Comunicación organizacional

Autor: María del Carmen Esquivel

Comunicación

06 / 2003  

Desde los años 60, la comunicación ha tomado un lugar dentro de las organizaciones; pero desde entonces no ha habido cambios sustanciales en la percepción y en la práctica de ésta, a nivel organizacional.

Basándose en el modelo tradicional de comunicación, las empresas perciben a esta área como una estrategia más para mantener el status quo de la organización.

Sin embargo, este proceso es meramente de información y no de comunicación. Ésta última es mil veces más compleja y requiere de un involucramiento consciente y legítimo por parte de los directores de la empresa, para que resulte efectiva y armónica.

Fig.1

Expresión
 
En primer lugar deben considerar que, cuando hablamos de comunicación, entramos de lleno en el área de la expresión, y por ende estamos hablando de emociones, sentimientos, pensamientos, etc.


 
Una buena comunicación organizacional debe incluir estos aspectos fundamentales del ser humano y darles cabida en sus programas, en los medios formales de información, en eventos y en capacitación.
 
Multidireccional
 
Los procesos de comunicación, difícilmente se podrían esquematizar como en el modelo tradicional de la figura 1. Nunca es lineal, ni en un tiempo programado.
 
Los mensajes vienen de todas direcciones, en sincronicidad o desorden. El emisor es receptor y mensaje, aun mismo tiempo. Por tanto, ¿qué les hace pensar a los responsables de comunicación de una empresa, que los mensajes que ellos emiten se convierten en el “discurso oficial” de los empleados.
 
No basta con los medios formales para mantener la comunicación en una empresa (revistas, folletos, pizarrones, memorándums ,etc.), es necesario crear canales informales, o medios de expresión. Darle el debido peso al “radio pasillo”, constituye una buena manera de empezar por hacer algo en este sentido.
 
Una cuestión cultural
 
No debemos olvidar que los arquetipos y símbolos presentes en la cultura, determinan los procesos de expresión.
 
Para crear una auténtica comunicación organizacional, es de vital importancia identificar los símbolos presentes en la cultura de nuestra empresa. Darles el valor que se merecen para crear mensajes que tengan sentido para todos los integrantes del grupo.
 
Hasta ahora, los directores de las empresas se han dado a la maquiavélica tarea de implantar valores y símbolos que ellos consideran ideales, sin tomar en cuenta la cultura del grupo al que pertenecen. Estos esfuerzos, a la larga (o en el corto plazo) son una pérdida de tiempo, ya que al hacer un estudio de clima, podríamos constatar que estos valores no han sido permeados en el grupo, puesto que TODOS tenemos filtros o “coladeras” culturales, dados por la sociedad, la familia, la educación, los medios masivos, etc.
 
Esta breve reflexión sobre la comunicación organizacional, es para invitar a todos los directivos, gerentes o dueños de compañías a que tomen en serio a la comunicación en sus empresas.
 
Hacer esfuerzos en esta dirección, por moda o sin estar convencido de la trascendencia de esto resulta contraproducente y, en lugar de ser tomado como positivo por los empleados, se constituye como un blanco fácil de quejas.

 

María del Carmen Esquivel

MCESQUIVELarrobaitrmexico.com.mx

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.