Teoría de la administración de operaciones

Autor: Dr. Mauricio Lefcovich

PRODUCCIÓN, PROCESOS Y OPERACIONES

03-2005

Podemos definir la Administración de Operaciones como el área de la Administración de Empresas dedicada tanto a la investigación como a la ejecución de todas aquellas acciones tendientes a generar el mayor valor agregado mediante la planificación, organización, dirección y control en la producción tanto de bienes como de servicios, destinado todo ello a aumentar la calidad, productividad, mejorar la satisfacción de los clientes, y disminuir los costes. A nivel estratégico el objetivo de la Administración de Operaciones es participar en la búsqueda de una ventaja competitiva sustentable para la empresa.  

Una definición alternativa es la que define a los administradores de operaciones como los responsables de la producción de los bienes o servicios de las organizaciones. Los administradores de operaciones toman decisiones que se relacionan con la función de operaciones y los sistemas de transformación que se utilizan. Así pues, la administración de operaciones es el estudio de la toma de decisiones en la función de operaciones.
 
De éstas definiciones surge claramente que el proceso de dirección de operaciones consiste en planificar, organizar, gestionar personal, dirigir y controlar, a los efectos de lograr optimizar la función de producción.

 
El responsable de la administración de operaciones debe hacer frente a diez decisiones estratégicas, las cuáles son:
 
· Diseño de bienes y servicios
· Gestión de la calidad
· Estrategia de procesos
· Estrategias de localización
· Estrategias de organización
· Recursos humanos
· Gestión del abastecimiento
· Gestión del inventario
· Programación
· Mantenimiento
 
La estrategia de operaciones es una visión de la función de operaciones que depende de la dirección o impulso generales para la toma de decisiones. Esta visión se debe integrar con la estrategia empresarial y con frecuencia, aunque no siempre, se refleja en un plan formal. La estrategia de operaciones debe dar como resultado un patrón consistente de toma de decisiones en las operaciones y una ventaja competitiva para la compañía.
 
La mayoría de los autores están de acuerdo en que la estrategia de operaciones es una estrategia funcional, que debe guiarse por la estrategia empresarial y dar como resultado un patrón consistente en la toma de decisiones.

AREAS DE DECISION

ALGUNAS PREGUNTAS A RESPONDER

 

 

Diseño del producto y del servicio

¿Qué producto o servicio debemos ofrecer?

 

¿Cómo debemos diseñar estos productos o servicios?

 

 

Gestión de calidad

¿Quién es responsable de la calidad?

 

¿Cómo definimos la calidad que queremos en nuestro servicio o producto?

 

 

Diseño de proceso y planificación

¿Qué proceso necesitarán estos productos y en qué orden?

de capacidad

¿Qué equipo y tecnología son necesarios para estos procesos?

 

 

Localización

¿Dónde situaremos las instalaciones?

 

¿En qué criterio nos basaremos para elegir la localización?

 

 

Diseño de la organización

¿Cómo organizaremos la instalación?

 

¿Qué tamaño deberá tener para cumplir el plan?

 

 

Recursos humanos y diseño del

¿Cómo proporcionar un entorno de trabajo razonablemente bueno?

trabajo

¿Cuánto se puede esperar que produzcan nuestros empleados?

 

 

Gestión del abastecimiento

¿Deberíamos fabricar determinado componente o comprarlo? ¿Quiénes

 

son nuestros proveedores y quién puede quedar integrado en nuestro

 

programa electrónico?

 

 

Inventario, planificación de necesi_

¿Cuántos inventarios de artículos debemos llevar?

dades de material y JIT

¿Cuándo volvemos a pedir?

 

 

Programación intermedia, planifica_

¿Es una buena idea subcontratar la producción?

ción a corto plazo y planificación del

¿Es mejor despedir a gente o mantenerlos en nómina en los períodos de

proyecto

ralentización?

 

 

Mantenimiento

¿Quién se hace responsable del mantenimiento?

 

 

 

 

 Para uno de los principales consultores de Administración de Operaciones a nivel mundial, el norteamericano Roger Schroeder (Profesor de la Universidad de Minnesota) la administración de operaciones tienen la responsabilidad de cinco importantes áreas de decisiones: proceso, capacidad, inventario, fuerza de trabajo y calidad.
 
Proceso. Las decisiones de esta categoría determinan el proceso físico o instalación que se utiliza para producir el producto o servicio. Las decisiones incluyen el tipo de equipo y tecnología, el flujo de proceso, la distribución de planta así como todos los demás aspectos de las instalaciones físicas o de servicios. Muchas de estas decisiones sobre el proceso son a largo plazo y no se pueden revertir de manera sencilla, en particular cuando se necesita una fuerte inversión de capital. Por lo tanto, resulta importante que el proceso físico se diseñe con relación a la postura estratégica de largo plazo de la empresa.
 
Capacidad. Las decisiones sobre la capacidad se dirigen al suministro de la cantidad correcta de capacidad, en el lugar correcto y en el momento exacto. La capacidad a largo plazo la determina el tamaño de las instalaciones físicas que se construyen. A corto plazo, en ocasiones se puede aumentar la capacidad por medio de subcontratos, turnos adicionales o arrendamiento de espacio. Sin embargo, la planeación de la capacidad determina no sólo el tamaño de las instalaciones sino también el número apropiado de gente en la función de operaciones. Se ajustan los niveles de personal para satisfacer las necesidades de la demanda del mercado y el deseo de mantener una fuerza de trabajo estable. A corto plazo, la capacidad disponible debe asignarse a tareas específicas y puestos de operaciones mediante la programación de la gente, del equipo y de las instalaciones.
 
Inventarios. Las decisiones sobre inventarios en operaciones determinan lo que debe ordenar, qué tanto pedir y cuándo solicitarlo. Los sistemas de control de inventarios se utilizan para administrar los materiales desde su compra, a través de los inventarios de materia prima, de producto en proceso y de producto terminado. Los gerentes de inventarios deciden cuánto gastar en inventarios, dónde colocar los materiales y numerosas decisiones más relacionadas con lo anterior. Administran el flujo de los materiales dentro de la empresa.
 
Fuerza de trabajo. La administración de gente es el área de decisión más importante en operaciones, debido a que nada se hace sin la gente que elabora el producto o presta el servicio. Las decisiones sobre la fuerza de trabajo incluyen la selección, contratación, despido, capacitación, supervisión y compensación. Estas decisiones las toman los gerentes de línea de operaciones, con frecuencia con la asistencia o en forma mancomunada con la gerencia de recursos humanos. Administrar la fuerza de trabajo de manera productiva y humana, es una tarea clave para la función de operaciones hoy en día.
 
Calidad. La función de operaciones es casi siempre responsable de la calidad de los bienes y servicios producidos. La calidad es una importante responsabilidad de operaciones que requiere del apoyo total de la organización. Las decisiones sobre calidad deben asegurar que la calidad se mantenga en el producto en todas las etapas de las operaciones: se deben establecer estándares, diseñar equipo, capacitar gente e inspeccionar el producto o servicio para obtener un resultado de calidad.
 
La atención cuidadosa a éstas cinco áreas de toma de decisiones es clave para la administración de operaciones exitosas.
 
La moderna administración de operaciones trabaja sobre tres aspectos fundamentales que son:
 
· La calidad total, entendida ésta como el cumplimiento de las especificaciones generadas en respuesta a los requerimientos de los clientes y consumidores.
 
· La administración científica que implica adoptar decisiones basada en hechos, lo cual comprende el conocimiento de las variaciones, un enfoque centrado en los procesos y un análisis sistémico.
 
· El trabajo en equipo que integra en sus procesos tanto a los proveedores como a los clientes.
 
Los administradores de operaciones no trabajan solamente en empresas productoras de bienes, también lo hacen en industrias de servicio. En el caso de las industrias de servicio privadas, se emplean gerentes de operaciones en hoteles, restaurantes, aerolíneas, bancos y tiendas al menudeo. En todas estas empresas, los administradores de operaciones, en forma muy parecida a sus contrapartes de las empresas que producen bienes, son responsables del suministro de servicios.

PRODUCTORES DE BIENES Y SERVICIOS

 

Empresas que producen primordialmente bienes

 

Agricultura, empresas forestales y de pesca

Cultivos, ganado, servicios agrícolas y forestales, caza y pesca.

 

Minería

Minería de metales, de carbón, extracción petrolera y de gas, así como de minerales

no metálicos.

 

Construcción

Contratistas generales de construcción, contratistas para trabajo pesado y para

proyectos especiales.

 

Manufactura

Alimentos, tabaco, empresas textiles, prendas de vestir, madera, muebles, papel,

impresiones, productos químicos, petróleo, productos de carbón, caucho, plásticos,

pieles, piedras, arcilla, vidrio, metales primarios, productos manufacturados de metal,

maquinaria, equipo eléctrico y electrónico, equipo de transporte, instrumentos e indus_

trias manufactureras diversas.

 

Empresas que producen primordialmente servicios

 

Transporte y servicios públicos

Ferrocarriles, transporte local de pasajeros, camiones, bodegas, servicios postales,

transporte marítimo, líneas aéreas, ductos, comunicaciones, electricidad, gas y servi_

cios sanitarios.

 

Comercio al mayoreo

Productos perecederos y no perecederos

 

Comercio al menudeo

Materiales de construcción, tiendas de mercancía en general, tiendas de abarrotes,

distribuidores de automóviles, gasolineras, tiendas de ropa y accesorios, mueblerías

y artículos para el hogar, así como expendios de alimentos y bebidas.

 

Finanzas, seguros y bienes raíces

Bancos, instituciones de crédito, casas de bolsa, aseguradoras y agentes de bienes

raíces.

 

Servicios

Hoteles, servicios personales, servicios empresariales, reparaciones de automóviles,

películas, entretenimiento, servicios de salud, legales, educativos y sociales, museos,

zoológicos y clubes.

 

Administración pública

 

 Muchas organizaciones producen una mezcla de bienes y servicios. Es por esto que resulta apropiado hacer una clasificación de las industrias en una escala continua entre las que producen únicamente bienes y aquellas otras que sólo generan servicios.
 
Plan de Operaciones
 
El contenido de todo Plan de Operaciones gira en torno del ¿cómo? y ¿con qué?, ya que de muy poco nos serviría haber identificado y definido un producto o servicio tan interesante y atractivo que nuestros clientes potenciales estuviesen todos ellos ansiosos de poseerlo, utilizarlo y disfrutarlo si después no fuésemos capaces de fabricarlo, comercializarlo y prestarlo.
 
Además, no hay que olvidar que muchos de los datos necesarios para realizar el Plan Financiero deben ser proporcionados por el Plan de Operaciones. Cuando esto no es así, el Plan Financiero se convierte en una mera “cocina de números” que, con independencia de que su presentación aparente sea muy completa y exacta, puede resultar en datos peligrosamente engañosos.
 
Es por ello que los objetivos básicos de cualquier Plan de Operaciones son:
 
Establecer los procesos de producción / logísticos / de servicios más adecuados para fabricar / comercializar / prestar los productos / servicios definidos por el Plan de la empresa.
 
Definir y valorar los recursos materiales y humanos necesarios para poder llevar a cabo adecuadamente los procesos anteriores.
 
Valorar los parámetros básicos (capacidades, plazos, existencias, inversiones, etc.) asociados a los procesos y recursos citados en los dos punto anteriores y comprobar que son coherentes con los condicionantes y limitaciones esenciales impuestos por el entorno, la definición de negocio, las estrategias generales del mismo y los otros componentes del Plan de empresa (Planes de Marketing y Ventas, Económico-Financiero, de Recursos Humanos). Si no se da dicha coherencia, es imprescindible revisar a fondo el Plan de Operaciones, para lo cual es preciso tener presente en todo momento los condicionantes y limitaciones.
 
Programar y valorar el período de puesta en marcha.
 
Las etapas para la realización del Plan de Operaciones son:
 
1. Identificar los principales Condicionantes Externos, impuestos por el entorno.
2. Identificar los principales Condicionantes Internos, impuestos por el propio Plan de la empresa.
3. Establecer los Procesos y Operaciones más adecuados.
4. Definir los Recursos Materiales necesarios.
5. Definir los Recursos Humanos necesarios.
6. Establecer la Distribución en Planta más adecuada.
7. Establecer la Infraestructura Física más adecuada.
8. Establecer la Localización más adecuada.
9. Determinar los Plazos.
10. Determinar las Capacidades.
11. Determinar las Existencias.
12. Determinar los Costes Unitarios.
13. Determinar los Gastos Operativos.
14. Determinar las Inversiones.
15. Programar y valorar la Puesta en Marcha del Plan de Operaciones.
 
Estudiar más y mejor para la Administración de Operaciones
 
Administrar la producción sea de bienes físicos o servicios, comporta un compromiso tanto para con la empresa como para con sus trabajadores, clientes y consumidores, y la sociedad toda en su conjunto. Una empresa debe lograr el óptimo en su funcionamiento para permitir los objetivos de rentabilidad de sus propietarios e inversores, sino también para lograr conservar los puestos de trabajo e inclusive incrementarlos, hacer que los trabajadores tengan un elevado grado de motivación y calidad de vida laboral, generar productos con un alto valor agregado para sus consumidores gracias a un precio justo y un elevado nivel de calidad, y relaciones fructíferas y de largo plazo con sus proveedores. Todo ello no se logra sino es con un trabajo y perfeccionamiento asentado en la ética y la disciplina.
 
El perfeccionamiento comienza y se sigue todos los días mediante el estudio y la investigación. Para ello el área de operaciones requiere conocimientos en materia de:
 
· Administración de Empresas
· Ingeniería Industrial
· Productividad
· Calidad
· Mejora Continua
· Comportamiento Organizacional
· Matemáticas y Estadísticas Aplicadas
· Investigación de Operaciones
· Gestión de Costos
· Sistemas de Resolución de Problemas y Toma de Decisiones
· Sistema de Información Gerencial y para la Toma de Decisiones
· Metodología de la Investigación
· Marketing
· Finanzas Corporativas
· Pensamiento Estratégico
· Economía y especialmente Economía de la Empresa
· Capacitación y Entrenamiento
· Supervisión
· Liderazgo y Motivación
· Trabajo en Equipo
· Dinámica de Grupos
· Creatividad e Innovación
· Pensamiento Sistémico
· Gestión del Conocimiento
· Inteligencia Emocional – Pensamiento Lateral – PNL – Mapas Mentales – Etc.
 
Los números y fórmulas cuentan y mucho, pero no menos importante lo son los aspectos humanos y psicológicos. Dejar de lado la creatividad, la innovación, la inteligencia emocional, la dinámica de grupos o el trabajo en equipos entre otros, es condenar a la empresa a la incompetitividad en el mediano y largo plazo. No sólo se trabaja con elementos físicos, como insumos, maquinarias y equipos, sino también con personas, las cuales son las que marcan la diferencia entre una empresa de excelencia y las otras. Es su creatividad, su capacidad de innovación, su capacidad de cambio y adaptación, su espíritu de perfeccionamiento, lo que distingue a las empresas poseedoras de claras ventajas competitivas.
 
Estos conocimientos se hacen mucho más necesarios cuando se trata de la consultoría, a la cual se le requerirá la capacidad de guiar, asesorar y ayudar a resolver problemas y tomar decisiones complejas.
 
¿Por qué estudiar Administración de Operaciones?
 
La Administración de Operaciones es una de las tres funciones principales de cualquier organización y está íntegramente relacionada con las otras funciones de negocios. Todas las organizaciones comercializan, financian y producen , para lo cual resulta clave saber cómo funciona el área de operaciones / producción de las organizaciones. Es por ello que estudiamos cómo se organiza la gente para producir, y la forma en que los bienes y servicios son generados. Por otro lugar estudiamos Administración de Operaciones porque es una porción costosa de una organización.
 
Misión y Estrategia en pos de la productividad
 
Para lograr una función de producción eficaz, la organización debe tener una misión y una estrategia. La misión de la organización se define como su propósito, lo que contribuirá a la sociedad. Este propósito es la razón de ser de la organización, esa es, su misión. Una misión se debe establecer a la luz de las oportunidades y amenazas en el medio ambiente, y en las fuerzas y debilidades propias de la organización. El desarrollo de una excelente estrategia no es fácil, pero resulta menos complejo en la medida que la misión este bien definida.
 
Por otro lado, la estrategia constituye el plan de acción al cual recurre la empresa para lograr sus objetivos (misión).
 
Una estrategia de Administración de Operaciones exitosa debe responder a preguntas tales cómo:
 
· ¿Bajo qué condiciones económicas y tecnológicas intenta la empresa ejecutar su estrategia?
 
· ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los competidores? ¿qué están intentando hacer?
 
· ¿Qué intenta hacer la empresa?
 
· ¿En qué etapa del ciclo de vida están los productos y servicios de la empresa?
 
Los Siete Ceros y la eliminación de Desperdicios
 
La Administración de Operaciones tiene un papel fundamental en la búsqueda continua, e incesante en la búsqueda de los Siete Ceros:
 
· Cero stock / inventarios
· Cero papeles
· Cero esperas / demoras
· Cero averías
· Cero fallas
· Cero accidentes
· Cero contaminación
 
Esta búsqueda continua de perfeccionamiento encuadra con la necesidad imperiosa de detectar, prevenir y eliminar los desperdicios, algo que toma cada día más auge tanto por la escasez de los recursos, como por los problemas ambientales y ecológicos, sumado a los altísimos grados de competitividad. Ya no hay margen para aquellas empresas que quieren sobrevivir y triunfar en un determinado campo de actividad sujeto a las presiones externas. Eliminar desperdicios mediante la mayor eficiencia de las actividades, eliminando por otro lado aquellas no generadoras de valor, implica un mayor nivel de productividad para la empresa, y con ello una mayor ventaja competitiva en los mercados.
 
Le cabe al Administrador de Operaciones hacerse cargo de estas responsabilidades, adoptando a tales efectos todas aquellas decisiones necesarias para la generación de productos y servicios de la mejor calidad, al menor coste y, con la mejor entrega y servicios (QCD).
 
En el nuevo contexto de la economía mundial el Administrador de Operaciones debe ser un paladín de la mejora continua.
 
Nuevo planteamiento de la política de producción
 
Para conseguir la rentabilidad de las empresas en las actuales condiciones del mercado las políticas de producción se orientan según los siguientes criterios:
 
· Flexibilidad del producto y de los procesos productivos.
· Calidad y fiabilidad del producto.
· Predicibilidad y con confiabilidad del proceso.
· Integración del producto, proceso y organización.
· Reducción de tiempos de respuesta para el lanzamiento de nuevos productos.
· Eliminación del gasto no estrictamente necesario.
· Reducción de los tiempos de preparación y de espera.
· Automatización de los procesos.
· Aumento de la productividad global.
 
Para dar respuesta a estos criterios, las características operativas de las nuevas factorías pasan a ser las siguientes:
 
· La cantidad de lote económico se aproxima a la unidad.
 
· La dispersión y variedad de la gama del producto no está penalizada por costes extra en la etapa de producción.
 
· Disminuyen hasta casi desaparecer los costes de mano de otra directa con lo que los costes totales son muy sensible al volumen global de producción, dentro de una economía de costes conjunto.
 
· Operación sin personal directo y sin stocks reguladores.
 
· Actividades amplias y costosas de pre-producción.
 
· Respuestas rápida a los cambios de diseño y a la demanda del mercado.
· Elevados niveles de precisión, fiabilidad y calidad.
 
Todas estas características se engloban dentro del término de fabricación flexible.
 
La fábrica flexible
 
Una fábrica flexible comprende procesos bajo control automático capaces de generar una amplia variedad de productos dentro de una gama determinada, haciendo uso de una tecnología que ayuda a optimizar la fabricación con mejores tiempos de respuesta, menor coste unitario y calidad más alta, mediante unos mejores sistemas de control y gestión. La fabricación flexible es la herramienta de producción más potente hoy día a disposición de una empresa para mejorar su posición competitiva en el entorno industrial actual.
 
Dentro de una planta de fabricación flexible se encuentran:
 
a) Unos equipos de producción automáticos con cambio automático de piezas y herramientas que les permite trabajar autónomamente, sin necesidad de operarios a pie de máquina, durante largos períodos de tiempo que al menos cubre un turno de trabajo, generalmente nocturno.
 
b) Un sistema de manutención y transporte automáticos, tanto para piezas como para herramientas, tanto entre máquinas como entre éstas y los almacenes.
 
c) Una entrada al azar de distintas piezas dentro de una gama más o menos amplia predeterminada, con sistemas de identificación de las mismas y, en correspondencia, una selección de los procesos de fabricación adecuados.
 
d) Un sistema de monitorización y control informatizado para la coordinación de todo el proceso.
 
e) Un sistema de gestión de materiales, máquinas, herramientas, dentro de la filosofía actual del “just in time”, mantenimiento productivo total y kaizen.
 
Este nuevo sistema de producción es el nuevo desafío al cual deben dar respuesta y actuar en consecuencia los administradores del área de producción. La fabricación flexible engloba una gran variedad de conceptos y recoge todas las funciones propias de un taller. Es realmente un “sistema de fabricación” pensado especialmente para mejorar la productividad de un taller conservando su universalidad.

 

Dr. Mauricio Lefcovich.  Consultor en Administración de Operaciones y Estrategia de Negocios. Especialista en Calidad, Productividad, Mejora Continua, Reducción de Costos y Satisfacción del Consumidor.  E-mail: mlefcovicharrobahotmail.com   

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.