Nuevos temas de certificación empresarial para la competitividad

Autor: Carlos Cagna Vallino

Gestión de la calidad | Estrategia y dirección estratégica | Gestión ambiental y sostenibilidad

10-10-2012

La posibilidad de alcanzar una Certificación es el mecanismo que han encontrado las organizaciones para diferenciarse en un marco con reglas de juego comunes para cualquiera y muchas de ellas lo interpretan de tal manera que alcanzan niveles de evidencias donde el compromiso asumido es el elemento diferenciador y por ende se vuelven más competitivas que el resto.

Las normas más difundidas al respecto son las normas ISO (International Standard Organizations), con miembros representantes de distintos países, es el ente que permanentemente va evolucionando en la elaboración de distintos marcos de referencia que ayudan mundialmente a las organizaciones a desarrollarse dentro de ciertas reglas que permiten seguir un estándar aplicado con posibilidad de ser certificado.

Estas normas son de aplicación en todas las organizaciones públicas o privadas, pymes o grandes, industriales o productoras de servicios, la diferencia está en cómo se la va implementando e incorporando como parte de la estrategia para que se transforme en habito y poder crear cultura.

Una posibilidad de potenciar el aprovechamiento competitivo, es cuando se logra entender desde arriba hacia abajo, la diferencia entre Cumplimiento (cumplo y miento) y Compromiso (CON - plantea una relación, el PRO - una disposición y el MISO - una misión que hay que realizar) cuando la aplicamos. Esto llevado a la práctica es lo que podemos ver claramente plasmado como la diferencia de los hechos y acciones entre Responsabilidad y lo que yo llamo Respon-Dabilidad.

Si bien la más popular es la ISO 9001 referida al (S.G.C.) Sistema de Gestión de Calidad, donde a primera instancia difícilmente hoy se considere competitiva una empresa si no cuenta con esta certificación, por más buena reputación y/o imagen de marca que tenga. Algunas ventajas que se pueden obtener con una certificación:

• Menores errores de diseño por la retroalimentación de los procesos.

• Clientes más satisfechos por la menor brecha con lo requerido.

• Menores gastos de garantías por procesos más confiables.

• La visión de proceso ayuda entenderlos y facilita curva de aprendizaje.

• Ayuda a difundir el conocimiento para la mejora de los procesos.

• Mejora el ordenamiento interno de las organizaciones.

• Favorece la transversalidad y por ende las decisiones horizontales.

• Involucra los recursos humanos en los procesos de mejora continua.

• Facilita el planeamiento de todas las actividades.

• Despersonaliza los problemas poniendo el foco en los procesos.

En la actualidad ya existen otras normas que cada día van teniendo más relevancia a medida que la Inteligencia Ecológica, la Ética en los diseños de productos y servicios van siendo considerado complemento a la hora de evaluar las empresas más allá de la calidad y los resultados financieros. La gestión integral de riesgos, o lo que sería el proceso sistemático de identificación y cuantificación de riesgos y la implementación de estrategias a fin de maximizar el valor de la organización va ganando impulso con el cambio de visión del riesgo no solo capaz de prevenir impactos negativos en los resultados sino como generador de valor.

Otro de los cambios que está ocurriendo en este momento es el análisis de los productos (bienes y servicios) bajo la perspectiva del Análisis del Ciclo de Vida (ACV). Hasta el momento, los problemas ambientales se vienen resolviendo tomando medidas para reducir la contaminación en el lugar de producción. Esto hoy ya es insuficiente, porque los efectos ambientales más importantes de un producto se ocasionen en la etapa de obtención de las materias primas o en la fase de uso y hasta en el desuso. El enfoque tradicional de corregir sólo la contaminación en el punto de producción resulta insuficiente y puede ocasionar un traslado de los efectos ambientales, de manera que las mejoras obtenidas en la fase de producción se traduce en otros efectos negativos en la fase de uso, que suponen un impacto ambiental mayor que el evitado, si analizamos con una visión global todo el ciclo de vida del producto.

Nuevos temas de certificación empresarial para la competitividad. Más allá de las normas ISO

De manera tal que el resto de normas de alto valor diferenciador que podemos considerar son las siguientes: ISO 14001 de Gestión Ambiental, ISO 26000 de Responsabilidad Social Empresaria; ISO 31000 de Gestión del Riesgo e ISO 50000 de Gestión de la Energía, OSHA 18000, las normal de Buenas Prácticas B.P.M. o G.M.P., IRAM 17550/51, etc.

Hoy percibimos que los Valores y la Ética, van cobrando otra dimensión y que el que no sepa leerlos a tiempo seguramente va ver afectada su competitividad. Actualmente se intuye un movimiento que nos va llevando hacia la sustentabilidad y la conciencia social, ya tenemos entre nosotros tres generaciones de “transparencia”, el derecho a la información del gobierno, la segunda generación fue cuando obligaron a las empresas a informar de los posibles riesgos y la tercera va mas allá de la divulgación voluntaria o exigida desde los gobiernos si no que ya existen consumidores activos y vigilantes que deciden y generan cambios positivos en el mercado.

Hoy es una realidad considerar el consumo de recursos no renovables como el agua o ciertos tipos de energía y en el futuro cercano seguramente incluiremos variables que provienen de la Inteligencia Ecológica y de los Patrones de Sustentabilidad, desde las etapas de Diseño, como elementos de competitividad. Una de las amenazas sigue siendo que el Management no se vea afectado por el síndrome de la inmediatez cuando el exceso de ansiedad sobrevalúa el corto plazo imposibilitando incorporar mejoras competitivas que están al alcance de cualquiera.

Nuevos temas de certificación empresarial para la competitividad. Más allá de las normas ISO

En resumen evaluar cómo un sistema industrial o servicio afecta a un sistema natural comprometiendo las generaciones del futuro van a ser elementos evidenciables de alto impacto competitivo a la hora de valorar las organizaciones, por lo que obtener Certificaciones alineadas al Desarrollo Sustentable con una visión de Compromiso no de Cumplimiento es lo que recomendamos para un Horizonte 2015/2020, para lo cual es necesario comenzar a trabajar desde ahora.

Carlos Cagna Vallino - ccvallinoarrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.