Mercados de futuro finanzas internacionales

Autor: Dora Linares  y otros

Comercio internacional

09-2005

MERCADOS DE FUTURO

ENTORNO DONDE SE DESARROLLA EL TEMA

¿Qué mercados futuros existen en el mundo?

Los contratos de futuros pueden suscribirse sobre productos agrícolas (trigo, café, soya), minerales (oro, plata, cobre, petróleo), activos financieros (índices de precios de acciones, instrumentos de renta fija, tasas de interés) y monedas, requiriéndose necesariamente una estandarización de la cantidad y calidad del producto que se negocia.

¿Quiénes participan en los mercados de futuros?

Las personas o empresas que participan en los mercados de futuros pueden dividirse en dos categorías:

a) Hedgers: Son aquellos agentes que desean protegerse de los riesgos derivados de eventuales fluctuaciones en los precios de los productos que lo afectan, de los instrumentos financieros que conforman sus activos, o de las monedas extranjeras en que han pactado sus transacciones o compromisos. En consecuencia, los hedgers son adversos al riesgo.

b) Inversionistas en general: Son agentes que están dispuestos a asumir el riesgo de la variabilidad en los precios, motivados por las expectativas de realizar una ganancia de capital. El reducido monto de inversión necesario para operar en este mercado es un incentivo para los inversionistas que desean actuar en él.


Para los hedgers, el futuro representa una protección en la rentabilidad de sus negocios contra perjuicios que pudieran ocurrir si el precio de un activo o producto se moviera en sentido contrario al esperado.

A modo de ejemplo, una empresa que tiene una deuda en dólares y cuyos ingresos son en bolivianos desea protegerse de los peligros de una devaluación. Para ello deberá comprar contratos a futuro de dólares, lo que le permitirá fijar durante el período de vigencia del contrato el tipo de cambio al cual deberá pagar su deuda.

Alternativamente un inversionista institucional que mantiene una cartera de acciones, podrá tomar una posición vendedora en el mercado de futuro de índices de acciones con el objeto de proteger la rentabilidad de su cartera ante la eventual baja generalizada en los precios de las acciones.

Por otra parte, los inversionistas que desean obtener una rentabilidad adecuada en este mercado pueden realizar variadas estrategias operacionales aprovechando el efecto multiplicador que tiene el hecho de exigirse sólo un porcentaje del compromiso total.

De hecho, como el abono de margen inicial para la apertura de un contrato de futuro representa sólo una fracción de éste, una pequeña variación de precios puede resultar en una considerable ganancia o pérdida en relación al depósito inicial.

Los mercados de futuros son de características tan particulares que requieren un seguimiento diario de la evolución de precios y del volumen negociado. Incluso, cuando el mercado se presenta inestable este control debería realizarse hora a hora, ya que las fluctuaciones de precios pueden tener un impacto considerable en las posiciones del inversionista.

RESEÑA HISTÓRICA

Los mercados de futuros han sido desarrollados para ayudar a los intervinientes de la cadena comercial de granos a mejorar sus prácticas de comercialización y de compras.

La importante variación de precios que genera una oferta estacional determinada por la época de cosecha y una demanda constante a lo largo del año, las inadecuadas instalaciones para almacenar la mercadería, las disputas entre compradores y vendedores por la falta de clasificación y de normas de peso y medida hizo evidente la creación de un mercado amplio y disponible para todos los compradores y vendedores, los mercados de futuros.

La existencia de estos mercados data de la antigüedad ya que en China, Arabia, Egipto e India se operaba con muchas de las características actuales.

El primer uso registrado de estos mercados fue en Japón en el año 1697. En la era de Tokugawa, los señores feudales debían pasar medio año en Edo (actual Tokio), donde estaba localizado el gobierno, a fin de que el emperador los vigilara y así evitar una rebelión. En esa época la renta era pagada en arroz y a los señores feudales se les obligaba a mantener dos casas de depósito una en el campo y otra en la ciudad. Como frecuentemente debían hacer frente a alguna emergencia, comenzaron a emitir tickets (certificados de depósito). Los comerciantes comenzaron a comprar esos tickets para anticiparse a necesidades (cobertura).

Los recibos fueron administrados primero por oficiales públicos y después por los mismos comerciantes. Con el tiempo los mercaderes comenzaron a avanzar hacia la venta de tickets y hacia el crédito. En breve muchos comerciantes se volvieron ricos.

Uno de ellos fue Yodoya, quien en Osaka domino todo el comercio de arroz. Su casa se volvió el centro donde muchos comerciantes se reunían para cambiar información y negociar. El precio de Yodoya fue considerado el prevaleciente en Osaka. Podemos decir que este fue el primer mercado de mercaderías, formado en Japón alrededor del año 1650. En 1697 Yodoya se trasladó a Dojima y de ahí en más se conoció su casa como el “Mercado de arroz de Dojima”. La característica de este mercado es que solo permitía transacciones a futuro. En 1730 el imperio reconoció este mercado que había sido desarrollado por un comerciante. El mercado fue declarado legalmente permitido y protegido por las altas autoridades del imperio. Tenía reglas sumamente ordenadas y claras y es el antecedente directo de los mercados de futuros tal como lo conocemos hoy. En ese mismo siglo ya existían en EE.UU. mercados domésticos de mercancías, pero fue en el año 1848 la fundación de la Chicago Board of Trade, hoy el mercado de futuros más importante del mundo.

La producción de cereales y oleaginosos alcanzó volúmenes importantes que generaban saldos exportables significativos y no existía una cotización que reflejara el valor de los productos como así tampoco las condiciones en que se debía negociar las cosechas, se aprueban en el año 1907 los Estatutos de la Asociación de Cereales de Buenos Aires. Se realizaba una rueda diaria de 11:30 a 12:30 de lunes a sábado, cotizando Lino, Trigo y Maíz en contratos de 100 tons.

DESCRIPCIÓN DEL TEMA

Mercado de Futuro

El Mercado de Futuro es aquel en el cual se transan contratos en los cuales las partes se comprometen a comprar o vender en el futuro un determinado bien (producto agrícola, mineral, activo financiero o moneda), definiendo en el presente la cantidad, precio, y fecha de vencimiento de la operación.

Por ejemplo si usted compra un contrato de un producto en enero que tiene vencimiento en mayo, a un precio de $ 1.000, significa que se compromete a recibir una cantidad predefinida de ese producto en la fecha de vencimiento, por la cual deberá pagar $ 1.000.

En la práctica, un porcentaje muy pequeño de todos los contratos de futuros llegan al vencimiento, dado que en cualquier momento antes de esa fecha, el compromiso de comprar o vender puede ser extinguido realizando la operación inversa en la Bolsa. En ese caso, la diferencia entre el precio al que fue abierto el contrato y el precio al que se realizó la operación inversa representa la utilidad o pérdida de su participación en futuros.

Papel que cumple la Bolsa

La Bolsa de valores es el lugar físico donde se efectúan las negociaciones, facilitando además los medios necesarios para que éstas se realicen eficientemente.

La Bolsa realiza también la reglamentación y el control del Mercado, y entrega a éste y a los inversionistas la más amplia y oportuna información para la toma de decisiones.

Las operaciones de futuros se realizan a través de los Corredores de Bolsa, quienes son los intermediarios debidamente registrados y sirven de nexo entre los clientes y la Bolsa.

A diferencia de una operación en el mercado contado, en que se requiere entregar el monto total de la operación o tener la cantidad total del activo negociado, en las transacciones de futuro sólo se debe entregar un margen inicial correspondiente a una fracción del monto total de la operación lo que tiene un efecto multiplicador importante sobre las ganancias o pérdidas de las transacciones de futuros.

Margen inicial.- Es un monto fijo de dinero que equivale a un porcentaje del valor de los contratos, que los clientes deben entregar en la bolsa por cada interés abierto que mantengan en el mercado de futuro. El margen inicial puede ser constituido en dinero, instrumentos de renta fija e intermediación financiera y otros instrumentos de gran liquidez.

Margen de variación.- El valor de una posición de futuro es actualizado diariamente llevándolo al precio de cierre de mercado. La diferencia neta del cambio de precio es debitada de la cuenta corriente de la posición con pérdida y abonada en la cuenta de la posición con ganancias.

Las pérdidas que se produzcan deben ser entregadas diariamente en dinero, en tanto que las ganancias también serán pagadas diariamente en dinero.

¿Cómo se liquidan los contratos de futuro?

El proceso de liquidación puede ser realizado anticipadamente o al vencimiento. Anticipadamente se efectuará mediante la ejecución de una operación a futuro inversa a la determinada en el interés abierto, es decir, realizar una compra cuando se tiene una posición vendedora o una venta cuando se tiene una posición compradora. Esta liquidación puede significar una disminución total o parcial del interés abierto.

Al vencimiento del instrumento en cambio, se liquidan en forma definitiva todos sus intereses abiertos, utilizando para la valorización y determinación de las pérdidas y ganancias, el precio de referencia del mercado contado del activo objeto.


Mercados financieros sobre commodities

El término commodity equivale a materia prima, es decir, a material en crudo, sin procesar, abarcando un amplio espectro de productos agrarios, metálicos y energéticos, aunque también incluye a los activos propiamente financieros.

Un mercado financiero en materias primas no está obligatoriamente vinculado con la entrega del físico. La finalidad genuina es el comercio sobre papel donde se documentan las operaciones para conseguir un fin de cobertura o especulativo pero se liquidan con el objeto de obtener beneficios o pérdidas en dinero. La adquisición del físico se realiza normalmente en el mercado de contado.

Las condiciones que debe cumplir una materia prima para poder ser negociada en un mercado de futuros son:

1.- Debe haber volatilidad en el precio: si no hay volatilidad no existe riesgo en tal negociación, ni existe la posibilidad de un beneficio especulativo. No todas las materias primas tienen suficiente volatilidad.

2.- Debe ser suficientemente homogénea: la homogeneidad de la materia prima va a permitir que pueda ser contratada conforme a unas características bien definidas, es decir que puedan ser estandarizadas en las condiciones de calidad y entrega. Esta fue una limitación importante en la implantación de mercados de futuros en el sector cárnico.

3.- Debe tener una estructura de mercado competitiva: se requiere un gran número de compradores, vendedores y operadores. A su vez se requiere un volumen de negociación que permita soportar el mercado de futuros.

Los mercados de futuros tiene un importante papel como servicio de información.

Es un hecho reconocido que los mercados de futuros mejoran la calidad y cantidad de información sobre una determinada materia prima negociada y permiten mayor eficiencia en la información de precios.

Funcionamiento del Mercado a Término de Bs. As. S.A. (MAT)

El MAT establece y hace cumplir las reglas , que deben ser aprobadas y fiscalizadas desde el 17/9/93 por la Comisión Nacional de Valores con la intervención de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación en las cuestiones relacionadas con la naturaleza específica del producto que se trate, para asegurar que la operatoria se desarrolle en un marco de absoluta transparencia. Por este motivo las transacciones en la rueda de operaciones se realizan a viva voz. Una de las ventajas de este sistema es que el precio se hace público y de esta manera los vendedores están seguros de tener un gran número de compradores compitiendo entre sí, y los compradores , un gran número de vendedores.

La Rueda de operaciones es la reunión de los operadores, en el recinto del MAT, en los días y dentro del horario que fija el Directorio del mercado. Allí cualquier operador puede aceptar una oferta de venta o una oferta de compra simplemente voceando la palabra ANOTE, con lo que la operación queda concertada. En ese mismo momento el precio de dicha operación se publica en la pizarra electrónica del salón de operaciones, pudiendo los operadores contar con la información y total transparencia en los precios. Las cotizaciones del MAT son una fuente referencial insoslayable para la toma de decisiones.

Los únicos que pueden registrar operaciones en el MAT son los accionistas del mismo, quienes deben cumplir con todas las reglas establecidas por el mercado. Cualquier violación a las mismas lo hará pasible de severas sanciones o resultar incluso en la suspensión o la revocación de los privilegios para operar.

Para ser accionista del MAT es requisito indispensable ser socio de la Bolsa de Cereales de Bs. As., además deberá ser aceptado por el Directorio. Cada accionista no puede ser titular de más de tres acciones. Entre una sociedad, sus miembros, gerentes, apoderados y empleados, no podrán tener más de ocho acciones.

Quienes no sean accionistas del MAT podrán registrar operaciones a través de los mismos, siempre y cuando estos estén autorizados a registrar operaciones por cuenta y orden de terceros. Por ej. corredores, etc.

El MAT no influye en el proceso de formación de precios, no es ni comprador, ni vendedor de contratos; estas funciones están reservadas a los operadores que representan la oferta y la demanda.

El MAT es una entidad que registra y garantiza operaciones de futuros y opciones.

Contratos cash, forward y a futuro

El contrato cash es aquel en el cual un comprador y un vendedor acuerdan el precio de un producto de una determinada calidad y cantidad para su entrega inmediata.

La calidad y la cantidad de la mercadería y los términos de entrega son acordados entre comprador y vendedor. El cumplimiento del contrato depende de la buena fe de ambos.

El contrato forward es aquel en el cual el vendedor acuerda entregar un producto al comprador en una determinada fecha futura. Cuando se pacta el contrato ambos acuerdan tanto la calidad y cantidad de la mercadería como el momento y lugar de entrega y el precio. En este caso, al igual que el contrato anterior, el cumplimiento depende de la buena fe de ambas partes.

El contrato a futuro es aquel por el cual se adquiere el compromiso de entregar o recibir mercadería de una determinada cantidad y calidad en un lugar, mes futuro y precio también determinado.

Si bien el contrato forward y el contrato de futuros son contratos entre dos partes, para entregar una mercadería en una fecha futura, en este último la cantidad, calidad, fecha y lugar de entrega están estandarizadas. El precio es lo único que se negocia.

La contraparte de los intervinientes es el mercado de futuros que garantiza el cumplimiento del mismo. La negociación se efectúa diariamente en la rueda de operaciones.

La Cobertura

La cobertura es una protección de precio con el propósito de minimizar las pérdidas en la producción, almacenamiento, procesamiento y comercialización de un producto.

Esta protección se logra comprando o vendiendo contratos de futuros.

La cobertura con contratos de futuros compensa la posición en el mercado físico o cash con una posición opuesta en los mercados de futuros. Al no utilizar el beneficio de la cobertura provista por los mercados, un productor, acopiador, cooperativa, procesador o exportador esta especulando en el mercado cash.

La razón de que se cubran las posiciones cash con las posiciones de futuros se debe a que los precios cash (precio actual del producto) y los precios futuros (precio negociado entre compradores y vendedores en un mercado de futuros) varían en la misma dirección, aunque no en la misma magnitud, y además porque a medida que se aproxima el vencimiento de un contrato de futuros ambos precios tienden a converger. Este movimiento de precio paralelo se manifiesta en sí mismo porque ambos mercados (cash y futuro) están influenciados por los mismos factores hacedores de precios.

Hay dos tipos de cobertura: la de venta y la de compra. La cobertura de venta las utilizan quienes tratan de proteger el precio de venta futuro de un producto contra una posible baja del mismo. Esta cobertura es utilizada por un productor para sus cultivos o por un operador de silos que esta almacenando granos.

La cobertura de compra la utilizan aquellos que tratan de proteger el precio de compra futura de un producto ante una posible suba. Puede ser utilizada por un operador de silos que aún no compro granos o por un exportador para cubrir el costo de los productos que se comprometió a entregar en el exterior.

Cancelación de los contratos de futuros

Los contratos de futuros se pueden cancelar de dos formas:

a) Por compensación.

b) Con la entrega de la mercadería.

Cancelación por compensación

La cancelación por compensación consiste en realizar un contrato de futuro tomando una posición opuesta a la del contrato que se quiere cancelar. Por ejemplo un productor vende un contrato de trigo enero; para cancelarlo por compensación deberá comprar trigo enero. Con esta última operación cancela su operación de venta original desligándose del compromiso asumido con el mercado de futuros.

Un exportador compra maíz mayo; para cancelar ese contrato por compensación deberá vender maíz mayo.

Esta forma de cancelar los contratos se basa en el comportamiento de los precios del mercado cash o contado y del mercado de futuros. Recordemos lo dicho anteriormente sobre el comportamiento de los precios en ambos mercados:

1.- los precios del mercado de contado y del futuro oscilan en la misma dirección, aunque no en la misma magnitud.

2.- a medida que se aproxima el mes de vencimiento del contrato de futuros, ambos precios tienden a converger, es decir que la diferencia es prácticamente nula.

Observando la figura , podemos confirmar lo expuesto anteriormente para la posición trigo marzo 98 en el puerto de Bs.As., comparado con el valor del trigo en el contado.
 

 
Generalmente los precios de futuros son mayores a los precios de contado, tales diferencias reflejan el costo de mantenimiento para una entrega futura y el costo de transporte entre la ubicación del producto contado y el mercado de futuros. Por lo tanto al llegar la fecha de vencimiento del contrato de futuro, la diferencia deberá ser el costo de transporte de la mercadería.

Utilizando la cancelación por compensación nos desligamos del compromiso de recibir o entregar la mercadería a través del mercado de futuros, y lo único que obtenemos es un resultado por diferencia entre los precios de ambos contratos.

Esta diferencia se compensará con la operación que hacemos en el contado, entregando o recibiendo la mercadería en nuestra localidad o en el lugar negociado.


Cancelación mediante la entrega de la mercadería

La cancelación con la entrega de la mercadería se puede realizar únicamente en el mes de vencimiento del contrato.

En el MAT durante el mes del vencimiento del contrato y hasta la rueda anterior a las últimas cinco, el vendedor tiene la opción de manifestar o no su intención de entregar la mercadería a través del mercado, presentando un formulario la “Oferta de entrega”, donde manifestará el producto, la cantidad, lugar de entrega y si existe un entregador en representación de él. El MAT selecciona un comprador al azar permitiendo que en el transcurso del día venda la oferta de entrega, es decir que realice una cancelación por compensación. Si el comprador acepta la oferta, la devuelve al MAT para su registración.

Todos los contratos que al día de la primer rueda de las últimas cinco del mes estuvieran abiertos, se deben cancelar con la entrega de la mercadería, realizando el procedimiento desarrollado anteriormente.


La cobertura de venta

El objetivo de establecer una cobertura corta o de venta es proteger el valor de una cosecha o el valor de algún inventario realizando un contrato de venta en el mercado de futuros.

El propósito de esta operación en el mercado es actuar como substituto temporal de la venta del producto físico en una fecha posterior.

El que tiene una cobertura de venta es dueño, o pronto lo será, del producto físico, pero lo venderá en una fecha futura. Por ejemplo un productor de soja puede establecer una cobertura de venta para el mes de mayo, pero en realidad todavía no es dueño de la soja porque no la cosecho. Un comerciante en granos puede establecer una cobertura de venta aunque todavía no recibió la soja, pero si conoce el precio de compra.

Como dichas personas tienen posiciones opuestas en los dos mercados -ha vendido en uno y comprado en otro- la fluctuación del precio en uno de los mercados, generalmente compensa la fluctuación en el otro mercado, debido a la relación paralela de los precios entre los mercados de productos físicos y futuros.


La cobertura de compra

El objetivo de establecer una cobertura larga o de compra es proteger el costo de un producto realizando un contrato de compra en el mercado de futuros.

El propósito de esta operación en el mercado es actuar como sustituto temporal de la compra del producto físico en una fecha posterior.

Esta cobertura es utilizada por exportadores, procesadores y acopiadores que fijan un precio para sus compras físicas en una fecha futura.

Al tener posiciones opuestas en los mercados de futuros y de contado cualquier fluctuación de precios en uno de los mercados, generalmente se compensa con la fluctuación en el otro mercado.


La Base

La diferencia entre el precio de un producto físico en particular y en un lugar determinado, y el precio de futuros del mismo producto se conoce como base.

Esta diferencia se debe a muchos factores y varía de un lugar a otro debido a que el precio cash no es el mismo en todas las localidades. Podemos enunciar los factores que influyen en la base local de un producto:

- oferta y demanda local del producto.
- oferta y demanda general de productos substitutos y precios comparables
- disponibilidad de transportes y equipos.
- estructura de los precios del transporte.
- disponibilidad de espacio de almacenamiento.
- factores de calidad y capacidad de acondicionamiento
- expectativas de precios
- tasas de interés


Fluctuaciones en la base

Las fluctuaciones en la base suelen ser menores que las fluctuaciones en los precios de contado y en los precios futuros. Esto nos permite establecer una estrategia de cobertura.

Si definimos a la base como la diferencia aritmética entre el precio del físico o cash y el precio del futuro, entonces mientras más positiva sea la base, mas alto será el precio del producto físico. Mientras más negativa sea la base, más bajo será el precio del producto físico.


Garantías

Los mercados de futuros al ser garantes de las operaciones registradas en la ruedas de operaciones, deben tomar ciertos recaudos para no poner en peligro su patrimonio social. Por esto los mercados de futuros establecen un sistema de garantías para minimizar el riesgo que corren como garantes.

Estos sistemas no necesariamente son iguales en todos los mercados, sino que cada mercado establecerá el sistema de garantías que estime conveniente.

El MAT adopto un sistema de garantías que consta de:

1.- Margen
2.- Diferencias

1 - El margen es una suma fija que los compradores y los vendedores de contratos de futuros deben depositar en sus cuentas para asegurar el cumplimiento del contrato.

Cuando la operación se cancela el MAT devuelve los márgenes depositados.

Se puede depositar los márgenes utilizando los siguientes instrumentos:

a) dinero en efectivo
b) avales bancarios
c) títulos públicos
d) plazo fijo transferible endosado a favor del MAT

2 - La diferencia es la cantidad de dinero que los compradores y vendedores de contratos de futuros deben depositar toda vez que se produzca una variación negativa con respecto a la posición tomada en el mercado.

Las diferencias se depositan únicamente en efectivo.

Los márgenes y diferencias son exigidas por el mercado a sus operadores, quienes son los únicos responsables del deposito de los mismos. No obstante ello estos podrán exigir a sus clientes la reposición de las garantías depositadas en el MAT.


ANÁLISIS DEL TEMA

¿Para qué sirven los Mercados de Futuros?

El objetivo básico de un Mercado de Futuros es ofrecer un mecanismo eficiente de protección de precios para personas o empresas expuestas a fluctuaciones adversas de precios en sus activos mas relevantes. En términos simples, los mercados de futuros hacen posible la transferencia de riesgos, que en su ausencia deberían asumir los propios agentes económicos.

Adicionalmente, debido a su naturaleza, las cotizaciones de los futuros reflejan los niveles de precios esperados para los próximos meses de los distintos activos, lo que otorga una muy buena información para la toma de decisiones de los agentes económicos y constituye una importante contribución a las proyecciones económicas y a la planificación financiera, tanto del sector público como del privado.

Finalmente, los futuros son atractivos instrumentos de inversión, dado que pueden presentar una rentabilidad considerable sobre los valores invertidos.

En el precio de futuros incorpora las expectativas del mercado sobre la evolución probable del precio del activo subyacente.

Sea una mercancía con un precio al contado S y un precio de futuros a un año de F. Supongamos que es posible contraer un crédito a un tipo de interés anual de r sin ninguna limitación. Suponiendo que no existen costes de almacenamiento de la mercancía, e ignorando márgenes, se puede afirmar que el precio de futuros es igual al precio al contado actual mas un componente adicional que tiene en cuenta los tipos de interés:

F = S(1+r). Si no se cumple esta identidad existiría la posibilidad de establecer arbitrajes. Supongamos que el precio de futuros se situara por encima de ese nivel, es decir, F>S(1+r); En este caso, un arbitrajista podría:

Vender un contrato de futuros y tomar prestados S dólares a un tipo de interés r y comprar una unidad de mercancía en el mercado de contado por el precio S. Estas operaciones se contrarrestan entre si, con un coste total cero. En el momento de expiración del contrato, se entrega la mercancía al precio acordado y se devuelve el principal del préstamo: S(1+r). El resultado es que el arbitrajista ganará un beneficio libre de riesgo: F - S(1+r).

Solamente una parte muy pequeña de los contratos de futuros que se celebran concluyen con la entrega del activo o mercancía negociado. La mayoría de los contratos se liquidan (ante la cámara de compensación) tomando una posición que los contrarreste antes de que llegue la fecha de entrega. Sea, por ejemplo, el comprador de un contrato de futuros que puede venderlo en cualquier momento antes de la fecha de entrega. De este modo, compensaría su posición en el activo subyacente, al disponer de contratos de compra y de venta.


CONCLUSIONES

Un contrato de futuros es un acuerdo para realizar un intercambio determinado en algún momento del tiempo. La fecha acordada de realización del intercambio difiere de la fecha del acuerdo.

Los euromercados han contribuido a crear un mercado mundial de capitales, en beneficio del crecimiento de la economía mundial. Sin embargo los distintos operadores pueden estar en desacuerdo sobre los valores de las opciones si difieren sobre la volatilidad futura del activo subyacente. Aunque la expresión negociar la volatilidad se asocia a la negociación de opciones, éstas son una apuesta sobre la volatilidad, si bien también son un instrumento de gestión del riesgo.

Los contratos de futuros son obligaciones contractuales por las cuales el comprador se obliga a pagar un precio negociado por la mercadería y el vendedor se obliga a entregarla por ese precio al momento de vencimiento del contrato.

Los términos que están estandarizados en el contrato son la calidad, cantidad, tiempo y lugar de entrega de cada producto. Lo único a determinar por las partes es el precio, el cual se negocia libremente entre compradores y vendedores.
 
Los mercados de futuros cumplen dos funciones económicas principales: descubren o informan acerca del precio futuro de un producto. De esta forma por ejemplo el productor que siembra trigo, sabe al momento de sembrar cual será el precio esperado al cual podrá vender su cosecha.

Permiten realizar transferencias de riesgo: Los llamados cubridores (o hedgers) pueden mediante una cobertura transferir los riesgos de fluctuaciones de precios a agentes especuladores que estén dispuestos a asumirlos. De esta forma los mercados de futuros permiten lograr una distribución eficiente del riesgo entre cubridores y especuladores.

Hoy en día existen una gran cantidad de contratos de futuros y opciones que se operan en los mercados de todo el mundo. Estos contratos van desde productos agrícolas hasta bonos del Tesoro, petróleo, oro, camarones congelados, fertilizantes, índices bursátiles, divisas y tasas de interés.



Si desea ver el trabajo en presentación de power point haga click en el vinculo:

MERCADOS DE FUTURO FINANZAS INTERNACIONALES
 

o

Dora Linares - dlinaresarrobaalfa.com.co 

Alexander Montoya;  Carmen Zambrano Alexander Montoya Carmen Zambrano

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.