León Walras: el equilibrio general

Autor: Manuel Guerrero

PENSAMIENTO ECONÓMICO

05 / 2001  

En el modelo walrasiano podemos representar el precio de la cantidad ofertada y demandada en ecuaciones ínter relacionadas, es decir que mientras tenemos los precios, la cantidad de oferta y la de demanda como las tres variables solo nos preocupan dos incógnitas, el precio y la cantidad ya que en equilibrio la oferta debe igualar la demanda.

anterior: La aplicación del análisis marginal

Los procesos de unión del análisis de la oferta con el de la demanda tienen dos diferentes formas de acople, el equilibrio general es uno de ellos. En pocas palabras el aporte de Walras a la economía es en cierta medida superior al de Jevons ya al de Menger por su mayor sofisticación.

El equilibrio general consiste en un análisis de los fenómenos de la economía en donde todos los sectores que la conforman son considerados de manera simultánea.

De tal manera que se consideran todos los impactos directos o indirectos y lo más importante las interrelaciones de los mercados.

Anteriormente Smith y Quesnay ya habían explorado el concepto, posteriormente Cournot pudo formalizar parte de estos conceptos microeconómicos pero solo Walras pudo dar notación matemática al enunciado del equilibrio general.

El equilibrio general permite la movilidad de variables económicas en un mayor número que en el equilibrio parcial. Esta movilidad sucede mientras otras variables que no se consideran estrictamente económicas se mantienen constantes (ceteris paribus), esta característica hace de él un excelente instrumento para la argumentación no contextual.


En el modelo walrasiano podemos representar el precio de la cantidad ofertada y demandada en ecuaciones ínter relacionadas, es decir que mientras tenemos los precios, la cantidad de oferta y la de demanda como las tres variables solo nos preocupan dos incógnitas, el precio y la cantidad ya que en equilibrio la oferta debe igualar la demanda.

Los supuestos de los modelos de equilibrio suelen ser bastante rigurosos, por ejemplo, suponen perfecta competitividad, precios dados, tecnología fija etc. En un caso de dos agentes, familias y empresas, también se supone pleno empleo, preferencias invariables y se eliminan los mercados intermedios. Las familias venden factores de producción a las empresas y estas a su vez venden a las familias bienes finales. Las empresas buscan maximizar su ganancia y las familias su utilidad. El equilibrio en el largo plazo se dará cuando los precios sean iguales a los costos promedio de la producción, esto nos da una idea de cómo se ínter relacionan los distintos mercados y de cómo un cambio en el precio de un bien final nos empujara a otro equilibrio donde ambos actores maximizan.

Al agregar la oferta de bienes de las empresas, y restarla del agregado de la demanda de bienes de las familias deberá vaciarse el mercado, de manera análoga con el mercado de factores. Al interior de las familias su ingreso fruto de la venta de factores debe ser igual a su gasto por demanda de bienes y lo propio para las empresas.

De esta forma hemos aclarado los precios de los bienes y de los factores y las cantidades de los mismos bienes y factores en el mercado.

Por otra parte es importante señalar que como el modelo no utiliza dinero entonces se recurre a un numerario que consiste en escoger un bien como la unidad de medida de los precios.

Su modelo de equilibrio general y su ley, se aplican hoy en día en la determinación de cantidades o precios

Ahora nos es mas fácil entender el porqué de la importancia y el lugar que ocupa León Walras en el pensamiento económico. Su mérito sobrepaso la aplicación de la utilidad marginal y llegó a la concepción de las interrelaciones de una economía con una notación matemática. No vio una unidireccionalidad en la concepción del valor como Jevons y Menger con lo que descubrió las conexiones de la complejidad de los mercados.

Pese a lo anterior tuvo inexactitudes que apocaron su exposición. La mas obvia era que como su interés estaba en la utilidad marginal, su centro de atención fue la función de oferta, mas no en la función de producción.

Otras de las limitaciones que se mencionan son: el echo de que el modelo de equilibrio general no sea aplicable a la realidad, con lo que pierde virtuosismo y pese a considerarlo como una gran creación se lo sitúa fuera de los dominios de la realidad.

El mismo Walras no midió empíricamente su modelo, sin embargo, sí realizo variaciones para incluirlo en las discusiones de política, por ejemplo: planteo modelos que recurrían a compromisos contractuales e inclusive desarrollo el concepto de un subastador que recibía la información para luego dictar los precios y permitir el comercio.

Su visión de la política lo llevó a ser calificado de socialista de mercado, ya que no defendió tan firmemente el Laissez-Faire, inclusive encontró espacios donde era preferible la actuación del estado, como en la creación de mercados competitivos, los cuales según él llevaban a un máximo de satisfacción (maximización de la utilidad).

El próximo articulo tratará el pensamiento económico de Alfred Marshall quien llevo adelante el modelo de equilibrio parcial.

SIGUIENTE: ALFRED MARSHALL: EL PENSADOR
 

Manuel Guerrero

manuelguerreroarrobagestiopolis.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.