10 elementos de la calidad personal y empresarial

Autor: Mario Aguayo C.

Gestión de la calidad

09-12-2011

1.- Comienza el día con una sonrisa, aunque tengas que reírte de ti mismo. No esperes a que los otros se adelanten, sonríeles tú primero, salúdalos con gestos amables y eso te abrirá muchas puertas. La calidad comienza por ti mismo y como una bola de nieve se extiende a los demás.

2.- Tú, puedes. La voluntad es el motor de todas las acciones. Sin voluntad no hacemos nada o todo nos sale mal. Realiza tus actividades con entusiasmo, realízate con lo que haces, eso te traerá satisfacción y a la larga felicidad.

3.- Competencia. Sin dudas a ningún nadador que se precie se le ocurriría nadar en aguas desconocidas. Del mismo modo a ninguna persona que no conozca y domine una actividad se le ocurriría realizarla, a menos que medie una emergencia de riesgo vital. Conocimiento y destreza, son los dos factores principales que comprenden la competencia. Suma competencia a los puntos 1 y 2 de este capítulo y habrás contribuido en gran parte a tu satisfacción personal y profesional y la de muchas personas más.

4.- Las personas son el centro de todo. Hay miles de formas de enmascarar las acciones o actividades que se realizan en el mundo, pero al final tanto el emisor o proveedor como el receptor o cliente son personas. Es importante tener presente esto, porque tanto los tecnicismos como la tecnología de nuestros días nos marean y nos hacen perder el rumbo, al final nos olvidamos que todo lo que usamos para nuestra existencia viene de la naturaleza y es para nosotros mismos.

5.- En la naturaleza, nada se crea, todo se trasforma. (Antoine-Laurent de Lavoisier) A menudo olvidamos esta realidad y olvidamos que todo lo que tomamos de la naturaleza para nuestra existencia viene de la naturaleza y vuelve a la naturaleza. Luego nuestra preocupación debería ser realizar esa devolución sin alterar el equilibrio natural que permite nuestra existencia.

6.- Los modelos normativos desarrollados por el hombre nos ayudan a convivir con nosotros mismos y con los demás. Precisamente los numerosos errores humanos que han conducido a la alteración del medio natural nos han conducido a crear normas de convivencia más amigables. Estas normas aplicadas a casi todas las actividades humanas, nos permiten minimizar los daños involuntarios al medioambiente y a nuestra propia convivencia.

7.- Entre las normas más comunes que rigen las principales actividades humanas de transformación de recursos naturales, tecnología y otros se encuentran las normas ISO. Estas normas regulan los procesos industriales, el medioambiente, la seguridad y protección del propio hombre y de los productos que elabora.

8.- La norma ISO 9001: 2008, y sus 5 claves útiles rige la calidad de los procesos que se emplean para la transformación de los recursos naturales que el hombre utiliza para su subsistencia. Esta norma rige la fidelidad de los procesos originales. Es decir, no admite alteraciones de procesos, actividades o procedimientos. De esta manera se garantiza, indirectamente, la calidad de los productos. Para esto, ordena elaborar procedimientos específicos de cada proceso, sean estos directos o indirectos del sistema de que se trate. También ordena elaborar un manual de la calidad, llamado así para garantizar la fidelidad de los procesos. Es decir no admite la alteración involuntaria o intencional de los procesos.

Sus cinco claves o capítulos certificables, son la estructura en que se basa esta norma. Así el capítulo 4 se refiere al “Sistema de Gestión de la Calidad” en su forma básica o cimientos. Es decir, dictamina como aplicar la norma. El capítulo 5 se refiere a la “Responsabilidad de la Dirección”. Es decir la responsabilidad del nivel de decisiones de la Organización. El capitulo 6 relativo a la “Gestión de los Recursos” de la Organización es destinado a dimensionar y proveer recursos, materiales y humanos para la realización de los productos o servicios. El capítulo 7 relativo a la “Realización del Producto”. Es decir aquellos temas relacionados con la planificación, ejecución y control del producto propiamente tal y 8 “Medición Análisis y Mejora” donde se concentra la aplicación específica del control de la calidad con el compromiso de retroalimentar y mejorar permanentemente el sistema.

Los capítulos 1, 2 y 3 de esta norma no son menos importantes. Sin embargo no entran en el control de la certificación. Son, eso sí, orientativos para el nivel de toma de decisiones de la Organización.

9.- La certificación, un acto de confianza. Para una Organización es relativamente simple decir que su producto, o servicio, es el mejor del mundo. Sin embargo, no es fácil de probar. Hoy y en gran medida debido a la globalización del comercio mundial, se ha convenido en “certificar la calidad de productos y/o servicios, mediante la certificación de terceras partes”. Esto es un acto de confianza, donde una tercera “Organización Técnica Especializada y Acreditada” certifica la evidencia del cumplimiento normativo de la calidad de la Organización. Luego con este acto de confianza los clientes proceden a realizar todas las transacciones comerciales que estimen necesarias.

10.- Calidad eres tú. Curiosamente, la calidad es como un “bumerag”. Parte contigo y vuelve a ti, sin que lo percibas.

Ing. Mario Aguayo C. - mamusaurioarrobagmail.com

Ingeniero mecánico UTE.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.