Mandar bien: la clave para cumplir objetivos

Autor: Oscar Javier Salinas

LIDERAZGO

07 / 2001  

Buscar que los trabajadores sean bien supervisados es el comienzo para crear en ellos el compromiso necesario para alcanzar los mejores resultados.

Es muy satisfactorio sentir en el puesto de trabajo que se cuenta con la ayuda, colaboración y buen trato de nuestros superiores inmediatos. La mayoría de empresas, presta mucha atención a cómo quedará constituida la alta gerencia y muy poca a cómo capacitar a los mandos medios y supervisores.

Lo anterior, da como resultado que una empresa esté bien manejada desde arriba, pero con muchas deficiencias en algunos sectores medios donde los trabajadores no se sienten a gusto porque perciben hostilidad en sus superiores y por ende su capacidad de trabajar bien no será explotada al máximo.

Es importante tratar que un empleado reciba siempre buen trato de sus superiores, esto con el fin de crear en él la motivación necesaria que le permita desarrollar al máximo todas sus habilidades, ponerlas al servicio de la compañía y tratar de mejorarlas cada día más para alcanzar el beneficio esperado.

Perder un trabajador insatisfecho reporta a una empresa no sólo un costo monetario sino la posibilidad de poder aprovechar los conocimientos y aptitudes de una persona a la cual si se le hubiera tratado bien, habría generado múltiples ganancias no sólo en el campo económico sino en el profesional y empresarial.

Esto sin contar que a la hora de conseguir un nuevo empleado se gastará tiempo y dinero en su búsqueda y posterior capacitación y entrenamiento, sin olvidar que también se dará una baja productividad inicial, así como poco compromiso con la organización y un nivel pobre de unión grupal, hasta que se acople completamente dentro de la compañía.

Por tal razón, cuidar el "capital humano" más sobresaliente de una empresa no debe subestimarse. Siempre debe recordarse que existe la posibilidad que la competencia se aproveche de esta situación y contrate a aquel trabajador que una compañía no supo cuidar ni mantener.

De aquí radica la importancia de una buena supervisión y confianza que debe proporcionársele a todos los trabajadores. Tratar que un empleado sienta compromiso con la organización es el punto más importante desde el cual se desprenden un sinnúmero de actos que proporcionarán beneficios en todos los niveles y áreas de la organización y de la persona como tal.

Al otorgar confianza a los empleados, una organización está logrando que éstos se comprometan más para alcanzar los objetivos planteados.

Sin temor a equivocarnos, una mala supervisión puede ser la causante en un 90% de la deserción que se presenta en muchas empresas. Tratar de retener empleados es una tarea que deben asumir todas las empresas y para ello es imprescindible velar por unas excelentes relaciones laborales y un alto grado de confianza que debe ser suministrado y, claro ganado por los empleados.

En síntesis, todas las empresas están en la obligación de capacitar los mandos medios quienes son los encargados del trato directo con los trabajadores. Basta recordar que un nivel de alto compromiso se consigue otorgándoles a los empleados todos los mecanismos necesarios para desarrollar una buena labor.

Los supervisores y mandos medios no deben convertirse en una carga para sus subordinados. Todo lo contrario, deben ser aliados que los apoyen y los ayuden a alcanzar sus metas. Sólo así se lograrán los objetivos propuestos y no existirá temor ni desagrado por las órdenes que se impartan.

Como pudimos apreciar, un trabajador motivado trabajará mejor. Esto sólo se alcanza proporcionando a los empleados todo lo posible para que realicen una buena labor y se conseguirá de ellos compromiso, que es la clave para que todo funcione a la perfección.

 

Oscar Javier Salinas

osjasayaarrobagestiopolis.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.