Buenas prácticas ambientales en el departamento de pisos del hotel

Resumen

El departamento de Pisos tiene como misión más importante, la satisfacción del cliente, asegurando una imagen impecable del hotel y garantizando la limpieza, servicio y estado de mantenimiento de las áreas de alojamiento y zonas nobles. Para lograr tales propósitos, es necesario cumplimentar buenas prácticas ambientales. Resulta significativo para los empresarios generar ingresos y reducir gastos. Las buenas prácticas requiere de un personal comprometido con el Medio ambiente. La intensión fundamental de este escrito consiste en brindar un material sobre las buenas  prácticas ambientales que pude ser  utilizado por trabajadores del sector turísticos.

Summary

The department of Floors has as more important mission, the satisfaction of the client, assuring an impeccable image the hotel and guaranteeing the cleaning, service and noble state of maintenance of the lodging areas and zones. That’s why, it’s necessary to compliment good environmental practices. It’s important for the businessmen to generate income and to reduce expenses. The good practices require of a personnel compromised with the environment. The fundamental intensity of this work consists in offering a material of the good environmental practices that It could be used by tourism workers.

Introducción

El verdadero propósito de los hoteles o alojamientos turísticos como empresa de servicios consiste en dedicarse principalmente a ofrecer estancias para el descanso y el reposo, teniendo en cuenta diversas condiciones, la estrategia de la entidad, las demandas del entorno y los precios del mercado. Lo que mejor representa este propósito es la hospitalidad y el confort, es decir la cualidad y la actitud de acoger amablemente a los visitantes, garantizando a su vez su bienestar.

El departamento de Pisos tiene como misión más importante, la satisfacción del cliente, asegurando una imagen impecable del hotel y garantizando la limpieza, servicio y estado de mantenimiento de las áreas de alojamiento y zonas nobles. Se debe lograr que el cliente vuelva a confiar en nosotros en cada viaje ofreciéndoles niveles de confort y bienestar. Para este departamento es de vital importancia alcanzar niveles de excelencia que satisfaga y exceda las expectativas de los clientes. Este departamento trabaja en la sombra para que el cliente sienta la sensación de placidez, orden y seguridad.

Para lograr tales propósitos, es necesario cumplimentar buenas prácticas ambientales. Resulta significativo para los empresarios generar ingresos y reducir gastos. Las buenas prácticas requiere de un personal comprometido con el medio ambiente. Estas buenas prácticas generan beneficios económicos directos aunque requieren en algunas ocasiones de una erogación inicial de inversión

La intensión fundamental de este escrito consiste en brindar un material sobre las Buenas  Prácticas Ambientales que pude ser  utilizado por las Amas de llaves y trabajadores del Departamento de pisos.

Desarrollo

La frase “calidad en el servicio” tiene mucho significado en los hoteles modernos, los cuales se esmeran en brindar al huésped la mayor de las comodidades en un ambiente agradable y limpio, pues saben que la pulcritud que reflejen lo motivará a regresar. En este sentido, el buen hotelero, consciente de la importancia y trascendencia que tiene la limpieza de su inmueble, no sólo busca productos que ayuden al Ama de Llaves en la difícil misión de mantener impecable cada una de las áreas que conforman el hotel, sino resolver sus necesidades de manera integral, por eso, en el mercado hay diversos distribuidores que tienen como prioridad satisfacer de manera completa y eficiente los requerimientos de productos de limpieza y aseo de los grandes hoteles.

El texto de Regiduría hotelera, 2007 refiere sobre el tema que… las labores de higienización, acondicionamiento y embellecimiento de las habitaciones y áreas comunes y exteriores, no han escapado a la preocupación de los profesionales de la limpieza que han dedicado toda una industria destinada a facilitar las condiciones de trabajo del personal encargado de estas tareas, elevar el rendimiento de la jornada laboral y acrecentar los resultados de calidad en el servicio terminado…

Buenas prácticas en el departamento de pisos

En las tareas de limpieza, usar las dosis necesarias de agua. Se trata de intentar no gastar un recurso escaso, como es el agua, en procesos como los de limpieza, en que se llegan a consumir grandes cantidades. También se recomienda utilizar agua fría siempre que sea posible.

Avisar a mantenimiento en el caso de que las instalaciones no funcionen correctamente. El mal funcionamiento de determinados aparatos puede comportar efectos ambientales negativos, mayor gasto de agua, vertidos de productos contaminantes, aumento del consumo eléctrico u otros que pueden evitarse si el personal comunica con rapidez a los responsables cualquier incidencia que se produzca para una rápida reparación.

Evitar aquellos productos más agresivos, y optar por jabones con un pH neutro, biodegradables o de bajo contenido en fosfatos. Evitar los aerosoles. Los productos de limpieza contienen componentes que pueden ser muy agresivos con el medio ambiente, por ello debe tenerse especial cuidado en su uso, y evitar aquéllos que contengan componentes con un impacto sobre el medio más alto. Evitaremos productos que contengan sulfatos, fosfatos o blanqueadores fuertes. Existen en el mercado productos biodegradables que respetan el entorno y difusores manuales que permiten dejar de utilizar los aerosoles, que son de difícil reciclaje.

Utilizar las dosis adecuadas de los productos de limpieza. Una mayor cantidad de producto no mejora el resultado, en cambio, incrementa la carga contaminante del agua.

Seguir los programas de las lavadoras, ponerlas en funcionamiento sólo a plena carga y con agua fría, siempre que sea posible. Cargar una lavadora a la mitad supone consumir el doble de la energía necesaria. Usaremos el agua caliente sólo cuando sea necesario, como medida de ahorro energético. Una temperatura de 60 °C es suficiente para que la ropa salga limpia. Como medida complementaria de ahorro, intentaremos siempre que sea posible secar la ropa al aire libre.

No arrojar restos de productos contaminantes por el desagüe. Los residuos deberán ser gestionados correctamente, entregándolos a la gobernanta o siguiendo los procedimientos establecidos para su correcta gestión.

Controlar que en la habitación haya material de información ambiental para los clientes. Cuando el hotel disponga de materiales de comunicación para los clientes alojados en el hotel, el personal de pisos se encargará de verificar que esta documentación se halle efectivamente en el lugar asignado y, en caso contrario, la repondrá o informará a la persona responsable.

Colocar papeleras en lugares estratégicos como playas y senderos propiedad del hotel. Facilitando la tarea a nuestros huéspedes, obtendremos mejores resultados.

Colocar contenedores de separación de basuras en las habitaciones y cocinas. Para llevar a cabo una política de separación, es imprescindible contar con puntos donde la basura se deposite de manera clasificada.

Contar con un lugar limpio y seguro donde depositar la basura, debidamente clasificada. Casi tan importante como separar la basura es mantenerla en un sitio seguro, lo que resulta una medida práctica e higiénica.

Los residuos separados por el cliente hay que tirarlos en la bolsa correspondiente dentro del carro. Siempre que se disponga del correspondiente equipo (carros de limpieza con compartimiento de  bolsas diferenciadas), el personal de pisos seguirá el procedimiento de reciclaje de los productos que dejan en la habitación los clientes.

Guardar los productos tóxicos en lugares seguros, siguiendo las fichas de seguridad para su uso correcto. De este modo, evitaremos posibles vertidos que puedan acabar contaminando el medio o con intoxicaciones del personal o de los clientes del hotel.

La compra de productos concentrados. Esta práctica permite la reducción importante de envases desechables y un menor consumo de agua en su producción. Además, los productos concentrados requieren, como es lógico, mucho menos espacios para ser almacenados. La utilización de los productos concentrados en el hotel es cada día mayor, pues resulta práctico y ayuda a la distribución de los productos. Tiene además la ventaja de ser económicos.

Es significativo señalar además el papel que juega la propaganda educativa. En este sentido, la dirección del  departamento desarrolla un grupo de actividades de formación y capacitación. Ejemplo de lo antes señalado tenemos el cumplimiento de acciones correctivas por parte de las supervisoras y la gobernanta, los murales del área, los boletines informativos, aprovechando las buenas bondades de las TIC,s.

La utilización de medios de protección: Guantes, naso buco y otros permiten preservar la salud de los trabajadores.

Utilizar depósitos para un correcto tratamiento a la lencería sucia.

Con el cumplimiento de estas buenas prácticas se logra:

  • La reducción de las afecciones que la actividad produce a la atmósfera, a las aguas y al suelo.
  • Extensión de la sensibilización medioambiental a proveedores y clientes.
  • Incremento de la competitividad.
  • La reducción de los consumos de recursos naturales (agua, energía y materias primas.
  • Imprime un distintivo de praxis medioambiental que redunda en la mejora de la imagen del establecimiento.

Conclusiones

Después de una búsqueda intensa de información sobre el tema, se ofrecen muestras  de buenas prácticas ambientales. Ellas permiten desarrollar herramientas para ejecutar un proceso o una operación, además contribuyen a  que una empresa u organización alcancen un alto desempeño social y ambiental, lo que sirve como meta para lograr niveles de excelencia.

Bibliografía

  • Báez Casilla, Sixto. Departamento de Ama de Llaves. Editorial C.E.C.S.A, 1989. México.
  • Bibliografía de apoyo: Martí Pilar y María Luisa de Andrés. Prácticas de regiduría de pisos. Madrid. 1997 Pág. 46, 50.
  • Colectivo de Autores. Regiduría Hotelera. Ediciones Balcón. 2007.
  • Correa J. (2005). Revista Industria turística. NC 87, Establecimiento de alojamiento. Clasificación. Especificaciones generales, España,
  • Deming, E. 2003. Calidad, Productividad y Competitividad. España. Editorial Díaz de Santos. S.A.
  • Departamento de gobernanta de hotel. Sistemas y procesos.
  • López Collado, Asunción. La gobernanta. Manual de hotelería. Madrid 1990.
  • Olmo Garre, María José. España. 2001. Pág. 213.229.
  • Puente Fernández, Eduardo. Martí y el crucero del mundo. Editorial Nuevos Horizontes. Pág. 103.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Del Toro Soto Maithé. (2013, diciembre 20). Buenas prácticas ambientales en el departamento de pisos del hotel. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/buenas-practicas-ambientales-en-el-departamento-de-pisos-del-hotel/
Del Toro Soto, Maithé. "Buenas prácticas ambientales en el departamento de pisos del hotel". GestioPolis. 20 diciembre 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/buenas-practicas-ambientales-en-el-departamento-de-pisos-del-hotel/>.
Del Toro Soto, Maithé. "Buenas prácticas ambientales en el departamento de pisos del hotel". GestioPolis. diciembre 20, 2013. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/buenas-practicas-ambientales-en-el-departamento-de-pisos-del-hotel/.
Del Toro Soto, Maithé. Buenas prácticas ambientales en el departamento de pisos del hotel [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/buenas-practicas-ambientales-en-el-departamento-de-pisos-del-hotel/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de wenchmagnet en Flickr