El petróleo en el mercado

Autor: Jorge E. Pereira

OTROS CONCEPTOS DE ECONOMÍA 

10-2006

Tendemos a pensar que el petróleo y sus derivados son productos que no requieren del mercadeo. La realidad es que el mercadeo ha sido el elemento más importantes, en la posición que tiene esta industria.

Esto no resta importancia a los otros factores que son la exploración, explotación y refinación del oro negro. El control de los mercados del petróleo ha sido el origen de toda clase de regulaciones y conflictos nacionales e internacionales.

La energía es el salvavidas de la civilización industrial y una condición absolutamente necesaria para sobrevivir en los tiempos modernos, a la vez que para mejorar las condiciones de vida. La civilización misma está en peligro al tener carencia de energía o de petróleo.

El petróleo es conocido desde hace cientos de años. Los aborígenes de Tierra del Fuego, en el extremo Sur de Sudamérica, usaban petróleo a flor de tierra, esquistos bituminosos, que se encuentran en esa zona, para mantener encendidas permanentemente las hogueras que dieron nombre a la región.

[http://www.gestiopolis.com/estilos/primer-scroll.htm]

Se requiere que llegue un hombre con mentalidad de marketing para encender la gran hoguera petrolera en que estamos viviendo. Este personaje es Edwin L. Drake quien primero reconoce el potencial del petróleo e inicia una perforación de pozos en Tutisville, Pennsylvania, Estados Unidos en el año 1859.

Desde entonces el uso del petróleo se expandió rápidamente primero como medicina, luego como combustible para calefacción e iluminación, continuando su uso en incontables áreas.

En este momento la industria del petróleo es la más grande del mundo. El petróleo es la fuente de petroquímicos utilizados en la manufactura de plásticos, fibras sintéticas, medicinas, detergentes, fertilizantes, insecticidas e infinidad de otros productos.

Hasta 1935 la industria operó bajo lo que se dio en llamar la regla de la captura. Como su nombre lo indica esta regla impulsaba al propietario de un yacimiento petrolífero a extraer el máximo de producto, en un mínimo de tiempo. Muchos de los yacimientos se encontraban debajo de diferentes propiedades. Si alguno de los propietarios sacaba petróleo, dejaba menor cantidad para los otros. La estrategia obvia, cuando se detectaba un yacimiento, era sacar lo más que se pudiera, antes que lo hicieran lo otros propietarios colindantes.

Los inicios de la industria petrolera se caracterizaron por un caos completo, generado por la regla de la captura. En 1930 el problema se volvió más complejo con el descubrimiento de petróleo en el este de Texas. Muchos productores se vieron obligados a cerrar sus exploraciones ante la caída fulminante de los precios. Para proteger a los productores pequeños se dieron las primeras regulaciones gubernamentales destinadas a crear controles de precios.

En 1935 el Congreso de los EE.UU. aprueba la Ley Connally, que prohíbe el transporte interestatal de petróleo cuyas cuotas no hubiesen sido aprobadas por agencias estatales. Le correspondía la Comisión de Ferrocarriles de Texas determinar la demanda total, y de este modo fijar cuotas de producción para cada productor. Estas restricciones en la producción ayudaron a estabilizar los precios del petróleo en los Estados Unidos, dando con ello un gran impulso a todas las actividades económicas, al entregarles combustible a bajo precio.

La producción se ha ido tornando más difícil a medida que se agotan las fuentes fáciles de explotar y el petróleo estaba a mayor profundidad. Las reservas actuales de petróleo se encuentra en lugares difíciles de explotar, lo cual las hace antieconómicas.

Hasta 1970 la demanda y producción de los EE.UU. se equiparaban. Luego de ello las importaciones comenzaron a crecer hasta convertirse por los 80 en el 50% de lo que ese país requería. Los EE.UU. no solo estaban produciendo mucho menos, sino que la demanda de ese país por petróleo ha ido en aumento creciente en forma constante.

La OPEC, cartel creado en 1960 por los principales países petroleros, comenzó a controlar la producción, con el objeto de subir los precios. Entendiendo bien que el petróleo tenía un enorme valor estratégico, en un mundo que se movía por el petróleo, los países petroleros comenzaron a manipular el mercadeo, por medio de controles de precio.

El costo del barril de petróleo se fue a las nubes. Por 1970, la dependencia de importaciones de petróleo trajo consecuencias políticas y económicas que hasta el día de hoy son notorias y evidentes. Este fenómeno es llamado la "Crisis energética".

A la crisis energética se debe agregar que siendo el petróleo un recurso no renovable, se encuentra en vía de desaparecer totalmente. Las reservas que quedan son calculadas de forma diferente. En lo que todos están de acuerdo es que no queda petróleo para muchos años. Los pesimistas dicen que quedan para 10 años, mientras los optimistas hablan de 30 años.

Las soluciones que se plantearon para resolver la crisis energética, caen en tres categorías:

(a) medidas conservativas - esto es reducir la demanda por petróleo;

(b) el desarrollar métodos más eficientes de negociar con la OPEC; y

(c) creación de fuentes alternativas de energía.

Para los EE.UU. y otros países industrializados, el principal objetivo de esas soluciones ha sido reducir la dependencia del petróleo extranjero. La dependencia de fuentes externas de energía, petróleo importado, ha sido vista como una amenaza a la seguridad nacional y a la solvencia financiera por los países desarrollados.

La demanda del petróleo sigue y seguirá en aumento, especialmente debido al aumento de la población y la incorporación a la nueva economía global de naciones como China e India. Cualquier reducción que se pretenda en la demanda de petróleo es bastante ilusoria.

Se atribuye a un dictador la frase que la mejor manera de negociar es teniendo una pistola, a nuestro lado, sobre la mesa. La OPEC debe ya haberse dado cuenta que se enfrenta a un negociador con una enorme pistola, dispuesto a usarla cuando sea necesario.

La creación de fuentes alternas de energía es una solución en que se encuentran invirtiendo grandes sumas todos los países industrializados. El producto que reemplazará al petróleo pareciera ser el hidrógeno.

Producir hidrógeno es de alto costo en la actualidad, sin embargo existen grandes cantidades de ese elemento en el espacio exterior, el cual espera que lo recojan. Esto augura un retorno a la exploración espacial. en busca de las nuevas fuentes de energía necesarias para continuar la vida en nuestro planeta.
[http://www.gestiopolis.com/estilos/cierre-lectura.htm]

Jorge E. Pereira -

[http://www.gestiopolis.com/estilos/fondo-contenidos.htm]

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.