Las multinacionales en Venezuela

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

COMERCIO INTERNACIONAL

04 / 2005  

“Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado”. Friedrich Nietzsche RESUMEN Venezuela al escribir este artículo todavía presenta un escenario turbulento ,en donde su crisis económica ha afectado seriamente no sólo a los sectores empresariales, sino a la calidad misma del venezolano, producto de la inestabilidad política, la inseguridad que ello origina, desempleo, pobreza, ausencia de sistemas educativos acordes a la realidad actual.

Justamente en este escenario se desenvuelven empresas multinacionales que es el objetivo de análisis en este escrito, en donde nos adentraremos en sus debilidades, fortalezas, amenazas, comportamiento, lo que ellas representan para el país.

ASPECTOS BÁSICOS, DEBILIDADES, FORTALEZA, AMENAZAS

Este tópico ha sido analizado en un Foro que la cátedra de Comercio Internacional de la Maestría en Administración de Mercados de la Universidad de Carabobo elaboró y en donde los participantes de la cátedra expresaron sus opiniones, foro del cual hemos seleccionados algunas aspectos que estimamos nos permiten adentrarnos en el tema, en su importancia, en su alcance.

Así el Ing. Daniel Samuel nos dice, que el tema de las multinacionales no se puede disociar del fenómeno de la globalización, del capitalismo y neoliberalismo ya que son una estrategia del sistema capitalista y neoliberal para subsistir como sistema económico predominante en el orden económico mundial.

En el mundo existen más de 35.000 empresas multinacionales, entendiendo por tales a aquellas que operan en varios países. Su participación en el comercio mundial es del 70% del total.

Más del 40% de las transacciones internacionales de mercancías y servicios se realiza entre multinacionales o entre las casas matrices de estas y sus filiales. Controlan el 75% de las inversiones mundiales .

Con respecto a las fortalezas, no cabe la menor duda, comenta Samuel, que el peso de las multinacionales está fuera de discusión y es aplastante en cuanto al porcentaje que acaparan en la producción, las inversiones y el comercio mundial, además de que hay que considerar si bien por el vertiginoso proceso de fusiones, alianzas y absorciones que esta teniendo lugar en todos los sectores a escala mundial -bancos, seguros, comunicaciones, informática, automóvil, industria química, farmacéutica, energía, aeronáutica- en donde realmente nada escapa a este proceso de concentración, y en donde es difícil hacer un retrato fijo de su importancia abrumadora, de sus fortalezas.

La importancia de las multinacionales rebasa con creces los aspectos cuantitativos derivados de su actividad y de la mayor o menor penetración de sus mercancías en los mercados internacionales.

Las multinacionales tienen una gran influencia en las relaciones económicas y políticas internacionales. Han desempeñado un papel decisivo en el proceso de integración europea y en los que tienen lugar en otras partes del mundo.

Dentro de algunos estados pequeños, y no tan pequeños, tienen un poder casi definitivo, al punto de dirigir la política económica e imponer a los gobiernos sus decisiones.

Por otra parte, concentran la investigación y la inmensa mayoría de los avances tecnológicos parte de ellas.

Son las depositarias y dueñas de la tecnología. La mejora de los productos y de los procesos de producción casi siempre tiene su origen en una multinacional o, para que tengan éxito, ha de acabar siendo absorbidos por una de ellas.

En fin, las multinacionales son el centro de una red de empresas proveedoras, de comercialización de sus productos, de asistencia técnica posventa y de servicios relacionados con sus productos o su actividad, de modo que su influencia y poder económicos superan ampliamente las cifras directas de su volumen de negocios o los enormes recursos financieros que manejan o son capaces de mover.

No cabe la menor duda, que las multinacionales son la fórmula, el modo en que se canaliza el proceso actual de concentración del capital. Desempeñan un papel crucial y representan la forma organizativa por medio de la cual el gran capital ejerce su hegemonía en el momento presente.

En referencia a las debilidades nos aporta Samuel se puede señalar, que dada la gran capacidad tecnológica, financiera, organizativa y de mercadeo de las multinacionales no tienen numerosas debilidades sin embargo, algunas de estas debilidades tienen una gran importancia para el desarrollo de los países del tercer mundo y para el mundo en general.

Las multinacionales no han promovido procesos de transferencia de tecnología para que los países del tercer mundo se puedan desarrollar también ya que esta transferencia de Know How debilitaría su posición en el mercado.

Las multinacionales no han desarrollado suficientemente tecnologías en sus procesos para evitar el impacto ambiental y han contribuido a la desestabilización del equilibrio ecológico.

No han asumido a cabalidad su rol de responsabilidad social y se requiere que emprendan proyectos conjuntos de desarrollo socio-económico del ambiente geográfico donde se desarrollan.

En cuanto a las amenazas se señala, que estas tienen gran influencia política, social y económica y pueden utilizarla para impedir que los gobiernos dicten políticas contradictorias con sus intereses y las exigencias del mercado y se pretende arrastrar a dificultades insuperables a los países o sociedades que desafíen sus leyes.

Cabe destacar, que entre ellas, a su vez, se da un extraordinario grado de concentración, cada vez mas acentuado si cabe. Los 100 grupos industriales mayores del mundo (se subraya, sólo los 100 y sólo los industriales, no de servicios ni financieros), ocupan a unos 14 millones de personas, una cifra equivalente al 32% del empleo industrial de la Unión Europea y a 6,5 veces los asalariados de la industria española.

En algunos sectores alcanzan posiciones de monopolio u oligopolio a escala mundial y, por supuesto, atendiendo a su origen, sus “patrias” se sitúan en la Unión Europea, Estados Unidos y Japón.

Representan una amenaza para la PYME debido a su mayor capacidad competitiva, lo cual ha sido fomentado a nivel internacional por el establecimiento de tratados de libre comercio internacional entre países con profundas desigualdades competitivas.

En cuanto al aspecto ideológico, facilita la imposición de las políticas que el capital necesita para recuperar su rentabilidad y salir de la onda larga depresiva que esta viviendo el capitalismo desde el comienzo de los años setenta.

Con la globalización se exalta la competitividad como valor o necesidad supremos, lo que justifica las políticas restrictivas, las agresiones al estado del bienestar, la "flexibilización" del mercado de trabajo, la desregulación económica, el retroceso del poder económico del Estado, etc., todo ello, tan caro y coherente con los intereses del capital.
 

 

Ing. Carlos Mora Vanegas

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve    camv12arrobahotmail.com  

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.