4 consejos para enfrentar los problemas profesionales

Incluso los emprendedores de éxito, aquellos que han tenido fortuna durante toda su vida con una trayectoria completamente ascendente, no son inmunes a los grandes problemas. A veces el propio trabajo hace que afloren mientras otras son las propias circunstancias las que hacen chocar con el conflicto.

Escapar de la crisis y tener éxito requiere confianza en la habilidad de sobrepasar algo que parecía imposible de derribar. Nunca se debe entrar en pánico, manteniendo la calma en todo momento. Tener control sobre lo que sucede y estableciendo soluciones para solventarlo.

¿Cómo se puede conseguir la confianza necesaria para ello?

1. Echa la vista atrás a tus aciertos y fallos profesionales

La confianza no es algo que desarrollamos de un día para otro. Es el resultado de numerosas pequeñas victorias y resoluciones de problemas que hemos tenido durante nuestras vidas.

Es habitual no mirar atrás cuando estamos en medio de una crisis. Nos obcecamos en buscar rápidamente la solución porque tenemos prisa en escapar de la angustia. Cometemos el error de no pensar en nuestro pasado, de relacionar acciones en las que tuvimos éxito y que pueden ayudarnos en la actualidad. Un tiempo de lucha en el que habitualmente encuentras una situación similar.

Es cierto que las crisis son horribles, que no queremos enfrentarnos a ellas. Pero la realidad es que son oportunidades para crecer, tener un cambio positivo y aprender una lección. Todo ello sirve para mejorar como emprendedor o trabajador. Recuerda las veces que superaste este tipo de situaciones y respira profundamente. Si pudiste hacerlo en el pasado también puedes ahora.

2. Busca fortalezas en tus resultados deportivos

¿Qué tienen en común correr una carrera popular con superar una crisis laboral? Muchas cosas si permites crear un vínculo. La actividad física aumenta de forma notable la confianza en uno mismo además de proporcionar una mejor capacidad de recuperación mental. No importa si corres 1 kilómetro o 10, sólo el hecho de salir ahí fuera y mejorar tu capacidad física implica un progreso increíble.

No se trata de ser el mejor del mundo, un atleta profesional que bate todos los récords, para convertir la satisfacción del ejercicio físico en inspiración laboral. Hacer deporte relaja la mente y elimina el estrés. Te mantiene concentrado, olvidándote de los problemas por unas horas. Puedes ayudarte escuchando música con tus auriculares. Al adquirir esa fortaleza mental te hace afrontar las situaciones de forma más fuerte, con mayor solvencia.

Cuando asumes nuevos retos deportivos y los alcanzas, estás consiguiendo una satisfacción personal espectacular. Recuérdala cada vez que tienes una complicación en el trabajo. Si pudiste superar ese reto físico que te parecía imposible, ¿por qué no vas a sacar adelante ese problema laboral?

3. Recuerda retos emocionales que has superado

Puede parecer raro traer a la memoria momentos de angustia emocional cuando estás sufriendo un episodio similar. Comparar un problema laboral con una personal, con una enfermedad o con una separación parece no tener sentido. Pero por eso precisamente ayuda a mejorar. Hace que pongas este problema laboral al mismo nivel que otros momentos difíciles de tu vida.

¿Si superaste los anteriores por qué no vas a poder hacerlo con éste? No se diferencian entre ellos. Son situaciones de tu propia vida, a la que unas les das más importancia que otras, pero en el fondo tienen la misma. Gracias a ello tendrás la mente más clara y podrás afrontar la cuestión de una forma mucho más eficaz. Hay pocas situaciones en nuestra vida que no podemos controlar, el trabajo no es una de ellas.

4. Apóyate en otras personas si es necesario

Construir confianza por uno mismo es fantástico, pero no hay nadie inmune a dudar sobre uno mismo o a sentirse desanimado. Junto a tu lista de éxitos debes recordar quiénes son tus mayores apoyos. Amigos, pareja, familia y compañeros de trabajo que te ayudaron a conseguir los objetivos.

Si crees que no puedes resolver la situación por ti mismo, no te vuelvas loco. Busca a esa persona de confianza que te pueda ayudar. No tengas miedo ni te sientas avergonzado. Está ahí para ayudarte como tú estarás cuando esa persona lo necesite. Crear vínculos personales y profesionales son clave para que los problemas sean más fáciles de afrontar.

Nunca olvides que tener un reto profesional significa que antes de eso ya has superado algo que era realmente difícil. Sólo es un paso más en la carrera por la que estás luchando. Establece tus nuevas metas sin miedo.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
García P Alejandro. (2016, enero 20). 4 consejos para enfrentar los problemas profesionales. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/4-consejos-enfrentar-los-problemas-profesionales/
García P, Alejandro. "4 consejos para enfrentar los problemas profesionales". GestioPolis. 20 enero 2016. Web. <http://www.gestiopolis.com/4-consejos-enfrentar-los-problemas-profesionales/>.
García P, Alejandro. "4 consejos para enfrentar los problemas profesionales". GestioPolis. enero 20, 2016. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/4-consejos-enfrentar-los-problemas-profesionales/.
García P, Alejandro. 4 consejos para enfrentar los problemas profesionales [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/4-consejos-enfrentar-los-problemas-profesionales/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de peterm7 en Flickr