Sobre la aplicación en los gobiernos locales de las leyes marco de modernización de la gestión del estado y de empleo público y otras complementarias: caso peruano

Autor: Lic.RRII Germán Maraví Mustto

MICROECONOMÍA

01-2006

¿Están vigentes? ¿Son aplicables parcialmente ¿Estamos avanzando? Algunos Gobiernos Locales haciendo uso de la autonomía política,

 económica y administrativa que le otorga la Ley de Municipalidades han venido aprobando sus Reglamentos de Organización y Funciones (ROF), sus estructuras organizacionales y sus Cuadros para Asignación de Personal (CAP) etc.

sin tener en cuenta, las pautas y lineamientos técnicos establecidos en las vigentes Leyes Marco que declaran al Estado en proceso de modernización en sus diferentes instancias y promueven una administración pública profesional.

La Ley N° 28175, Ley Marco de Modernización de Gestión del Estado (enero.2002);  la Ley N° 27658, Ley Marco del Empleo Público (febrero.2004) y el D.S. N° 043-2004-PCM (junio 2004) vienen a ser indiscutiblemente los esperados instrumentos válidos y necesarios para el impostergable inicio de trascendentales cambios estructurales en la Administración Pública (Gobiernos :Central; Regional ; Local)

Toda esta normativa legal debidamente aplicada y con una decidida voluntad política nos lleva inobjetablemente a poner el acento en el aplanamiento de estructuras así como en la eliminación de jerarquías intermedias

[http://www.gestiopolis.com/estilos/primer-scroll.htm]

 Determinan estas leyes un reducido pero razonable porcentaje de cargos de confianza, de asesoría y de apoyo. Instituyen un riguroso y moderno proceso de selección de personal por competencias.

 Establecen asimismo un nuevo modelo de gestión por resultados con claros indicadores de desempeño gerencial y oportunas rendiciones de cuentas.

Tienden además a reducir el peso de reglas y procedimientos, afianzando de este modo las bases preliminares para la ansiada profesionalización de la función pública sumamente degradada.

Contamos ahora con la plataforma técnica y legal suficientemente propicia para que progresivamente nos alejemos del tradicional molde burocrático weberiano representado por organizaciones verticales; por rutinas operativas morosas de baja calidad no orientadas a resultados sino principalmente al cumplimiento obsesivo de sobreabundantes reglamentos y normas  - la mayoría de las veces caducos e ineficaces - que añadidas a los excesivos afanes controlistas pasan a formar parte de toda esa parafernalia burocrática que muy poco o nada tiene que ver con las sufridas demandas ciudadanas.

No se trata empero de repetir antiguos y en gran parte fracasados intentos reformistas sino encontrar los instrumentos técnicamente viables para fortalecer con su aplicación toda posibilidad y voluntad de cambio utilizando ingeniosa y muy profesionalmente la máxima flexibilidad legal que permita la implementación inmediata de toda disposición oficial que conduzca a la modernización del aparato estatal.

No tenemos que esperar la dación de normas complementarias y reglamentos -que muchas veces ni se emiten - cuando la claridad e intencionalidad de las leyes no dejan dudas de la pretensión del legislador y si en algunos casos son requisitos imprescindibles nada nos impide emitir directivas que acomoden y aproximen a la organización hacia la finalidad o razón de ser de estas leyes marco de reforma y modernización del estado.

Con estos planteamientos debería quedar descartada cualquier pretensión que trate de insistir en mantener un modelo weberiano que ya no responde a las sentidas demandas  del servicio público.

 Sin embargo, en clara contradicción con la voluntad de cambio que reflejan estas Leyes Marco se continúan aprobando estructuras y procedimientos que constituyen flagrantes atentados contra la eficiencia y eficacia que sumados a prácticas a todas luces improductivas resultan insalvables obstáculos para la pretendida institucionalización de una gerencia pública que responsablemente garantice el mejoramiento del quehacer estatal.

Tenemos que aceptar entonces que ni la legislación vigente sobre reforma y modernización del estado ni el resto de normas han sido asimiladas .

La incapacidad o negligencia de los responsables técnicos se tornan en serias trabas que se contraponen con el urgente cambio que requiere la administración pública para salir de la situación de lentitud e ineficacia que la viene caracterizando y que la convierte en el centro de justificados rechazos y críticas por su permanente y arraigada inoperancia.

No podemos argumentar entonces carencias de políticas públicas sobre reforma y modernización pues sólo estaríamos disfrazando impericias, y ocultando actitudes pusilánimes de parte de funcionarios que no ocultan su desgano ni su falta de compromiso funcional y que por el contrario evidencian no tener el menor ánimo para constituirse en firmes catalizadores del cambio real

 y auténtico que vienen reclamado los ciudadanos y ciudadanas quienes defraudados y desalentados ven como prevalece la incompetencia e indolencia entre los operadores del servicio municipal, constatando  como se duplican las funciones, como se aprueban complicadas y sobredimensionadas estructuras orgánicas, como se cubren cargos directivos sin llevar a cabo el más elemental proceso de selección,  como rigen enrevesados y enmarañados procedimientos etc.

Una propuesta  - que no deja de ser interesante porque facilita la participación ciudadana  - es que la sociedad civil debidamente representada exija a las autoridades de los gobiernos municipales participar en los procesos de selección y posterior evaluación del desempeño del personal gerencial ya que de este nivel jerárquico dependen en gran medida que los servicios cubran realmente las expectativas de la comunidad vecinal y demande también la transparencia de las escalas remunerativas con el propósito de verificar la coherencia técnica y racionalidad presupuestal de los haberes que perciben los funcionarios y directivos municipales.

Funcionarios inexpertos carentes del debido grado de honorabilidad, sin la necesaria formación académica, desprovistos de las habilidades y competencias técnicas y personales pertinentes –pero con altas remuneraciones-  solo traen confusión, corrupción, más gasto y un pésimo servicio.

Tienen pues todo el derecho los vecinos de exigir que los administradores municipales -cuyas remuneraciones y bonificaciones solventan con sus tributos- sean seleccionados entre los más competentes.

Concluyo este artículo recomendando a los Gerentes Municipales, verifiquen si el ROF, estructuras orgánicas y CAP han sido formulados teniendo en cuenta las pautas y lineamientos previstos en la Ley Marco de Modernización de Gestión del Estado Ley N° 27865; Ley Marco del Empleo Público Ley N° 28175; Ley de Jerarquía y Remuneraciones de Altos Funcionarios y Autoridades del Estado Ley N° 28212 y DS N° 043-2004-PCM .

La Ley Marco del Empleo Público, Ley N° 27865 se encuentra vigente en toda su integridad conforme a lo establecido por el Tribunal Constitucional según sentencia recaída en el expediente N° 008-2005-PI/TC.

El Decreto Supremo N° 043-2004-PCM que aprueba los Lineamientos para la Elaboración y Aprobación del Cuadro Para Asignación de Personal (CAP) también es de aplicación obligatoria conforme lo ha señalado reiteradas veces la Presidencia del Consejo de Ministros. (PCM).

En todos los casos téngase en cuenta que el artículo 109° de la Constitución Política dispone que la ley es obligatoria desde el día siguiente de su publicación en el Diario Oficial El Peruano salvo disposición contraria de la misma ley que posterga su vigencia en todo o en parte.

En este contexto se encuentran obviamente todas las Leyes y Decreto Supremo citados en el presente artículo.

Finalmente consideramos muy importante hacer hincapié que la próxima Ley General del Empleo Público, que se encuentra ad-portas de entrar en vigencia reúne  toda la normativa relacionada con las leyes de desarrollo previstas en la Segunda Disposición Transitoria de la Ley Marco del Empleo Público, Ley Nº 28175.

Nos estamos refiriendo a la Ley de la Carrera Administrativa; Ley de los funcionarios públicos y empleados de confianza; Ley de gestión del empleo público y Ley de incompatibilidades y responsabilidades.

La Ley del sistema de remuneraciones del empleo público también -enunciada en esta Ley Marco- debería formar parte de esta Ley General aun cuando se sujeta a decisiones de carácter presupuestal que varían anualmente .

Esta Ley General del Empleo Público modificará radicalmente todo el panorama laboral público.

 Por ello estamos obligados a dar los primeros pasos ordenando a tiempo nuestro actual sistema administrativo y  de personal para no quedar alejados o desfasados de los grandes cambios que afectará al empleo y función públicos.

El Sistema de la Carrera Administrativa será reemplazado por modernos dispositivos que promocionan la profesionalización.

Aparece un Régimen Especial de Alta Gerencia Pública. Se sustituye la vigente clasificación de cargos y grupos ocupacionales. Se perfeccionan todos los procesos técnicos de la administración de personal instaurándose nuevos instrumentos de gestión en Recursos Humanos etc.

La Ley General del Empleo Público debidamente concebida proyectará  toda una revolución a favor de la reforma y modernización de la Administración Pública en el Perú; de ser así,  exigirá la presencia de Directivos y Gerentes profesionales que estén a la altura de los grandes y significativos cambios que resultarán de su implementación.
[http://www.gestiopolis.com/estilos/cierre-lectura.htm]Lic.RRII Germán Maraví Mustto - germanmaraviarrobayahoo.com.mx

Licenciado en Relaciones Industriales. Estudios de Maestría en Gobernabilidad y Desarrollo Organizacional por la UIGV. Postgrado en Administración por la Nortwood Institute de Midland-Michigan - ISLACAP- División Perú. Especialista Postgrado en Derecho Administrativo registrado en el Colegio de Abogados de Lima. Postgrado en Administración y Gerencia Pública en el Centro de Altos Estudios Nacionales ( CAEN) Diplomado en Organización y Administración de Empresas por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Gerencia Estratégica del Potencial Humano - ESAN. Gerencia Estratégica de Recursos Humanos - SEMINARIUM- PERÚ. Otros estudios especializados y actualizados en Recursos Humanos y Legislación Laboral. Profesor Universitario del Curso Gestión de Personal en el Sector Público Facultad de Relaciones Industriales de la Universidad San Martín de Porres.

[http://www.gestiopolis.com/estilos/fondo-contenidos.htm]

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.