Marketing e investigación de mercados parte I. La investigación de mercados en la toma de decisiones de marketing

Autor: Lic. Rubén José Rodríguez director de Heller Consulting. 

SIM E INVESTIGACIÓN DE MERCADOS

09 / 2003

El propósito de la investigación de mercados consiste en dar apoyo a la toma de decisiones de marketing.

Los procesos de planificación estratégica de la empresa, la planificación de marketing en general y el diseño de estrategias de marketing de productos y marcas, en particular, exigen analizar variables de distinta índole, situaciones y comportamientos tanto del entorno general de la empresa como específico o interno, así como muchos otros aspectos relacionados con el mix de marketing.

El marketing puede ser analizado como una función de la empresa, o en un sentido más amplio, como una función de las organizaciones (lucrativas y no lucrativas).

Las principales actividades o sub-funciones del marketing en la empresa, se visualizan en el siguiente diagrama:

Fig. 1: La Investigación de Mercado como subfunción de marketing 1

La función del MARKETING consiste en esencia en:

"El análisis, planificación, ejecución y control de las acciones y programas destinados a realizar intercambios, a fin de alcanzar los objetivos perseguidos y la satisfacción del consumidor".2

Desde la perspectiva actual, las empresas deben actuar orientadas a los consumidores, a partir de los deseos insatisfechos o parcialmente insatisfechos que siente y percibe el consumidor.

El marketing contemporáneo, desarrolla productos para satisfacer a éste. O lo que es equivalente, los productos pueden concebirse como un paquete de satisfactores. Es decir, como un conjunto de atributos simbólicos, beneficios psicológicos, que capturan el deseo del consumidor, y éste puede, percibiéndolos e imaginariamente, representarse de modo anticipado -antes de comprarlo y consumirlo- la realización de la satisfacción. El marketing actual diseña sus estrategias de marcas y comunicación sobre la base de la psicología del consumidor, se trata de un marketing conceptual, de un marketing simbólico. En efecto, el marketing, para configurar sus propuestas comerciales, no maneja únicamente propiedades y atributos físicos y tangibles (= los productos), sino, principalmente, beneficios psicológicos y representaciones simbólicas (= las imágenes de marcas).

Las relaciones del consumidor con el producto, no son directas e inmedia-tas, sino indirectas y mediatas. El vínculo de aquél con éste, está mediatizado por las imágenes de marca.

Pierre Martineau, creador del concepto imagen de marca y uno de los fundadores de la investigación motivacional, señala que el ama de casa no compra productos sino imágenes de marca.

"Todas las diferencias reales de calidad, precio, embalaje o servicio han desaparecido casi por completo. El pan, la leche, la carne, los vestidos, los refrigeradores, los transportes aéreos, los bancos, etc., son prácticamente imposibles de diferenciar desde el punto de vista material….la diferencia no existe sino el espíritu del ama de casa".3

En este mismo sentido se expresa otro pionero de la Motivation Research -Henri Joannis-:

"Lo que cuenta en el mecanismo de compra y de selección no es lo que objetivamente son los productos, sino la idea que de ellos se forman los consumidores".4

Esquemáticamente, podemos ver las relaciones entre sujeto, discurso y referente, en la siguiente figura:

Figura 2: Relaciones mediatas entre el consumidor y el producto

(Elaboración propia)

Para poder contactar el discurso del marketing con el consumidor, la empresa ha de detectar necesidades y deseos en el mercado, desarrollar conceptos y productos para satisfacerlas y mantener dicha actividad en forma duradera, a través del Marketing estratégico y del Marketing operacional.

El primero -Marketing estratégico- se refiere a qué mercados o segmentos se dirigirá la empresa, con qué productos, cómo se posicionará en la mente de los consumidores, para orientar a la empresa hacia las oportunidades económicas más atractivas. Dichas actividades abarcan el mediano y largo plazo.

Mientras que el segundo -Marketing operacional-, apunta a las actividades más visibles del marketing como función: las empresas deben formular tácticas de precios, productos, comunicación y distribución que les permitan sobrevivir en los mercados donde operan.

Las actividades más visibles del marketing operativo son la publicidad y la promoción de ventas. Son acciones a corto plazo.

El marketing recoge y analiza información. Tras ello hace sus recomendaciones a la dirección de la empresa que procede a desarrollar un proceso de planificación estratégica, que fija objetivos y asigna los recursos. A continuación se preparan los planes de marketing y entra en acción el marketing operativo. Finalmente, se evalúan los resultados y se reinicia el proceso.5

Como vemos se necesita información para mejorar las probabilidades de tomar la mejor decisión y la investigación de mercado provee una metodología científica para producir información sistemática, objetiva y orientada a la toma de decisiones.

Entre las decisiones más comunes que toman los Directores y Gerentes de marketing, podemos destacar las siguientes:

a) Oportunidades:

- ¿qué producto debemos ofrecer?
- ¿cómo debemos formular el producto?
- ¿a qué precio debemos venderlo?
- ¿a qué grupo de consumidores lo vamos a ofrecer?
- ¿cómo lo haremos llegar hasta los consumidores?
- ¿cómo vamos a convencer a los consumidores de que les conviene comprar nuestro producto, en vez del producto de la competencia?

b) Evaluación:

- ¿podemos aumentar la venta de nuestros productos?
- ¿podemos vender nuestros productos a un precio mayor?
- ¿podemos vender a un grupo diferente de consumidores?
- ¿deberíamos modificar la forma en que hacemos llegar los productos a los consumidores?
- ¿deberíamos cambiar la forma de ofrecer los productos?

c) Resolución de problemas:

- ¿cómo podríamos aumentar el beneficio que obtenemos de un producto?
- ¿cómo podríamos modificar la tendencia negativa que marcan las ven-tas?
- ¿cómo podríamos mejorar la satisfacción de los clientes con nuestros productos y servicios?

Cada área de decisión obliga a la elección entre diversas alternativas, y hace falta información para evaluar sus respectivas consecuencias.

Tomemos como ejemplo una de las posibles áreas de decisión y los objetivos informacionales necesarios para evaluar las posibles alternativas:

- ¿cómo podríamos aumentar el beneficio que obtenemos de un pro-ducto?

Dichas alternativas son:

- a) vender más cantidad de ese producto.
- b) venderlo a un precio mayor.
- c) disminuir los costos de suministro de dicho producto.

Los objetivos informacionales para cada alternativa de decisión, son:

a) Vender más:

- Tamaño total del mercado en que vendemos.
- Nuestra participación actual en el mercado.
- Disponibilidad de nuestro producto en el mercado. (Niveles de distri-bución al por menor).
- Conocimiento de nuestro producto por parte del consumidor.
- Actitud hacia nuestro producto.

b) Vender a un precio mayor:

- Precio de la competencia en comparación con los nuestros.
- Percepción y valoración de nuestro producto, por parte del consumidor en comparación con la valoración que hace de los productos de la competencia.
- Efecto de un aumento de precios sobre la propensión a comprar nuestro producto, y por lo tanto, sobre el volumen de ventas.
- Efecto del aumento de precios sobre la disponibilidad de nuestro producto en el mercado/distribución al por menor.

c) Rebajar costos:

- ¿Apreciarán los consumidores las nuevas características o fórmulas del producto?

- ¿Qué efecto tendrá esa percepción en la valoración de nuestro producto?6

Para obtener la información necesaria para satisfacer estos objetivos de investigación se deben precisar las fuentes de información (internas o externas a la empresa) y el tipo de datos (primarios o secundarios).

Los datos se denominan secundarios cuando las referencias cronológicas (fechas), cuantitativas (cifras) o cualitativas (opiniones) son recopiladas, procesa-das y analizadas por una persona o institución diferente que el propio investigador, quién hace uso de los mismos. Si bien se ahorra tiempo y dinero en la recolección y procesamiento, puede ser que la periodicidad de los datos, el alcance espacial de los mismos, o el nivel de desagregamiento, no coincidan con las necesidades a medida del investigador.

Estos datos pueden ser producidos por la propia empresa (volúmenes de ventas, montos de facturación, cantidades de stocks, balances contables, etc.), es decir, son de fuente interna; o bien los datos pueden provenir de fuentes externas, tales como datos del censo de población (INDEC, p.e.), diarios, anuarios, guías, informes comerciales, (Veraz, Dun & Brandstreet, p.e.), informes bancarios, registros aduaneros, informes de auditoria (A.C. Nielsen, Ibope, p.e).

En cambio los datos son primarios cuando la fuente de los mismos provie-ne de la unidad de primaria de información, es decir, del propio respondente.7

Dichos datos no están disponibles en ninguna fuente, sino que por las caracte-rísticas de los datos buscados -que satisfacen los objetivos informacionales singulares- se requiere relevarlos específicamente. Para poder identificar la clase de hechos, que contenga los datos buscados y que permitan alcanzar los objetivos informacionales, que posibilite ayudar a tomar una decisión sobre un problema de marketing, se requiere de profesionales de investigación de mercado.

Figura 3: La Investigación de mercados en el proceso de resolución de problemas de marketing (Elaboración propia)

Los investigadores de mercado pueden pertenecer al propio departamento de Marketing Research de la empresa, o se recurre a agencias o consultoras es-pecializadas en investigación de mercado, cuándo no se cuenta internamente con el expertise adecuado y en consecuencia se requiere:

a) "…que aporten conocimientos y capacidades especiales",
b) "…que presten ayuda intensiva en forma transitoria",
c) "…que den un punto de vista imparcial", o
d) "…que den a la dirección argumentos que justifiquen decisiones prede-terminadas". 8

Las principales fuentes utilizadas por los investigadores de mercado, son:

- Los consumidores, los compradores, y los usuarios.
- Los minoristas y los mayoristas.
- Los empleados de las empresas.

Y también, pueden recurrir a:

- Líderes de opinión de las artes, las ciencias y el deporte.
- Representantes políticos, empresariales, gremiales, profesionales y de la banca.
- Formadores de opinión de la prensa radial, gráfica y televisiva.

Para poder obtener el dato se requiere disponer de métodos de recolección de datos primarios, que son cuatro, a saber: la encuesta, la entrevista, la observación, y el experimento.

En la práctica comercial de las empresas se genera y se consume una ma-sa muy grande de datos e informaciones.

La información es el núcleo de una organización, pues es el insumo indispensable para el proceso de toma de decisiones.

LA INVESTIGACIÓN DE MERCADO EN EL SISTEMA DE INFORMACIÓN DE MARKETING (S.I.M.)

Los Sistemas de Información de Marketing (S.I.M.), son grandes bases de datos que recogen todo tipo de información útil de variables de cualquier tipo de entorno.

Un S.I.M. es:

"un conjunto de personas, equipos, y procedimientos diseñados para recoger, clasificar, analizar, valorar y distribuir a tiempo la información demandada por los gestores de marketing". 9

Con las capacidades crecientes de almacenamiento, las grandes velocida-des de procesamientos con que cuentan los equipos informáticos, y la integración de la computación con la comunicación (IT = Information Technologies), las grandes empresas pueden disponer de Data Warehouse, es decir, de un "almacén centralizado de datos, que requiere un software que permite conocer mejor el perfil del cliente (Data Mining= Minería de datos), y poder dar respuesta a sus necesidades. Este es el sistema en que se basa la estrategia del Marketing One to One, o Marketing Relacional".10

El Data Warehouse, tiene las siguientes características:

Es una especie de punto focal que guarda en un único lugar toda la in-formación útil proveniente de sistemas de producción y de fuentes exter-nas.
Es un almacén de datos con una arquitectura informática de bases de da-tos para la toma de decisiones.
Es una estructura de información con cuatro clases de datos organizados según un eje histórico y un eje sintético: datos agregados y fuertemente agregados, datos detallados y datos historiados.

La figura siguiente ilustra la estructura de Data Warehouse.

Figura 4: Estructura del Data Warehouse 11

Los enfoques de análisis de la conducta del consumidor en mercados semi-masivos, plantea que la búsqueda de la competitividad y el mantenimiento del liderazgo en el mercado se base en una estrategia de fidelización del cliente con mayor valor vitalicio. Es decir, aquél que más rentabilidad aporta a lo largo de su vida útil como cliente.

Por ello, la clave es mantener relaciones con estos clientes a través del tiempo. Para conocer a estos segmentos de clientes rentables se requiere investigar el mercado de clientes potenciales e investigar la base de datos de marketing.

Figura 4: Descubrir conocimientos del cliente (Elaboración propia)

Y para poder acceder a estos objetivos se requiere combinar investigación de mercado y Data Mining (Minería de Datos), es decir, avanzar hacia la inteligencia del mercado (Business Intelligent).

© Copyright 2003, by Rubén José Rodríguez

Referencias Bibliográficas

Citas textuales y Citas de referencia Adaptación de:

1. Ortega Martinez, Enrique (1990). El Nuevo Diccionario de Marketing. Madrid: Edi-torial ESIC, 1990. p. 271.
2. ob. cit., p. 269.
3. Martineau, Pierre (1957). La Motivación en Publicidad. Una guía para la estrategia publicitaria. Barcelona: Francisco Casanovas Editor, 1964, p. 24.
4. Joannis, Henri (1965). Del estudio de motivación a la creación publicitaria y a la promoción de ventas. Madrid: Editorial Paraninfo. 1969, p.93.
5. Grande, Idelfonso y Abascal, Elena (1994).Fundamentos y Técnicas de Investigación Comercial. Madrid: Editorial ESIC, 1994, p.39-40.
6. Hague, Pau y Jackon, Meter (1993). Cómo hacer investigación de mercados, Bilbao: Editorial Deusto, 1993, p. 10-12.
7. Ortega Martinez, Enrique (1981).Manual de Investigación Comercial. Madrid: Editorial Pirámide, p. 93-101.
8. Kubr, M. (1980). La consultoría de empresas. Guía de la profesión. Ginebra: Oficina Internacional del Trabajo, OIT, 1984, p. 9.
9. Kotler, Philip (1993). Dirección de la Mercadotécnica. Análisis, Planeación, Implementación y Control. 7ª ed. México: Editorial Prentice Hall, 1994, p. 107.
10. Monsoriu, Mar. Vocabulario Técnico de Marketing e Internet En: http://www.mixmarketing-online.com/vocabulario.html, p. 8.
11. Franco, Jean-Michel (1997). El Data Warehouse. El Data Mining. Barcelona: Ediciones Gestión 2000, 1997, 24 y 28

Marketing e investigación de mercados 2.   Siguiente

"Este artículo fue escrito por el Lic. Rubén José Rodríguez , director de Heller Consulting. Visita nuestro sitio http://www.hellerconsulting.com  para acceder a más artículos y a otros recursos valiosos para tu gestión de venta profesional, calidad en atención a clientes, investigación de mercados y comercio internacional en línea."

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.