El papel del liderazgo del profesor y el tutor en la gestión del proceso educativo

Autor: Lic. Juan Carlos Hernández Martín

Liderazgo

11-12-2008

Dentro de los estudios de la ciencia de la educación la gestión de los procesos educativos y la economía de la educación juegan un papel de gran importancia.

Teniendo en cuenta esto los estudios que se realicen acerca del papel del profesor y el tutor en la educación superior contribuirán a perfeccionar su labor en todos los sentidos teniendo en cuenta la misión de la universidad en loas momentos actuales. En este trabajo nos referiremos al papel que juega este en la educación superior para comprender la actuación educador-educando y trazar acciones encaminadas a la formación de un profesional capaz de comprender los convulsos procesos por los que transita el mundo de hoy. A ellos que son los abanderados de este proceso se dirigen estas sencillas líneas.

Introducción

Los estudios de liderazgo hoy cobran una extraotrdonaria importancia por lo que significa llevar adelante con eficacia y eficiencia la gestión del proceso docente educativo en la universidad. Mucho se ha estudiado sobre el papel que debe jugar el director en una empresa y en este trabajo nos referiremos al papel del liderazgo del profesor y el tutor en la conducción del proceso para cumplir con los requerimientos de la educación superior y con la misión social que tiene la universidad en los momentos actuales, en el mismo se harán algunas reflexiones del papel que puede jugar el profesor y el tutor como lideres capaces de llevar a vías de realización las metas trazadas.

Desarrollo

El siglo XXI demanda profesores con una preparación científica técnica que puedan responder como muchos autores han señalado a la gestión del conocimiento.

La nueva universidad que ha abierto sus puertas a miles de estudiantes en diferentes carreras, producto del proceso de universalización, exige cada vez de personas que sean capaz no solo de recepcionar la información para la toma de decisiones, sino de los conocimientos, las capacidades intelectuales, los valores humanos, culturales, las habilidades, las experiencias que puedan convertirse en un potente soporte que permita ayudar a los demás.

El proceso de universalización en las nuevas condiciones históricas concretas exige por tanto la toma de decisiones correctas que permitan dar impulso a un proyecto que llegó para quedarse con el acceso pleno de todos.

En ello juega un papel extraordinario el liderazgo no solo de los que dirigen el proceso, sino de los que lo llevan adelante. La dirección que es una variedad de procesos que tiene lugar en los marcos de la naturaleza viva, de la sociedad, en la universidad, en la SUM, esta debe asegurar el proceso normal , su equilibrio y ser a la vez creador de constantes innovaciones que aseguren su perfeccionamiento y la introducción de las mejores técnicas, tecnologías.

El liderazgo es un aspecto importante de lla administración. La capacidad para dirigir con eficacia es uno de los aspectos fundamentales para ser un director, maestro o tutor eficiente, con el objetivo de combinar recursos materiales y humanos.

Al llevar a cabo sus funciones de planeamiento, organización y control estos obtienen resultados acorde a lo que esperan. Un eficaz liderazgo en la universidad por parte de los profesores y tutores respondiendo no solo a las motivaciones de sus subordinados, sino que también los aumenten o reduzcan por medio del clima de organización que desarrollan.

En la medida que se desarrolle el proceso de universalización, la complejidad de su estructura y sus tareas, el papel del profesor y el tutor como sujeto principal para llevar a vías de realización el proceso docente educativo se incrementa, lo que expresa los cambios cuantitativos ocurridos en el contenido de las funciones de la universidad.
Señala José Manuel Ruiz Calleja (1998)

“La dirección del proceso docente educativo es una dirección compartida entre los estudiantes y el profesor. El profesor es el representante de las aspiraciones sociales, pero los que van a ser objeto de transformación son los estudiantes y esto es un proceso no solo consciente sino motivado. Por esa razón los alumnos tienen que participar activamente en la dirección de su formación.”

De ahí se deriva que es para organizar con eficiencia la dirección de la SUM y llevar a cabo un proceso docente educativo eficiente por lo que es de especial importancia determinar con exactitud el nivel de competencia de sus dirigentes. El profesor y el tutor debe ser una persona competente, lo cual determina as la vez la esfera en la cual ejecuta y realiza sus actividades.
La responsabilidad que muestra en el cumplimiento de sus funcio0nes, esta no se delega, se mantiene.En la medida que sea más culto, preparado, capaz de utilizar los últimos avances de la Revolución Científico-Técnica, más estará en condiciones de dar respuesta a las inquietudes y dudas que puedan presentar sus discípulos, para hacer de la gestión educativa una vía para el cumplimiento de los objetivos y la misión que se propone la universidad a la entrada de este siglo.

Se señala por la psicología que el liderazgo se define como influencia o sea, el arte o proceso de influir sobre las personas para que intenten con buena voluntad y entusiasmo el logro de las metas de la organización

Según el autor ya citado plantea:

“En consecuencia la autoridad, el poder del educador, hay que entenderlo como una energía básica y la capacidad para servir a los demás, a los estudiantes y a la sociedad en general; entenderlo como la autoridad moral necesaria para promover y desarrollar la acción educativa que permita traducir las intenciones y finalidades del proceso de enseñanza aprendizaje o docente educativo en realidades concretas que mejoren y enaltezcan la existencia y naturaleza humana”.

Teniendo en cuenta la importancia que adquiere el liderazgo en los procesos universitarios Ruiz Callejas (1998) señala:

“El liderazgo no es algo imposible o muy difícil de lograr por el maestro o profesor, la psicología social explica, que la capacidad de liderazgo está formada por un conjunto de habilidades conductuales que la mayoría de las personas pueden aprender”.

El profesor a través del liderazgo eficiente alcanza a crear una situación positiva y un ambiente favorable donde es más fácil que él y sus estudiantes logren lo siguiente:

• Comprender la misión y las funciones del proceso educativo.
• Unidad de acción orientada a los propósitos u objetivos comunes del proceso educativo.
• Defender la identidad cultural, el sentido de pertenencia y la cohesión social de la escuela.
• Promover la participación, la comunicación y la cooperación entre los estudiantes del grupo para superar los conflictos internos.
• Preservar la integridad del grupo y de la escuela mediante el desarrollo de valores, el cumplimiento de las normas y el mejoramiento de las relaciones interpersonales, públicas y sociales.
• Generar cambios de mentalidad y de actitud en los estudiantes, en función del desarrollo de la escuela y de su personalidad, tanto desde el punto de vista de su instrucción como de su educación.
• Consolidar los cambios logrados en los estudiantes mediante la creación de escenarios de interacción creativa, formativa y productiva, en las dimensiones curricular y extracurricular con un sentido extensionista, para su mejoramiento continuo y sostenido".

Es importante tener en cuenta que el líder a diferencia del profesor tradicional reconoce la necesidad del cambio, innova, crease concentra en los estudiantes, inspira confianza, motiva y promueve la participación de los estudiantes en las diferentes tareas ejerciendo el control de las mismas, enfrenta con optimismo los desafíos del futuro, es disciplinado, promueve el saber, escucha, hace hablar, evalúa junto al grupo, estimula, en una palabra hace las cosas que hay que hacer.

Del educador se espera, en su rol de profesor guía o de tutor, que sea capaz de orientar de un modo particular, personalizado al educando, permitiendo a su vez que, en concordancia con la etapa de desarrollo en que este se encuentra, alcance mayor autonomía en el proceso educativo y de autoformación en general. Por otra parte, del educando se esperan, como resultado de estas influencias, una serie de transformaciones que se traduzcan en un ser humano enriquecido, con nuevas competencias y recursos personológicos que le permitan un mejor desempeño para asumir los retos que le esperan en el futuro y para convertirse en diseñador, hacedor de su propio proyecto de vida.

Se ha orientado por el MES que “Los tutores deben convertirse en líderes académicos, ejerciendo una influencia decisiva en la labor educativa a través del asesoramiento a cada estudiante en la búsqueda de las mejores opciones para cumplir las asignaturas seleccionadas del Plan de Estudio. Este proceso permite rescatar la condición de discípulo de su tutor, reconociendo a este último, no solo por sus cualidades profesionales, sino también por su liderazgo como educador” (Documento del MES: Nuevos componentes del enfoque integral para la labor educativa y político ideológico en la universidad. Curso 2003/2004)

Los profesores y los tutores en la universidad actúan para ayudar a un grupo a lograr objetivos. No existe actividad humana que no esté dirigida a la realización de algún objetivo o grupo de objetivos. En el cumplimiento de estos se reflejan ante todo las leyes objetivas, las exigencias de las leyes del desarrollo económico y social.

Engels escribió que en la historia de la sociedad actúan personas dotadas de conciencia, que pueden premeditadamente o bajo la influencia de emociones que aspiran a determinados objetivos.

En lo referido al liderazgo del profesor y el tutor en la gestión del proceso educativo, podemos señalar que este se caracteriza por una movilidad bastante grande a causa del propio desenvolvimiento del objeto de dirección, grado de complejidad, nivel técnico y tecnológico, formas de organización atendiendo al cumplimiento de las áreas de resultado clave.

Plantea SERGIO H. ALONSO RODRIGUEZ y PEDRO R. SANCHEZ CARMONA.(1994);

“No basta con reunir los requisitos necesarios para el cargo, ni con acumular una larga experiencia docente y de dirección. Las posibilidades de éxito en la actualidad encuentran sus raíces fundamentales en la capacidad del dirigente de afianzar los mejores valores de lo humano y proyectarlos al futuro, con el auxilio de lo más avanzado de la dirección científica. Depende de lo que se haga hoy pensando en el provenir. Y esto es así por una razón no nueva, pero de extraordinaria vigencia”:

Las funciones del profesor y el tutor según se desprende de estas reflexiones se pueden resumir en un conjunto de acciones que forman parte de la propia gestión educativa entre las que merece mencionarse: control y ubicación de la bibliografía básica y complementaria, de los videos, esquemas lógicos y otros medios, resultados del diagnóstico de la asignatura, todo ello referido al tutor académico en este caso por solo citar algunas de sus funciones, en cuanto al tutor pedagógico caracterización de cada alumno y grupo, diagnóstico de cada alumno y grupo, plan de trabajo educativo personalizado de grupo, control de los resultados integrales de los alumnos y grupos, control del trabajo desarrollado por los alumnos y grupos y las tareas de impacto de cada alumno y grupo.

Todo ello deriva que:

“La aspiración de convertir a toda Cuba en una gran universidad, implica que todo profesional debe ser, potencialmente un profesor universitario”(1)

De ello se infiere que el papel del liderazgo del profesor y el tutor constituye un elemento básico para el éxito en el trabajo educativo con los estudiantes universitarios en el nuevo modelo educativo de universalización.

Tutor como se has señalado es todo aquel que interactúa con sus alumnos, es necesario saber además los modos de actuación de este, su perfil profesional en el acompañamiento y la orientación que debe realizar durante los estudios universitarios de los alumnos.

1. Mes: “Informe de la Asamblea Nacional del Poder Popular, julio de 2004”

En la preparación de estos profesores tutores para ejercer su liderazgo ha jugado un papel fundamental el sistema de acciones que se han desarrollado a nivel de universidad y SUM para elevar a niveles superiores la preparación de estos, dentro del cual se incluyen el postgrado de Pedagogía y didáctica y el Orientación psicopedagógica personalizada donde recibe una preparación capaz de fundamentar los diferentes programas de las asignaturas y una caracterización acorde al modelo en que está insertado y es capaz de guiar a sus alumnos en el trabajo educativo.

Por lo que se infiere que es capaz de:

• Dirigir y controlar el proceso de planificación y garantizar el cumplimiento de los objetivos aprobados.
• Promover la participación de los estudiantes en las distintas tareas.
• Velar por el desarrollo político ideológico de los estudiantes durante el desarrollo de su carrera.
• Desarrollar actividades creadoras.
• Elevar la efectividad del proceso docente educativo.
• Imprime un grado deseable de estabilidad.
• Actúa como factor formador de nuevas relaciones.
• Posibilita las mejores condiciones para el desarrollo del proceso docente educativo.
• Crear oportunidades efectivas de desarrollo intelectual.

Si el estilo de dirección que no es más que la forma personal que imprime el profesor y el tutor ya sea académico o pedagógico a su trabajo y que marca su manera de guiar a los alumnos y de conducirlos al cumplimiento de los objetivos, adoptan otra postura podría caer en la:

• Autocracia: tendencia exagerada hacia los métodos directos, “ordeno y mando”. Culto a la obediencia absoluta, debilitamiento de la participación del colectivo.
• Tecnocracia: consiste en hacer descansar la dirección en la superioridad técnica del sujeto de dirección sobre los subordinados. Ello implica desconocer los factores ideológicos, psicológicos, políticos y sociológicos que intervienen en el proceso de dirección.
• Paternalismo: relación estilo padre-hijo. El sujeto de dirección es el protector del grupo.
• Democratismo: manera deformada de aplicar el principio del centralismo democrático. El dirigente subordina sus decisiones a los criterios de la mayoría, se desgasta tratando de lograr dicha mayoría y consulta una y otra vez sin decidirse a actuar.

Partiendo de estas consideraciones el profesor y el tutor, ante este se plantean requerimientos cada vez más altos que le permiten cumplir exitosamente el encargo social de nuestras universidades.

Para cumplir con éxito las tareas que se le plantean al profesor y al tutor debe tener en primer lugar una visión clara de los objetivos que persigue nuestra política educacional, buena preparación pedagógica y además una cultura general elevada.

Dirigir para el profesor y el tutor significa organizar, orientar, ayudar, encaminar, guiar, enseñar como hacer una cosa de la mejor forma observar, penetrar en la esencia del asunto, aconsejar, encontrar las deficiencias y buscar las vías para erradicarlas, apoderarse de la mejor experiencia, interesar a sus estudiantes, consultar con los demás, revisar, chequear, supervisar, evaluar, estimular. En estas ideas está la esencia del papel del liderazgo del profesor y el tutor en el actual proceso de universalización.

Naturalmente que no se nace siendo dirigente amor a los estudiantes y el interés por el trabajo magisterial son el resultado de una formación.

A.S. MaKarenko señalaba:

“que la maestría del educador no es cualquier arte que exige talento, sino es una especialidad que hay que estudiar”.

Todo ello deriva en una mejor y más eficiente labor de este en la gestión de los procesos educativos en la Universidad del siglo XXI.

Conclusiones

Con el presente trabajo se concluye que dentro de la universidad la dirección de los procesos educativos juega un papel de extraordinario el liderazgo del profesor y el tutor. En la medida que este aplique su liderazgo de una forma correcta obtendrá resultados capaces de reflejar los cambios institucionales que se han venido dando como se muestra en el trabajo desarrollado. El líder a diferencia del profesor tradicional posee una preparación más adecuada acorde con los cambios cuantitativos y cualitativos que se dan producto del proceso de universalización que se está llevando a vías de realización en la actualidad. En la medida que aplique sus funciones de una forma correcta.

Bibliografía

1. Álvarez de Zayas, Carlos M., "La escuela en la vida". La Habana 1992.
2. -------------------------- "Hacia una escuela de excelencia"., La Habana 1994. Sin publicar.
3. --------------------------- Pedagogía Universitaria. Una experiencia cubana., La Habana 1995.
4. Corrales, D. y Pérez, C., Hacia el perfeccionamiento del trabajo de dirección de la escuela, Edit. Pueblo y Educación, La Habana, l996.
5. Fariñas León, Gloria, Maestro. Una estrategia para la enseñanza. ,Editorial Academia 1995..
6. González Pacheco, Otmara, El planeamiento curricular en la Enseñanza Superior, Habana 1992. CEPES..
7. López, M., Corrales, D. y Pérez, C., La dirección de la Actividad cognoscitiva, Edit. Pueblo y Educación, La Habana, 1977.
8. Moscovici, M., Psicología Social. Influencia y cambio de actitudes. Individuos y grupos., Ediciones Paidós. Segunda Edición 1991. Tomo I.
9. Pérez Miranda Roiman y Gallego-Badillo Rómulo, "Corrientes constructivas. De los mapas conceptuales a la teoría de la transformación intelectual., Cooperativa Editorial Magisterio, Colombia 1994.
10. Rivas Balboa, C., Paradigma alterno instruccional en educación avanzada, Ponencia presentada en el 1er Taller Latinoamericano sobre Educación Avanzada, Ciencia y Tecnología, La Habana, Cuba, 6 - 8 de Diciembre de 1995.
11. Ruiz callejas, José Manuel. Dirección de los procesos educativos. .Universidad de Pinar del Río, 1998.
12. Turner Martí , Lidia, Se aprende a aprender., Edit. Pueblo y Educación , 1989.
13. UNESCO. Documento de Política para el cambio y el desarrollo en la Educación Superior 1995.
14. Vecino Alegret, Fernando., Algunas tendencias en el desarrollo de la Educación Superior en Cuba, Edit. Pueblo y Educación,1986.

Lic. Juan Carlos Hernández Martín

jcarlos63arrobasum.upr.edu.cu

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.