La formación de valores en la educación superior

Autor: Oded Viamontes Ortiz

Responsabilidad Social Empresarial | Formación y capacitación

03-12-2012

La formación de valores en la actualidad es una problemática de vital importancia para la educación de las nuevas generaciones. Para la esfera educacional es un gran desafío pues somos los docentes quienes debemos preparar a los jóvenes para la vida social. Esta formación comienza desde edades tempranas a través de los diferentes niveles de enseñanza, pero no debemos descuidar al estudiante universitario, se debe reforzar el trabajo político ideológico con estos estudiantes a través de cada programa de estudio buscando vinculación con la realidad social que nos ha tocado vivir. Pues solo en la medida en que las nuevas generaciones desarrollen un pensamiento crítico, serán capaces de realizar la valoración que permite distinguir el sistema de valores, el bien y el mal como ejes principales de cualquier época. Educar en valores no es realizar descripciones abstractas de ellos en una clase, es proporcionar herramientas que favorezcan el proceso de desarrollo del pensamiento, a la capacidad de reflexionar y de crear que marca el trabajo educacional. Se pudo demostrar que no solo el ejemplo del educador y clases con calidad y buena motivación formaban valores en los educando sino también la divulgación de los ideales de los grandes próceres de la patria y la humanidad.

Concepto de valores

Estructuración subjetiva compuesta por reglas de actuación que se relacionan íntimamente con los sentimientos, las actitudes, convicciones y principios que regulan su proyección externa es decir la conducta.

De acuerdo con su sentido y dimensión humana, los valores y la moral, arman y perfeccionan espiritualmente al hombre. El problema de los valores es complejo dado su carácter multifactorial y multifacético en sus formas de tratarse.

Desde el punto de vista sociológico podemos decir que el tema de los valores se trata conceptualmente a partir del termino de valor, de orientaciones de valor u orientación valorativa indistintamente teniendo en cuenta el peso social, es decir de las condiciones sociales sobre determinadas ideas o juicios de valor, es decir que no podemos perder de vista la eterna relación existente entre lo objetivo y lo subjetivo en el devenir histórico. Es importante que tengamos en cuenta que independientemente que los valores u juicios de valor depende de una circunstancia histórico concreto es innegable que las ideas y valores pueden contribuir al perfeccionamiento de las circunstancia

Desde la óptica psicológica el estudio de los valores los trata fundamentalmente desde su expresión subjetiva buscando explicación acerca del origen y regularidades y desarrollo de aquellas formaciones psíquicas de su estructura y funcionamiento que posibilitan la orientación del hombre y su valoración con relación al mundo que lo rodea en particular con relación hacia las relaciones humanas.

Los valores son potencialidades humanas que dignifican al individuo, que concientemente asumidos elevan a la persona y su espiritualidad, y lo hacen tornarse grande en el ámbito de la familia, una profesión, un colectivo, o la sociedad en su conjunto. No se reducen solo, a su dimensión moral, pues se presentan también como valores estéticos, jurídicos, religiosos, epistémicos.

Pero los valores también son la base para vivir en comunidad y relacionarnos con las demás personas. Permiten regular nuestra conducta para el bienestar colectivo y una convivencia armoniosa, por lo que coincidimos que valores es la estructuración subjetiva compuesta por reglas de actuación que se relacionan íntimamente con los sentimientos, las actitudes, convicciones y principios que regulan su proyección externa es decir la conducta.

La formación de valores

Los procesos globalizadores que hoy viven los países latinoamericanos es cada día un reto mayor para la humanidad. No se trata de salvar a una comunidad aislada, sino a la humanidad toda, poniendo fin al hegemonismo y a la fascinación por un modelo consumista insostenible que impone el lenguaje subliminal y empobrecedor de los medios de comunicación. La degradación ética está en la raíz de estos males, la corrupción de las costumbres y la copia de modelos ajenos a las tradiciones culturales de nuestros países.

El mundo vive inmerso en una profunda crisis y deterioro de valores que se ha incrementando en la misma medida en que se ha ido afianzando la globalización neoliberal con sus efectos económicos y la agudización de los problemas sociales.

La formación de valores es un proceso que debe iniciarse en la familia como célula básica de la sociedad y extenderse con marcada fuerza a las instituciones educativas, donde el niño comienza a apreciar y percibir sentimientos y valores elementales de convivencia. Se extiende como tendencia a toda la vida del hombre, pues este siempre esta abierto a influencias positivas o negativas sin excluir la incidencia de modelos, de padres, maestros, pensadores o figuras destacadas en el proceso histórico que vive, como parte importante para su proceso de socialización y adquisición de normas, valores y pautas de comportamiento acorde con lo ya establecido en la sociedad.

Educar en valores significa ayudar a las personas a construir su propia escala de valores de forma razonada y autónoma, que estos sean capaces de tomar decisiones morales en momentos conflictivos de sus vidas, ayudar a que las personas logren relacionarse de manera eficaz, logrando coherencia entre sus pensamientos y valores con sus acciones. No lograremos una adecuada formación de valores sino somos ejemplos de trasmisión de los mismos con nuestro actuar cotidiano, no solo en las aulas, sino con nuestro comportamiento general en nuestra sociedad, actuando en consecuencia con el momento histórico que no corresponde.

Cuba no esta ajeno a esta problemática y también sufre las consecuencias, las que se han manifestado por el debilitamiento y pérdida de valores en la población. Cobrando especial atención en todos los sectores de la sociedad y más aún en el educacional como pilar fundamental para formar lo que resulta más valioso para el ser humano.

Los valores en general, se revelan y forjan a través de un proceso educativo. La inculcación de valores morales tiende a disminuir la capacidad de independencia individual y la valuación critica de las múltiples cuestiones a las que hoy se enfrentan los seres humanos en el decursar de su vida cotidiana y profesional. Por lo que es necesario educar con e l ejemplo que se tenga prestigio y credibilidad por todo aquel que quiera formar valores en la personalidad de alguien.

Por lo que resulta de vital importancia en el orden educativo y para el funcionamiento de nuestras sociedades, que los individuos incorporen los valores más auténticos en su vida personal y profesional y los asuman como un acervo individual. La educación y consolidación de valores sociales relevantes es una imperiosa necesidad de sistema educacional cubano, pues de la formación y arraigo de los valores en las nuevas generaciones depende la calidad en la formación integral del egresado universitario y del que demanda la sociedad actual para su desarrollo. Es por eso que se propone en nuestra enseñanza un modelo de aprendizaje abierto y flexible dotando a los estudiantes de herramientas para que logren sus conocimientos, habilidades y destrezas así como un conjunto de valores y convicciones a través del método aprender a aprender.

Las instituciones educativas en el desarrollo de una sociedad tienen como tarea de primer orden la formación integral del individuo. De ahí las transformaciones que hoy se llevan acabo en la Educación Superior con el perfeccionamiento del Proceso Docente Educativo. La formación de una cultura general integral y por consiguiente la formación de valores, donde cada docente desde sus programas de estudio o actividad extracurricular priorice y resalte los valores que han de tener nuestros graduados, como función para lograr una adecuada orientación de la conducta y las acciones del hombre hacia determinados fines y acciones concretas que requiere la sociedad. Una acción tan simple llevada por el maestro como es llegar unos minutos antes a su clase, con optimismo y deseo de impartirla, cuando el profesional esta enamorado de la materia donde es especialista y le trasmite este amor a los alumnos, educa, forma valores. Es por eso que la ejemplaridad del educador en todos los sentidos es a nuestro modo de ver una de las formas más eficaces de trasmitir valores a los alumnos. Al existir una adecuada comunicación profesor alumno donde se establezcan empatías entre ellos, cuando el profesor socializa con todos de manera humana y responsable estamos formando valores. Cuando hacemos presente la historia y nos inspiramos en aquellos que fueron protagonistas de la identidad y nacionalidad cubana formamos valores. Cuando somos inclaudicables con los hechos crueles y bárbaros que se producen y llevamos un mensaje de protesta contra cualquier manifestación de deshonra estamos formando valores.

Valores a formar

En este proceso se deben distinguir cuatro niveles, grados o escalas de valores fundamentales que pueden formarse a través de distintas instituciones donde la familia y la escuela cumplen un papel fundamental1.

1. Valores elementales de convivencia y civilidad (ayuda, bondad, decoro, amistad, amor, altruismo, solidaridad, ayuda mutua, humanitarismo).

2. Formar y desarrollar una cultura moral y de conducta, afianzada en valores como: (respeto, amor al bien, a la verdad, a la belleza).

3. Formar valores vinculados a la autonomía del sujeto (autenticidad, sensibilidad, independencia de juicios, de criterios, la tolerancia, espontaneidad, crítica y autocrítica, discrepancia, felicidad).

4. Formar valores desde la historia universal, nacional y de la comunidad (identidad, independencia, justicia, soberanía, patriotismo, orgullo nacional).

No es secreto que la formación en valores se encuentra en crisis en muchas partes del mundo, se han formulado en varios países de América Latina un llamado de alerta al respecto. Según Rugarcía Torres y otros estudiosos consideran la formación en valores como el problema más importante de la educación contemporánea.

En la formación de valores de nuestros jóvenes tienen incidencia tendencias que afectan cada vez al planeta y guarda relación con el deterioro de la responsabilidad de algunos docentes.¨ El culto al conocimiento irreflexivo ha hecho presa de las conciencias y manera de ser de las personas relacionadas con la tarea educativa, quienes se perciben y comportan como meros trasmisores de conocimientos (….). Les creemos más a la ciencia que a nosotros mismos, perol o dramático es que la ciencia no enfrenta la vida, sino uno mismo.¨2

La educación en valores no es una abstracta descripción de estos realizada en una clase, sino que está ligado al proceso del desarrollo del pensamiento, a la capacidad de reflexionar y de crear que marca el trabajo educacional. Vincular la formación de valores a cada programa de estudio de las diferentes especialidades, aterrizando estos a la realidad social buscando vínculos directos con la cotidianidad que nos permita demostrar al estudiantado lo que en realidad es éticamente válido para nuestras sociedades.

La formación de valores tiene gran importancia para el desarrollo de la personalidad, se trata del comportamiento general que debe regir en la conducta y determinar consecuentemente sus actitudes y su forma de actuar. Estos se forman en un proceso complejo, no están en los objetos y fenómenos, son una relación sujeto - objeto, son siempre el resultado de una valoración.

Entre los valores que debemos fomentar con mayor agudeza se destacan el internacionalismo, el colectivismo, la solidaridad, el espíritu de sacrificio, justicia, responsabilidad, el trabajo creador, la libertad.

La formación de valores y la Ética Profesional

La ética profesional no puede se concebida como una expresión espontánea del individuo ante el desempeño de su función profesional, sino como la derivación de un desarrollo educativo que en su carácter histórico consolida el comportamiento de los profesionales. En su formación, estos van adquiriendo normas, valores y una concepción de la profesión que altamente individualizada se convierte en un regulador especial de su comportamiento moral. Queda claro que conocer los derechos y, a su vez, los deberes de la profesión, no aseguran necesariamente que se actúe en consonancia con dichas normas, o preceptos; pues este conocimiento no puede identificarse solo con la formación moral de los profesionales implicados, pues se requiere no solo conocimiento sino también acción3. Es de consideración de las autoras que el proceso de formación de valores acordes con las demandas de la sociedad contemporánea mantiene estrecha relación con la formación ética de nuestros futuros profesionales. Por lo que constituye tarea de primer orden para los educadores de hoy incorporar la vigencia de la ética y valores de las figuras históricas en el desempeño de su labor educativa y política ideológica

El punto de partida de la cultura cubana está en la ética como principio rector de la política y que nos conduce a destacar el papel de la educación en el desarrollo y fortaleza de la civilización. Eso se traduce en la correspondencia entre el decir y el hacer, en la honestidad como norma de conducta ciudadana, en la toma de partido por los desposeídos no solo de Cuba sino a escala universal.

Por otra parte la tradición como parte de la cultura es un puente activo de comunicación de cada etapa social con su pasado, es la parte de la cultura que una generación determinada entendió como valores refuncionables para su presente, consiste en un proceso complementario, pues los valores del pasado se ponen en función de completar los valores del presente. Su función es fortalecer a la sociedad en su conciencia histórica, en su capacidad de decidir de manera consiente. La tradición toma parte importante en la solución de situaciones de crisis de una sociedad, pues constituye el cimiento sobre el que se fortalece una nación.

Podemos concluir que los valores son entidades cualitativas complejas, las cuales no pueden ser formadas en los jóvenes mediante una simple charla. Los valores resultan de una relación dialéctica sujeto objeto y solo tienen existencia y sentido en situaciones sociales concretas. El valor es una cualidad estructuradota que organiza la visión del mundo y prepara el pensamiento para percibir una cualidad que se manifieste. Determinan modos de comunicación; y a menudo alcanzan una difusión amplia que los hace parecer universales, objetivos y eternos. Son asunto de profundidad de vida, de verdadero trabajo formativo educacional y cultura.

Referencias Bibliográficas

1. Luis R. López Bombino, El saber ético de ayer a hoy. Tomo II. Editorial Félix Varela. Cuba 2004. p 98.

2. Armando Rugarcía Torre. Los valores y las valoraciones en Educación, Universidad Iberoamericana, México 1991; p 75

3. Rafaela García López y María Isabel Candela Pérez: El profesor como agente moral. Orientaciones para su formación. Ed. por Universidad Iberoamericana; México, 1995 pp 13-16.

4. Cfr. Anton Popovic : El aspecto comunicacional de la diacronía literaria: la tradición literaria., trad. De Desiderio Navarro, en criterios. Tercera época. No 13-20, enero 1985- diciembre 1986, p.213.

Bibliografía

  • Luis R. López Bombino (2004), El saber ético de ayer a hoy. Tomo II. Editorial Félix Varela. Cuba.
  • Armando Rugarcía Torre (1991). Los valores y las valoraciones en Educación, Universidad Iberoamericana, México.
  • Rafaela García López y María Isabel Candela Pérez (1995): El profesor como agente moral. Orientaciones para su formación. Ed. por Universidad Iberoamericana; México.

Lic. Oded Viamontes Ortiz - odedvo@ult.edu.cu

Licenciada en Sociología. Universidad de Oriente. Santiago de Cuba.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.