Trabajar en equipo

Autor: Dr. Carlos Calvo A

TRABAJO EN EQUIPO

10-2006

“Si tienes dos fanáticos del deporte, tienes al menos tres opiniones". 
Red Barber

Siempre me he sentido muy impresionado por la forma en la cual consiguen sus objetivos equipos de trabajo en misiones de las llamadas críticas.

 Esto es, en las actividades que desarrolla, por ejemplo, un equipo de profesionales en un quirófano; o el equipo de vuelo de una aeronave. En todos estos casos vidas humanas dependen del trabajo en equipo. Eficacia, coordinación y disciplina son indispensables en todos ellos.

El sentido de misión en la gente que entra en un quirófano está muy bien definida: salvarle la vida a un paciente. Los desempeños de cada elemento involucrado están definidos en forma clara y son perfectamente medibles.

Como se sigue procedimiento fijados de antemano, se tienen siempre alternativas para casos de emergencia. Igual sucede con los tripulantes de un avión, o el equipo que tiene a su cargo hacerlos aterrizar en forma segura.

Las organizaciones que tienen a su cargo crear y mantener esos equipos de trabajo, reconocen la importancia de tener fines claros, capacitarlos permanentemente, darles soporte y proporcionarle los mejores equipos para desarrollar sus funciones.

[http://www.gestiopolis.com/estilos/primer-scroll.htm]

A diferencia de la enorme presión que deben soportar los equipos mencionados, existe una gran cantidad de parecido, con otros equipos. Todos tiene en común algunos de los siguientes aspectos:

Tener metas y funciones perfectamente definidas y comprendidas por todos.

Estar perfectamente capacitados para desarrollar sus funciones.
Ser capaces individualmente de tomar decisiones.
Saber resolver los eventuales conflictos interpersonales.
Tener los recursos necesarios para las actividades.

El estudio y análisis de la forma de operar de los equipos de trabajo en misiones críticas pueden proporcionar enseñanzas muy valiosas a los equipos profesionales de marketing (y en especial de venta), en las empresas privadas.

Objetivos claros y determinados

No solo se debe tener objetivos claros, determinados y perfectamente definidos. Se debe hacer que todos los componentes del equipo los entiendan y sean partícipes de ello.

Al igual que en un quirófanos, todos deben trabajar para un mismo objetivo.
Siempre menciono el caso de un grupo que me correspondió asesorar, hace alguno años. Se trataba de una revista de circulación internacional, que había comenzado a editarse hacia un año, sin lograr penetrar al mercado, pese a los esfuerzos hechos. Mi primera pregunta tanto al director, un respetado periodista; así como al gerente, fue cual era la razón para editar la publicación. Luego seguí con los miembros de la Junta Directiva y el Consejo Editorial, periodista y el personal de planta. Mi sorpresa fue enorme al darme cuenta que nadie tenía la más mínima del objetivo del esfuerzo que se hacía.

Si no existe una finalidad absolutamente vital y definitiva para tener un equipo de trabajo, y en el cual todos estén metidos hasta las orejas, es muy difícil que las cosas caminen.

La pregunta surge de inmediato es: ¿Se dejaría usted operar del corazón por un equipo que se encuentre en las condiciones del equipo que manejaba la revista antes mencionada?

Sin liderazgo no se va a ningún lado

El líder de un grupo es muchas veces la causa de los problemas de un equipo. El líder debe ser capaz de auto criticarse y evaluar con regularidad acerca del estilo de liderazgo que utiliza. Es bueno que el líder se pregunte: ¿Estoy conectado con las necesidades de los demás miembros del equipo? ¿Presto atención a la conducta interpersonal? ¿Escucho adecuadamente a mis compañeros de equipo? ¿Puedo dar ejemplo de eficiencia y productividad?

El líder de un equipo que trabaja en un quirófano es siempre un cirujano de primer orden, del cual todos sus miembros tratan de aprender y con el cual quieren colaborar espontáneamente. Ser parte de un equipo exitoso, de liderazgo ejemplar, es el sueño de cualquier profesional de la medicina.

Recuerdo, como ejemplo, otro caso, el de un gerente de mercadeo, a cargo de un equipo de marketing. Era un ex maestro de escuela. Estaba acostumbrado a dar órdenes y esperaba que todos hicieran sus tareas a su manera. Sin embargo, los miembros del equipo eran ex gerentes y ejecutivos experimentados y creativos.

Constantemente se rebelaban contra el estilo de dirigir de su líder, ocasionando que él recurriera más a la mano dura. Resultado: un completo desastre.

Capacitar, capacitar y capacitar

Los equipos especializados reciben capacitación permanente. Los profesionales de la medicina deben recurrir a continuada capacitación para mantenerse al día en sus conocimientos. Se estima que un profesional, que no renueve sus conocimientos al menos cada tres años, se queda obsoleto en sus habilidades.

Muchos empresarios estiman que invertir en capacitación de su personal, de ventas especialmente, es un gasto innecesario. No lo ven como una valiosa inversión en el activo más importante que tiene toda organización: sus recursos humanos.

Otros empresarios, pretenden que una charla de dos o tres horas es suficiente para cambiar actitudes, desarrollar lealtad y aprender técnicas. Se olvidan que un programa de capacitación parte haciendo un diagnóstico de las necesidades individuales. No todos los integrantes de un equipo son iguales y se encuentran en igual situación. Lograr integrarlos a la cultura de la empresa, puede ser largo y difícil.

Participación en el grupo

La idiosincrasia conductual de los individuos puede perjudicar a un equipo. Un integrante puede guardar silencio absoluto en una reunión, y hacer críticas fuera de ella.

En un equipo de mercadeo de línea de productos combinada, a cada integrante le puede resultar difícil, hacer a un lado sus preocupaciones de la línea de productos a su cargo, para participar activamente en el grupo.

Interacciones de grupo

Con dos o más personas en un grupo, necesariamente se tiene diferencias de opinión, estilos, ritmos de trabajo, niveles de educación y experiencia, maneras de aprender, todo lo cual puede originar conflictos interpersonales. (Piense solamente lo que cuesta integrarse con su pareja, ya sea su novia o esposa).

Las formas en que los miembros de un equipo interactúan entre sí deben fortalecer en todo momento la confianza, la clarificación de metas y la toma de decisiones, aspectos esenciales en todo desempeño de alta productividad.

Ver el todo y no el detalle

Los miembros de un equipo deben mantener lo que los psicólogos industriales llaman “conciencia situacional”, es decir, deben ver primero el todo, y después los detalles.

Para ver la reacción de los miembros de un equipo y demostrar la importancia de este punto, se hace en un pizarrón totalmente limpio un punto grande en el medio del mismo. Luego se pregunta a cada uno de los participantes lo que ven en el pizarrón. La gran mayoría menciona que ven un “punto”. La verdad es que muy pocos ven todo el tremendo espacio en blanco, no manchado del pizarrón.

Todos estamos muy orientados a ver el detalle, a veces intrascendente y banal. Cuando se trabaja en equipo se debe ayudar a reforzar la percepción de la imagen global y dar a los detalles una prioridad secundaria.

Conclusión

Si usted nota evidencias de problemas de equipo en diferentes áreas, le ofrecemos un solo consejo: consulte a su médico. Obtenga ayuda de un experto interno o externo: un consultor de proceso o un consultor de desarrollo organizacional.

[http://www.gestiopolis.com/estilos/cierre-lectura.htm]

Dr. Carlos Calvo A -

El Dr. Carlos Calvo Aguilar, MBA, es Consultor en Administración, Profesor de Planeamiento Estratégico, Miembro del Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas de Costa Rica y colaborador regular de nuestra publicación.

[http://www.gestiopolis.com/estilos/fondo-contenidos.htm]

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.