ENTREVISTA DE TRABAJO.. ESTÁS PREPARADO?

Autor: Oscar Javier Salinas

EMPLEO, CONTRATACIÓN Y DESPIDO

03 / 2001

Muchas veces por el afán de conseguir un trabajo, se cometen errores al momento de presentar una entrevista. Mucha confianza y una buena actitud son el remedio para salir bien librados de este momento

La gran mayoría de nosotros (por no decir todos) alguna vez hemos presentado una entrevista cuando vamos a acceder a un trabajo. Nos sentimos un poco ansiosos cuando el momento está a punto de llegar y sabemos que esa conversación será un punto de análisis muy importante para que una empresa seleccione a sus futuros trabajadores.

Para una compañía, escoger los mejores prospectos no es una tarea sencilla. En sociedades como las nuestras donde los niveles de desempleo son alarmantes y las competencias por lograr conseguir un buen trabajo son muy reñidas, la entrevista se convierte para los directores de recursos humanos, en una alternativa muy eficiente para diferenciar los buenos aspirantes de los malos.

Recordemos cómo nos preparamos cuando fuimos en ocasiones anteriores a esta cita. Siempre nos vestíamos con un muy buen traje o vestido y tratábamos que nuestra apariencia física fuera la mejor (los hombres nos afeitábamos la barba y las mujeres se aplicaban un maquillaje muy sobrio). Pero no sólo era importante una buena presentación personal, la actitud y la seguridad en nosotros mismos eran requisitos indispensables para afrontar este momento.

En general, es recomendable que un aspirante se entere, antes de presentar la entrevista, acerca de la empresa como tal. Sus funciones, su importancia dentro del mercado, así como el sector en el que se "mueve" la compañía. Si en determinado momento el entrevistador pregunta aspectos sobre la empresa, el entrevistado tendrá una base sólida para conversar de tópicos propios de la organización.

Sin embargo, no se verá del todo bueno que el individuo hable y hable por mucho tiempo acerca de la compañía. Para la persona que comanda la entrevista, esto le parecerá un signo de que el aspirante es muy pretencioso y la calificación que se le dará no será muy favorable, ya que el comportamiento del entrevistado no fue el mejor.

Factores claves de éxito Lo más importante en el momento de una entrevista, es ser sinceros con la persona con la que hablamos y con nosotros mismos

Siempre se debe mostrar una actitud muy positiva en el momento de la charla. Se debe notar en el aspirante la disposición de hacer las cosas bien, claro está, sin hablar demasiado ya que el entrevistador podría verse abrumado por tantas palabras y aburrido si éstas no son muy constructivas. Además, esto podría interpretarse como una prueba de inseguridad y poca discreción, aspectos que no suelen agradarle mucho a los entrevistadores.

Buena presentación, excelente comportamiento y conocimiento del puesto que se quiere ocupar. Pasos ineludibles para el éxito en una entrevista

Volviendo un poco al tema de la ropa, es bueno que la que se utilice en el momento de la entrevista, vaya de acuerdo con el aspirante. Es decir, que no se vea artificial porque esto se notará de inmediato. Debe ser del gusto de la persona que la lleva puesta y sobre todo, que no se muestre inconformidad o malestar por usar, por ejemplo, unos tacones muy altos o una corbata muy ajustada al cuello.

Ya cuando el momento ha pasado, no es mala idea llamar a la empresa donde se realizó la entrevista, e indagar acerca de la suerte con que se corrió en dicha prueba. Claro está que no es aconsejable comunicarse con la compañía muchas veces en poco tiempo, porque esto se verá en el aspirante como signo de desesperación y por ende de una mala imagen que no le permitirá acceder al puesto buscado.

Pero las recomendaciones no son sólo para el entrevistado. El entrevistador debe propender porque la charla sea amena, constructiva y sobre todo, que ayude a descubrir lo que realmente se quiere conocer del entrevistado. Debe realizar una estrategia en donde logre llevar la entrevista al sitio que se quiere y así probar las reacciones del aspirante en cada momento.

El entrevistador también valorará que el aspirante no tarde mucho en contestar pero tampoco se apresure en hacerlo, que pida explicación de una pregunta si tiene alguna duda y que indague un poco más acerca del puesto de trabajo que se solicita y de la empresa como tal. Esto dará una señal de que el entrevistado está realmente interesado en trabajar en la compañía y ayudar en todo lo que se pueda si accede al cargo vacante.

Lo más importante en el momento de una entrevista, es ser sinceros con la persona con la que hablamos y con nosotros mismos. Sólo así estaremos seguros que en el sitio donde se va a trabajar, podremos desarrollar todo nuestro potencial y siempre nos sentiremos bien con las actividades que realizamos para el logro de nuestras metas.

 

Oscar Javier Salinas

osjasayaarrobagestiopolis.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.