndolo bajo control estatal y con salvaguardas constitucionales y legales que limitan seriamente la participación extranjera en la producción nacional. Así, es probable que esos gobiernos se resistan a admitir la inversión estadounidense y a aumentar su producción de manera drástica. Todo para asegurar que la primera potencia del mundo conserve su actual ritmo de crecimiento económico y su primacía política en el planeta .

En lo concerniente a las amenazas en ala comercialización del petróleo con EEUU.
la amenaza mas grave en la comercialización de petróleo venezolano a Estados unidos son las intervenciones del presidente Chávez en los procesos políticos internos de Bolivia, Perú, México, Ecuador, Colombia y Nicaragua, pero muy especialmente en la política estadounidense, aun y cuando los tratados y convenios petroleros se mantienen aun bajo presiones de este tipo.
 

Ing. Carlos Mora Vanegas  - cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve ; camv12arrobahotmail.com

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.