Administración en el sector público de México

  • Economía
  • 5 minutos de lectura

Resumen

El presente trabajo es una aportación propia, una opinión acerca de la administración en el sector público, lo que debe de ser y lo que en realidad es, basado en mi propia experiencia diaria en el sector gubernamental que si bien es una institución pública que imparte justicia, también es uno de los lugares donde no se aplica con el propio personal ni con los derechos de los mismos. Un claro ejemplo de la paradoja de los “servicios públicos”.

Introducción

El motivo del presente trabajo es mostrar cómo es la administración desde el interior del sector público, que a diferencia del sector privado es algo muy particular, ya que podremos observar que una de los objetivos no es precisamente la satisfacción del cliente como lo es en el sector privado donde se fijan metas, se marcan objetivos a cumplir, donde se trabaja para mejorar día con día porque saben que no se puede detener la calidad ni el servicio porque la competencia se come al mercado, hacer bien lo que debemos hacer es un compromiso con la empresa y con nosotros mismos, pero cuando no estamos comprometidos ni mucho menos interesados en hacer nuestro trabajo bien, el resultados es algo llamado burocracia.

Antecedentes

La Administración Pública es aquella función del Estado que consiste en una actividad concreta, continua, práctica y espontánea, que tienen por objeto satisfacer en forma directa e inmediata las necesidades colectivas y el logro de los fines del Estado dentro el orden jurídico establecido en nuestra constitución. También podemos definirla como el conjunto de órganos administrativos que desarrollan una actividad para el logro de un fin, este fin es (o más bien debería de ser) el bienestar general del pueblo a través de los servicios públicos como son impartir justicia, regular las leyes y reglamentos, recolecta de basura, mantener en buenas condiciones las calles, brindar seguridad, brindar servicios médicos, etc.

La constitución de nuestro país establece en el artículo veinticinco los lineamientos y regulaciones que debe tener el sector público, así como las responsabilidades a su cargo.

Desarrollo

La administración pública en México es muy conocida, pero no por su eficacia ni por sus buenos resultados, sino por todo lo contrario, prueba de ellos es cuando vamos al médico del imss, issste, o vamos a las cajas del ayuntamiento a pagar predial, licencia etc. Y ni qué decir cuando vamos a pedir que se nos haga justicia, es toda una aventura. Parece que se les pide hacer todo lo contrario a lo que establece nuestra constitución.

Una prueba, solo por mencionar una, es la que veo todos los días en esta institución para la que trabajo, para empezar no existe liderazgo, no existe visión, no hay un espíritu de servicio y mucho menos metas o propósitos, la misión, visión, y valores no están presentes en los trabajadores por una simple razón, no hay interés, es un simple requisito que había que cumplir, es algo inalcanzable ya que el personal no está enfocado a cumplirlos, creo que el motivo principal es la apatía, el interés propio por escalar hasta lo más alto que se pueda dentro del organigrama para percibir mejores sueldo, la visión y misión son personales, los valores, mejor ni hablamos de eso.

Uno de las causas de que los problemas no se solucionen es la poca capacidad de los encargados y jefes de área, y digo poca capacidad porque se les nota a flor de piel, este problema es muy común entre las instituciones de gobierno, ya que es bien conocido que ser pariente es mucho más pasado que tener estudios, así pues, el problema en este caso en particular es que los directivos, magistrados, y jefes, son designados al puesto por ser amigos, parientes, o compadres, y no por la capacidad, experiencia, resultados, o estudios que tengan en dicho cargo, en esta institución es más importante el apellido que el título o mejor aún la experiencia.

Otra de las causas es que no se ponen en lugar del cliente como lo haría una institución privada quienes viven de los ingresos aportados por los clientes de la misma forma. Este punto es debido a que no hay un compromiso serio por tener “asegurado el sueldo”, esta es una buena razón para mantener la apatía y el poco interés en desarrollar sus labores, después de todo quién podría decirles algo si ellos son la autoridad? a quién más podrían recurrir si no a ellos mismos? Entonces al tener el poder hay muy poco que se pueda hacer en contra de ellos y esto se vuelve un círculo vicioso que nunca acaba.

Otra razón más es el interés únicamente por el sueldo, por las prestaciones, por los beneficios de ser trabajadores de gobierno como son las vacaciones, los estímulos, los días festivos, y muchas prestaciones más que se otorgan como trabajadores de gobierno, esto hace que sientan cierta seguridad al estar en este círculo pensando que nuca se les va acabar y así contribuyendo a que no se dé un buen servicio y de calidad a los derechohabientes.

Siempre que hablamos del sector gobierno nos imaginamos lo peor y con mucha razón pues esa fama se lo han ganado a pulso con su actitud, con su apatía, con su falta de interés, y con el mal humor que los caracteriza, aunado a esto, la falta de ética, de valores, de compromiso y de muchas cosas más hacen que las instituciones de gobierno sean siempre un dolor de cabeza para el pueblo, sé que es muy difícil cambiar y más erradicar ese vicio y estas malas costumbres adoptadas desde mucho tiempo atrás, sin embargo también creo que todo esto se puede cambiar, si, trabajando con los valores, inculcando el espíritu de servicio, la responsabilidad, la comunicación, la amabilidad sobre todo, depurando a los malos servidores públicos, corruptos, y cuanta gente negativa pueda haber, siempre se puede trabajar con la mejor actitud pensando en que un día nosotros mismo fuimos por ese empleo, o mejor aún, que tal vez el día de mañana ya no lo tengamos. Siempre se puede cambiar de actitud, es cuestión de valor, de esfuerza, de voluntad, creo que si cada quien tomara una actitud diferente, por lo menos sonreír creo que con eso estaríamos cambiando mucho y poco apoco cambiar nuestra forma de ver las cosas.

Conclusión

El punto al que queremos llegar es que entendamos que somos servidores públicos y nos debemos al pueblo, ya que ellos al pagar impuestos contribuyen y esperan por lo menos mejorar los servicios públicos y por qué no a recibir un trato justo y digno de parte de los que estamos detrás de los escritorios, ya que también de lo que ellos pagan de impuestos salen nuestros sueldos que bien o mal se nos paga. Sin embargo también es cierto que tiene mucho que ver el perfil de cada director, jefe, que sea un Líder más que un jefe, después de todo a todos nos conviene que todo salga adelante, por una buena institución, y por un país lleno de valores, pero esto no puede ser posible si en vez de un líder nos pongan a un junior que no tiene ni la más mínima idea de lo que debe hacer y solo está allí por cobrar aparte del sueldo, los favores políticos.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arana May Luis Manuel de Jesús. (2015, enero 29). Administración en el sector público de México. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/administracion-en-el-sector-publico-de-mexico/
Arana May, Luis Manuel de Jesús. "Administración en el sector público de México". GestioPolis. 29 enero 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/administracion-en-el-sector-publico-de-mexico/>.
Arana May, Luis Manuel de Jesús. "Administración en el sector público de México". GestioPolis. enero 29, 2015. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/administracion-en-el-sector-publico-de-mexico/.
Arana May, Luis Manuel de Jesús. Administración en el sector público de México [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/administracion-en-el-sector-publico-de-mexico/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de arquepoetica en Flickr