Venezuela y su actual política de comercio exterior

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas 

Comercio internacional

07-2005

RESUMEN

La política Exterior Venezolana en es tos últimos años se ha dinamizado más de acuerdo a la visión que el actual gobierno tiene sobre de cuál debe ser su rol para participar activamente en los escenarios internacionales y sacarles provecho a la ventaja, en nuestro caso a la comercialización del petróleo y sus derivados, así como de otros productos básicos con que cuenta como el oro, aluminio, por ejemplo. A través de este artículo se analiza cuál es esa política de comercio Exterior, especialmente cómo la perciben los especialistas de mercadeo, de tal manera que se detecte sus ventajas y debilidades. Desde luego hay opiniones encontradas de acuerdo a la percepción de cada uno en función de los objetivos que se buscan.

APRECIACIONES, ALCANCES Y SUGERENCIAS

Jesús Tortolero Freites quien es participante del Programa de Postgrado Mercadeo de Faces nos proporciona su propia opinión señalándonos cómo el considera la realidad actual, al respecto cita, que cuando se habla de política Exterior debemos tomar en cuenta que no solo se habla de las relaciones diplomáticas de Estado a Estado, que se realizan a través de las diferentes delegaciones diplomáticas y embajadas si no también esto se refiere al rumbo que debe fijar el gobierno en cuanto a las políticas de Comercio Exterior que regirán su manera particular de llevar las relaciones comerciales entre los países amigos, vale decir, que esto es muy importante ya que de la acertada o desacertada manera en que se manejen estas políticas comerciales dependerá en grado sumo la estabilidad de la balanza de pagos y por ende la contribución de esta situación a el desarrollo general del país que como sabemos depende de las relaciones internacionales, hoy en día con la llamada o conocida globalización se percibe al mundo como una aldea global, es importante señalar entonces que es en manos del gobierno a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y del presidente mismo que reposa el éxito comercial de nuestros país en el extranjero si se saben aprovechar las ventajas comparativas que nos proporciona ser un país caribeño con una posición geográfica envidiable y con muchas facilidades marítimas.

Tortolero, comenta además, que la política de Comercio Exterior Venezolana en estos momentos ha dado un cambio radical que está siendo muy dañina para nuestras relaciones con los Estados Unidos que ha sido nuestro principal socio comercial por décadas. Venezuela está, claramente, poniendo en marcha una política exterior que pretende reforzar un acercamiento con países tan lejanos y sin ninguna vinculación comercial y cultural como lo seria estrechar las relaciones con China, Rusia y la Unión Europea con la finalidad de abrir nuevos mercados y, sobre todo, alejarse de los Estados Unidos. Sin tomar en cuenta que por solo citar un ejemplo casi todo el parque automotor Venezolano es de origen Norteamericano, sin dejar de mencionar el parque industrial, entonces como se pretende de la noche a la mañana imponer políticas comerciales contrarias a los intereses de la nación y del pueblo al mismo tiempo, que se pretende reforzar el proceso de integración latinoamericana.

Adicionalmente Venezuela ha establecido una alianza estratégica con Cuba al firmar un convenio por el que ambos países se comprometen a aplicar los principios de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) a sus relaciones bilaterales acuerdo este que la mayoría de los países han desestimado unos y otros han rechazado de plano .que por demás nos aísla de los otros países y no tiene justificación alguna que un país como Venezuela establezca este tipo de acuerdo con un gobierno en descrédito y que no aporta ningún beneficio para nuestro país, por el contrario no esta costando bastante dinero mantener la precaria economía cubana.

Como ya mencionaba anteriormente ha iniciado un proceso de acercamiento a dos países, Rusia y China, Con Rusia ha llegado a un acuerdo de inversión de 500 millones de dólares en una planta destinada a producir aluminio en Venezuela y a la creación de empresas conjuntas en el sector petrolífero y del gas natural. Esos son los acuerdos concretos, pero se está trabajando en un plan para los próximos cinco años que contempla una inversión de 40.000 millones de dólares en la industria petrolífera y gasística (en las áreas de exploración y explotación, así como de construcción de refinerías y desarrollo de nuevas tecnologías).

Con China ya hay acuerdos de cooperación económica, técnica y comercial y están ubicadas en Venezuela 11 empresas con capital mayoritario chino que trabajan en el ámbito de las manufacturas, las infraestructuras (entre las que destaca el conectar la red de ciudades intermedias que van desde San Cristóbal hasta Pedernales con la salida al Atlántico y con una derivación que va desde la frontera con Colombia y Paraguachón, un proyecto que prevé la construcción de 2.000 kilómetros de carreteras para enlazar el Oriente y el Occidente de Venezuela con una carretera multimodal que implicará la construcción de autopistas, vías férreas, oleoductos y una red de transmisión eléctrica y cuyo punto de partida será la zona cercana a la confluencia de los ríos Orinoco y Caroni, en el estado de Bolívar). El montante total de todo ello se acerca a los 1.500 millones de dólares.

La nueva política exterior de Venezuela se ha acercado a España, donde dicen que se van a construir buques-tanques con capacidad para transportar 130.000 metros cúbicos de crudo, se repararán en los astilleros españoles los buques de Petróleos de Venezuela y se van a ampliar las concesiones de explotación de gas natural y de petróleo a Repsol-YPF, entre otras medidas; a Irán, con quien se han establecido acuerdos de cooperación –sobre todo el maquinaria agrícola y de telecomunicaciones-, a Qatar, con quien se han establecido acuerdos de comercialización de gas natural, y a Libia.

Junto a todo ello, el gobierno de Venezuela ha llegado a acuerdos con la República Dominicana, Paraguay, Bolivia y Chile para comerciar con hidrocarburos en condiciones preferenciales, semejantes a las que existen entre Venezuela y México con otros países del Caribe y de América Central desde los años 80 y que consisten, a rasgos generales, en otorgar créditos blandos para pagar la factura petrolífera por parte de aquellos países que no tienen petróleo y soportan una factura elevada en función de los precios internacionales; a propuesto a países como Trinidad y Tobago (que sí produce y exporta petróleo y gas) la creación de una compañía conjunta, Petrocaribe y a Brasil la creación de una macro-compañía, Petroamérica, que surgiría de la fusión de Petróleos de Venezuela y Petrobras. Para cerrar el círculo, Venezuela, en su condición de miembro asociado, ha propuesto también a los países del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) –del que forman parte desde 1991 Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y al que también pertenecen como miembros asociados Bolivia, Perú y Chile-, la constitución de una única compañía petrolífera en estos países que se denominaría Petrosur como un nuevo cimiento del proceso de integración latinoamericana que se está poniendo en marcha. Todos estos proyectos a mi humilde entender se realizan sin establecer las prioridades de nuestro país tomando en cuenta la situación geográfica o las ventajas comparativas de nuestra nación basándose solo en caprichos personalistas para alejarnos de nuestros socios naturales. Además todas estas utópicas asociaciones, a mi juicio tienen solo un interés político y no se basan en el aspecto económico inherente a cada nación.

No obstante todas las afirmaciones anteriores las exportaciones petroleras han superado ampliamente a las exportaciones no petroleras. Estas últimas han mantenido un comportamiento que podría considerarse constante en el tiempo.

Esta es una situación que no ha cambiado en décadas y que nos señala claramente que nuestro país sigue siendo un país dependiente del petróleo y su exportación y estas riquezas son las que ha permitido la conformación de la supuesta nueva Política Comercial que anteriormente relatábamos, no obstante podemos señalar que entre los productos más destacados dentro de las exportaciones no petroleras están: productos de hierro, aluminio, productos químicos, combustibles minerales, pescados, moluscos, crustáceos y sus preparados, cemento, materias plásticas artificiales, mineral de hierro. Los principales mercados de colocación de nuestros productos petroleros y no petroleros son los Estados Unidos, Colombia y México. (Razón de mas para no entender por que ese interés en cortar relaciones comerciales con USA) En cuanto a las importaciones, tenemos que éstas no han dejado de crecer en estos últimos 10 años. A pesar de ello, los flujos de ingresos provenientes de las exportaciones petroleras han producido resultados positivos en cuenta corriente. Los movimientos de las importaciones están directamente vinculados con las variaciones del PIB, es decir en la medida en que la economía venezolana ha crecido, sus importaciones han aumentado y viceversa.

Dentro de las categorías de los bienes importados por Venezuela, los que poseen una mayor importancia relativa son los bienes intermedios, los cuales son utilizados en el proceso productivo de las distintas actividades desarrolladas en el país. Los principales mercados para la compra de nuestras importaciones son los Estados Unidos, Colombia y Brasil.
 

Ing. Carlos Mora Vanegas  - cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve ; camv12arrobahotmail.com 

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)
Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.