La baja tolerancia a la frustración como competencia distintiva del líder

Autor: Gustavo Giorgi

Liderazgo

05-02-2009

Al momento de situar cuál sería la competencia más observada en los líderes de Argentina mucha gente podría errar el camino y perderse en las vías del sentido común. Siguiendo con ello, podrían listarse la capacidad de planificación; la de organización; sus cualidades persuasivas; su creatividad y seguramente sus recursos para resolver problemas. Sin embargo, y sin ánimo de desmerecer a las anteriores, mi pretensión estriba en establecer como una de las particularidades actitudinales más observadas en los líderes a su baja tolerancia a la frustración.

Comencemos por el principio, en primer lugar, entiendo por líder a toda persona que tenga colaboradores a cargo, sea uno solo o quinientos. El número no es relevante aquí. Todos ellos comparten, en mayor o menor medida un vínculo cuanto menos problemático con sus frustraciones. O, dicho en otros términos, con su manera de lidiar con aquellas situaciones en las cuales los objetivos no se pueden o no se han podido alcanzar.

Este trabajo fue motivado en innumerables entrevistas llevadas a cabo con distintas líneas jerárquicas que participan de una organización, abarcando desde los mandos medios, hasta sus gerentes y directores.

En todos ellos, a posteriori de su análisis psicológico surgía una recurrencia llamativa: sus escasos niveles para tolerar frustraciones; definiendo a esta competencia como “Aquella capacidad para transformar imposibilidades o errores en una oportunidad de aprendizaje”.

Aclarando, y para que no se malentienda: lo anterior no implica negar la capacidad de incorporar conocimientos de los líderes, sino en todo caso de aprovechar sus propias imposibilidades para, a partir de las mismas, escapar de la presión inhabilitante y dar un salto cualitativo hacia la modificación de su conducta.

Puedo encontrar en operarios y líneas inferiores de la pirámide una mayor capacidad para tolerar las frustraciones que en sus jefes. Y las consecuencias son diferentes en uno y otro caso.

En los primeros, un cierto vínculo laxo entre la tarea y el aporte de esta a su narcisismo.

Concretamente, más de la mitad de los colaboradores que carecen de personal a cargo, sienten que su actividad alimenta más bien poco su autoconcepto, y de ahí se deriva que ante el acaecimiento de circunstancias indeseadas haya una mayor distancia con el problema.

Alejamiento que permite una carga afectiva menor, con la consecuencia directa de un bajo malestar.

En cambio, en los líderes y aquellos con potencialidad de serlo, la tarea ocupa un lugar distinto.

Más predominante podría decir y que, también, los involucra aún más. Pero este involucramiento no es necesariamente con la empresa de la cual forman parte, sino en todo caso con la propia actividad.

Esta última compromete en gran medida al sujeto en tanto habla de él, es parte de sí mismo. Y aquí llegamos a un punto de mayor complejidad, en donde puede verse la clara articulación entre dos términos: narcisismo y baja tolerancia a la frustración.

Finalizando, se me ocurre arriesgar una hipótesis: quizás uno de los principales rasgos a analizar al momento de evaluar la potencialidad de un candidato sea la presencia de una baja tolerancia a la frustración.

Gustavo Giorgi

Psicólogo, graduado en la Universidad Nacional de Rosario, Argentina. Posgrado en "Capacitación por Competencias" acreditado U.N.R. Socio de Human Touch Consultora y Director del Área Recursos Humanos. Reconocida experiencia en el diseño y ejecución de Planes de Gestión de RR.HH en empresas nacionales y extranjeras. Disertante en Cámaras de Industria y Comercio de las ciudades más importantes de la Provincia de Santa Fe: San Lorenzo, Villa Constitución y Santa Fe capital. Disertante en la Universidad Tecnológica Nacional; Universidad Católica de Santa Fe; Universidad Nacional del Litoral. Capacitador y Entrenador en organizaciones industriales, comerciales e intermedias de hasta 600 empleados. Co Creador del sistema de capacitación “All Sense” que permite transmitir ideas y conceptos de una forma sencilla, práctica y aplicable.

psgiorgiarrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.