Apuntes sobre educación financiera

  • Finanzas
  • 8 minutos de lectura

Abstract

Mexico has recently undergone a process of strengthening democracy, but the robustness and stability of democratic processes are only possible when citizens participate actively in the construction of a political system and society.

The laws are respected, valued and promote human rights. Similarly, today’s society is in constant process of change and demand for their skills, so that their actions have an impact on improving the quality of life of every person and community. For this to be possible, we need to provide basic education and harmonious comprehensive education, which is contemplated ability to learn throughout life, creatively participate in the social and productive without violating the rights of self and third, and create or join processes that stimulate and transform society.

Due to a permanent population dynamics of movement, change markets and credit products or services offered on a large scale, causing the population access to these services deficit conditions in financial and economic culture, which makes them vulnerable to fraud, abuse bad decisions.

La educación económica y financiera, se define como “habilitar en el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes que permitan a la ciudadanía, en su condición de consumidores, consumidores, ahorradores e inversionistas, tomar decisiones correctas personales y sociales”.

El dinero independientemente de la importancia que cada individuo le dé, forma parte esencial de nuestra vida como base para el intercambio de bienes y servicios, De ahí la importancia de adquirir educación financiera desde temprana edad, que garantice finanzas sanas libres de endeudamientos innecesarios en la edad adulta.

Los niños aprenden desde muy temprano que el dinero se utiliza para recibir algo a cambio, En la autobiografía de Carlos Slim Helú, uno de los hombres más acaudalados y poderosos del mundo, cuenta que apenas aprendió a escribir, su papá lo enseñó a  llevar un libro de balances de sus gastos, por supuesto que estaba familiarizado con conceptos como ahorro, inversión, objetivos y presupuestos, por lo que a la edad de 12 años invirtió por primera vez en la bolsa de valores.

En educación básica, la formación ciudadana en general y la educación económica en particular, requieren tener como uno de sus referentes la compresión del mundo social, ya que este es el punto de partida para desarrollar el pensamiento económico, ya que es claro que este se rige por la manera en que se entiende y se explica esta realidad. Cuando los niños comprendan cómo funciona el mundo que les rodea, particularmente en el análisis de las condiciones en que las personas se organizan para satisfacer sus necesidades básicas, así como el reconocimiento del origen del dinero.

La Educación mexicana tiene como mandato constitucional, la formación integral del ser humano, siempre en congruencia de los valores universales, el campo de  la  formación económica financiera no puede ser la excepción.

Desde temprana edad, se puede mostrar y enseñar a los hijos sobre el valor del dinero y cómo utilizarlo en su vida diaria. Esto de igual forma permitirá el  desarrollo de otras aptitudes, entre ellas las de ahorrar, tomar decisiones, fijar prioridades, posponer la gratificación, compartir e interactuar con otros. Es en el hogar donde se aprenden los buenos hábitos respecto al dinero, ya que los padres  son modelo para sus hijos en la forma en que usted utiliza el dinero ahora y cómo piensa utilizarlo en el futuro.

El desarrollo del pensamiento económico  en el nivel básico; desarrolla el pensamiento económico y fortalece las capacidades para tomar decisiones, y genera  progreso económico. Permitiendo al alumnado asumir y argumentar una postura ante situaciones controvertidas o ante discusiones relativas a la política económica de los países, así como cuestionar situaciones de injusticia, inequidad o falta de legalidad; pero principalmente los valores los llevan a orientar sus actos y decisiones económicas en dichos principios.

El uso del dinero implica emplear diferentes aptitudes matemáticas, entre ellas sumar, restar, igualar y clasificar. Un niño aprenderá por etapas, según su edad y experiencia, cómo “funciona” el dinero y cómo utilizarlo mejor.

Ahorrar es un elemento importante del proceso de planificación en el manejo del dinero. Muchos niños aprenden a ahorrar con alcancías o “cochinitos” para depositar cualquier dinero que reciban. Ahorrar desarrolla la paciencia, la capacidad de planificar, aprender a posponer la gratificación invirtiendo tiempo para obtener lo que quieren.

La educación Financiera a nivel básico debe proporcionar al alumnado elementos de juicio ético que ayuden a rechazar mecanismos de enriquecimiento ilícito y los alejen de la economía del crimen. En este contexto la introducción de la educación financiera a nivel básico, enriquece la comprensión de los retos de la  vida ciudadana mediante un enfoque formativo.

Las decisiones económicas tomadas sin los conocimientos suficientes pueden derivar en graves errores. Por el contrario, tomar decisiones basadas en conocimientos financieros nos ofrece una mejor alternativa de vida económica.

Comprender el campo de las finanzas es una tarea que debemos comenzar desde jóvenes. Aprender a conocer y entender el lenguaje del dinero desde niños incrementará la habilidad para generarlo y multiplicarlo en base a estrategias financieras adecuadas. Asimismo los jóvenes podrán iniciar una vida económica saludable desde temprana edad, lo que es importante cuando la base del desarrollo económico de cualquier individuo se basa en el ahorro.

En ocasiones se le da poca importancia a la cultura financiera o económica, pero es incuestionable la importancia que tiene el dinero en nuestras vidas. Es necesario darle su justa dimensión y considerarlo como pieza clave en el desarrollo del ser humano. Por ésta razón debemos considerar la educación financiera como parte fundamental de los conocimientos que debemos inculcar en los jóvenes y en cualquier persona que desee mejorar su situación financiera.

Es deseable que las instituciones educativas, desde el nivel básico, inicien una formación de educación financiera en los niños, orientando sus hábitos de consumo, enseñándoles el valor del dinero, inculcando cultura de ahorro, valores y conocimientos que los preparen para el futuro.

La educación financiera tanto en el hogar como en la escuela debe ser una disciplina de temprano aprendizaje. Por medio de métodos didácticos donde se puedan desarrollar sus propias habilidades los padres deben enseñar a sus hijos cómo ahorrar y en qué momento realizar una inversión.

Comenzar una educación financiera hoy, ayudará a tener una independencia financiera en nuestra madurez y a no depender de la jubilación que podamos obtener.

Contar con herramientas que permitan comparar información económica actual que proporcionan diversas fuentes virtuales y asesores financieros. Obtener conocimientos a través de la lectura de textos especializados y de la asesoría de personas que han obtenido buenos resultados financieros.

Las instituciones educativas de nivel básico, deberían contar con programas  o material de finanzas personales que nos sirvan de apoyo para evitar errores en gastos y cuidar nuestro patrimonio. La cultura financiera se basa en el ahorro y la buena administración de los mismos, por lo que una parte necesaria de entender es la forma eficaz de administrarnos provocando así la posibilidad de ahorro.

Se debe  Inculcar desde pequeños el hábito del ahorro para asegurar un futuro patrimonial favorece a superar dificultades financieras. Una persona que crece con la idea clara de que es necesario ahorrar parte de sus ingresos, tendrá menor probabilidad de fracasar financieramente.

La educación universitaria permite el acceso a mejores empleos, mayores sueldos con apertura a incrementar la calidad de cultura y conocimientos, sin embargo, ésta debe ser complementada con estudios enfocados a las finanzas. Para éste objetivo existen instituciones financieras que están interesadas en difundir la cultura financiera para mejorar la vida económica de los países donde se desenvuelven. Es necesario acercarse a las herramientas que éstas proporcionan para capacitarse en este sentido.

En muchas ocasiones se pone poca atención al futuro y se vive al día sin considerar que muy probablemente llegará el momento de nuestra jubilación. La mayoría piensa que ahorrar para el futuro es un asunto que debe resolver el estado y se olvidan de plantearse objetivos financieros propios. Así llegan a su retiro con muy pocos recursos para mantener su nivel de vida.

Por esta razón es indispensable incrementar nuestros conocimientos financieros desde el nivel básico, conocer las diferentes opciones de ahorro e inversión lo cuál será el inicio para incentivar el interés por adoptar una cultura financiera preventiva.

Ahorrar lo necesario para nuestro futuro, realizando un plan que nos permita alcanzar los objetivos que proporcionen la seguridad que esperamos, tener en el momento que decidamos suspender nuestras actividades productivas.

En primer lugar el alumnado debe comprender la dinámica económica de la familia y del entorno social al que pertenece; empleo y desempleo, fuente de ingresos,  gastos, formas de organización para satisfacer las necesidades,  endeudamiento familiar, seguros ahorro, bienes materiales, planeación para l previsión de invalidez, vejez y el retiro,  así como expectativas de progreso.

Los alumnos más pequeños, deben iniciar con la comprensión de su rol como consumidores y la importancia de aprender a elegir considerando las necesidades, los recursos, la calidad de los productos y su condición de mercancías no contaminantes (consumo sustentable).

Gradualmente se debe fortalecer en el alumnado habilidades y actitudes para el consumo responsable, en la elaboración de planes de gasto (presupuesto). El análisis de la influencia de las tecnologías de la información en las prácticas y hábitos de consumo.

Los alumnos de nivel básico, deben poner en práctica su capacidad de tomar decisiones económicas y financieras razonadas, al decidir que comprar, como obtener los recursos y como invertir la utilidad de la cooperativa, entre otras.

La educación financiera a nivel básico, debe fortalecer en el alumnado la conciencia de que como parte de sus derechos humanos se encuentran los derechos económicos, como el derecho al trabajo, aun salario digno, al a equidad de género en el empleo, los cuales son protegidos por las leyes nacionales e internacionales. También darles a conocer los derechos que cada uno tiene como consumidor y usuario de servicios financieros.

Es importante que el alumnado comprenda la función ética en el mundo globalizado, que asume las metas del milenio como compromisos para combatir la inequidad, la pobreza, el hambre, las enfermedades, la ignorancia y otros problemas que afectan el desarrollo de los pueblos.

Por último la educación financiera  a nivel básico; requiere fortalecer la corresponsabilidad en el sostenimiento y desarrollo del país, basado en la convicción que mediante las contribuciones, la ciudadanía colabora en el sostenimiento del estado y recibe un beneficio a través de los servicios públicos y el ejercicio de los derechos sociales.

Conclusión

La educación financiera a nivel básico es de mucha importancia, ya que en la vida escolar es posible generar experiencias e iniciativas vivenciales en torno al cooperativismo y la preservación de bienes y recursos de diferentes tipos, a través de la creación de proyectos de mejora.

Resulta fundamental para la educación financiera trascender el ámbito de la escuela, ya que es necesario partir de ella para legar a las familias, a los grupos de amigos y a la comunidad, ya que en estos ámbitos se juegan varios procesos formativos.

Por lo que es fundamental elaborar materiales que apoyen  el trabajo docente y que propicien una buena formación económica y financiera, mediante un enfoque participativo, crítico y lúdico, elaborando programas que trasciendan la escuela mediante la realización de actividades con las familias y en la comunidad, construyendo así aprendizajes significativos y socialmente relevantes.

Bibliografía

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Ríos López Ana Bertha. (2013, mayo 27). Apuntes sobre educación financiera. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/apuntes-sobre-educacion-financiera/
Ríos López, Ana Bertha. "Apuntes sobre educación financiera". GestioPolis. 27 mayo 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/apuntes-sobre-educacion-financiera/>.
Ríos López, Ana Bertha. "Apuntes sobre educación financiera". GestioPolis. mayo 27, 2013. Consultado el 11 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/apuntes-sobre-educacion-financiera/.
Ríos López, Ana Bertha. Apuntes sobre educación financiera [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/apuntes-sobre-educacion-financiera/> [Citado el 11 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de icanchangethisright en Flickr