5 errores que debes evitar al montar tu negocio online

  • Marketing
  • 7 minutos de lectura

Si tienes un negocio de servicios, asesoramiento, coaching o consultoría tal vez te has estado planteando cómo hacer crecer tu negocio sin volverte esclavo de él. En el artículo anterior de esta serie “Más Libertad y Mejores Ingresos con un Negocio Internacional” te enseñé que la primer clave para tener un negocio internacional, es construir un negocio online.

Pero claro, es probable que no sepas cómo hacerlo así que aquí voy a comenzar a enseñarte algo que es super importante al respecto.

¿Cómo construir un negocio online?

Hoy todos los negocios deben tener presencia en internet, eso seguramente ya lo sabes o lo habrás escuchado. Pero, definitivamente no es lo mismo promocionarte en internet (tener una página web, tener perfiles en las redes sociales, etc), que tener un negocio online. Un negocio online no sólo requiere de promoción y publicidad en internet, sino también implica que atraes potenciales clientes, educas a tu comunidad y das tus servicios de manera online (a través de diversas herramientas utilizando internet).

Si no tienes experiencia en este campo, sé que puede parecerte un poco complejo y hasta puede darte un poco de miedo al comienzo y es natural. Así que si te animas a avanzar en este camino que probablemente esté totalmente fuera de tu zona de confort, y no dejar que el miedo o las dudas te digan que “no es posible hacer de tu profesión, un negocio internacional a través de internet”, entonces te enseñaré paso a paso cómo lograrlo. ¿Preparado? La lección de hoy es bien importante, porque se trata de los 5 errores que deberás evitar al iniciar la ardua y desafiante tarea de transformar tu profesión en un negocio online.

5 errores que debes evitar (y cómo) para construir un negocio online

Error número 1. No hablarle a alguien en particular

Este es uno de los errores más frecuentes que cometen los empresarios y profesionales independientes y tiene que ver con la inexperiencia en el mercado de internet. Que puedas encontrar todo en internet, no significa que todo sea de utilidad para ti. La primera premisa para iniciar un negocio online es identificar para quién en particular son tus servicios, a quien le serán útiles, a quien podrán marcar una diferencia. Y en qué área de especialización podrás agregarle más valor.

¿Cómo evitarlo? Identifica quién es tu mercado ideal y tu cliente ideal. Conoce sus necesidades y qué es lo que le preocupa. Aprende sobre todo lo que puedas de este mercado y este cliente y háblale con un mensaje claro a esa persona en particular. Si tu mercado, por ejemplo, es un docente universitario, éste se verá mucho más impactado por tu producto y se sentirá más identificado contigo si cuando haces tu promoción y diseñas tus servicios lo haces hablándole a él y a sus necesidades específicas, que si simplemente hablas de la educación en general.

Si eres nutricionista, por ejemplo, seguramente tendrás un amplio alcance de personas que quieran bajar de peso o comer saludable. Si eliges un determinado grupo de personas, con características únicas (por ejemplo, el grupo de personas cuyo peso es saludable, pero que su idea es tener una mejor calidad de vida basada en la alimentación), podrás especializarte en ese rubro y serás mucho más demandado, que si sólo eres un nutricionista más en el mercado.

Si me sigues hace un tiempo, sabes que siempre utilizo esta estrategia más allá del medio (en este caso internet). Pero para los negocios online, es aún más importante. Así que no lo descartes simplemente pensando que tú puedes ayudar a todos.

Error número 2. No hablar de ti

Este es otro error frecuente por el desconocimiento del mercado de internet. Las personas te comprarán cuando se sientan identificadas contigo, cuando confíen en ti y sientan que del otro lado no hay alguien focalizado en venderles a toda costa, sino en ayudarles a construir una nueva realidad. Y esto no es posible de lograr si no te dejas conocer.

¿Cómo evitarlo? Empieza por poner tu nombre completo y real. Si eres una empresa unipersonal, no hay razón alguna para sentir vergüenza o para pensar que alguien te verá mal porque sólo eres un ser humano. Todo lo contrario, dar la cara da buena impresión a tus clientes.

Si eres un poco tímido o te cuesta la exposición, estoy segura que esta parte te estará paralizando. Voy a contarte que a mí me pasó lo mismo. Tal vez alguna vez has leído esta historia, pero antes de comenzar mi negocio online internacional, yo no tenía ni una cuenta de facebook. Mi presencia en internet era prácticamente nula y no tenía ninguna intención de exponer mi cara o mi nombre. Pero mi sueño de verdad era poder trabajar con personas en todo el mundo, y si quería llegar a mis clientes, tenía que poder mostrarme tal cual soy y “dar la cara”. Así que si yo pude hacerlo, ¿por qué no habrías de poder hacerlo también? Esto apalancará tu negocio, porque le ayudas a las personas que te siguen a conectar lo que dices, lo que escribes, con quien eres.

De hecho, en internet las personas se identifican más con personas que con empresas. Y muchas veces las grandes empresas hacen estrategias para “humanizar” su identidad de manera de poder llegar a generar un mayor impacto en las personas. Pon una foto profesional de tu rostro que tenga que ver con tu negocio. Si te dedicas a la abogacía será una foto súper formal. Si eres coach espiritual tal vez utilices un diseño más relajado y que muestre armonía. Pero tu cliente querrá identificarte y conocer tu cara y quién eres para confiar en ti.

Tip: siempre elige fotos que tengan que ver con tu actividad, sí, pero en las que te encuentres sonriente. El profesionalismo y la seriedad, no tienen nada que ver con una foto amarga. A las personas nos gusta ver a otras personas sonreír. Recuérdalo!

Error número 3. No generar tu reputación online

Como le digo todo el tiempo a mis clientes, lo primero que hacemos cuando queremos saber de alguien es “googlearlo”, ¿no es así? Entonces, debes procurar que haya mucha información y de calidad que pueda mostrarle a tu cliente potencial que eres la persona ideal que podrá asesorarlo, darle solución a su problema o ayudarlo a generar los resultados que está necesitando. Que eres un experto en lo que haces.

¿Cómo evitarlo? Genera perfiles e información tuya en la red que sea consistente con lo que quieras mostrar de tu vida o tu negocio. Investiga cuáles son los sitios que frecuenta tu cliente ideal y cuáles son las estrategias que mejor te harían llegar a él, y genera sistemáticamente actividades para que tu nombre repique en sus cerebros y vayas posicionándote en su mente como “su proveedor de soluciones” o “su socio estratégico”.

Error número 4. No darle seguimiento a tus lectores, prospectos y clientes

En mi opinión, este es el peor de los 5 errores. Porque es el que te está haciendo perder potencial dinero. No tener una herramienta, una base de datos y un modelo de seguimiento de lectores, prospectos y clientes hace que no sepas qué le has ofertado a cada uno (programa, costos, bonos adicionales), quién te ha dicho que sí y que no, quiénes han comprado algún producto y podrían estar listos para comprar un nuevo servicio de mayor valor agregado, etc.

¿Cómo evitarlo? Primero, contrata una herramienta que te permita contactar a tus seguidores, lectores, clientes y potenciales clientes a través del email (se conocen como autorespondedores). Hay varias herramientas en el mercado, algunas de ellas muy económicas y otras gratis. En general estas herramientas también cuentan con una base de datos. Diseña un modelo de seguimiento diferente para aquellos que se han interesado en tu página, otro para aquellos que leen frecuentemente lo que publicas, otro para aquellos que han tenido contacto directo contigo, y otro para aquellos que te han comprado algún producto.

Error número 5. No delegar o subcontratar

Esto es muy habitual al inicio de cualquier negocio porque el empresario piensa: primero, que si tiene un negocio propio tiene que hacerlo todo él, y segundo, que debe recortar gastos hasta que comiencen a fluir los ingresos. Esto no es del todo incorrecto, hay que mantener a raya el nivel de gastos, excepto cuando se trate de una inversión que apalanque tu negocio. Puedes hacer este ejercicio: ¿cuánto tiempo me lleva esta tarea que no es estratégica y podría hacer alguien más y cuánto me cuesta un proveedor o un empleado por hacer esta tarea? ¿Cuánto dinero puedo ganar si invierto estas horas que ya no utilizo para esta tarea, y sí las utilizo para hablar con un potencial cliente? Si el último número es mayor que el anterior, ya tienes tu decisión tomada y justificada.

¿Cómo evitarlo? Haz una lista de tareas que debes concretar mensualmente para tu negocio (te aseguro que, sobre todo si estás comenzado, esta lista superará las dos hojas). Escribe junto a cada tarea si se trata de una tarea estratégica y fundamental de tu negocio en la actualidad, por ejemplo diseñar tus servicios, hablar con los clientes, armar las estrategias de promoción y publicidad que querrás para lanzar cada producto. Tareas que podrían no serlo: pagar las cuentas, enviar las facturas a los clientes, diseñar tu sitio web. Busca de qué manera puedes delegar o subcontratar estas taras. Muchos contadores tienen servicios realmente económicos para encargarse de toda la administración impositiva y de clientes y proveedores (facturas, pagos, recibos, cheques) para pequeñas empresas o hasta para emprendimientos unipersonales. Fíjate si puedes contratar un asistente por horas (virtual o presencial) para que te organice la agenda, concrete tus documentos o presentaciones en documentos electrónicos o en la web. Subcontrata un servicio económico de posicionamiento web en vez de hacer cursos para aprender de SEO. Todas estas actividades son necesarias, pero podrás delegarlas (aún cuando esto signifique una inversión de dinero) y de esta forma tendrás más tiempo y más enfoque para dedicarle a las tareas que realmente son estratégicas y te ayudarán a generar más dinero del que has invertido.

Estos son los 5 errores que más comúnmente cometen los empresarios cuando comienzan a nadar en las turbulentas aguas de internet para poner en marcha un negocio online. Si eres uno de ellos, ahora ya sabes cómo evitarlos. ¿Cuál de ellos te ha llamado más la atención? ¿Cuál es el más difícil para ti de evitar? ¿Qué puedes hacer para ayudarte a lograrlo?

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Turiano Gabriela. (2015, marzo 16). 5 errores que debes evitar al montar tu negocio online. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/5-errores-que-debes-evitar-al-montar-tu-negocio-online/
Turiano, Gabriela. "5 errores que debes evitar al montar tu negocio online". GestioPolis. 16 marzo 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/5-errores-que-debes-evitar-al-montar-tu-negocio-online/>.
Turiano, Gabriela. "5 errores que debes evitar al montar tu negocio online". GestioPolis. marzo 16, 2015. Consultado el 8 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/5-errores-que-debes-evitar-al-montar-tu-negocio-online/.
Turiano, Gabriela. 5 errores que debes evitar al montar tu negocio online [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/5-errores-que-debes-evitar-al-montar-tu-negocio-online/> [Citado el 8 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de killermonkeys en Flickr