La importancia de la educación

Autor: Andrés Fernando Ruiz

COMPETITIVIDAD

03 / 2002  

En este artículo pretendo mostrar la importancia de la educación y las instituciones para el desarrollo como tronco principal en un modelo de desarrollo. Aprovechando que se avecinan las elecciones presidenciales en Colombia

Como primera medida, si lo que se pretende lograr es un modelo con un carácter más social, la educación es una de las mejores herramientas para la distribución del ingreso, ya que el salario que se recibirá por un trabajo calificado, ya sea técnico o profesional, representará un nivel superior de ingresos, con lo que se disminuyen las diferencias entre clases sociales y por lo tanto el inconformismo de las clases menos favorecidas, que al representar una gran proporción dentro del total de la población se convierten en un caldo de cultivo para la formación y crecimiento de grupos rebeldes alzados en armas y creo poder decir que todos los colombianos con uso de razón sabemos por experiencia lo que esto significa.

Además de tener una notable influencia en el crecimiento de la delincuencia.

Debido a la poca cobertura de la educación, la demanda por los puestos de trabajo menos calificados es muy grande en comparación a la demanda por los trabajos que requieren de cierta calificación, los puestos mencionados primero son subvalorados y por lo tanto su salario no corresponde al esfuerzo real que estos implican. Solo disminuyendo la oferta para dichos puestos lograremos que estos tengan la remuneración que se merecen. ¿Y como? Pues educando y preparando el recurso humano.


Pero no solo se tiene que ampliar la cobertura de la educación, sino también su calidad. Hace ya un tiempo escuché en un noticiero de televisión que para unos puestos de trabajo consistentes en limpiar las alcantarillas se presentaron personas incluso con niveles de educación superior. Si bien es cierto que el trabajo no es deshonra, también es cierto que no es justo que una persona pase cinco años, o más, de su vida preparándose para terminar haciendo un trabajo que requiere más esfuerzo físico que intelectual. Lo anterior viene a que la mayoría de los profesionales se encuentran desempleados y seguidamente se les escucha decir “es que no hay trabajo”, pero como va a haber trabajo cuando una gran proporción de los egresados de las universidades espera salir y conseguir un empleo en lugar de crearlo.

Trabajo como tal si hay, ¿o es que en Colombia, como en todos los países de Latinoamérica, no hay muchas cosas por hacer?. Lo que pasa es que siempre esperamos que otro tome la iniciativa. Parte de la educación debe consistir en informarle a los estudiantes sobre todos los planes que tiene el gobierno, las ONGs, entidades privadas y muchas otras instituciones para fomentar la creación de empresas ya sean de productos o servicios, vincular las incubadoras de empresas a las universidades e instituciones técnicas y orientar a sus alumnos para que cuando terminen sus estudios no se dediquen simplemente a pasar hojas de vida de aquí para allá esperando conseguir un empleo. En este punto vale la pena mencionar la falta de conocimiento que tienen los jóvenes en nuestro país acerca del funcionamiento del estado y sus instituciones, esta situación es importante tenerla en cuenta ya que solo incentiva la apatía al respecto y la falta de interés en la participación en el mejoramiento de la sociedad.   

En educación...

Hace ya un tiempo escuché en un noticiero de televisión que para unos puestos de trabajo consistentes en limpiar las alcantarillas se presentaron personas incluso con niveles de educación superior...
no es justo que una persona pase cinco años, o más, de su vida preparándose para terminar haciendo un trabajo que requiere más esfuerzo físico que intelectual.

Otro aspecto que hace de la educación un tema prioritario, es que brinda a las personas una mayor probabilidad de tomar una decisión acertada a la hora de elegir, ya que se pueden tomar en cuenta más elementos dentro del análisis para la elección que antes le eran incomprensibles. Lo que significa que una persona podrá definir con mayor claridad sus intereses y escoger dentro de las políticas ofrecidas por los candidatos la más conveniente. No estoy hablando solo de candidatos a la presidencia o a alcaldes, sino también a muchos cargos locales que dentro de una comunidad o barrio son de gran importancia para su buen desarrollo, circunstancia especial para la buena convivencia, la solidaridad y la paz.

Si cada uno tiene en cuenta sus intereses individuales, la política escogida será la que más convenga a la mayoría de intereses en común, es decir, la que más beneficie a la comunidad, siendo esta una forma de fortalecer la democracia, que se encuentra tan debilitada en nuestro país a pesar de su gran tradición y reconocimiento como una de las más sólidas de Latinoamérica.
 
La falta de conocimiento que tienen los jóvenes en nuestro país acerca del funcionamiento del estado y sus instituciones hay que tenerla en cuenta ya que solo incentiva la apatía y la falta de interés en el mejoramiento de la sociedad. 

Por otra parte, la falta de educación hace más fácil el engaño y permite mantener al pueblo oprimido por clases dirigentes corruptas e inescrupulosas que, aunque puedan ser una minoría, causan graves consecuencias en el desarrollo económico y social del país con discursos amarillistas y populistas para lograr sus objetivos personales y no los de la comunidad, además de no permitir que se dé un cambio estructural benéfico para todos. Como bien lo ilustra el siguiente refrán: “el que no sabe es como el que no ve”.

Ahora veamos otro de los aspectos importantes de la educación. Una persona educada cuenta con un buen criterio para protestar por una mala acción de los dirigentes; además, para estos es más fácil discutir los puntos causantes de la protesta con un grupo educado que con otro que no cuente con la suficiente educación para establecer una buena comunicación y llegar a un pronto acuerdo. A no ser que lo que quiera el dirigente sea disolver la protesta con pañitos de agua tibia y mantener a la gente, como comúnmente se dice, engatusada, recurso este utilizado por muchos de los dirigentes en nuestro país a través de la historia.

Tenemos entonces que una comunidad con un mayor nivel de educación es una comunidad más organizada y mucho más solidaria capaz de llevar las riendas de su destino, lo que en resumidas cuentas no es más que otra forma de fortalecer la democracia y asegurar un mayor bienestar común.

También tenemos la capacidad para valorar correctamente el trabajo, tanto propio como de los demás. Para dar un ejemplo me referiré a los miserables precios a los que le son comprados los productos agrícolas a los campesinos, los que llegan al consumidor final a un precio considerablemente mayor; esto fomenta la incorrecta distribución del ingreso ya que tiene muy poco que ver con el esfuerzo realizado por cada persona que interviene en el proceso.

En educación...

Por otra parte, la falta de educación hace más fácil el engaño y permite mantener al pueblo oprimido por clases dirigentes corruptas e inescrupulosas...

También tenemos la capacidad para valorar correctamente el trabajo, tanto propio como de los demás...

Para terminar se puede decir que una persona educada podrá educar mucho mejor a sus hijos, que una sin educación. En este caso me refiero a la educación que se recibe en el hogar, en especial a los valores morales que hacen a una persona respetable dentro de una comunidad y que su ausencia genera fallas de conducta en el individuo y por lo tanto va en contravía con el buen desarrollo y su buena inserción social, terminando comúnmente en corrupción y delincuencia.

Tomemos ahora las instituciones para el desarrollo. Este viene siendo el complemento de la educación, los dos deben ir de la mano para formar el tronco principal del que hablamos.

Todos los buenos aspectos de la educación se verían notoriamente reducidos si no se cuenta con instituciones para el desarrollo que puedan ofrecer a las personas los elementos, los recursos y las oportunidades necesarias para su óptimo desempeño dentro de la comunidad. Así como las instituciones para el desarrollo se verían desperdiciadas sin una buena educación.

Estas instituciones son las proveedoras de la dotación necesaria para desenvolverse dentro de una comunidad y con la que muchas de las personas no cuentan.

Igual tenemos que una persona con educación no solo estará pendiente de buscar empleo, sino que también tendrá la capacidad de generarlo aprovechando de forma correcta las oportunidades que el mercado y las instituciones para el desarrollo le brindan. Este es otro de los motivos por los que son tan importantes las instituciones para el desarrollo, para apoyar a estas personas en la creación de micro, pequeñas y medianas empresas que puedan sobrevivir y crecer y así fortalecer el sector productivo de nuestro país. Según el reporte del Foro Económico Mundial correspondiente a 1999 Colombia perdió competitividad; al analizar una muestra de 59 países en la que el 92% resultó ser más competitivo que el nuestro y uno de los principales factores para que se llegara a esta situación fue la pérdida de calidad en el capital humano. Deberíamos ver en los países del sudeste asiático el mejor ejemplo, los cuales basaron su surgimiento en la capacitación del recurso humano.

Pero para que una persona pueda gozar de una buena educación debe tener los recursos necesarios para esto. Me refiero a que en nuestro país, los niños de bajos recursos, si tienen la suerte de poder ir a una escuela, no cuentan con una buena alimentación reduciendo la capacidad de atención y de concentración. De igual manera, hay muchos niños con problemas visuales, los que influyen sobre el rendimiento en sus estudios y sus padres ni siquiera se dan cuenta por ignorancia.

De esta manera las bases de los conocimientos de estos jóvenes van a tener profundas grietas y una educación posterior, como la superior, no va a ser tan provechosa como debería.

Otro aspecto de vital importancia debe ser la educación moral. Nuestros niños, sobretodo en las zonas rurales, están creciendo en medio de un conflicto que puede generarles serios problemas de comportamiento y psicológicos debido a la violencia implícita en el mismo; incluso, pueden llegar a ver a una persona mientras le quita la vida a otra. Por lo tanto se debe tener cuidado sobre tales efectos para que en un futuro nuestra sociedad no pierda los valores morales tan importantes para la sana convivencia.

Como conclusión: si queremos hablar de paz, los primeros temas a tratar deben ser educación e instituciones para el desarrollo. De lo contrario puede que se llegue a un acuerdo de paz, pero el inconformismo en la población continuará presente y en un futuro no muy lejano nos veremos nuevamente en un conflicto de tipo social.

 

Andrés Fernando Ruiz

anferrufoarrobagestiopolis.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.