Plan de negocios. Evaluación del cierre anual

Autor: Jorge Arturo Arias Romero

Estrategia y dirección estratégica | Plan de negocios

11-12-2012

“No hay más tiempo que el que tiene en sus manos” Lo que hizo o haya dejado de hacer ya es historia, finalmente el año se le ha escapado de las manos y no es tiempo ya de ponerse a llorar lo perdido, sino de festejar lo alcanzado en el caso de que haya salido adelante en sus propósitos.

Ahora es tiempo de colocarse en su Plataforma de Despegue para el 2013.

“Si lo logró, felicidades, si no es así, no hay tiempo que perder. Es el momento de poner las bases de que le permitan asegurar éxito en el 2013 y no de lamerse las heridas por lo que no se obtuvo”.

Queramos o no, el tiempo no perdona, como todo en la vida hay un inicio y un final y por lo que respecta a su nivel de actuación frente a su Plan de Negocios del presente año, es poco lo que se puede hacer para revertir sus tendencias, sean éstas positivas o negativas. Espero que en su caso, estimado lector, sean de las primeras.

Pero independientemente de los resultados a favor o en contra que pueda usted tener en su negocio, no son tiempos de frenar su posición frente al cambio, sino por el contrario, es un momento importante para reflexionar sobre lo que desea para el futuro en términos de su propósito o visión profesional o de negocios.

Lo verdaderamente importante es no perder el tiempo festejando de manera alocada los éxitos que se han obtenido, porque recuerde que el éxito es como un suspiro, ahora lo tiene y mañana puede no tenerlo en sus manos. Debe tener la mesura suficiente para reconocer abundantemente las contribuciones de sus colaboradores durante el ejercicio y ponerse a trabajar sobre lo que harán en el futuro para ponerse por encima de sus competidores en su mercado.

Por otro lado, si los resultados no le fueron favorables, tampoco puede sentarse a lamentarse de aquellas cosas que se dejaron de hacer o perder el tiempo lamiéndose las heridas del pasado, sino de activarse y de enfocarse nuevamente en alcanzar su propósito y visión de una manera prácticamente obstinada.

Dese cuenta que si no logró lo que esperaba, no es por falta de condiciones en su entorno para salir adelante, sino que en términos de su liderazgo hubo algo que no permitió desencadenar el potencial de su gente, y es ésta condición la que no le permitió avanzar tal como lo tenía previsto.

De esa manera es como de una manera dolorosa los líderes aprenden y crecen, así es que no se preocupe, tiene el tiempo para recuperar el terreno perdido a través de su gente.

Dedique su tiempo a construir su Plataforma de Despegue y haga lo necesario para mejorarlas competencias de liderazgo de su gente para que de manera multiplicada y alineada puedan lograr enfocarse nuevamente en alcanzar sus sueños durante el próximo ejercicio.

Cómo líder, es momento de mostrar el carácter y la firmeza necesaria para levantarse y colocarse en una posición ganadora en el 2013.

Involucre a su gente en sus sueños, y hágalos partícipes de aquello que quiera alcanzar. Después, detone su liderazgo y déjelos trabajar, poniendo su potencial a prueba.

Tenga en cuenta que si usted traza un buen plan ahora, tiene grandes posibilidades de alcanzar el éxito el día de mañana. Hacer el Plan de Negocios sin involucrar a su Equipo, es como ir sólo en el camino, pretendiendo que los demás lo sigan como robots. Ellos quieren saber hacia dónde se dirige y su obligación es entusiasmarlos en su proyecto. Así es como se comienza el Proceso de Alineación en las Empresas de Alto Desempeño.

Si usted define con su Equipo claramente el rumbo de la Empresa, podrá definir también con ellos la responsabilidad cuantitativa y cualitativa que cada miembro tiene en el Plan de Negocios y por consecuencia, tendrán en claro los indicadores de desempeño que deben alcanzar en el tiempo correcto lo que clarificará el nivel de desempeño que se espera por cada persona y puesto en la organización y despejará las dudas sobre el nivel de contribución que deben poner al servicio de sus clientes y su mercado.

¿Pero en que se piensa cuando se hace la Planeación Estratégica?. Las Empresas de Alto Desempeño se concentran en tres cosas exclusivamente: El triple Balance:

1. Ser el proveedor elegido: Diseñan claramente en todas las áreas de la Empresa, lo que debe hacerse para alinear los esfuerzos hacia la satisfacción de los clientes.

2. Ser el Empleador elegido: Diseñan los procesos humanos que deberán garantizarse para contar con el mejor ambiente laboral, que les permita asegurar que cada persona en la organización ponga su máximo esfuerzo (competencias técnicas y de liderazgo) al servicio de sus clientes.

3. Ser la inversión elegida: Alinean todos los procesos internos de la organización, para asegurar la más alta rentabilidad para los accionistas.

En éste sentido se concretan en agregar valor en cada puesto y en cada área en la empresa, lo que es el motivo principal del negocio. Esto les permite definir con claridad los Indicadores Clave de Desempeño que debe alcanzar la organización y las Medidas de Desempeño que cada puesto en la Empresa debe lograr para que de manera alineada pueda darse el cumplimiento del Plan de Negocios.

Nada podrá hacerse bien, si no se define el nuevo enfoque para la organización. Aproveche éste momento porque es lo único a su alcance que le permitirá no solo comprometer a los miembros de su equipo con los objetivos que pretende alcanzar, sino que podrá entusiasmarlos en sus sueños.

Pocas veces se habla de éste tema, pero entusiasmar a los demás en sus propósitos, es quizá lo que le podría dar la ventaja competitiva del mañana. Si no cuenta con su gente de manera motivada y sólo se dedica a explicar (cosa que hacen lamentablemente muchos Directivos y hombres de Empresa) la necesidad de obtener, tal o cual resultado, créamelo, no llegará muy lejos.

Las personas requieren de un ambiente propicio para alcanzar sus objetivos, requieren de un ambiente de confianza que les permita poner al servicio de sus clientes, internos o externos todo lo su potencial y aquello que traen en el corazón. Si usted no se gana el corazón de ellos, no espere que se lo den a sus clientes.

Clarifique la forma en que desea despegar

En la mayoría de las Empresas Mexicanas, diciembre significa el cierre de las operaciones en el ejercicio anual, el pago de prestaciones y beneficios para los empleados y la preocupación de hacer una buena celebración de cierre de año. Esto causa un nivel de estrés adicional en la Gestión Administrativa y la cancelación de inversiones o “gastos innecesarios” en el mercado. ¿La razón? El año ha concluido.

Pero el último mes del año podría tener una mejor posición en el desarrollo las operaciones de la compañía si se utiliza adecuadamente.

Por ejemplo:

1. Se puede utilizar para reconocer a los mejores empleados de la firma, lanzando mensajes de su nivel de contribuciones.

2. Se puede utilizar para re-enfocar a las personas en la empresa, dando claridad y rumbo para el siguiente ejercicio.

3. Se pueden dictar conferencias a las personas de su organización, para que reciban un mensaje que les permita entusiasmarse para enfrentar el futuro.

4. Se puede dar rienda suelta a la innova c ión y permiso a los empleados para sugerir ideas de mejora en el mercado, en los procesos y en la reducción de costos de la empresa.

5. Se puede utilizar para recuperar la confianza de su gente hacia usted.

Entrar en éste terreno, es jugar sabiamente su liderazgo. Utilizar éstos momentos para recuperar la credibilidad perdida, no es un proceso que deba hacer por gusto, sino por Obligación.

Piense que su responsabilidad principal es conducir el barco a buen puerto. La gente espera un Líder confiable, un líder al que le pueda entregar en confianza sus dones y talentos para bien de su organización.

La gente espera un Líder que los rete a poner el máximo de sus capacidades a prueba.

¡Ya basta! abandone lo conocido y decídase a ampliar su círculo de confianza con sus colaboradores, decídase a impulsar cambios en su empresa radicalmente, pues no son tiempos de ir despacio y con cautela, son tiempos de decisión y acción, son tiempos de planeación y ejecución casi inmediata, sin tiempos para ganadores y no para administradores de negocio.

El mercado y sus clientes, nuevamente le darán la oportunidad de ponerse a prueba. No desperdicie ésta gran oportunidad. Le deseo un fin de año con éxito, y mis mejores deseos en su proceso de Cambio y Crecimiento en 2013.

“Utilice el poder creativo de su gente en la construcción de sus sueños. Es la mejor ventaja competitiva en sus manos”. ¡No deje escapar ésta oportunidad!

“De una cosa debe estar seguro, si usted no se ha ganado el corazón de su gente, no espere jamás ganarse el corazón de sus clientes”

Lo único de lo que puede apañarse para salir adelante, son sus RH.

Reflexiones finales:

“Durante el cierre de su ejercicio, premie ante todos las mejores contribuciones y el mejor despliegue de liderazgo”

¡Reconocer a las personas por su Liderazgo es impulsar a los demás a dar lo mejor de sí mismos!

Jorge Arturo Arias Romero - serparacreararrobagmail.com

Director General.

Consultoría Empresarial Humana.

www.cehu.com.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.