Compromiso e involucramiento

Autor: Grupo Kaizen

Calidad

11-2005

Hoy día vemos que muchas organizaciones sean de carácter público o privado sufren un estancamiento que les impiden afrontar los cambios que se dan permanentemente en el entorno.

Para enfrentar esos cambios, desarrollan un plan estratégico, se proponen objetivos y metas y se plantean muchos proyectos o planes, lo cual queda en muy buena intención, por la falta de compromiso e involucramiento de gran parte de sus miembros.

La mayoría de las personas involucradas se manifiestan permanentemente sobre la necesidad de un cambio, de una reestructuración de los procesos, de cambios de paradigmas etc., y son tan vehementes en su disertación que motiva a muchos otros a manifestarse de igual forma, al final todos exigen la necesidad del cambio, algunos son elegidos como representantes del grupo.

Ante tal euforia se creería que con tanto deseo de cambiar, se podría contar con cantidad de personas para trabajar en el mejoramiento de esos procesos. La verdad es que no es así.

Son siempre los mismos, los que trabajan de forma callada y constante sin recibir halago o con el propósito de figurar.

Eso nos recuerda el famoso cuento del cerdo y la gallina, cuando ambos fueron invitados a un desayuno; el cerdo se sentía bastante mal, no quería participar, la gallina por su parte muy contenta lo incitaba a que fueran, pues sabía que el desayuno sería de lo mejor. Ante su insistencia el cerdo le preguntó, ¿sabes por qué nos invitan?, porque somos el desayuno, pero con la diferencia en que tu estás involucrada en cambio yo estoy comprometido, el desayuno consiste en huevos con jamón.


Estar comprometido es casi dar la vida por aquello en que uno cree, porque se está convencido y en ningún momento da un paso atrás. El involucramiento es simplemente convertirse en un mero observador del cambio. Algunos(as) son como las gallinas por su pobre nivel de involucramiento y su ausencia de compromiso, pero lo que es más aún, como la gallina cuando ponen un huevo lo cacarean tanto para que todo el mundo se de cuenta, se imagina uno por el escándalo que hacen, que es un huevo del tamaño del de un avestruz, cuando se ve, no era para tanto.

Por otro lado tenemos a las tortugas, que van despacio, son constantes y perseverantes, sin mucho ruido y en la oscuridad de la noche sin que nadie las vea, ponen cantidad de huevos, y muchos hemos visto las tomas en la TV, como derraman lágrimas en el proceso. Pero las tortugas, como aquellos que trabajan de tal forma, en silencio, sin ruido tienen muchos depredadores, que están listos para destruir un trabajo, para minimizar un resultado, para servirse de lo que otros producen.

Queda en cada uno de nosotros, decidir si realmente estamos comprometidos o únicamente somos meros observadores, sin dejar huella en cada una de nuestras instituciones.
 

Grupo Kaizen - kaizenarrobagrupokaizen.com , http://www.grupokaizen.com

GRUPO KAIZEN S.A. Contribuimos en la mejora de la posición competitiva de nuestros clientes por medio del mejoramiento continuo de su productividad.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.