Servicios de consultoría

Autor: Katia Caraballoso Granado

OTROS CONCEPTOS ADMINISTRACIÓN

01-2006

Requerimientos del consultor y las consultorías

Resumen

La presente investigación trata puntos bien específicos acerca de las consultorías y los consultores; o sea los requerimientos y/o características de los consultores, que incluso son abordados en pocos documentos relacionados con el tema, no obstante, al analizar la bibliografía acerca de los analistas, gestores, en fin profesionales de información, se pudo llegar a la conclusión que los mismos se pueden considerar consultores, debido al trabajo y manipulación de la información.

Por lo que este trabajo partirá de los requerimientos de los analistas y gestores, con el objetivo de llegar a exponer los requerimientos de los consultores de información, dados por diferentes autores especialistas en el tema.

En la actualidad las investigaciones han pasado a ser mucho más complejas y cada organización requiere diferentes soluciones.

Los consultores deben analizar mayor cantidad de información en el menor tiempo posible y en diferentes formatos. Estos consultores, que se desempeñan como analistas, gestores, han acumulado una amplia experiencia que les ha permitido conocer a fondo las características y necesidades de los clientes.

Los consultores se catalogan como asesores de la información solicitada por el cliente, brindan la información necesaria y contribuyen, además, a la solución de dichos problemas.


El servicio de consultoría de información “es una actividad dirigida –a partir de un análisis de los flujos de información en la empresa– a diagnosticar los problemas de la organización en la gestión de la información e identificar sus recursos de información estratégicos” [1]. Por lo que este análisis se toma como punto de partida para la solución de los problemas identificados en los sistemas de información.

Por su parte los requerimientos / características de los consultores son abordados en pocos documentos relacionados con el tema, no obstante, al analizar la bibliografía acerca de los analistas, gestores, en fin profesionales de información, se pudo llegar a la conclusión que los mismos se pueden considerar tipos de consultores. Por lo que este trabajo partirá de los requerimientos de los analistas y gestores, con el objetivo de llegar a exponer  los requerimientos de los consultores de información, dados por diferentes autores especialistas en el tema.

Requerimientos del analista de información:

· Proporcionar información procesada para la toma de decisiones.

· Organizar la información disponible, sintetizan la esencia de los contenidos y elaboran informes destinados a satisfacer las necesidades del usuario.

· Aceptar la perspectiva del otro.

· Buscar en la diversidad de fuentes de información.

· Valorizar el impacto que produce toda nueva información.

· Asegurar la confiabilidad en el producto de información (en especial los que conllevan a decisiones en un corto plazo).

· Mantener la confiabilidad de su producción.

· Poseer habilidad deductiva – inductiva, confiabilidad, discreción, confidencialidad.

· Poseer capacidad de trabajo bajo presión.

Requerimientos del gestor[2]:

· Poseer conocimientos científicos y escolarizados acerca de una especialidad, temática de interés para sus clientes.

· Conocer las fuentes y características de tal conocimiento.

· Tener empatía con sus clientes al comprender sus necesidades y estados psicológicos.

· Ser un maestro en la tecnología y en los métodos necesarios para satisfacer las necesidades de información.

· Poseer conocimientos esencialmente racional y técnico.

· Sobrepasar su conocimiento técnico.

· Efectuar juicios de aplicación a partir de su experiencia y sabiduría.

Requerimientos del consultor:

· Poseer conocimientos teórico – práctico.

· Conocer y respetar normas éticas.

· Poseer interdisciplinariedad, autocontrol, integridad y honestidad.

· Percibir los problemas internos, sus relaciones y entorno.

· Conocer la organización, o clima organizacional.

· Tener sentido de oportunidad.

· Establecer relaciones interpersonales.

· Mantener secreto y ética profesional.

· Tener capacidad intelectual.

· Poder de síntesis, deducción o inducción.

· Poseer capacidad de enseñar y persuadir, facilidad de expresión, de comunicación y de trabajo.

Los conocimientos que debe poseer un consultor son:

· Cultura general.

· Conocimiento de la actividad profesional de la organización solicitante e idealmente, sus fortalezas y debilidades, productos, servicios y personal.

· Preparación académica en su sector de atención.

· Ambiente comercial, regulatorio, social y político de su sector.

· Herramienta de análisis en general y técnicas matemáticas y estadísticas en particular.

· Sistemas de información y medios modernos de comunicación.

Sin embargo tal preparación académica, general y específica no sería suficiente para un consultor si no posee, además, ciertos atributos como[3]:

· Tener criterio propio y actitud ética.

· Ser inquisitivo.

· Saber escuchar.

· Ser buen observador.

· Tener espíritu activo e innovador.

· Tener capacidad de comunicación y buena expresión oral y escrita.

· Tener visión a la vez que filosofía práctica.

· Poseer un carácter decidido y disposición al riesgo.

· Ser organizado.

· Tener espíritu de superación permanente.

· Poseer capacidad de análisis.

Este autor se refiere a que “el primero y el último de los atributos mencionados anteriormente forman un ciclo de características personales que garantizan la satisfacción del cliente (asumiendo la correcta preparación profesional expresada antes), puesto que con ellos obtienen simultáneamente garantía moral y técnica.

El resto de los atributos son los ingredientes de cualquier profesional serio, pero en el caso del consultor son consustanciales al éxito de su trabajo, por las características del mismo.

Tal compendio de habilidades y atributos personales ha dado lugar a que algunos consultores adopten en ocasiones una actitud prepotente en la creencia de la posesión de una superioridad profesional”.[4]

Sobre el consultor, Orozco explica y usa como base otros autores, que “…es el intermediario de información en el sentido de que solo aporta conocimientos ajenos sobre un tema que entrega a quienes deben encargarse de dar solución al problema planteado.

 Finnigan plantea que el consultor es el eslabón entre la información que está disponible y aquellos clientes que necesitan una respuesta en la forma más adecuada, de acuerdo con sus exigencias.

Otros como Eckendal, define al consultor de modo más simple y general como un “ayudante” cuyos conocimientos han sido contratados por un cliente para obtener lo que se necesita, y hacer lo que el cliente desea que se realice para lograr la meta deseada.

En ocasiones el usuario tiene en sus manos la solución de su problema, pero no la identifica, para lo cual necesita de ayuda externa”.[5]

Dentro de las características del consultor están las de ser capaz, hábil, conocedor, convincente, etc en los servicios que presta, por lo cual está preparado para garantizar buenos resultados, teniendo en cuenta además, la habilidad de los clientes para seleccionar el empleo de los consultores.

Otro aspecto a tener en cuenta dentro del tema que se está tratando es la existencia de una marcada relación entre el consultor y el cliente, así como un profundo apoyo de la entidad en todos los pasos a seguir en el servicio que se está prestando.

De esta forma la consultoría se caracteriza por[6]:

· Ser independiente e imparcial.

· Posibilitar la evaluación de problemas y la proposición de soluciones.

· Proporcionar acceso a conocimientos especializados y habilidades especiales.

· Permitir economía de tiempo y recursos financieros.

· Prestar ayuda intensiva de forma transitoria.

· Aportar argumentos que justifiquen decisiones predeterminadas.

· Facilitar el proceso de aprendizaje.

· Propiciar cambios.

Entre los servicios de consultoría se encuentran fundamentalmente:

· Consultoría técnica: proporciona conocimientos técnicos en ingeniería civil, industrial de la construcción, arquitectura, planificación urbana y rural, ingeniería mecánica, informática y sistemas de computación.

· Consultoría jurídica: abarca todo lo que tenga que ser amparado por el derecho del trabajo, derecho fiscal, derecho civil y todas las esferas especiales de la legislación.

· Auditoría: en su estricto sentido no es consultoría, pero desde el momento en que el auditor recomienda hacer algo o da su valoración se convierte en consultor.

A modo de conclusión se puede decir que:

Las funciones tanto del gestor como del analista están implícitas dentro de las del consultor y como tal este requiere dentro de sus propias funciones, tareas y actividades relacionadas con este fin.

Las características del consultor no se pueden ver separadas de las características de las consultorías. Las del primero son básicas y disímiles.

El consultor como profesional de la información se forma a través de la práctica, de acuerdo a esta va adquiriendo una serie de habilidades y experiencias acorde al perfil en que se especializa.

BIBLIOGRAFÍA

· Hechavarría Kindelán, Angela. Las consultorías de información. Apuntes de un plan de marketing. (Ciudad de la Habana: Instituto de Información Científica y Tecnológica, 2002). 20p.
· Ponjuán Dantes, Gloria. Gestión de información en las organizaciones: principios, conceptos y aplicaciones. p. 203-204
· Notas de clases del profesor José L. Rojas Benítez, 9 de noviembre de 2004.
· El consultor como profesional de la información / Eduardo Orozco Silva (p. 171 – 173) En: Ciencia de la Información; No. 3; Vol. 28; septiembre/ 1997. (229 p.)
· La consultoría: servicio de una nueva tendencia. Aspectos teóricos / Odalys Caballero Valdés, José L. Rojas Benítez y Sandra Perón González (p. 9- 18). En: Ciencia de la Información. No. 4; Vol. 29; dic/ 1998. (78p.)
· La calidad en los servicios de consultoría / S. Machado Alfonso, B. Hernández Manso y L. Pardo Santos. (p. 49). En: Transporte, Desarrollo y Medio Ambiente. No. 2, Vol. 23, Agosto/2003. (60p.)
· Servicios de Consultoría Ambiental y Social asociados al departamento del Sector Privado. Tomado de: http://www.iadb.org/pri/documents/G-ES-%20consultants-panish.pdf, consultado el 10 de noviembre de 2004.
· Consultoría BioMundi. Tomado de: http://www.biomundi.pco.cu/; consultado el 19 de noviembre de 2004.

[1] Hechavarría Kindelán, Angela. Las consultorías de información. Apuntes de un plan de marketing. (Ciudad de la Habana: Instituto de Información Científica y Tecnológica, 2002). 20p.
[2] Tomado de: Masón, R.; citado por: Ponjuán Dantes, Gloria. Gestión de información en las organizaciones: principios, conceptos y aplicaiones. P 203-204.
[3] El consultor como profesional de la información/ Eduardo Orozco Silva (p. 171 – 173) en: Ciencia de la Información; Vol. 28, No. 3; septiembre/ 1997. (229 p.)
[4] Ibid.
[5] Ibid, 172.
[6] La consultoría: servicio de una nueva tendencia. Aspectos teóricos/ Odalys Caballero Valdés, José L. Rojas Benítez y Sandra Perón González (p. 9- 18). En: Ciencia de la Información. No. 4; Vol. 29; dic/ 1998. (78p.)
 

Katia Caraballoso Granado - katycarabaarrobayahoo.com  

Licenciada en Bibliotecología y Ciencias de la Información. Centro Universitario "José Martí Pérez" Sancti Spíritus. Cuba

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.