Finanzas por Internet

Autor: Jorge E. Pereira

EL ENTORNO FINANCIERO Y LOS MERCADOS

07-2006

El rígido mundo de las finanzas en América Latina parece resquebrajarse con la aparición en la región de los corredores en línea. De momento hay cuatro en Brasil, dos en Argentina, y dos en Chile.

Además, hay varios sitios financieros incipientes que intentan aprovechar la oportunidad del comercio electrónico para vender servicios por medio de la Internet.

Es evidente que el fenómeno, al menos por ahora, es ajeno a una gran parte de la población; la penetración de Internet en la actualidad es tan sólo de un 1,4%. Y en toda la región hay tan sólo 7 millones de usuarios, una cifra que estimamos crecerá a 34 millones en el año 2002 (a los que tal vez haya que añadir unos 14 millones de "internautas" hispanos en EE.UU y 4 millones de usuarios en España).

La estrategia de broker "puro", cuyo negocio consiste básicamente en las comisiones por transacciones, no tiene muchos visos de prosperar en Latinoamérica. Valgan estos datos; la mayor bolsa latinoamericana, la de Sao Paulo en Brasil, no supera un volumen de US$400 millones al día, mientras que la segunda en importancia, la mexicana, rara vez supera los US$160 millones de dólares diarios.

 En su totalidad, la capitalización bursátil de las bolsas latinoamericanas, está en torno a los US$400.000 millones, cifra que no llega siquiera el 80% de la capitalización de Microsoft Corp. lo cual, a su vez, no supone ni una vigésima parte del valor total de las bolsas de EE.UU.

Un pequeño mercado

Estamos ante un hecho casi indiscutible: el mercado latinoamericano de intermediación bursátil está llamado a tener una dimensión relativamente pequeña.

Ante estos datos, resulta evidente que una estrategia basada en la generación de comisiones bursátiles tiene pocas posibilidades de éxito para los corredores financieros en línea de la región.

Por tanto, optar por un modelo de ingresos del tipo de Ameritrade, que en el último trimestre (concluido en septiembre de 1999) 58% de sus ingresos totales provino de comisiones bursátiles. A ello hay que añadir otro 38,5% de sus ingresos en concepto de intereses para financiar créditos a transacciones bursátiles de sus clientes. Este no parece ser el camino indicado.

El modelo Schwab

Los corredores bursátiles en línea latinoamericanos deben de seguir un modelo de negocios más parecido al de Charles Schwab que en el último trimestre veía cómo sólo un 43% del total de sus ventas provenía de comisiones de transacciones bursátiles.

 Un 22% de sus ingresos procedía de la venta de fondos de inversión, que los inversionistas suelen poseer durante períodos mucho más largos de tiempo que las acciones y por tanto están menos sujetas al cíclico vaivén de las bolsas.

Incluso nos podríamos aventurar más y decir que el modelo de Schwab depende demasiado de los volúmenes en bolsa. Intuit, la empresa estadounidense cuya principal fuente de ingresos es la venta de software de contabilidad financiera e impositiva, pero que también posee un valioso portal financiero (Quicken.com) tal vez sea el ejemplo a seguir.

 En el año fiscal de 1999, acabado el pasado 31 de julio, Intuit generó aproximadamente un 35% de sus ingresos, que rondaron los US$850 millones, con la venta de productos para pequeñas y medianas empresas.

Estas consisten en software financiero, pero también en comisiones por servicios de pago a proveedores y de retribución de nóminas a través de Internet.

 Por otra parte, la división de finanzas personales de Intuit representó un 16% de su negocio total. En una gran proporción, esta división generó sus ingresos a través de la intermediación de productos financieros (hipotecas, tarjetas de crédito, depósitos bancarios, seguros, pero no transacciones bursátiles) entre los vendedores (bancos, cajas de ahorros y aseguradoras) y el consumidor final.

 Patagon.com, un corredor bursátil latinoamericano de origen argentino que ya tiene 15.000 cuentas y cuenta con el respaldo de fondos de capital riesgo de EE.UU., tiene como objetivo final llegar a ser un portal financiero para el inversor latinoamericano en el que vender tarjetas de crédito, hipotecas, transacciones bursátiles, seguros y otros productos financieros.Sus directivos parecen intuir que sólo así obtendrán un volumen de negocio suficiente para garantizar su rentabilidad.

El supermercado financiero en línea

De esta manera el concepto de broker en línea se amplía para convertirse en un supermercado financiero.

Con contenidos atractivos (artículos interesantes, software de gestión de cartera, asesoría fiscal, etc…) también aumenta el valor publicitario de los portales y, con él, la oportunidad de captar una parte importante del incipiente mercado de la publicidad en línea latinoamericana.

El comercio electrónico generó el año pasado unos US$460 millones en la región, según estima IDC, mientras que la publicidad supuso menos de US$40 millones, ambas cifras crecerán a US$8.000 millones y mas de US$100 millones en el 2003.

Las actuales corredurías en línea, en su calidad de supermercados financieros embrionarios, esperan llevarse una parte importante del pastel. Una estrategia basada exclusivamente en la generación de ingresos por concepto de comisiones bursátiles no les llevará al lugar deseado.
 

Jorge E. Pereira -

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.