Liderazgo y desarrollo sustentable: Una visión desde las ciencias del espíritu

Autor: Israel Alférez Chávez

Liderazgo | Autoayuda y superación personal

12-01-2011

Introducción

Lo que Piensas determina lo que Haces; y lo que Haces determina lo que Eres. Esta ecuación es simple y aplicada en la tridimensionalidad de nuestra realidad dual. Sin embargo, ¿Quien determina al Pensamiento? ¿Los valores? ¿La conciencia? ¿Los sentimientos? De ser así, ¿donde se albergan los valores, sentimientos y la conciencia? Este ensayo busca no dar la respuesta a esta interrogante, las escuelas milenarias del pensamiento ya lo han mencionado de diversas maneras: quien determina al Pensamiento es el Espíritu. Lo que pretende este ejercicio de reflexión es dar algunos elementos para el análisis y vincular las enseñanzas de las ciencias del espíritu a la práctica del liderazgo y su importancia para lograr un desarrollo sostenible integral y armónico.

Quien mejor que Israel Regardie, para invitarnos a este viaje de descubrimiento, por ello me permito citar un fragmento del prefacio de su libro “Un Jardín de Granadas, Una introducción a la cábala”:

“El antiguo consejo: “Conócete a ti mismo”, es ahora más imperioso que nunca. El ritmo de la ciencia se ha acelerado hasta tal punto que los descubrimientos de hoy convierten frecuentemente en obsoletas alas ecuaciones de ayer, casi antes de que puedan escribirse en la pizarra. No es sorprendente entonces que existan tantos enfermos mentales. El hombre no fue creado para pasar su vida en un cruce de caminos, uno de los cuales conduce a un sitio desconocido para él, y el otro a la amenazada aniquilación de su especie.

A la vista de esta situación resulta doblemente tranquilizante el saber que, incluso entre conceptos y condiciones caóticas todavía queda una puerta a través de la cual el hombre, individualmente, puede entrar en un amplio almacén de conocimientos, unos conocimientos tan seguros e inmutables como el paso rítmico de la Eternidad.”

Trascendiendo la mente

La mente e s una herramienta poderosa, las escuelas del pensamiento oriental, nos enseñan a controlarla y trascenderla. La mente es poderosa, tanto que puede controlar la realidad. Baste enfrentar los dilemas del experimento del gato de Schrödinger(1) o el experimento de Thomas Young donde los fotones eligen ser onda o partícula según la conciencia del observador(2).

Sin embargo, Drunvalo Melchizedek en su libro “viviendo en el Corazón” nos dice: “Cuando creamos desde la mente, creamos ambas polaridades de nuestra intención”. La mente crea usando el pensamiento, y los pensamientos siguen el camino de la lógica, de tal manera que siempre generara ambos lados de la polaridad, puesto que la lógica se mueve entre opuestos; ante un problema la mente abra de generar el positivo y negativo. Como ejemplo nos plantea Drunvalo Melchizedek: “si oramos por la paz, la mente habrá de pensar en paz y guerra”, en una marcada dualidad. Esta dualidad mantiene una percepción de separación. Esta sensación de separación es un factor determinante que genera un pensamiento egoísta y limitado, en donde no hay cabida para integración. Al no ser posible la integración no existe lugar para la conciencia ecológica. Ya que es necesario comprender la unidad de la naturaleza y la especie humana.

Bajo el planteamiento de la dualidad los líderes habrán de abordar el problema del desarrollo sustentable en términos de pérdidas y ganancias. Entre empresa y sociedad. Conceptos opuestos e irreconciliables. Cualquier acción tomada será limitada e incompleta, siempre se perderá algo, puesto que todo esta separado. Esta ilusión es lo que en la doctrina budista se llama “maya”: la realidad ilusoria de separación. Toda toma de decisiones siempre implicara entre perder lo menos, y no una relación de ganar-ganar. Simplemente la armonía no es posible bajo un esquema mental dualista.

La realidad dual es una ilusión, verdaderamente no existe, nada esta separado. Toda acción por más pequeña que esta sea, puede tener implicaciones monumentales. Los teóricos del Caos lo dicen en su metáfora del aleteo de la mariposa, una pequeña acción tendrá grandes efectos. Todo esta integrado en un estructura íntima y armónica.

Trascendiendo la Dualidad

Drunvalo Melchizedek llama a este conflicto de separación: dualidad. La trampa del pensamiento. La trampa de la separación. El ser humano y la naturaleza, separados. Desunidos. Ajenos. Esa es la trampa de la razón, “yo soy algo diferente al mundo” el líder debe entender que todo esta integrado, que la naturaleza y el ser humano son uno. Una totalidad, no existe nada en este universo separado de nosotros, ni nosotros estamos separados del cosmos.

El Tao te ching dice:

“Todo el mundo toma lo bello por lo bello,
y por eso conocen qué es lo feo.
Todo el mundo toma el bien por el bien,
y por eso conocen qué es el mal.
Porque, el ser y el no-ser se engendran mutuamente.
Lo fácil y lo difícil se complementan.
Lo largo y lo corto se forman el uno de otro.
Lo alto y lo bajo se aproximan.
El sonido y el tono armonizan entre sí.
El antes y el después se suceden recíprocamente.”

El mismo símbolo de tao, formado por ying y yang, los opuestos, frío y caliente, blanco negro, oscuro y claro, no están separados, se cree comúnmente que son dos mitades unidas, cuando en realidad es un solo símbolo que enseña la integración de los opuestos, la Unidad. La verdadera realidad. El todo es uno.

El líder debe comprender la Unidad, una vez que entienda que no existe la separación, los conflictos del intelecto se detendrán, no existe ganancia sin sacrificio ni ley perfecta, las trampas de la razón serán descubiertas y la visión será clara, en ese entonces el espíritu permeara el pensamiento y reinara la armonía en el planeta. Porque es la idea de separación lo que denigra a la naturaleza, lo que crea conceptos inertes donde hay vida, y hace creer que somos amos y señores del planeta cuando somos un mismo organismo vivo. Una misma unidad.

Encontrando el espíritu. La conciencia de unidad

Debemos entonces trascender la mente. La mente es poderosa, pero solo es una herramienta. Debemos trascender la dualidad para ver la Unión, para ver la verdad. Pero ahora surge la pregunta ¿Cómo lo hago? Deepak Chopra nos dice al respecto “Sólo el corazón conoce la respuesta correcta. La mayoría de la gente piensa que el corazón es blando y sentimental. Pero no lo es. El corazón es intuitivo; es holístico, conoce la totalidad, conoce todas las relaciones que existen. No posee una orientación de ganancia o pérdida.”

Solo a través del espíritu podemos ver la realidad tal cual es: UNA. Y accedemos al espíritu a través del corazón.

La mente crea con lógica, el corazón sin embargo es completamente diferente. El corazón crea a través de sueños e imágenes, y se manifiestan a través de sentimientos y emociones. Esta forma de creación no usa la lógica y por lo tanto no tiene que ser lógica por lo tanto es libre de dualidad.

Reflexionemos sobre esta paradoja, que nos propone Drunvalo Melchizedek: “cuando un bebé es concebido, el corazón humano empieza a latir antes de que se forme el cerebro”. ¿Cómo puede ser esto posible? Basado en los descubrimientos del Instituto de Matemáticas del Corazón quienes han descubierto que el corazón tiene su propio cerebro. El cual es muy pequeño, cuenta alrededor de 40 mil células, pero es todo lo que corazón necesita.

Pero también los científicos del Instituto de Matemáticas del Corazón han hecho un descubrimiento aun más grande: “Han probado que el corazón humano genera un campo de energía más grande y más poderoso que ningún otro órgano del cuerpo, incluyendo el cerebro dentro del cráneo” en las doctrinas del Espíritu a esto le llamaran Chakra. Es un centro vital en donde se encuentra la sabiduría de unidad. No es equivocado el viejo dicho: “pregúntale a tu corazón”.

Así como el pensamiento reside en el cerebro, el espíritu reside en el corazón. Es la conciencia quien hace trabajar en unión a ambos, pensamiento y espíritu. La más grande trampa que existe es creer que el pensamiento y el espíritu están separados. Es a través de la conciencia en donde se construye el puente de Unión. La totalidad.

Despertar la conciencia no es fácil, pero los líderes de hoy deben de poseer no solo habilidades administrativas, tecnológicas y de relaciones humanas, ni mucho menos es necesario un falso sentido de motivación y moralidad vendida por un DVD comercial. Se requiere un verdadero trabajo de introspección, de reconstrucción y construcción del YO SOY, pero este es el primer paso a dar. En palabras de Confucio: “un largo viaje se inicia por los pies”. Esta reflexión pretender ser el inicio de ese viaje.

A manera de conclusión: Trasciende los límites.

Alejandro Jodorowsky nos dice en su libro Psicomagia: “El intelecto está comprimido por la cabeza, y cuando se cierran los ojos, se está en la oscuridad. Cerrar los ojos es como estar en una prisión. Cada vez que cierro los ojos, entro en una mazmorra”.

Nos invita con ello a realizar un ejercicio de liberación.

“Lo que tenemos que hacer es decirnos: «Esa negrura que veo es la negrura del universo, de forma que, cada vez que cierro los ojos, entro en el espacio cósmico». ¡Hay que partir de esta idea! ¡Hay que crearlo!“

Jodorowsky mismo cuenta “cerré los ojos y me imaginé una luz, y puse la luz lo más lejos posible en ese universo infinito que no podía alcanzar”. De esta manera a cualquier dirección que mueva la luz estará por delante el infinito mar de posibilidades, de crecimiento y de creación.

Adentrarse en el conocimiento espiritual es encontrar una llave a la realidad, a obtener la visión correcta que nos permita contemplar la unidad. A poner luz donde la sombra de la separación este presente. Comprende entonces que mismo eres esa luz. Y que todo acto proveniente de tu interior estará incidiendo plenamente con el todo.

Vamos, pues, a cerrar los ojos y a comenzar de nuevo.

(1) El principio de incertidumbre se basa en la paradoja del "gato de Schrödinger". En una caja cerrada y opaca se mete un gato, una botella de gas venenoso, un átomo radioactivo con un 50% de probabilidades de desintegrarse y un dispositivo que, de desintegrarse la partícula, rompería la botella, produciendo la muerte del gato por envenenamiento. Por tanto, el destino del gato dependía de un solo átomo que actuaría según la mecánica cuántica, por lo que todo el sistema estaría sometido a sus leyes. La llamada “interpretación de Copenhague” señala que estas leyes funcionan de la siguiente manera: mientras no abramos la caja, el gato está a un tiempo muerto y vivo y que sólo la acción de abrir la caja y observarlo reduce las probabilidades a una de ellas.

(2) El célebre experimento de la doble ranura de Thomas Young, aplicado a los fotones, puso de relieve la misteriosa influencia de un observador en la mecánica cuántica. En el experimento, fotones individuales son lanzados hacia una pantalla distante, parcialmente obstruida a medio camino por una pared que contiene dos ranuras. La experiencia demostró que, si no se comprueba por cual de las ranuras pasa un fotón, éste parece interferir consigo mismo, lo que sugiere que se comporta como una onda, viajando a través de ambas ranuras como si fueran una sola. un fotón “elige” comportarse como una onda o como una partícula, y que esta elección responde al propósito del observador incluso cuando la pretensión del observador se retrasa al máximo y se ejerce de forma aleatoria.

Bibliografía

Chopra, Deepak. Sincrodestino. Editorial Alamah. México. 2003
Jodorowsky, Alejandro. Psicomagia. Ediciones Siruela. España. 2004
Lao Tse, Tao Te Ching. Editorial Barcelona. España.1999.
Melchizedek, Drunvalo. Viviendo en el corazón. Editorial Teohua. México. 2004.
Melchizedek, Drunvalo. El antiguo secreto de la flor de la vida Vol.2. Editorial Teohua. México. 2004.
Regardie, Israel. Un jardín de granadas. Una introducción a la cábala. Luis Cárcamo editores. España.1997.

Israel Alférez Chávez - eddhelarrobahotmail.com

Estudiante de la Maestría en Calidad Universidad Maya Chiapas, México.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.