Liderazgo. Pánico en situaciones de crisis y el cambio empresarial

Autor: Jorge A. Arias Romero

Liderazgo

15-06-2012

“Sin duda atravesamos por momentos difíciles en el mundo. Es momento de poner a prueba no sólo nuestra capacidad de liderazgo como responsables estratégicos, sino la capacidad de liderazgo de todo el equipo que tenemos a nuestro alrededor” Las grandes tormentas se enfrentan con todo lo que está a nuestro alcance”.

“Es momento de poner a prueba nuestra capacidad de liderazgo, frente al entorno. Es momento para los grandes jugadores, no para los de media tabla”.

Solo basta con abrir cualquier noticia para darnos cuenta que el mundo en general está pasando por momentos difíciles en todos los frentes. Las economías están peor que nunca en la historia, la debacle institucional es inminente, la falta de credibilidad política al rojo vivo, el desempleo, la estructura social, etc... Y para colmo en nuestro país hay elecciones con 4 aspirantes que no parecieran cubrir el mínimo de requisitos para gobernar y guiar correctamente la nave llamada México.

Ante éste panorama de dificultad y complejidad, se presenta para todos nosotros la posibilidad de tomar decisiones. Decisiones de criterio, razonadas correctamente, evaluadas no de la manera en cómo percibimos al mundo, sino realmente evaluando y midiendo lo que se ha logrado y poniendo la vista hacia dónde realmente queremos llegar.

Frente a todo éste marasmo de turbulencia, surge en muchas personas el desánimo de continuar haciendo algo más e incluso de visualizar la mejor manera de retirarse del campo donde se está jugando en éste momento.

Hay empresas que ya están tomando la decisión de eliminar miles de puestos de trabajo, hay otros que están retirándose del mercado, unos más tomando acciones como reducir la jornada laboral y re negociar el pago de sus pasivos laborales frente a sus colaboradores.

Sin embargo hay otros también que están dispuestos a sacar la delantera a sus competidores usando su mejor activo en la empresa, el recurso humano.

Confiar en el talento que posee, es quizá la mejor arma vs el caos mundial. Utilizar su talento es quizá la mayor ventaja competitiva sostenible para el futuro de su organización.

¡Es momento de liberar el potencial de su gente y ponerlo a prueba!.

Sin limitaciones, asumiendo los riesgos que implica el facultamiento, pero es así y sólo así como podrá diferenciarse y sacar en un palmo de nariz ventaja frente a quienes le compiten.

No digo que ésto sea fácil, sólo digo que es el momento de sacar lo único bueno que queda de usted y de su gente: Su LIDERAZGO.

¡Anticípese!. Hoy en día está obligado a hacer las cosas antes que nadie, pero para ello tiene que facultar antes que cualquiera también y ésto es un proceso que tiene que comenzar a trabajar hoy mismo.

Anticiparse supone adelantarse a los tiempos, es decir, hacer las cosas antes que nadie y ésto también es un proceso que tiene que ver con su liderazgo personal. Por un lado debe pensar antes que nadie lo que hará y debe actuar antes que cualquiera, pero para poder hacerlo de nuevo debe contar con la participación de todos los miembros de su equipo de trabajo y ello supone también un trabajo anticipado con su gente.

Debe dirigirlos mejor que nadie, debe prepararlos y entrenarlos como nadie lo hace, debe apoyar las iniciativas de su gente para que produzcan la innovación necesaria y por último debe facultarlos antes que nadie para la toma de decisiones que tienen que ver con su negocio y sus clientes.

Si no lo hace así, estará siguiendo la moda nada más y en tal sentido se habrá convertido en un seguidor más de las tendencias y ése es el gran problema.

La mayoría de las personas piensa en seguir las tendencias en lugar de crearlas, pareciera que tienen un alto temor al cambio y ésto no es otra cosa más que falta de liderazgo. Créalo.

Las condiciones actuales no permiten actitudes timoratas, sino revolucionarias frente a si mismo; el tema es sencillo o cambia antes que los demás o padecerá una enfermedad crónica que lo pondrá en una situación difícil de resolver y en tal caso llevarlo fuera del mercado.

Los verdaderos líderes piensan lo imposible, porque lo posible ya no funciona para ellos, los líderes hacen antes que ninguno las nuevas condiciones y tendencias, no siguen a nadie, crean y crean, mejoran, cambian lo necesario en el tiempo correcto y jamás los sorprende el cambio sino que entran de frente a él. Asumir con liderazgo y con carácter nuevas posturas no es fácil, pero se les da fácilmente a quienes van por encima de los demás, es parte de su condición de líderes y de su formación en la vida.

Están hechos a prueba de caídas y es por ello que superan cualquier dolor o tropezón que se les presenta en su proceso de desarrollo. Nada para ellos es tan alentador como ir en la punta de la carrera así que en su caso, piense ahora lo que quiere ver de su organización en el futuro.

Si usted no está preparado para liderar correctamente no se preocupe, entrénese pero no tarde mucho tiempo en hacerlo y entrene a su personal para que pueda liberar su potencial a efecto de que lo pueda poner al servicio de sus clientes, pues son ellos los que hacen la calidad y el buen servicio, son ellos en quienes está la responsabilidad de hacer la diferencia vs sus competidores.

Nada tan importante como el tiempo y quien actúe con la mayor celeridad frente a los cambios seguramente tendrá las mejores posibilidades no sólo de salir bien librado de la CRISIS actual, sino fortalecido ante ella.

Son tiempos de cambio, pues hágalos antes que cualquiera, no se deje engañar por consejos cautelosos, llenos de temor y pasividad. Haga lo que tenga que hacer, incluyendo retirarse de aquellos que le indican que debe ir despacio en el actuar frente a los métodos tradicionales impuestos por la moda y la tendencia en el mundo de los negocios. Deje de compararse son otros y que sean ellos quienes se comparen con usted al ir antes que ellos.

“El cambio no es transformación, es cambio”

Muchas personas piensan que el cambio es ir lentamente de un proceso a otro y nada más falso que ésto. El cambio es cambio; se trata de romper con los paradigmas y experimentar con nuevas formas de hacer las cosas. No se trata de una modificación, se trata de algo nuevo que ofrecer.

Cuando sus clientes le dicen que el empaque no es el adecuado, no lo modifica, lo cambia. Cuando se le pide que cambie su actitud, no se le pide que la modifique, sino que la cambie, que sea una persona nueva.

Eso es lo que se espera que surja después de todo éste proceso de CRISIS y CONVULSIÓN mundial. Usted no espera que se transforme la realidad actual, usted desea y necesita que se cambie la realidad por otra mucho mejor, ¿o no?

En la política, usted no espera que haya menos corruptos; sino que no los haya, ¿cierto?

Pues eso es precisamente lo que ocurre en las organizaciones, los clientes no quieren mejoras a medias. Sino absolutas, requieren mejor servicio, productos de calidad, relaciones de confianza plena y si usted no se las garantiza, seguramente las cosas no podrán funcionar como usted quiere en el futuro.

Siempre he dicho que un Plan de Negocios no es para que se haga el intento por alcanzarlo. Un Plan de Negocios es una cosa seria, y a toda costa debe asegurarse. ¡No hay más!

Comience el cambio en usted, haga el trabajo de inmersión en sus miedos y mátelos, convierta el CAOS en una verdadera oportunidad y a partir de ahí, podrá hacer el trabajo con su gente. Ellos esperan de usted lo mejor en cuanto a dirección, guía, desarrollo y entrenamiento, apoyo y compensación por su trabajo, pero sobre todo necesitan que les dé la oportunidad de tomar decisiones en el frente de batalla, en el lugar donde ellos están día con día.

No se trata de trabajar más, no intente comprometerlos a trabajar más, comprométalos con el aseguramiento de resultados. Diseñe una estrategia de un alto nivel de compromiso, no una estrategia para paliar el temporal, pues ésto no le ayudará en nada para consolidar su posición en el mercado.

Dispóngase a crecer en medio de la turbulencia adoptando un liderazgo superior, y asegurándose que nadie entre en Pánico.

¡Decídase a hacerlo antes que los demás, y haga posible una nueva realidad a par\r de su LIDERAZGO!

“Deje de seguir tendencias y conviértase usted mismo en la tendencia a seguir” ¡Rompa en su mente el paradigma de que seguir a los mejores es la mejor opción. Deje de copiar y sea usted la novedad!

“O lo hace usted o lo hace otro, no hay más en el juego y la competencia en el mercado”. ¡Y el tiempo será su mejor aliado cuando haga lo que nadie hace, cuando menos esperan que lo haga!

Reflexiones finales:

“Los tiempos actuales exigen cambios contundentes a través de gente con carácter y con valor”. El mundo sigue reclamando los grandes líderes y está en espera de que Usted se arme de valor y transforme su realidad a través de su liderazgo.

Jorge A. Arias Romero - direccionarrobacehu.com

Director General.

Consultoría Empresarial Humana.

www.cehu.com.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.