Liderazgo y habilidades gerenciales del buen líder

Autor: Lucía Blanco

Liderazgo

16-04-2009

Desde mi muy particular punto de vista, un líder debería ser capaz influir, pero más allá de para lograr metas comunes, para lograr una transformación en el actuar de la gente que será lo que permita logar esas metas. De ahí que piense que para que eso sea posible, es necesario que antes el líder se transforme.

Al hablar de Liderazgo, me vienen a la mente algunos nombres de personajes que han sido considerados líderes a través de la historia; sin embargo dice Bridges que: ..” las creencias de liderazgo reflejan los valores y las preocupaciones más generales de su época” Así es que más allá de hablar de líderes o sus características, quisiera pensar en el liderazgo como una habilidad que se va transformando con el tiempo.

Si partiéramos del concepto anterior, me parece que para que una habilidad se vaya transformando, tendríamos que pensar que quien se transformó fue la persona que la ejerce.

Tradicionalmente el liderazgo se ha definido como la capacidad de influir en los demás para lograr metas comunes, pero si hablamos de una transformación en la concepción del liderazgo, entonces, esta definición nos llevaría a una concepción tradicional y en un mundo de cambio, dado lo expuesto en párrafos anteriores, el liderazgo tendría que incluir este cambio.

Desde mi muy particular punto de vista, un líder debería ser capaz influir, pero más allá de para lograr metas comunes, para lograr una transformación en el actuar de la gente que será lo que permita logar esas metas. De ahí que piense que para que eso sea posible, es necesario que antes el líder se transforme.

Desde mi punto de vista, un líder logra impactar en sí mismo y en la gente, a partir de la coherencia y de la confianza que de ella se deriva. Es importante resaltar que si bien concuerdo con algunos autores que mencionan que para que haya liderazgo, debe haber seguidores; discrepo en el concepto de “seguidores”, yo lo ampliaría a “otros” e incluiría uno mismo. Considero que es a partir de los demás que el líder debe ser capaz de transmitir esta confianza y desde mi perspectiva ser proveedor; un proveedor de recursos y medios para que la gente logre lo que tiene que hacer.

Definiría la coherencia como el actuar conforme a las creencias y las actitudes que cada quien tiene de la vida y eso me remite al concepto de liderazgo en uno mismo y eso a que el líder debe “auotmodelar” las conductas que quiere desarrollar en la gente; me parece que el vivirlas y ser ejemplo de ellas es la forma de influencia más rápida que pueda existir.

Otro aspecto que me parece importante resaltar en este punto del automodelar es el hecho de que el líder se “autogestione” antes de intentar gestionar a los demás. Con esto quiero decir que si un “líder” no es capaz de autotransformarse y devenir una persona que aprenda constantemente, difícilmente permitirá el error y me parece que este es uno de los elementos más importantes de aprendizaje y que la falta de permiso para equivocarse, es un error mayor.

Me parece que la autonciencia que pueda tener un líder, debe ser resultado de un trabajo importante de autoconocimiento y que transmitir esto desde la humildad de reconocer que es una persona no todo lo sabe, que no es quien va a dirigir y que se puede equivocar, es desde donde surge el poder para construir una nueva forma de trabajar, una visión que permita poner en práctica la ambición, no vista como algo negativo sino como una ambición de ser, de logro de acción puesta en práctica que permita a la gente que colabora con este líder a tener confianza en sus decisiones, en sus acciones y a aprender del error y esto, me parece que es la aportación e influencia más grande que pueda tener un líder.

Quizá lo anterior sea la razón por la que al hablar de liderazgo no sólo me vienen a la mente personajes famosos en la historia, sino seres humanos a quienes tuve la suerte de tener como jefes y de quienes he aprendido a poner en práctica estas creencias; y a quienes desde aquí, les mando mi más profundo agradecimiento por haberme permitido aprender de ellos el impacto que un jefe así puede tener en la gente a su cargo.

Lucía Blanco

Ha publicado artículos sobre habilidades gerenciales en revistas tanto nacionales como internacionales e impartido conferencias y cursos en el ámbito nacional. Es articulista en la revista Expansión y colaboró 2 años en el programa de Televisión “Todo en Casa”, que se transmitía por el canal TVC en televisión por cable. Egresada de la Licenciatura en Psicología por la Universidad Autónoma Metropolitana, cuenta con dos maestrías, una en Administración con especialidad en Finanzas y Mercadotecnia y otra en Dirección Internacional, ambas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Cuenta con 4 diplomados, el primero en desarrollo gerencial por la Universidad Iberoamericana, el segundo en Selección y Crecimiento de personal por Psicología y Desarrollo y el tercero en Grafología, por la Asociación Mexicana de Grafología, de donde también es egresada de la especialidad en Grafología en Recursos Humanos y el cuarto como consultor interno. Está certificada como consultora por el CONOCER. www.lublan.com

francosalzilloarrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.