Liderazgo y el último estirón al final del año

Autor: Jorge Arturo Arias Romero

Liderazgo

19-11-2012

“El año se termina y con ello también muchos de nuestros sueños e ilusiones” Es tiempo de revisión de las tendencias para planear un cierre que vaya acorde con el Plan de Negocios que hemos hecho desde el inicio de año”.

¡Prepárese para dar el último estirón desplegando su liderazgo y el de su gente, pues ya no hay más tiempo que el que hoy tiene.

“El año prácticamente se ha ido, lo que haya hecho hasta ahora, será determinante en sus resultados anuales, pero sobre todo incidirán en su inicio de año por la moral que éstos generan”

El año se termina para bien o para mal en todos los casos. Lo que hayamos hecho o dejado de hacer, será determinante en nuestros resultados finales con relación al Plan de Negocios que nos hayamos propuesto desde el inicio del año.

Curiosamente se termina también el trabajo del Gobierno Panista en nuestro país y se abre una nueva incógnita con relación a lo que sucederá hacia el futuro. La situación en Europa, no deja de ser preocupante, y las elecciones de nuestro vecino del norte no dejan de llamar la atención.

En suma, hay de nuevo CRISIS de valores, economías débiles y convulsión al interior de cada negocio por toda la incertidumbre que es generada por los medios masivos de comunicación en la población y en cada mente de cada líder de negocios, gerentes, líderes de organizaciones y asociaciones y empleados en general.

Si usted cuenta con resultados de productividad que sobrepasan las expectativas de lo planeado, ¡Muchas felicidades!, está en condiciones de iniciar un año de manera enfocada y con el entusiasmo de su gente.

Si va en Plan, pero no tendrá resultados espectaculares, lo invito a dar el último estirón a través del despliegue de su liderazgo y el de su gente para avanzar lo más posible y ubicar su posición competitiva de modo que pueda tener un año 2013 sin sobresaltos.

Si no es así, si sus resultados no son los deseables, lo invito a realizar un cambio en la gestión de su liderazgo y también a dar el último estirón para comenzar un año con una actitud renovada y con la firme intención de hacer mejor las cosas. Un cambio que le permita visualizar la posibilidad de enfrentar un 2013 con mejores posibilidades en su accionar en el mercado y con sus clientes.

Seguramente se concentró más en controlar y administrar sus indicadores, que a desencadenar el potencial de su gente. Esto es lo que le ha sucedido a muchas organizaciones y ahora están de cabeza frente al entorno.

Sin embargo, siempre existe la posibilidad de recomenzar y de hacer mejor las cosas. Aquí la pregunta que debe hacerse es:

O espera a que se termine el año para recibir instrucciones de lo que tiene que hacer para el siguiente, o comienza a gestionar un estilo de liderazgo diferente y termina de manera alineada en el futuro.

Apáñese de lo que tenga a su alcance, su organización necesita acercarse a los clientes, y eso requiere aprender a tratarlos de manera diferenciada.

¡No hay otra salida más segura que utilizar el poder de su gente!

El entorno cambia constantemente pero las empresas se olvidan de cambiar a la misma velocidad que el mercado exige. Tiene que darse cuenta de la necesidad de utilizar todo el potencial y capacidades que tiene su gente, pero de manera alineada a lo que sus clientes le solicitan. Creo que aquí es donde hay que poner foco permanente.

Durante el año, muchas organizaciones están haciendo esfuerzos importantes para alcanzar niveles de productividad al interior de su negocio que han previsto alcanzar en su Plan de Negocios. Sin embargo, hay una diferencia muy grande en desplegar un esfuerzo descomunal y empatar con lo que les clientes le exigen en producto, calidad de producto y servicio diferenciado.

Mientras no se alinee la Organización entera a las exigencias de sus clientes, ¡no dará en el blanco!. Mientras no permanezca cerca de sus clientes, escuchando lo que éstos requieren no será posible incrementar su posición competitiva en el mercado y en tal sentido, está poniendo en riesgo su negocio.

Hoy día, el escuchar al cliente, el mantenerse cerca de él, pero sobre todo, asegurarse de que se le están satisfaciendo sus peticiones es de vital importancia. Si lo que usted pretende no es sólo sobrevivir, sino permanecer por muchos años en el mercado, tiene que abandonarse a la idea de tener con usted una empresa en continuo aprendizaje y de saber que la única ventaja competitiva sostenible en el futuro para su negocio lo es su gente.

Pero no son tiempos únicamente de Administrar Personal, éste concepto ya no aplica para nada en un mundo como el que estamos viviendo. Ha llegado el tiempo de liberar el potencial de su gente si es que espera alcanzar el más alto nivel de resultados y correr por delante de sus competidores.

Es tiempo de utilizar el talento y las competencias de las personas que contrata.

Es paradójico y hasta lamentable, que el nivel de exigencia que hoy tienen las empresas en sus procesos de contratación se hayan incrementado notablemente, pero cuando se trata de poner a prueba esas capacidades quedan muertas en todos los niveles porque no se les da la oportunidad de ser utilizados.

Lo anterior debe reflexionarse seriamente. Debemos aprender a cuestionar nuestro papel como líderes, no sólo desde el punto de vista de administrar personal, sino de desencadenar el potencial de nuestra gente para alcanzar la plena satisfacción de nuestros clientes.

¡El tamaño de la participación en el mercado de su empresa es directamente proporcional al tamaño del entusiasmo de su gente por satisfacer a su gente. Por eso insisto que somos lo que incentivamos!

La labor de diferenciación, comienza en la cima, decidiéndose a cambiar nuestro modelo de pensamiento para orientarlo exclusivamente en acciones que generen valor para la organización.

Son tiempos para líderes, no me queda duda, son tiempos para mentes disruptivas que quieran abandonar las viejas prácticas por la generación de nuevos hábitos direccionados al cliente. Son tiempos de cambio. ¿Usted está dispuesto a hacerlos para Reconvertir su Empresa hacia una Empresa de Futuro?

El último estirón, se da antes de morir

Si usted, es de los que piensan en dar el último estirón, reciba mi reconocimiento, porque quiere decir que piensa luchar hasta el último momento de su vida por alcanzar sus sueños. Pero cuidado, el último estirón, es el último, lo que quiere decir que ya no estará para ver el resultado de sus decisiones. ¿Paradójico, no?, pero cierto. Le invito a cambiar mientras tenga la vida dependiendo de usted mismo, le invito a hacer cosas diferentes mientras tenga el tiempo de hacerlo.

No se espere al su último aliento, hágalo antes, de tal suerte que cuando llegue el momento de expirar lo haga orgulloso de haber alcanzado un nivel de resultados más alto de los alcanzados antes de que usted tomara las riendas de sus posición. Siempre es tiempo para cambiar, pero se requiere de decisión y carácter, se requiere de asumir nuestro liderazgo personal con valentía, de tal suerte que podamos influir en los demás y en tal sentido podamos alcanzar el más alto honor en nuestra gestión como líderes de negocios.

Recomenzar implica, abandonar lo que hasta ahora hemos hecho, recomenzar implica cambiar lo necesario para aprender de los que van por delante nuestro, pero un cambio global exige más que eso todavía, exige hacer que nuestros clientes, nuestros empleados y en general quienes forman parte de nuestro entorno, reciban una experiencia de contacto con nosotros, que jamás se les olvidará.

¡Esto es la diferenciación!

Es tiempo de invertir en sus líderes para que puedan asegurar un mejor trabajo con su gente en la línea, pues es la gente de éste nivel, quienes producen los resultados de su negocio, no lo olvide nunca.

La gente que tiene el primer contacto con sus clientes, no es más que el resultado de la actuación de sus líderes frente a ellos. Es en éste nivel donde debemos asegurar un alto nivel de dirección, de entrenamiento, de motivación y de darle todas las posibilidades para tomar decisiones que incidan en los clientes de manera diferenciada. Es aquí donde la organización cumple sus sueños o los hecha por la borda. Dese el presupuesto y el tiempo para invertir en éste renglón de la estructura de su negocio. ¡Aquí es donde encontrará la ventaja competitiva que h a estado buscando!.

Nos ponemos a sus órdenes para ayudarlo si es necesario, no dude en hacer contacto con nuestra empresa. Saludos y espero que tenga un cierre de año de acuerdo a sus planes.

“Mientras no se decida a utilizar el poder creativo de su gente, seguirá dando lo mismo a los clientes y eso es lo que le pondrá el jaque a usted y a su Negocio”.

“El tamaño de su organización es igual al tamaño de los líderes que ésta tenga”

¡Asegúrese de contar con personas que influyan y desencadenen el potencial de los demás y no sólo que sepan administrar la plantilla.

Reflexiones finales:

“Somos lo que pensamos y lo que incentivamos” Si desea estar por encima de sus competidores, invite a su gente a que le ayude a hacer realidad ésta diferencia en sus resultados.

¡Son tiempos de de cambio que exigen líderes de gran envergadura!

Jorge Arturo Arias Romero - serparacreararrobagmail.com

Director General.

Consultoría Empresarial Humana.

www.cehu.com.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.