Actitudes de aprendizaje para mejorar tu calidad de vida

  • Autoayuda
  • 2 minutos de lectura

El día de ayer por la noche cuando paseaba con mis hijas y sobrina, consideré comprar mi último libro del año. Ingresé a una librería de la ciudad de Lima; revisé varios ejemplares y finalmente adquirí “Cómo hacer que las cosas pasen” de Guillermo Echevarría. En su lectura encontré temas muy interesantes; uno de ellos me animó a escribir el presente artículo.

La historia de los dinosaurios comenzó hace mas de 230 millones de años. Dinosaurio quiere decir “Lagarto Terrible”, aunque la palabra “dinosaurio” también tiene un significado peyorativo en el lenguaje corriente; se llama dinosaurio a una persona u organización que sigue viviendo cuando ya no se le necesita;  o hace siempre las cosas de la misma forma.

Los verdaderos dinosaurios se extinguieron hace 66 millones de años aproximadamente y su desaparición sigue siendo una incógnita; sin embargo, las hipótesis acerca de su extinción coinciden en que algo en el clima o en la tierra cambió y que estos animales prehistóricos no fueron capaces de aprender lo necesario para adaptarse al cambio.

En este tiempo actual, lleno de cambios rápidos como los que estamos viviendo, dejar de aprender, innovar y reinventarse nos podría llevar a convertirnos en dinosaurios;  y ya sabemos cuál podría ser nuestro final.

Sin tratar de menospreciar la experiencia, la información o la práctica, considero que el secreto para anticiparnos y adecuarnos al cambio es aprender a pensar como principiante. Pensar como experto cuando queremos solucionar problemas puede obstaculizar más que ayudar.

Si actuamos con la mente del principiante, estamos más abiertos a lo que va surgiendo y estaremos mejor preparados para prever el cambio.  Pensar como principiante nos facilita ver las cosas en forma distinta, sin permitir que la información antigua o la experiencia nublen o enturbien nuestros juicios. Hay que recordar que la experiencia tuvo lugar en el pasado y que la información y estrategias que funcionaron ayer, no garantizan el éxito de hoy.

A continuación te presento un “Test para encontrar dinosaurios” el cual tiene 10 enunciados de actitudes o comportamientos. Deberás responder en la columna correspondiente, SI te identificas o NO con ellos.

  1. La última vez que reconociste públicamente tu ignorancia o desconocimiento en algo, fue hace más de dos meses.
  2. La última vez que aceptaste que alguien tuvo una idea mejor que la tuya, ocurrió hace más de dos meses.
  3. Te encanta decir yo te lo dije y mostrar que, al final, tenías razón.
  4. En este momento consideras innecesario darle la autoridad de maestro o mentor a alguien concreto.
  5. Hace más de un mes, que dejaste de aprender cosas nuevas.
  6. La última vez que pediste ayuda para algún tema, ocurrió hace más de dos meses.
  7. La última vez que te desdijiste por haber encontrado una idea mejor, ocurrió hace más de dos meses.
  8. Te preocupa que los demás se enteren de que estabas equivocado (a).
  9. Hace más de seis meses que haces tu trabajo (o estudios) exactamente de la misma manera.
  10. Hace más de un año que dejaste de hacer algún curso (o similar) de perfeccionamiento profesional o personal

Si tienes como respuesta  SI, en cuatro o más de estos enunciados, te pido que llames rápidamente al zoológico de la ciudad y les des la noticia de tus resultados. Se van a poner muy sorprendidos y contentos cuando sepan que todavía queda un dinosaurio vivo (ello es similar a mi propia experiencia).

Lo interesante y positivo es que hay muchas maneras de fomentar mentalidad nueva y abierta del principiante (y dejar de ser dinosaurio). Presento aquí dos técnicas fáciles y prácticas para eso:

  1. Imagínate que eres un visitante extraterrestre. Observa con mirada investigadora tu propia situación. Formúlate preguntas básicas y hasta ingenuas: ¿Qué es esto?, ¿Para qué es?, ¿Por qué lo hago así?,……
  2. Lleva a tu hijo, sobrino o nieto de ocho años a pasar el día contigo y anímalo a curiosear, observar y formular preguntas.

Te quedarás asombrado al darte cuenta como esos “visitantes” encuentran o descubren cosas que para ellos son obvias y que sin embargo han estado ocultas para ti.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Suárez Álvarez Raúl. (2013, enero 21). Actitudes de aprendizaje para mejorar tu calidad de vida. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/actitudes-de-aprendizaje-para-mejorar-tu-calidad-de-vida/
Suárez Álvarez, Raúl. "Actitudes de aprendizaje para mejorar tu calidad de vida". GestioPolis. 21 enero 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/actitudes-de-aprendizaje-para-mejorar-tu-calidad-de-vida/>.
Suárez Álvarez, Raúl. "Actitudes de aprendizaje para mejorar tu calidad de vida". GestioPolis. enero 21, 2013. Consultado el 3 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/actitudes-de-aprendizaje-para-mejorar-tu-calidad-de-vida/.
Suárez Álvarez, Raúl. Actitudes de aprendizaje para mejorar tu calidad de vida [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/actitudes-de-aprendizaje-para-mejorar-tu-calidad-de-vida/> [Citado el 3 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de danielfoster en Flickr