La sociedad necesita líderes: parte III

Autor: Axel Pineda

Liderazgo

20-05-2008

Deseo compartir los pasos básicos que se requieren poner en acción para tomar la ruta que lleva el destino del liderazgo:

  Anterior

1. Deje de culpar a los demás:

Las condiciones sociales van cambiando año con año, y a muchos de nosotros nos ha tocado nacer bajo las sombras de muchos cambios radicales día a día, y la falta de visión, de conocimiento, la falta de fe, la falta de una autoestima formada correctamente, y un plan de vida concretamente diseñado nos hace culpar a nuestros padres, a nuestras autoridades, y muchas veces aun a la misma sociedad de nuestra ineficacia para vivir.

Es indispensable dejar de culpar a los demás de lo que no hemos podido hacer, o alcanzar en nuestra vida.

Talvez parece ilógico pero es necesario aprender a reconocer nuestras deficiencias y buscar el apoyo adecuado para reforzar nuestro aprendizaje, y se debe comprender que cuando no se logra alcanzar algo no es porque nuestros antepasados no hayan hecho lo correcto, más bien es porque nosotros no nos hemos preparado adecuadamente.

Nadie es culpable de nuestros fracasos, nosotros somos los únicos responsables y culpables de nuestros logros se debe tener limpia conciencia que es nuestra responsabilidad de adquirir el conocimiento y la preparación y estar concientes que mientras no se obtengan estas dos cualidades no saldremos ilesos de un proceso el cual nos puede causar dolor, desesperación, perdida de la esperanza, y hasta un poco de nerviosismo pero es necesario pasar por dicho proceso para alcanzar el nivel de madurez suficiente y comprender que dicho proceso no es permanente es más bien temporal.

2. Dedique su vida a adquirir conocimiento:

Me causa confusión y tristeza cuando hablo con muchas personas que aseguran tener el deseo de cambiar su vida y convertirse en grandes líderes, pero no quieren dedicarse a aprender nada de la vida, es como si creyeran que ya saben todo.

Todo hombre que no dedica tiempo a apreciar y contemplar la belleza de su entorno simplemente esta condenado a morir en la miseria del conocimiento, la desesperación, y el tormento causado por la enfermedad física.

Todo aspirante a líder debe vivir la vida con todas las percepciones activas para apreciar y aprender de cada acontecimiento en su vida.

Se debe dedicar tiempo a la lectura de biografías, de libros sobre pensamiento humano, libros llenos de espiritualidad.

Parece muy poco razonable pero la lectura continua despierta las percepciones cerebrales y provoca deseo de aprender más en la vida.

Dedicarse a aprender en la vida creo que es la riqueza más grande que todo ser humano puede adquirir, y es el legado mas rico que cualquier padre amoroso puede a sus hijos heredar.

3. Construya su autoestima correctamente:

Desde antes de nacer y luego a partir del nacimiento los seres humanos somos influidos poderosamente por el ambiente que nos rodea.

Aquí es donde muchos hombres y mujeres se quedan estancados porque lamentablemente nacieron en una familia desintegrada, y es posible que a usted le hayan tratado muy mal en su infancia, pero es importante que usted decida a romper con esos esquemas en su pensamiento y empiece a generar nuevos pensamientos.

Si a usted le trataron de una forma grosera, eso es lo que esta programado en su mente, pero ahora es el tiempo indicado para que usted reprograme sus pensamientos y repita lo contrario.

En la ciencia llamada “El comportamiento humano” existe una base que es importante conocerla y aplicarla “La regla de los 21 días”.

Disponga su vida a repetir todo lo que usted desea recibir de la vida diariamente durante los próximos 21 días y se dará cuenta que pronto se convertirá en un habito el repetir lo que usted desea recibir de la vida.

4. Póngale visión a su vida y a sus proyectos:

Uno de los problemas mas frecuentes que se ve en muchos que estancan su carrera hacia el éxito es porque no logran aprender a ponerle visión a su vida y a todo lo que emprenden, y esto se debe a los patrones de formación y educación que se les implantaron en su infancia.

Tal vez a usted le enseñaron que soñar es malo, que pensar en grande es pecado, que desear mejores cosas o desear una mejor calidad de vida es dañino, y ahora usted vive conformado a las circunstancias que enfrenta diariamente creyendo que ese es el destino para su vida.

Todo el que desea convertirse en un líder con actitud y mentalidad ganadora necesita reprogramar sus pensamientos y dejar de pensar en pequeñito y empiece a pensar y a soñar en grande.

Ya sea que usted desea convertirse en un líder para tener una mejor familia, y mejorar empresa, una mejor iglesia, debe empezar a creer que Dios no es un diosito, Dios es un Dios de grandeza y esa grandeza se refleja en la calidad de vida integralmente que viven sus hijos.

En la Biblia se registra unas palabras que demuestran la verdad que encierra esta axioma en la vida de todo ser humano, “Todo lo que sea declarado con la boca del hombre; así le será hecho, todo lo que el hombre declare que sea atado en la tierra, así será atado en el cielo, y todo lo que el hombre declare que sea desatado en la tierra, así también será desatado en el cielo.”

Es imperativo comprender que la visión de una persona se conoce por lo que declara con sus labios, si usted ha estado declarando puras pequeñeces en su vida, deténgase por un momento y empiece a declarar sueños, ideas, metas, y anhelos en grande, y ese es el buen inicio de la activación de la fe en la vida.

5. Active la fe en su vida diaria:

Cuando la lógica humana no es suficiente, cuando es muy grande el poder de la adversidad, es tiempo de clamar a un Poder Divino y Superior. Formamos parte de un plan espiritual, que no reconocemos, gracias al velo que cubren nuestros ojos y que ha sido activado por el egoísmo, el miedo, el pragmatismo, la codicia y sobretodo el individualismo que es básicamente la puerta a la destrucción de la realización de grandes hombres puestos en este planeta para cumplir con ciertas misiones las cuales nunca realizan por su estado inconsciente.

Muchas veces la desesperación nos paraliza y nos llenamos de una ola de preocupación que no resuelve las dificultades. Es por eso que debemos hacer algo, aunque sea un poco cada día puede brindar mejores resultados que mucho hoy y nada mañana.

Una acción reflexiva de nuestros hechos, es recomendable, dentro de lo que la angustia del momento nos permita.

Mientras estemos en este nivel de conciencia marginal en el que ahora vivimos, es seguro que nos sentiremos desesperados con cierta frecuencia, mientras no aprendamos a vivir más en el presente, a confiar más en Dios, que en nuestras propias fuerzas; mientras nuestras decisiones estén motivadas por las necesidades superficiales del ego, no podremos obtener los resultados que buscamos y será casi imposible vivir confiados que lograremos todas nuestras metas en la vida.

Axel Pineda

Es autor del libro “Deje de vivir sus pesadillas y empiece a vivir sus sueños” bajo el sello de la editorial Panorama de México. Además es conferencista sobre temas de liderazgo y negocios a nivel internacional.

pimi2000arrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.