El legado de Max Weber (1864-1920) al entendimiento de las organizaciones

Autor: MC Luz Angélica Rodríguez Ebrard

Teoría de la organización

26-01-2009

Para iniciar este escrito se dará a conocer el concepto de estructura debido a que Max Weber fue uno de los pioneros en la construcción de este concepto. Este concepto significa el análisis interno de una totalidad en sus elementos constitutivos.

Dicha estructura se entiende como el ensamblaje de una construcción la cual mantiene una ordenación relativamente duradera de las partes de un todo, es decir, la estructura permite que las instituciones permanezcan a pesar de sufrir algunos cambios en sus partes. Para que nos quede más claro, lo vamos a ilustrar con una construcción. Si nos fijamos la estructura de una construcción permite que esta se mantenga aunque sufra algunas remodelaciones.

En este momento es importante reconocer que Weber trató de entender el obrar social a través de la interpretación de su sentido. Por lo tanto, entendemos que este autor se interesó por conocer la situación que privaba en las organizaciones del mundo que le tocó vivir a él, así como de un reconocimiento histórico de las condiciones en que el hombre ha vivido en su paso por la historia.

Mediante la teoría de la dominación ilumina el conocimiento de las relaciones de poder, las cuales son parte importante dentro de la estructura organizacional. Asimismo su modelo teórico de la Burocracia se convirtió en un intentó de dar a conocer a los dirigentes organizacionales una estrategia de solución a los problemas vividos dentro de estas instituciones y dio los primeros conceptos teóricos de estructura organizacional como son las reglas y procedimientos necesarios para proveer a la organización de un esqueleto que le diera forma, equilibrio y cimiento.

Weber pensó que el siglo XX sería el siglo de las burocracias, las cuales aparecen conjuntamente con el nacimiento del régimen capitalista. El modelo teórico de burocracia surge de la necesidad que prevalecía tanto en las organizaciones del siglo XIX y XX así como de los trabajadores. Las primeras requerían de contar con alguna guía teórica que les permitiera superar el desorden y la carencia de métodos y los segundos exigían un trato justo, lo que significaba reducir o evitar dentro de las organizaciones prácticas administrativas inhumanas e injustas en donde prevalecía la crueldad, el nepotismo y la parcialidad, situaciones que aun subsisten en una gran parte de las instituciones del siglo XXI.

A Weber se le considera el primer teórico de las organizaciones debido a que las estudió desde un punto de vista estructuralista. Esto significa que entendió a las organizaciones como una totalidad en la cual existían partes que conformaban la estructura y dichas partes se relacionaban unas con otras. Sin embargo en este punto es importante recalcar que Weber no alcanzó dentro de sus aportaciones teóricas a visualizar a las organizaciones como sistemas abiertos. Esta situación se debió a que dentro de su contexto histórico aún no tomaba la fuerza necesaria la visión holística que actualmente apoya el enfoque de sistemas. Desde esta perspectiva entonces es que entendemos que el Modelo teórico de la Burocracia se creó sin considerar el impacto del entorno, por ello, no encontraremos en su teoría sobre la burocracia que exista algún indicio teórico que hable de las relaciones interorganizacionales.

Actualmente es muy recurrido la crítica de los autores desde un contexto moderno, sin embargo, desde nuestra perspectiva rescatamos la riqueza de un autor desde la comprensión histórica del tiempo en que surgen sus ideas, por lo tanto, no estamos a favor de empobrecer a un autor descontextualizándolo de la realidad que le tocó vivir. Es importante reconocer que cada autor coloca un cimiento teórico que puede ser sujeto de enriquecerse al paso del tiempo. En este escrito pretendemos rescatar la importancia que tiene actualmente para entender la evolución del pensamiento administrativo las ideas que sustentan otras ideas y con ello invitar a nuestros lectores a reconocer que toda idea es producto de la historia que desafortunadamente es poco rescatada dentro del entendimiento del mundo organizacional.

La riqueza teórica que Weber le legó al desarrollo del pensamiento administrativo con el cual podemos entender más cabalmente a las organizaciones es contar con modelo ideal de comportamiento (racionalidad) que se desprende de la teoría de la burocracia y la teoría de la dominación.

Weber concibió la teoría de la burocracia desde una óptica racional, lo que significa que se preocupó fundamentalmente por crear un modelo de organización basado en la racionalidad en donde se cuida la relación entre los medios, los recursos utilizados y los objetivos pretendidos. Además desarrolló su idea de lo que debe ser una organización tomando como base la variable autoridad. Estableció que dentro de la organización debían establecerse normas impersonales que permitieran implantar una disciplina ideal. Para Weber la racionalidad lograría adecuar los medios a los objetivos (fines) pretendidos, con el fin de garantizar la máxima eficiencia posible en la búsqueda de esos objetivos.

Weber para explicar la eficiencia acuño los conceptos de racionalidad la cual se alcanza cuando coinciden lo legal y lo legítimo. Estos fueron otros conceptos que Weber enriqueció a través de la teoría de la dominación. Entendió lo legal como lo emanado de una estructura formal y lo legítimo como la aceptación de esta estructura por parte de las personas que conforman las organizaciones.

Modelo teórico de la Burocracia

De acuerdo al concepto popular, la burocracia se convierte en una organización donde el papeleo se multiplica y aumenta, impidiendo el buen funcionamiento. El término también se emplea en el sentido de apego de los funcionarios a los reglamentos y rutinas, causando ineficiencia.

El concepto de burocracia para Weber es exactamente lo contrario. La burocracia es la organización eficiente por excelencia. Es por ello, que mediante este modelo teórico proponía a las organizaciones de su época establecer las siguientes características de la burocracia con el fin de evitar el desorden conjuntamente con el trato injusto.

1. Carácter legal de las normas y reglamentos

La burocracia es una organización unida por normas y reglamentos previamente establecidos por escrito para asegurar una interpretación sistemática y unívoca.. Para Weber estas normas y reglamentos permiten formar una estructura social racionalmente organizada. Es decir, Weber entendió que las reglas y normas serían instrumentos que apoyarían el orden que requerían las instituciones para su funcionamiento. Asimismo, son el fundamento de la disciplina y de ahí se desprende la importancia que tiene que las personas las conozcan y comprendan a cabalidad con el fin de que las cumplan. Las normas y reglamentos deben establecerse a través de un pensamiento crítico que busque dar una plataforma al logro de los objetivos. En esencia Weber buscaba reducir el trato injusto a través de estos instrumentos guiadores de acción de todos los miembros de una organización.

2. Carácter formal de las comunicaciones

La burocracia es una organización ligada por comunicaciones escritas, las reglas, decisiones y acciones administrativas son formuladas y registradas por escrito. Para Weber revestía gran importancia que este tipo de situaciones fueran dadas a conocer a los miembros de la organización de forma escrita con el fin de evitar cualquier justificación sobre su desconocimiento. De ahí el carácter formal de la burocracia.

3. Carácter racional y división del trabajo

Existe una división sistemática del trabajo, del derecho y del poder, estableciendo las atribuciones de cada participante, los medios de obligatoriedad y las condiciones necesarias. Cada participante pasa a tener su cargo, sus funciones y su campo de competencia específicos y de responsabilidad. Cada participante debe saber cual es su tarea, cual es su capacidad de mando sobre los otros, y sobre todo, cuales son los límites de su tarea, derechos y poder, para no sobrepasarlos ni interferir en la competencia ajena. Como vemos, Weber dotó de ideas valiosas a los dirigentes de su tiempo y del nuestro para evitar el desorden y la injusticia, pues aquí se aplicaría el dicho mexicano de que cuentas claras amistades largas.

4. Impersonalidad de las relaciones

La administración de la burocracia se realiza sin considerar las personas como personas, sino como ocupantes de cargos y de funciones. El poder de cada persona es impersonal y se deriva del cargo que ocupa. También la obediencia adquiere el carácter de ser impersonal. Aunque este concepto parezca frío evita que las personas evitemos nuestra responsabilidad escudándonos en excusas de carácter personal que tienen que ver más con cuestiones emocionales.

5. Jerarquía de la autoridad

La organización se establece de acuerdo al principio de la jerarquía. Cada cargo inferior debe estar bajo el control y supervisión de uno superior. Ningún cargo queda sin control o supervisión.

6. Rutinas y procedimientos estandarizados

Por medio del establecimiento de las reglas y normas técnicas el ocupante de un puesto se sujeta a lo dispuesto por la organización, evitando con ello que los ocupantes de un puesto se salgan de lo acordado en las rutinas y procedimientos y a su vez evita actos de indisciplina. Al definir claramente los estándares de desempeño se facilita la evaluación de los participantes y con ello la injusticia.

7. Competencia técnica y meritocracia

La admisión, la transferencia y la promoción de los empleados se basa en criterios de evaluación y de clasificación válidos para toda la organización, y no en méritos particulares y arbitrarios. De esto se desprende la necesidad de exámenes, concursos, pruebas y títulos para la admisión y promoción de los empleados. En este punto vemos la coincidencia entre Weber y Fayol quien enunció como un principio organizacional “el hombre adecuado para el puesto adecuado”.

8. Especialización de la administración

Los administradores de la burocracia son profesionales especializados en su administración. Con la burocracia surge el profesional que se especializa en dirigir la organización y de ahí el gradual retiro del capitalista de la gestión de los negocios, diversificando sus aplicaciones financieras de capital. "Existe un principio de completa separación entre la propiedad que pertenece a la organización y la propiedad personal del funcionario".

9. Profesionalización de los participantes

Cada funcionario de la burocracia es un profesional por las siguientes razones:

a. Es un especialista en sus funciones a desempeñar.
b. Es asalariado
c. Es ocupante de un cargo y esto representa su forma de vida.
d. Es nominado por un superior jerárquico a consecuencia de su capacidad y competencia.
e. Su mandato es por tiempo indeterminado
f. Sigue una carrera dentro de la organización
g. No posee la propiedad de los medios de producción y administración
h. Es fiel al cargo y se identifica con los objetivos de la empresa.
i. El administrador profesional tiende a controlar cada vez más completamente las burocracias.

10. Completa previsibilidad del funcionamiento

La consecuencia deseada de la burocracia es la previsibilidad del comportamiento de sus miembros. La organización informal aparece como un factor de imprevisibilidad de las burocracias, pues el sistema social racional de Weber presupone que las reacciones y el comportamiento humano sean perfectamente previsibles, toda vez que todo estará bajo el control de normas racionales y legales, escritas y exhaustivas.

Como podemos observar Weber consideró la burocracia un modelo ideal de burocracia. En este punto es importante considerar la riqueza de estas aportaciones en beneficio de todos los miembros de una institución y no fijarnos en su carencia para destruirla y desmerecer su aportación. Como toda idea es importante analizarla desde las intenciones de su generador, que como podemos darnos cuenta era la búsqueda de soluciones a problemas graves. La burocracia como Modelo teórico de una organización ofrece ideas vigentes para la solución de problemas actuales, pues cuantas organizaciones aun no le dan las importancias a estas ideas y siguen cometiendo errores graves que ponen en peligro su subsistencia.

El modelo de burocracia emana de los estudios que realiza entorno a los tipos de sociedad y los tipos de autoridad, los cuales clasifica como:

Sociedad tradicional, en la que predominan características patriarcales y hereditarias: la familia, el clan, la sociedad medieval, etc.

Sociedad carismática, en la cual existen características místicas, arbitrarias y personalistas: los grupos revolucionarios, los partidos políticos etc.

Sociedad legal, racional o burocrática, en la que predominan las normas impersonales y la racionalidad en la selección de los medios y los fines: las grandes empresas, los Estados modernos, los ejércitos, etc.

Max Weber mediante su teoría de la dominación, trata de establecer las condiciones en las que las personas que detentan el poder justifican su legitimidad y el modo en que los sujetos “dominados” la perciben, por lo tanto, en este punto se reconoce el papel que juega la aceptación o no de los aparentemente subordinados al orden legal. Weber utiliza poder, autoridad y dominio como sinónimos y los define como:”La posibilidad de imponer la voluntad de una persona sobre el comportamiento de otras”.

Clasificación de autoridad legítima:

Autoridad tradicional, la legitimación del poder procede de la creencia en el pasado eterno, en la justicia y en la validez de la manera tradicional de actuar. El líder tradicional es el señor que manda en virtud de su condición de heredero o sucesor. A pesar de que las órdenes que emite son personales y muchas veces arbitrarias, los súbditos las acatan debido a las costumbres y los hábitos, lo que significa que la legitimidad se da porque los súbditos están dispuestos a respetar el estatus tradicional. Por ejemplo, la autoridad de un monarca se acepta porque históricamente la gente ha vivido bajo este tipo de normas y ha llegado a aceptarlas como forma de vida. Sin embargo a lo largo de la historia vemos actos de insubordinación por parte de los dominados debido a que estos por múltiples motivos generalmente implicados con situaciones de justicia se rebelaron dando una situación en donde los sometidos consideraron ilegítimo ese ejercicio de poder.

Autoridad legal, racional o burocrática, es racional porque el individuo que la tiene ha sido examinado y ha demostrado la habilidad y capacidad necesaria, la dirección, competencia técnica y motivación para desempeñar su cargo con eficiencia. Es legítima en la medida que los subordinados consideren que el ejercicio del poder que detenta el jefe permite el alcanzar los objetivos. Es el tipo de autoridad técnica, meritocrática y administrativa debido a que el ejercicio de autoridad se lleva a cabo de acuerdo a normas y leyes establecidas de manera impersonal. Cuando los subordinados perciben que no es una persona calificada adecuadamente para el puesto, no aceptarán por completo su autoridad y con ello no habrá racionalidad debido a que lo legal no es legítimo.

Autoridad carismática, su base es el carisma, la cual se origina de una persona caracterizada por una personalidad única y magnética a la cual los seguidores están dispuestos a someterse por el don que tiene el líder. El poder carismático carece de base racional, es inestable y adquiere fácilmente características revolucionarias. La legitimación de la autoridad proviene de la personalidad carismática del líder y de la devoción y las emociones que despierte en sus seguidores. En este punto vemos como una situación puede ser ilegal pero legítima, como es el caso de muchas huelgas.

Mediante la teoría de la dominación Weber crea un modelo de análisis teórico para que nosotros podamos entender la legitimidad de la autoridad. Debemos saber, que dentro de muchas organizaciones se ejerce la autoridad de manera legal pero ilegítima. La legitimidad según Weber se alcanza cuando se da el consenso, lo que significa que la voluntad de dominio y la voluntad de subordinación coinciden.

A manera de conclusión, podemos entender la importancia de las ideas de Weber para comprender los problemas de muchas organizaciones actualmente. Esta perspectiva teórica nos permitirá hacer análisis del fenómeno organizacional teniendo como marco teórico la teoría de la dominación y la teoría de la burocracia las cuales desde nuestro punto de vista han sido poco reflexionadas como medios teóricos para la solución de problemas organizacionales.

BIBLIOGRAFÍA

BALLINA RÍOS, F. Teoría de la administración. Un enfoque alternativo. McGraw Hill. México 2001.
CANTÛ DELGADO H. Desarrollo de una cultura de calidad. McGraw Hill México 1997.
CHIAVENATO, I. Introducción a la teoría general de la administración. 4ª y 5a. Ed. McGraw Hill México 1995 y 2002.
CLAUDE S. Historia del pensamiento administrativo, Prentice Hall. México 1997.
CLAUDE S y ALVAREZ L. Historia del pensamiento administrativo, Prentice Hall. México 2005.
GARCÍA VIDAL y MUNILLA GONZÁLEZ. ¿Dónde están los principios teóricos de la administración? En www.deguate.com/infocentros/gerencia/articulos/principios.htm Documento rescatado el 3 de marzo del 2004.
HERNÁNDEZ Y RODRÍGUEZ S. Introducción a la administración. McGraw Hill. México 1999.
HARWOOD M. Clásicos en administración Limusa. México 1990.
RODRIGUEZ VALENCIA Introducción a la administración con enfoque de sistemas. 3ª.ed. ECAFSA. México 2000.
URIS. 101 ideas de los genios de la administración. Limusa, México 1992.

MC Luz Angélica Rodríguez Ebrard

Maestra en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez desde agosto de 1983. Docente-investigadora adscrita al Departamento de Ciencias Administrativas. Actualmente imparte las materias de: Recursos humanos, Administración de Grupos de trabajo y Teorías de la Administración. Ponente en varios congresos nacionales e internacionales, así como autora de varios artículos publicados en diversas fuentes informativas.

lrodriguarrobauacj.mx

ebrard_larearrobayahoo.com.mx

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.