Aportes de la tutoría y el desarrollo por competencias en la educación

  • Otros
  • 5 minutos de lectura

La dinámica actual de la sociedad en la cual nos desenvolvemos exige a cada uno de nosotros habilidades, conocimientos y cierto tipo de actitudes que en el mejor de los casos nos permitan competir, o dicho en términos educativos, ser competente.

El termino competencia ha entrado en las vidas profesionales en los últimos años de aquellos que nos dedicamos a la práctica docente. Tal concepto se nos ha presentado como la clave del éxito. Lo cierto es que ofrece alternativas para incidir en la formación de los futuros profesionistas que se desempeñarán en nuestro país.

El enfoque por competencias permite que los individuos vayan construyendo su propio conocimiento, y aun más importante, tiene como finalidad que cada persona sea capaz de contar con sus propios elementos para que aprenda por cuenta propia a lo largo de su vida. Por otra parte, no hay que olvidar que el origen de las competencias se da en Estados Unidos cuando durante la guerra fría la CIA diseñó un sistema de selección de personal que permitía elegir al mejor elemento, aquel que contara con las herramientas y habilidades que se requerían para la elaboración de las funciones de un puesto en particular.

Esto último representa el primer antecedente que muestra claramente que las competencias fueron creadas con finalidades laborales, como parte de un sistema socioeconómico que permitiera contar con elementos capaces de producir mayor cantidad y de manera eficiente bienes y/o servicios.

De acuerdo a lo anterior, tal parece que la verdadera finalidad de la educación moderna es la de capacitar ciudadanos que eventualmente se inserten al mercado laboral y permitan que las economías mundiales se vean beneficiadas al gastar menos en mano de obra y tratar al individuo como un eslabón mas de un complejo sistema de producción masivo; sin embargo, el enfoque de competencias por ser muy dinámico, está preparando profesionales que no solo se insertarán al mercado laboral como entes pasivos, sino que empezaran a surgir entes activos, con plena conciencia ambiental, sensibles a los problemas que aquejan a la sociedad, honestos y virtuosos en su diario quehacer y calificados, lo que en consecuencia redundará en un crecimiento socioeconómico de calidad.

Algunas de las actividades primordiales de la educación deberían ser el apoyo a los adolescentes para poder integrarse a su vida académica, así como la promoción del reconocimiento por parte de los mismos, de sus propias necesidades e intereses. Lo anterior con el objetivo de apoyar al individuo en la conformación de un proyecto de vida sano, que le permita convivir y desenvolverse en la sociedad.

Para poder lograr lo anterior, algunos cambios deben comenzar a presentarse en el quehacer educativo actual. Ya desde el 2009 en la reforma educativa aparecen algunos, tal es el caso que en la Ley General de Educación, en su artículo 21 define al docente como “promotor, coordinador y agente directo del proceso educativo” . Es así como los profesores se convierten en guías y acompañantes del proceso enseñanza-aprendizaje, situación que fue incrustada al interior de las aulas. Esto último responde a la necesidad de empoderar a los mismos alumnos a lo largo de su proceso de aprendizaje, ya que deben ser ellos los principales interesados en adquirir el mayor numero de herramientas necesarias que les sirvan a lo largo de su vida.

El hecho de convertir al alumno actor principal de su propio desarrollo personal, exige aun más a los profesores en su preparación profesional en diversas áreas de desarrollo que le permitan efectivamente guiar al alumno en su vida  académica y personal. Es primordial no solo la instrumentación del Servicio Profesional de Carrera que acaba de ser aprobado por el Poder Legislativo a instancias del Ejecutivo, sino la instrumentación de programas de capacitación constante y obligatoria, con estrictas evaluaciones que garanticen la formación de cuadros calificados en los recintos universitarios.

Durante las últimas décadas han crecido exponencialmente investigaciones en relación a las prácticas educativas que pudieran mejorar el desempeño de los alumnos. Algunas de ellas van orientadas a la identificaciones de las formas en como aprendemos, otras presentan diversas estrategias en cómo atender a los alumnos en situaciones especificas, y así se podrían seguir enumerando los diversos trabajos que hay y siguen desarrollándose en el ámbito educativo.

Las tutorías se presentan como una opción contemporánea dentro del proceso educativo. Estas permiten el fortalecimiento de conocimientos, actitudes y habilidades en el alumno para su adecuada orientación en la toma de decisiones que se le presentan y son transcendentales en su vida.

Actualmente, la tutoría ha tomado tal importancia que hace acto de presencia desde la educación básica y hasta el nivel superior, dado que su enfoque actual incluye desde actividades dirigidas a la orientación del individuo en aspectos académicos, hasta el posible diagnóstico de desviaciones en la conductas humanas que pudiesen considerarse socialmente inapropiadas, como lo es el consumo de drogas y alcoholismo.

Para que las tutorías puedan impactar eficazmente en los individuos, es necesario que previamente se conforme un colegiado en la institución donde se llevaran a cabo, para así poder establecer lineamientos y objetivos claros en su aplicación. El grupo que lo conforme, debe estar capacitado por las Instituciones Universitarias para reducir el margen error a los cuales no estará exento. Los actores como son los directores, docentes, tutores, padres de familia, alumnos, deberán estar conscientes de la importancia que tiene su participación activa en los programas tutoriales para alcanzar los objetivos particulares que cada individuo se haya fijado, ya que la tutoría arroja mejores resultados cuando se lleva de manera personalizada.

Adicional a la tutoría, actualmente existe otra opción educativa que resulta sobresaliente, la cual es conocida como sistema ABP (aprendizaje basado en problemas). El ABP tiene como principio el hecho de que el aprendizaje está centrado en el alumno. El profesor funge como guía en las actividades a lo largo del proceso de aprendizaje. Cuando se expone al grupo de alumnos un problema de la vida cotidiana, este sirve como generador de técnicas de organización y estimulo para el aprendizaje, así es como se espera que los estudiantes aprendan a partir del conocimiento del mundo real y de la acumulación de experiencia por virtud de su propio estudio e investigación.  Al querer trabajar bajo ABP, el docente deberá identificar en primera instancia cuáles son los objetivos de aprendizaje que se pretenden alcanzar con la resolución del problema retador que desafiará a los alumnos. De esta forma se estará preparando a los alumnos a ser metódicos a la hora de resolver situaciones que se les presenten a los largo de su vida.

Las condiciones actuales de la humanidad y las exigencias presentes, dado el sistema globalizado en el que vivimos, exige que cada vez contemos con más y mejores habilidades para la resolución de problemas. Si entendemos a la escuela como el laboratorio de aprendizajes para la vida se podrá entender de mejor forma que los métodos educativos, como los son las tutorías o el Aprendizaje Basado en Problemas, buscan que los estudiantes analicen, reflexionen, experimenten, y tomen decisiones que definirán su vida. Por ello, la capacitación profesional del docente guía en estos procesos educativos debe ser oportuna, suficiente y de calidad.

Bibliografía

  • FRADE, Rubio Laura, Desarrollo de competencias en educación: desde preescolar hasta el bachillerato, 2a edición, 2009, México.
  • Ley General de Educación Última Reforma DOF 22-06-2009.
  • Morales Bueno Patricia, Aprendizaje basado en problemas, Theoria, año 2004/vol.13. Universidad del Bío- Bío Chillán.
  • http://definicion.de/tutoria/ (05 de Marzo 2013)
  • (05 de Marzo 2013)

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Toledo Rosillo Héctor Gerardo. (2013, marzo 7). Aportes de la tutoría y el desarrollo por competencias en la educación. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/aportes-tutoria-desarrollo-competencias-educacion/
Toledo Rosillo, Héctor Gerardo. "Aportes de la tutoría y el desarrollo por competencias en la educación". GestioPolis. 7 marzo 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/aportes-tutoria-desarrollo-competencias-educacion/>.
Toledo Rosillo, Héctor Gerardo. "Aportes de la tutoría y el desarrollo por competencias en la educación". GestioPolis. marzo 7, 2013. Consultado el 11 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/aportes-tutoria-desarrollo-competencias-educacion/.
Toledo Rosillo, Héctor Gerardo. Aportes de la tutoría y el desarrollo por competencias en la educación [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/aportes-tutoria-desarrollo-competencias-educacion/> [Citado el 11 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de create-learning en Flickr