Desafíos de El Salvador y Centroamérica

Autor: Rafael Ernesto Góchez

Política económica

27-01-2006

Estas líneas destacan los informes sobre el estado de El Salvador y de Centroamérica en desarrollo humano, elaborados por profesionales salvadoreños y centroamericanos en 1999, con el coauspicio del PNUD y la Unión Europea.

Los dos informes dan la oportunidad para que nos veamos en un espejo (de pies a cabeza), ya que los datos son ilustrativos y comprenden aspectos sociales, económicos, ambientales y políticos, por lo que, probablemente se constituirán en una referencia bibliográfica acerca de la situación en la que el país y la región terminan el siglo XX y sobre los desafíos que deben enfrentar las presentes y futuras generaciones, los gobiernos y las sociedades centroamericanas.

El informe nacional plantea que “visto integralmente, el desarrollo humano de los salvadoreños aparece con grandes carencias. Esta visión permite precisar que aunque el crecimiento económico y la estabilidad macroeconómica son sumamente importantes para el desarrollo, sólo constituyen un medio para el progreso de éste”. Cuando 1 de cada 5 salvadoreños no sabe leer ni escribir y 1 de cada 4 niños están desnutridos, cuando hay un sesgo desfavorable para la participación de la mujer en las actividades económicas y cuando los pobres rurales están desconectados del mercado (falta de caminos, agua potable y energía eléctrica), y la dotación de equipamiento social de que puede disponer una persona varía según la zona donde nació, las potencialidades del mercado sólo se desplegan para unos pocos. Uno de los problemas nacionales es la violencia, dado que en 1995 ocurrieron 7,877 homicidios intencionales, cifra que en un período de 10 años sería equivalente al número de víctimas ocurridas durante el conflicto bélico, 1980-1991.
[http://www.gestiopolis.com/estilos/primer-scroll.htm]
El informe regional reconoce que las condiciones de vida han mejorado y que algunos indicadores sociales se han estancado o retrocedido. La esperanza de vida de los centroamericanos pasó de 45.4 años en el quinquenio 1950-55, a un estimado de 68.9 años en el período 1995-2000, para una ganancia total de 23.5 años. Sin embargo, persiste una extendida pobreza. Tres de cada cinco viven en condición de pobreza y 2 de cada 3 viven en pobreza extrema. Otra fractura son las brechas subnacionales. Pareciera que los países están divididos entre zonas de alto y de bajo desarrollo humano. El número de veces que el valor del índice de desarrollo humano del departamento o provincia mejor calificado contiene el valor del peor calificado en ese mismo país, es de 2.3 para Guatemala (Guatemala 82.9 y Alta Verapaz 35.5), 2.1 para Honduras (Islas de la Bahía 78.7 y Lémpira 36.8), y 1.6 para El Salvador ( San Salvador 72.1 y Morazán 45.8).

El Salvador y Centroamérica están en 1999 en una mejor situación económica, social y política que en 1990. La paz ha sido alcanzada y avanza la democracia Hoy, ningún grupo social o político justifica la desigualdad social en nombre de la estabilidad política y la seguridad nacional.. La tasa de crecimiento económico fue de 3.8 por ciento para el conjunto de países centroamericanos (1994-98). Los flujos comerciales intrarregionales en C.A. han aumentado su nivel, el cual se aproxima al que había en los años 70.

La degradación del agua y la urgencia de enfrentar la vulnerabilidad socioambiental evidenciada por el huracán Mitch, son señalados en ambos informes. Conviene desarrollar una política de cooperación activa entre los países centroamericanos en lo relativo al manejo integral y transfronterizo de la cuencas compartidas v.g. los departamentos con menor desarrollo humano en El Salvador son asimismo los que comparten recursos naturales estratégicos: río Paz con Guatemala, cuenca del Lempa con Guatemala y Honduras, y Goascorán y Golfo de Fonseca con Honduras y Nicaragua.

El informe regional destaca los esfuerzos institucionales por la integración regional, proponiendo retomar la Alianza para el Desarrollo Sostenible como una agenda de largo plazo. Llama la atención el aumento de las declaraciones presidenciales, planes de trabajo y otros acuerdos que no necesariamente están sometidos a la ratificación de los congresos nacionales, ni representan obligatoriedad para los gobiernos. Desde la Cumbre de Esquipulas I, en 1986, hasta la firma de ALIDES en 1994, se contabilizan cerca de sesenta documentos de este tipo, resultando en un promedio de tres cumbres presidenciales por año.

Existen más de 2,500 acuerdos, entre resoluciones, decisiones presidenciales y declaración de intención, de los cuales sólo se ha ejecutado un porcentaje mínimo. Durante los años 90, 72 de los 707 acuerdos no tienen especificado el organismo responsable de ejecución. En otras palabras, se dice y escribe demasiado, hay que pasar a la generación de compromisos y a la acción conjunta en pro del desarrollo sostenible, a fin de lograr una inserción inteligente en la economía mundial.

En síntesis, ambos informes coinciden en los siguientes desafíos para el siglo XXI: desafío del agua como sustento del progreso, desafío de enfrentar la vulnerabilidad social y ecológica, desafío de ampliar el acceso de la gente al mercado, desafío de la participación social, desafío de un desarrollo incluyente para los niños y jóvenes, desafío para reducir las brechas de equidad y el desafío de reforzar el Estado de Derecho y la democracia.

 

[http://www.gestiopolis.com/estilos/cierre-lectura.htm]

Rafael Ernesto Góchez

ADEPRO satisface las necesidades de sus clientes teniendo en cuenta el lugar en el cual ellos interactúan y se desarrollan. Transparencia, flexibilidad, asociación, pertinencia y efectividad son los principios que guían nuestra empresa.

consultores@adepro.biz

[http://www.gestiopolis.com/estilos/fondo-contenidos.htm]

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.