Empresa virtual. Opción real de emprendimiento

Autor: Héctor Julio Garzón Vivas

Tecnología e internet

14-09-2012

Se hace una recopilación a cerca del concepto de empresa virtual, el cual ha venido evolucionando desde 1989 hasta el presente; así como una aproximación a los efectos de carácter técnico y teórico. Igualmente se hace una presentación de algunos aspectos económicos desde lo teórico; un esbozo sobre las implicaciones en cuanto a los aspectos tecnológicos, administrativos y de marketing de este tipo de empresa. Finalmente se hace una reflexión sobre los requerimientos mínimos para iniciar una empresa virtual.

Algunos aspectos teóricos

El concepto de empresa virtual, ha evolucionado, algunas definiciones se pueden resumir así:

El concepto de Empresa Virtual comienza con la organización trébol propuesta por Charles Handy en su libro The age of unreason, de 1989; en él, manifiesta: “Las organizaciones solían ser consideradas como piezas gigantes de ingeniería, con partes humanas intercambiables en gran parte. Se hablamos de estructuras, de sus sistemas, de las entradas y salidas, de los recursos de control y de su administración, como si el total fuera una gran fábrica. Hoy en día, el lenguaje no es de ingeniería, sino de política, se habla de culturas y redes, de equipos y coaliciones, de influencia o poder antes que de control.”

Una propuesta de común referencia es la de Charles Handy (1989) que define esta organización como un trébol, la cual hace énfasis en el talento humano que la conforma así: “1- Los trabajadores centrales de la organización, integrada por profesionales calificados, técnicos y administradores, que son imprescindibles. Estos son esenciales porque representan el conocimiento organizacional que es específico para esa empresa en particular, hoy lo llamamos Inventario de Talentos. Resulta ser un recurso caro, ya que redunda en mejores pagos, desarrollo y condiciones privilegiadas. 2- Aumento de las operaciones de contratación externa, para que todo trabajo no esencial sea realizado por una fuerza laboral que no es parte de la organización central y, 3- la fuerza laboral flexible, es decir, empleados sobre una base temporal o por horas, conforme ocurran fluctuaciones o niveles máximos en la demanda”.

De otra parte, Gary Hamel y C.K. Prahalad quienes plantean las actividades fundamentales o nucleares, ya que a través de éstas se identifican plenamente las corporaciones virtuales, mediante las cuales se asocian, sin corresponder estrictamente a la figura de alianzas estratégicas mencionadas por Michael Porter.

Posteriormente, en 1992, Davidow y Malone, en The Virtual Corporation, presentan su visión al respecto, y enmarcan el concepto a los años ochenta, pretendiendo desvirtuar el nacimiento de la organización virtual, “ya que la exponen como una red de empresas en torno a un núcleo central”. Cuando afirman que: "A diferencia de sus predecesoras contemporáneas, la corporación virtual va a parecer menos una empresa discreta y más un bloque continuamente variante de actividades comunes en medio de una red de relaciones"; y en "el proceso de convertirse en una corporación virtual es, primero y antes que nada, un proceso de aprendizaje".

En 1993, la revista The Economist publica el artículo: "La empresa global: ha muerto", considerando la Empresa Virtual como "una red temporal de empresas que se unen para explotar una oportunidad específica de mercado apoyada en las capacidades tecnológicas que componen la red". El 8 de febrero, la revista Fortune denomina esta idea como Corporación Modular, mientras que la revista Business Week la llama Corporación Virtual; con estos antecedentes se abren nuevas posibilidades para estudiar el tema de la empresa virtual.

De acuerdo a la definición de la revista The Economist, los conceptos básicos que determinan una empresa virtual son:

- Se trata de una empresa, compuesta por varias en colaboración, aceptando, en principio, cualquier fórmula instrumental, alianzas estratégicas, subcontratación, outsourcing, etc.

- Cada una de ellas aporta lo que sabe hacer mejor que ninguna otra, a lo que Hamel y Prahalad han denominado Core Business -actividades fundamentales o nucleares- en su libro Compitiendo por el futuro, en 1994.

- En el libro de Félix Cuesta, La Empresa Virtual. La Estructura Cosmos, publicado en 1998, presenta una variante sobre la definición propuesta, aceptando el concepto de red, pero en torno a un núcleo central, lo que permite resolver uno de los principales problemas de la llamada empresa virtual de la época, la reducción de los costos de coordinación, fuera de toda visión tecnológica contemporánea.

Inostroza y Sostres, 2005, revisan los anteriores conceptos y proponen uno nuevo, por considerar que estos no tienen en cuenta los desarrollos tecnológicos en los cuales se ha desenvuelto la empresa virtual: “… es una organización de trabajo asociado que utiliza la red de Internet como una base de comunicación entre los socios que conforman esta empresa. Entendiendo que la estructura organizativa está definida en funciones y procesos, se apoyan en internet para ampliar sus transacciones y operaciones en el mercado del ciberespacio…..”.

En complemento, la empresa virtual es un sistema de software que opera sobre la red Internet, donde es posible tomar decisiones mediante algoritmos previamente diseñados para el fin, y que con esta asociación tecnológica, se ve intrínseco el concepto de una empresa, lo cual modifica los paradigmas de organización, trabajo, producción, comercialización y marco jurídico. (Salvador G. Sotres Arévalo, 2002)

Sin embargo, las diferencias entre la empresa virtual y la empresa tradicional, es más de forma que de esencia. Requiere de un plan, una visión, una misión, organigrama, manual de funciones y procedimientos. Por supuesto que también requiere desarrollar función de producción, planeación, financiera, marketing, administración, pagar impuestos, someterse a reglas ó normas.

A manera de conclusión, se puede agregar, que no debe haber tal distinción, al fin y al cabo son empresas, lo que ocurre es que algunas utilizan con mayor intensidad las tecnologías denominadas de información y comunicación.

Algunas implicaciones de tipo económico

En primer lugar, vale decir que algunos se atreven a afirmar que con el nacimiento de la “empresa virtual” aparece una nueva rama de la economía “webonomics”, en razón las nuevas estructuras, reglas que están apareciendo.

La empresa virtual fortalece y acelera la mundialización de la economía, puesto que beneficia al desarrollo del proceso de globalización al crear condiciones para que las empresas transnacionales tengan un desempeño superior al que presentan otras en países en desarrollo (S. Sotress, 2010).

La gran revolución del comercio electrónico, está fundamentada en la reducción de costos –al menos los referidos a producción, administración, operación-, al eliminar intermediarios que no aportan valor a la cadena productiva. En este último aspecto, aún no se ha podido determinar, es decir cuantificar, el impacto y la velocidad como el valor agregado se incrementa de manera exponencial con el uso de las tecnologías de la información. Es como llamamos en economía “el valor agregado factorial”.

Paralelamente, nace la discusión sobre si este tipo de tecnología, debería ser un “factor de producción” diferente de los que tradicionalmente referencian en la teoría económica. Y algunos autores como Harrod y Domar, 1970, lo habían planteado, pero no se imaginaban lo avasallante de los desarrollos en este campo, y solo se limitaban a las posibles aplicaciones de lo que hoy denominaríamos “hardware”, sin tener en cuenta que hoy por hoy es lo más importante, el “software”.

Para todos los sectores de la economía, por ejemplo como se plantea en el documento Cómo Montar un Negocio en Virtual, 2010, tiene usos diversos, por ejemplo, la compra de productos agrícolas o la venta de las cosechas; realizar la trazabilidad de todos los productos o servicios, mediante robustas bases de datos que permiten hacer seguimiento a toda la cadena de producción y de distribución, potenciando la cadena de valor

Una de las grandes ventajas de la empresa virtual es que mejora notablemente la eficiencia y con ello la productividad y efectividad de las empresas en cualquiera de sus funciones o áreas tradicionales. Para muchos de nosotros es claro que la compra electrónica puede suponer descuentos interesantes, lo que se traduce para las empresas en economías.

La mayor productividad, entendida básicamente como el volumen de producción total por unidad de insumo, permite que los precios relativos de los bienes y servicios disminuya y con ello el volumen y rentabilidad de ventas mejoren ostensiblemente; puede entenderse entonces, como una nueva dimensión de las economías de escala.

El tiempo es algo relevante en el proceso; la rapidez de las respuestas y atención al cliente; la rapidez en las decisiones se convierte en un aspecto diferenciador de las empresas.

Por supuesto hay desventajas; algunos autores comúnmente señalan la “falta de personalización en la atención al cliente”, la que debe ser mitigada con actividades que le generen valor agregado individual a consumidor; a la gente todavía no le gusta ser atendida por una máquina insensible, es por ello que dentro del proceso de mercadeo se deben aprovechar ventajas que brinda la tecnología para rastrear datos de los consumidores y convertirlos en valiosa información, a tal punto de poder personalizar la cadena de valor hacia el cliente, tal como lo ha planteado Álvaro Mendoza, Director de MercadeoGlobal.com.

Esta concepción cambia totalmente la economía, porque simplifica el proceso y abarata el producto. Este proceso será más ágil, más rápido, más flexible y permitirá eliminar los stocks; nunca antes el concepto de just of time, había sido tan palpable.

En el Estudio Empresa Virtual, 2006, se encontró que el 83% de los encuestados cree que la adopción de soluciones de empresa virtual aumentará para incrementar ahorros y mejorar la eficiencia. El 91% ya proporcionan a sus empleados un acceso remoto seguro a su red interna cuando es necesario. De acuerdo con la mayoría de los encuestados, se proporcionan funcionalidades de trabajo flexibles e instalaciones de sobremesa interactivas a los teletrabajadores. Los empleados estimaron que los beneficios percibidos de estas medidas fueron una mayor eficiencia y productividad, y también un entorno de trabajo más flexible para ellos. En Colombia ya se está discutiendo un proyecto de decreto para regular el teletrabajo en el sector público, el cual se encuentra disponible en www.dafp.gov.co.

Aspectos técnicos

Es claro que esta tecnología apoya todo el proceso administrativo: Planeación, Dirección, Organización, Integración, Ejecución, Control y Evaluación. No hay ningún área de la empresa que no se vea afectada por la tecnología.

Para tener éxito, estas empresas deben aprovechar las ventajas que brindan los desarrollos tecnológicos. Velocidad de información, disponibilidad, versatilidad. Todo ello mejora los niveles de productividad, porque de manera integral impactan a cada uno de los recursos de la empresa, esto el capital, el talento humano, el conocimiento, transformación de recursos naturales y/o ambientales.

Uno de los aspectos en donde con mayor intensidad se ha explotado los beneficios de la tecnología de internet es el marketing, y en especial el denominado marketing directo en línea, permite la globalización basado en la eficiencia suprema, sin descuidar la "personalización", que pide cada individuo. En su libro de Marketing, Kotler y Armstrong, 2001, plantean con mucho sentido que los sitios web deben vender fácilmente. En este marco, se puede confirmar que permiten una fácil integración, facilitan los la potenciación de los elementos clásicos del marketing –precio, plaza, promoción, publicidad-.

Es importante resaltar que la tecnología del internet permite ser utilizada en las funciones de apoyo de las organizaciones, esto es, administrativa, recursos humanos, planeación, financiera, logística de transporte; incluso con diferentes niveles de complejidad. Por ejemplo, se han desarrollado plataformas denominadas ERP -Enterprise Resource Planning-, que son sistemas de gestión de información que integran y automatizan muchas de las prácticas de negocio asociadas con los aspectos operativos o productivos de una empresa.

Crear un sitio web es una cosa, hacer que lo visiten es otra. Es necesario que el sitio conteste preguntas, que genere buena voluntad hacia el bien o servicio. Los expertos en este tema recomiendan invertir en llevar tráfico.

Opciones de emprendimiento

Tal y como se ha planteado una empresa virtual es una empresa en todo el sentido teórico, técnico y práctico, por tanto es objeto de aplicar iniciativas de emprendimiento, pues como se ve, permite ser aplicada en cualquier sector económico. Igualmente, requiere de la decisión férrea por parte de emprendedor, quien a diferencia del emprendedor en la empresa tradicional, requiere un poco más de conocimiento y contacto con las tecnologías de la información. El emprendedor de la empresa virtual debe tener en cuenta las ventajas y desventajas y hacer encajar su “plan de negocios” en esta nueva esfera. Como en todas las actividades económicas y empresariales, debe encontrar las técnicas, herramientas y métodos adecuados para desarrollar su idea empresarial.

En la red se pueden encontrar diferentes guías para que una vez se tenga la idea empresarial, se pueda poner en marcha. Javier Gámez, en su libro “Guía infalible para emprendedores de negocios en internet”, propone unas condiciones mínimas, como por ejemplo la “pasión” por desarrollar una empresa en internet y un plan de negocios claro. Aprovechando la ventaja de que la inversión en la empresa en internet, en sus inicios es de bajo costo –muchas cosas se pueden conseguir gratis en la red-, pues por ejemplo no requiere de significativas inversiones en elementos físicos para su operación en forma básica requiere: Un buen plan de negocios, una conexión a internet y un computador.

Referencias bibliográficas:

- Gamez Javier, Guía infalible para emprendedores de negocios en internet; en www.publicidadyestrategias.com, recuperado el 20/10/11.

- Heath Joseph, Lucro Sucio, Economía para los que odian el capitalismo. Poco competitivo en todo, 113 pp ss. Ed. Taurus, 2009.

- Kotler Philip y Armstrong Gary, Marketing, Marketing en línea y comercio electronico, 567/576. Mercado Global 624/649. Octava Edición, Pearson Educación, 2001.

- Koontz Harold y Heinz Weihrich, Administración, una perspectiva global; 11a. edición; Mc Graw Hill.

Infografía:

- El camino hacia el comercio electrónico (II), La webonomics: una extraña forma de negocios 01/02/11, Por Oribe Irigoyen http://www.laondadigital.com/LaOnda/LaOnda/001-100/23/La%20webonomics.htm, recuperado el 10/10/11

- La empresa virtual como nuevo esquema de negocios en la red, Enviado por Manuel Gross el 21/10/2010 a las 18:06. Por Salvador G. Sotres Arévalo.

- La empresa virtual es el futuro http://www.sitiosargentina.com.ar/notas/2006/abril/empresa-virtual.htm, recuperado el 29/09/11

- Cómo montar un negocio virtual, en http://www.alipso.com/monografias/comervir/, recuperado el 29/09/11

- Cómo una empresa puede tener su propia tienda en Internet, recuperado el 25/09/11

Héctor Julio Garzón Vivas - hgarzonvivasarrobahotmail.com

Docente Universidad Libertadores, Economista Industrial y Magíster en Economía.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.