La red y su proactividad en el seguimiento de la crisis hondureña

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

Tecnología e internet

06-08-2009

El avance, la dinámica de la comunicación a través de Internet, en donde la tecnología no puede ser intervenida mundialmente es un hecho cierto, como ha sucedido en el caso del Golpe de Estado de facto sucedido hace quince día en Honduras.

Todos los acontecimientos que día a día se suscitan en ese país son conocidos en todo el mundo gracias a Internet y su red quien da a conocer los acontecimientos, es más hasta videos que muestran las protestas y todo acto que se realiza no solamente dentro del país, sino fuera en donde se ente desenvolviendo el presidente derrocado José Manuel Zelaya, así como los organismos, personas que están interviniendo en buscar soluciones al conflicto.

Al respecto Pablo Martín Fernández en el diario La nación de Buenos Aires, aporta un interesante escrito en donde señala que en un contexto marcado por sitios oficiales de Gobierno y Congreso , sin cambios o fuera de línea, como si nada hubiera pasado, los blogs intentaron explicar el conflicto. Pese a la actividad en la blogósfera y en los grupos de Facebook, por su instantaneidad y la posibilidad de transmitir desde el lugar mismo de los hechos, Twitter volvió a ubicarse en el centro de las miradas. Según el servicio Twist , que mide el tráfico en la red social, la palabra clave, o hashtag #honduras llegó a mover el uno por ciento del total de los mensajes del servicio de microblogging tanto el día del golpe como el del aterrizaje fallido. También se generó contenido, en menor medida, alrededor de #hncrisis y #crisishn.

El domingo pasado, cuando se reprimió en el aeropuerto de Tegucigalpa a los seguidores de Zelaya, quienes seguían el tema en Twitter pudieron ver rápidamente las fotos del hecho que recibieron decenas de miles de visitas, a través de Twitpic, un servicio para compartir imágenes.

Pero a diferencia de lo sucedido en Irán esta vez la mayoría del material era periodístico, tomado de sitios extranjeros, y no generado por los usuarios. Algo similar ocurría con los mensajes de texto en la red de microblogging: es difícil encontrar material creado en el lugar mismo de los hechos, como ocurría en Irán.

Pero más allá de Twitpic, las imágenes están presentes en Flickr , la red social de fotos de Yahoo!, donde se puede navegar por trabajos de alta calidad realizados en el momento mismo de la represión en el aeropuerto, estas fotografías toman especial valor si se tiene en cuenta que la prensa hondureña ha sido criticada por retocar la captura del momento en que los manifestantes cargan a un agonizante Isis Obed Murillo, el joven muerto ese día. Así, otra vez, la mirada de la Web tiene peso propio.

Definitivamente el rol de Internet a través de distintas fuentes que se han incorporado en ella dando paso a algunas redes, páginas Web interesantes, mantienen al mundo informado de los acontecimientos que suceden de una manera rápida, sin mucho costo, fácil adentrase y enterarse aun bajos distintos enfoques, de acue4rdo a las percepciones de quienes dan sus opiniones.

En el caso de la actual crisis de honduras, hay opiniones encontradas, personales, desde luego la predominación es la crítica contra la manera como se dio el golpe de facto, mucho material sobre el como el caso de Wikipedia (www.es.wikipedia.org/wiki/Golpe_de_Estado_en_Honduras_de_2009) en donde el impacto de la noticia llevó a que Wikipedia no sólo reflejara el cambio rápidamente en su entrada sobre Honduras, sino que también se creó un artículo especial denominado "Golpe de Estado en Honduras en 2009", en este se puede leer la historia día por día y el compromiso de cada país con la restitución de Zelaya en el poder. Esta página se encuentra encabezada por un aviso que reza: "Este es un tema polémico que puede estar disputado", quizás por eso para avalar lo escrito el trabajo cuenta con el respaldo de más de 250 fuentes.

Twitter(www.search.twitter.com/search?q=%23honduras) que segundo a segundo, aparecen nuevos mensajes en la red de microblogging desde indicaciones para poder ver canales de noticias extranjeros por Internet hasta opiniones totalmente opuestas sobre el conflicto. Al utilizar la palabra clave "#honduras" se pueden encontrar en la búsqueda "twitteos" en distintos idiomas.

No cabe la menor duda, que lo manifestado hace tiempo por la Sociedad del Conocimiento es un hecho cierto, de que el verdadero valor a generar está en la posibilidad de compartir las ideas que no están documentadas y que son difíciles de articular. La interacción con el entorno social y el desarrollo del juego de la argumentación y contra-argumentación, como parte esencial del proceso de aprendizaje colectivo y ello se manifiesta abiertamente en las redes de comunicación surgida en Internet.

Es válido cuando se dice, que la información en sí misma ya no es suficiente. Es necesario saber entender esa información, poner en funcionamiento nuestra capacidad de pensar, asociar experiencias, argumentar alternativas y contrastarlas con otras personas. Es la Sociedad Red., la que hoy manifiesta una nueva apertura en la comunicación, muchas veces sin restricción porque en muchos países la libertad de expresión todavía es propio de la democracia.

Ing. Carlos Mora Vanegas

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve

camv12arrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.