Cambia tu actitud... Y tu trabajo será mejor

Autor: Oscar Javier Salinas

AUTOAYUDA Y SUPERACIÓN PERSONAL

03 / 2001  

 

Siempre buscamos sentirnos cómodos y felices con lo que hacemos. Si conservamos una buena actitud en nuestro sitio de trabajo, el tedio y la tristeza nunca llegarán a nuestra organización

Qué bueno es llegar a cualquier parte y encontrar gente vigorosa, alegre, feliz con su trabajo y sobre todo, muy amable y cordial. Dentro de una organización, es muy importante que el personal siempre tenga una actitud servicial, alejada de todo tipo de intereses y sobre todo, con una disposición muy alta a trabajar para conseguir los objetivos que se persiguen tanto individuales como empresariales.

Desafortunadamente existen muchas causas por las cuales un empleado no se siente satisfecho en su sitio de trabajo. Algunas personas optaron por aceptar un puesto solo porque no encontraron algo mejor en donde pudieran desarrollar la profesión que estudiaron, porque la situación no les da la posibilidad de cambiar, etc. Así mismo, se nota inconformidad cuando el ambiente organizacional no es el adecuado, o los compañeros y supervisores no son del todo agradables.

Lo anterior ocasiona que las personas que se encuentren en estas situaciones, vean su trabajo como algo malo y no como debería ser: un beneficio, como algo en lo cual se sientan bien, en donde puedan desarrollarse integralmente y en donde exista el deseo de realizar labores correctamente y no de forma mediocre como lo haría un empleado totalmente aburrido y decepcionado.

Estos estados desagradables indudablemente repercutirán en el desempeño que presente un empleado. Proyectará su inconformidad realizando mal su trabajo, comportándose mal con sus compañeros o jefes y llevando una vida cada vez más triste, monótona y alejada de sus verdaderos propósitos. Por tal razón, es bueno llevar a cabo ciertos métodos que mejorarán las condiciones de un empleado decepcionado.

Actitud de éxito El tener una actitud optimista, amable y emprendedora, será de gran ayuda para el logro de los objetivos empresariales

En primer lugar, siempre es bueno llevarse de la mejor manera con todas las personas que nos rodean en el sitio de trabajo. Guardar odios o rencores ocasionará que se genere un ambiente laboral negativo, que nuestra mente no piense con racionalidad y que nuestro trato no sea el mejor no sólo con la persona que no nos agrada, sino con todos los individuos con quienes "convivimos" dentro de la empresa.

Por muy desagradable que nos parezca una persona, tratemos de descubrir su "lado bueno", sus cualidades, su aspecto más positivo. Muchas veces, de juicios que se toman apresuradamente, se obtienen conclusiones erróneas que indudablemente afectarán nuestra forma de pensar y de tratar a la demás gente.

Evitar el aburrimiento y el cansancio en nuestro trabajo, se consigue teniendo nuestra actitud siempre alegre y positiva

En segundo término, es importante aprovechar al máximo el tiempo en nuestro sitio de trabajo. Si estamos pendientes cada minuto del reloj y no vemos la hora de salir ya, posiblemente el tiempo se nos hará eterno y nuestro grado de aburrimiento y tristeza subirá de manera alarmante.

En vez de estar pendientes de la hora, desarrollemos nuestra creatividad al máximo y hagamos nuestro mejor esfuerzo. Pensemos en nuevas ideas o proyectos que puedan ponerse en práctica y que nos beneficien directamente así como a la empresa. Muy seguramente al finalizar la jornada laboral, el tiempo se nos habrá pasado muy rápido.

A ninguno de nosotros nos gusta que nos estén recordando nuestros errores o defectos. El tercer punto nos indica que debemos aprender a sacar provecho de las observaciones que nos hagan, ya que esto nos ayuda a conocer en que estamos fallando y mejorar así nuestro desempeño futuro. Claro está que no faltan aquellos compañeros que en lugar de construir, destruyen. Sólo buscan la burla y el hacer sentir mal a las personas. Ante esta situación, lo recomendable es no seguirles el juego y así no les quedará otra salida que callarse.

Por cuarta y última estrategia está la de mantener la sencillez y la humildad ante cualquier elogio o cumplido que se le de a un empleado. Muchos se sienten importantes ante una felicitación por un trabajo realizado y se creen merecedores de un ascenso o un aumento de sueldo y si no lo consiguen, generan un mal ambiente en la oficina. Lo recomendable es seguir haciendo bien el trabajo y muy seguramente la recompensa buscada llegará en el momento menos pensado.

El tener una actitud optimista, amable y emprendedora, será de gran ayuda para el logro de los objetivos empresariales. Es imprescindible siempre dar lo mejor de nosotros y notaremos lo bien que nos sentimos en nuestro sitio de trabajo y todos los logros que habremos alcanzado.

 

Oscar Javier Salinas

osjasayaarrobagestiopolis.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.